Foro / Pareja

Echo de menos a mi novio

Última respuesta: 25 de enero de 2005 a las 13:50
I
iveta_5614015
24/1/05 a las 23:12

Y no porque no esté. Nos vemos a diario porque estudiamos lo mismo y porque la mayoría de las tardes estudiamos juntos. No se trata de un problema de distancia.

Él está ahí, sigue siendo un chico tierno y simpático al que quiero con toda mi alma, pero no es el mismo que cuando le conocí. Sigue teniendo esa mirada de color indefinido (¿azul? ¿verde? ¿gris?) del primer día, pero su intensidad no es la misma, y su manera de observarme tampoco.

Antes era más romántico, más risueño, más cariñoso. Antes perdía menos los nervios, apenas se ponía de mal humor. No es que ahora me maltrate ni muchísimo menos, pero lo noto alicaído, malhumorado, a veces sin ganas ni de verme (cuando antes todo el tiempo del mundo le parecía poco para estar juntos). Ahora da prioridad a otras cosas antes que a mi. Y no se espabila con los estudios, lleva años atrasado y sigue sin terminar la carrera para buscar un trabajo e irnos a vivir juntos. Dice que lo está deseando, independizarse y vivir conmigo, pero no se centra y encima de que no pone de su parte, se frustra y se pone de mal humor diciendo que no tiene suerte.

Otro problema añadido es que no soporta a casi nadie de mi familia, y tengo que estar discutiendo con él cada dos por tres para que deje de despotricar contra ellos. No le falta razón en nada de lo que dice, pues tengo una familia bastante impresentable, pero quema muchísimo estar escuchando continuamente lo perros que son. Como si no tuviera bastante con las perrerías que me hacen ya de por sí. La situación es difícil, pues cuando entra en mi casa es bastante cortante con mi familia. Yo no puedo ser cariñosa en casa porque me hacen mucho daño, pero mi novio con esa actitud sólo consigue que luego me estén mortificando más y recriminándome a mi la actitud de él.

En fin, chic@s, para no agobiaros más, que echo de menos al chico del que me enamoré, y que tengo miedo que esté empezando a no verme con los mismos ojos llenos de amor del primer día, porque se está convirtiendo poco a poco en otro distinto al que conocí. Sé que todos estamos en continuo cambio, pero lo cierto es que su cambio no es precisamente a mejor.

C'est la vie. Elle est très compliquée

Gracias

littlelight

Ver también

A
an0N_872661099z
25/1/05 a las :20

La clave es siempre la comunicación
Me parece, littlelight, que para que te escuche y te entienda, quizás deberías pasarte algunas temporadas sin verlo... Me explico.

No parece ser un chico de los que toman al toro por los cuernos, más bien hacerse la víctima y pensar que la suerte (buena o mala) no es algo que se siembra, por la que se lucha, sinó algo que cae del cielo. Pues te diré que para hacer reaccionar a ese tipo de personalidades, es preciso, de alguna forma, "hacerse desear", aprender a esperar, a luchar, que no tome todo por descontado, como si ya te tuviera, como un objeto deseado y que ya no necesita esforzarse en nada... Pues que sepa que el amor es como un jardín que hay que trabajar cada día, toda la vida: preparar la tierra, regar, sembrar, cuidar, arrancar las plantas indeseadas, etc.

Aunque te parezca duro en un principio, verás que tras quince días o una semanita de "separación" (puedes hacer un viaje por ejemplo, cuando puedas, claro), las cosas estarán más claras para ambos, y podréis iniciar un diálogo pausado (asertividad sin críticas por ninguna parte, sin juicios de valor, sólo análisis y expresión de los sentimientos e ideas), tras el cual revivirás esos momentos que ahora tanto extrañas.

¿Y si no fuera así? Pues, en el caso de que esta mini separación (para reencontrarte contigo misma y él también)se transformara en el inicio de otra más dolorosa... por lo menos habrás salido de las arenas movidizas de la melancolía que te va quemando dejando huellas difíciles de borrar.
Si el amor es auténtico nunca hay que temer el darse esos tiempos de reflexión para tomar conciencia de lo que se pierde cuando el otro no está. Y la conciencia es el principio imprescindible de cualquier cambio.

Piensa en ti y sé feliz.

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

I
iveta_5614015
25/1/05 a las 13:50
En respuesta a an0N_872661099z

La clave es siempre la comunicación
Me parece, littlelight, que para que te escuche y te entienda, quizás deberías pasarte algunas temporadas sin verlo... Me explico.

No parece ser un chico de los que toman al toro por los cuernos, más bien hacerse la víctima y pensar que la suerte (buena o mala) no es algo que se siembra, por la que se lucha, sinó algo que cae del cielo. Pues te diré que para hacer reaccionar a ese tipo de personalidades, es preciso, de alguna forma, "hacerse desear", aprender a esperar, a luchar, que no tome todo por descontado, como si ya te tuviera, como un objeto deseado y que ya no necesita esforzarse en nada... Pues que sepa que el amor es como un jardín que hay que trabajar cada día, toda la vida: preparar la tierra, regar, sembrar, cuidar, arrancar las plantas indeseadas, etc.

Aunque te parezca duro en un principio, verás que tras quince días o una semanita de "separación" (puedes hacer un viaje por ejemplo, cuando puedas, claro), las cosas estarán más claras para ambos, y podréis iniciar un diálogo pausado (asertividad sin críticas por ninguna parte, sin juicios de valor, sólo análisis y expresión de los sentimientos e ideas), tras el cual revivirás esos momentos que ahora tanto extrañas.

¿Y si no fuera así? Pues, en el caso de que esta mini separación (para reencontrarte contigo misma y él también)se transformara en el inicio de otra más dolorosa... por lo menos habrás salido de las arenas movidizas de la melancolía que te va quemando dejando huellas difíciles de borrar.
Si el amor es auténtico nunca hay que temer el darse esos tiempos de reflexión para tomar conciencia de lo que se pierde cuando el otro no está. Y la conciencia es el principio imprescindible de cualquier cambio.

Piensa en ti y sé feliz.

Gracias por tu respuesta
Te expresas muy bien, ¿eres psicólog@? No tienes por qué responder, pero me ha llamado mucho la atención la claridad de tu respuesta y tu manera de abordar mi "problema".

Creo que tienes muchísima razón, lo mejor es que se pase unos días sin mi... lo malo del asunto es que en estos momentos no puedo desaparecer, en primer lugar porque entro de lleno en los exámenes cuatrimestrales y tengo que dar lo mejor de mi, y en segundo lugar porque no dispongo de mucho dinero ahora mismo. De todas formas tendré en cuenta esta idea, y la pondré en práctica en cuanto tenga la oportunidad. Si no, pues como alternativa intentaré vernos menos, así a él le da tiempo de pensar y reflexionar sobre qué papel pinto yo en su vida. Si represento para él la misma ilusión y sueño del primer día. Él para mi sí lo es, eso lo tengo claro. Yo no necesitaría separarme un tiempo prudencial de él para saberlo.

Y sí, es cierto, me estoy quemando. Son muchos días de aguantar estallidos de mal humor contra mi familia, soportar ausencias suyas porque hay otras cosas más importantes que yo, tener que escuchar continuamente que sus dificultades son mucho mayores que las mías, cuando no son mayores sino simplemente distintas... Eso acaba quemando a una persona, aunque yo tengo mucho aguante, pero me vengo abajo porque me mina mi propia autoestima que, por cierto, no tengo demasiada.

Bueno, pues gracias por tu respuesta y consejos, y espero que tú también seas muy feliz.

Un beso fuerte

littlelight

Me gusta

Ultimas conversaciones
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest