Foro / Pareja

El hombre que se va sin que lo hechen.

Última respuesta: 3 de noviembre de 2011 a las 23:31
M
mirjam_6028362
7/10/11 a las 8:23

Quiero compartir mi historia porque creo que muchas de ustedes se sentirán identificadas con ella, y tal vez leyéndola puedan comprender la razón de algunos hombres que se van y luego vuelven.
Hace unos años conocí a un chico en mi escuela, se me hacia guapísimo pero yo sabía que el tenía novia, meses mas tarde me entere de que el corto con su novia, y me empezó hablar, un día nos vimos en una fiesta y me beso, me dijo que yo le gustaba mucho desde hace tiempo y que pensaba que yo era muy muy bonita, luego me dejo de hablar y me entere que regreso con su ex. Después de eso, el se cambio de escuela y ya no volví a saber nada de el.., pasaron 3 años..! y me volvió a buscar diciéndome que ya había vuelto a cortar con su ex novia y que ahora esta vez era definitivo, pues esa relación estaba muerta mucho tiempo atrás, que su exnovia era muy celosa y muy posesiva con su tiempo y que se enojaba por todo; me dijo que estaba interesado en mi, que yo siempre le había gustado, y empezamos a conocernos, simplemente fue magnifico, nunca había conocido a alguien como el.., teníamos tanto en común y los temas de conversación nunca se terminaban, físicamente nos gustábamos mucho y a mi el se me hacia una persona muy interesante, aunque tenia un pasado muy triste, pues el venia de una familia MUY disfuncional, la muerte de su padre y el abandono de su madre lo habían afectado mucho, pero ante ami aparentaba tener mucha madurez, era muy amable, muy cariñoso, extremadamente romántico, siempre me trato muy bien.., era perfecto!, excepto que a veces hacía cosas que no concordaban, por ejemplo me decía: "Te extraño mucho quisiera estar contigo en este momento y besarte" pero al mismo tiempo no hacía nada para verme, siempre ponía alguna escusa y el tiempo que estuvimos juntos nos vimos muy pocas veces y solo eran ratitos, aunque la verdad nunca le demostré ser posesiva, siempre creía que si no podía verme era porque estaría ocupado y no porque no quería.. así q nunca me enoje por eso. A veces hacia comentarios para darme celos, pero siempre sentía el presentimiento de que lo hacía adrede para probarme así que JAMAS le demostré celos ni posesión por mas fuertes que fueran sus comentarios. Bueno todo iba muy bien, el ya me había presentado con su mamá y había hablado con sus hermanas de mi, me había dicho que estaba enamorado de mi, enamorado de una forma exagerada, y que decir "Te quiero" ya no era suficiente, que el sentía algo mucho mas grande por mi, pero que le daba mucho miedo decirlo, porque era muy rápido. Así que unos días después, (5 días para ser exactos) me dejo... Me dijo que no sabía lo que le pasaba.. que se sentía muy enojado sin saber porque, que yo no tenia la culpa de nada, que aquí el malo era el, que lo disculpara, pero que el quería estar solo un buen rato.., y lo acepte, no le rogué, le dije que si eso era lo que el quería entonces estaba bien, que no se preocupara.
Pero claro que yo por dentro me sentía destruída, llore mucho por el, por su perdida, nunca me había sentido tan mal por ser rechazada, no podía entender porque si me quería tanto, y teniamos tanto en común me había dejado! si todo iba perfecto. Me la pasaba dandole vueltas y vueltas al asunto pensando en que tal vez era yo la culpable, tal vez había hecho algo mal, o no era lo suficiente bonita para el, o tal vez era muy aburrida, hasta que pasaron unas 3 semanas y me entere que había vuelto con su ex.
Aun así no podia entenderlo!! cuando yo estaba con el, sentía su amor muy real, la veces que tuvimos relaciones, la forma en la que me veía, como me acariciaba, las palabras que me decía, sus poemas, sus besos todo..
Empece a leer muchos libros de auto ayuda y a buscar información en Internet para intentar entender su comportamiento tan radical y me tope con esta información:
El que se va sin que lo echen
El hombre ambivalente


Un día nos quieren y otros no. Al final, una desearía no haberlos conocido.

Es como la historia de Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Si bien no hay asesinatos, la autoestima suele quedar bastante herida.

Por un lado, Jekyll es capaz de estar un mes o más tiempo en campaña para que salgan con él. Llama casi todos los días para lograr su objetivo y puede llegar a ser el hombre más encantador del mundo, mientras nos mira con ojos de enamorado, hasta que

No se sabe si fue algo que se dijo, algo que se hizo o si el clima y la alineación de las estrellas habrán influido. Lo único claro es que aparece Mr. Hyde, con su actitud de yo no te conozco, casi castigando a la mujer que osó creer que él podría estar interesado en algo serio con ella. Otras veces, simplemente desaparece durante semanas para luego regresar a tierras conocidas, con la misma cara de siempre, como si esto del ir y venir fuera parte de su naturaleza humana, de su especie que parece ser una diferente a la nuestra.

