Foro / Pareja

Diez razones para que las mujeres sean infieles

Última respuesta: 18 de abril de 2006 a las 2:09
O
oulaya_9177136
17/4/06 a las 17:45

Diez razones para que las mujeres sean infieles

(Mujereshoy) Las especulaciones se suman al intento cuantitativo por medir qué tan infieles somos las mujeres y lo que es más importante, por qué. Y en Chile, ya hay dos nuevos indicios. Mientras comienza a venderse aceleradamente en las librerías el recién llegado best-seller ¿Por qué somos infieles las mujeres?, la Universidad de la Ciudad de Talca de ese país, ha publicado un estudio donde investigaron la infidelidad en 400 mujeres chilenas.

El texto de la sicóloga alemana Gisela Runte ya ha causado todo un revuelo a nivel internacional, porque la experta resume su libro, con un párrafo que saca roncha: Parafraseando a Demóstenes, podríamos decir que las mujeres usan a un hombre para la alimentación de sus hijos, a otro para sus relaciones sexuales y quizás a otro para conversar.

La autora afirma en su libro que las crisis de pareja, el deseo de tener experiencias nuevas o la insatisfacción sexual son las motivaciones más importantes para que la infidelidad de las mujeres.

La autora alemana entrevistó a mujeres de 28 a 56 años para buscar las razones que las llevaron al engaño y la pregunta central parece ser: ¿son las mujeres románticas, anhelantes de un amor puro para toda la vida, en continua búsqueda de un padre para sus hijos? Falso, la infidelidad femenina es un hecho y mucho más frecuente de lo que imaginamos, dice Runte.

Una afirmación que, al menos, en Chile ya tiene cifras concretas, porque una encuesta hecha por el Centro de Estudios de Opinión Ciudadana (CEOC) de la Universidad de Talca a 400 mujeres de Santiago reveló que el 58 por ciento había sido infiel alguna vez. De ellas, el 65 por ciento tuvo un amante sólo por una noche, mientras que el 10 por ciento reconoció tener un romance paralelo a su relación.

Las diez razones que da Gisela Runte

Dos sicólogas chilenas comentan los resutados del bullado libro de Gisela Runte y comparan sus resultados con las cifras de la encuentra realizada en ese país, recientemente.

Insatisfecha sexual:

Las entrevistadas por Runte señalaron que tras intentar revivir las relaciones sexuales con sus cónyuges y frente al desinterés de ellos, su opción fue buscar un amante.

En Chile, el 17 por ciento de las mujeres considera la insatisfacción sexual como una causa de infidelidad. Esto concuerda con un estudio hecho en abril por CEOC, en el cual el 37 por ciento de las mujeres reconoció fingir orgasmos y 18 por ciento dijo no estar satisfecha con su vida sexual.

Mujer vengadora

A veces la infidelidad femenina es una reacción ante la traición de la pareja, dice Muriel L'Oisseau, sexóloga y académica de la U. Diego Portales de Chile, al comentar con el diario chileno La Tercera el libro de la experta alemana.

En ese mismo diario se publicó un testimonio muy elocuente de una mujer de 45 años que confesaba que tenía un amante