Es un demente para algunas, un ser que se quiere dejar en el olvido lo antes posible. Es el hombre ambivalente que describe la terapeuta Rhonda Findling en su libro No le llames. Según la norteamericana, este tipo de hombres:

1.- Le dice a una mujer que la ama, para luego comenzar una relación con otra. Aún así, algunos temerarios insisten en que quieren estar con una, pese a estar con otra u otras.
2.- Constantemente le expresa a una mujer que la echa de menos, pero por algún extraño motivo nunca tiene tiempo para verla.
3.- Al día siguiente de haber salido con él y de haber sentido una gran conexión, actúa de manera distante y formal.
4.- Nunca llama cuando afirma que lo hará y cancela las citas que ha acordado.
5.- Suele llegar siempre atrasado o derechamente dejar plantada a su víctima.
6.- Se le distingue por tener una facilidad envidiable para esfumarse por semanas, y luego reaparecer sin arrugarse.

Desde la perspectiva psicológica, la ambivalencia es un estado de ánimo, transitorio o permanente, en el que coexisten dos emociones o sentimientos opuestos, como lo explica la Real Academia. Dicho de otro modo, se refiere a personas que un día dicen que nos quieren y al otro desaparecen de la escena, que tras mostrar todas las señales de interés, reaccionan casi como ofendidos cuando la mujer los encara.

El peligro está en que, como explica Findling, este tipo de hombres puede hacer que una mujer se sienta rechazada o abandonada, afectando su autoestima al verse a sí misma como la más reprochable del mundo, ya que algo muy atroz debió haber dicho o hecho como para que terminaran escapando así de ella.

El miedo a perder a ese hombre nos lleva, a su vez, a aferrarnos todavía más a él y no dejar de llamarlo y perseguirlo () Puesto que no entendemos su actitud impredecible, empezamos a dar vueltas a todo lo ocurrido con él para averiguar qué es lo que debemos haber hecho mal. Nos autocensuramos por haber dicho o hecho cosas por las que normalmente no nos disculparíamos y que, sin embargo, ahora nos hacen sentir tremendamente culpables, cosa que como ya se puede imaginar representa un craso error.

Ambivalencia literaria
Yo volví andando a casa y no me preocupó cómo volvía ella a la suya. Simplemente me marché. Después añadió: Es muy extraño... Me refiero a que la chica me gustaba, me gustaba de veras. Y en aquel momento me harté de ella. Las vírgenes suicidas, de Jeffrey Eugenides.


¿Qué lleva a un hombre a comportarse como un demente?

Otra mujer, miedo al compromiso, problemas de confianza que lo llevan a jugar con otras personas de la misma forma que alguna vez jugaron con él, dice Fernando (26) y no difiere mucho de lo que explica la terapeuta, quien achaca este comportamiento a un serio problema de inmadurez de alguien que ve a la mujer como una extensión de sí mismo en vez de un ser aparte, por lo que espera de ella satisfaga sus necesidades emocionales, sexuales o económicas.

Pero le entra el pánico cuando se ve demasiado implicado en una relación, se siente engullido por una mujer por la que se siente atraído, y para aliviar esa ansiedad, se distancia o desaparece () Hará todo cuanto sea necesario para no tener que soportar el terror y la vergüenza de su propia vulnerabilidad, afirma Findling.

Hay que ser realistas y aceptar la vieja verdad universal de que un hombre no cambiará, ni por arte de magia ni por nosotras. Así que nada de jugar a las psicólogas. Lo único que se puede hacer es recomendarle que visite a un profesional que lo ayude con sus problemas de seguridad y confusión emocional. Y lo más importante: hacerse a un lado, para no terminar igual de insegura que él. Pero cuidado con las recaídas. Mr. Hyde suele regresar al escenario del crimen.
--------------------------------------------
Después de leer esto no saben lo tranquila que me sentí, pude entender que el problema nunca fue mio, el problema es de el.. es un inmaduro, no sabe lo que quiere y ahora me siento muy agradecida por no haber durado mas tiempo con el.., han pasado meses y ya no e vuelto a saber nada de el.., pero si algún día vuelve le diré que no. Prefiero estar sola que con un hombre ambivalente.
Chicas, espero les sirva esta información a mi me abrió los ojos

Ver también

P
pinar_8085586
7/10/11 a las 18:48

Me parece muy bien tu actitud
no hay que dejar que jueguen con nuestros sentimientos, ni abrir la puerta cada vez que quieren entrar.Hay que buscar un hombre maduro y coherente que tenga claro que nos quiere y que quiera estar con nosotras.

Me gusta

M
merce_8727870
3/11/11 a las 14:48

Gracias
felicidades ..es extraordinario el tema he vivido confundida durante 3 anos que han sido para mi como una tortura terrenal he pasado por unas crisis terribles conosi desafortunadamente a un hombre que encaja a la perfeccion con tu historia y por fin pude comprender todo el panorama muy agradesida...dios te bendiga

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

M
mirjam_6028362
3/11/11 a las 23:31
En respuesta a merce_8727870

Gracias
felicidades ..es extraordinario el tema he vivido confundida durante 3 anos que han sido para mi como una tortura terrenal he pasado por unas crisis terribles conosi desafortunadamente a un hombre que encaja a la perfeccion con tu historia y por fin pude comprender todo el panorama muy agradesida...dios te bendiga

De nada
Que bueno que te haya ayudado! para eso quise compartir esto, porque estoy segura que muchas mujeres han pasado por lo mismo.

Me gusta

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook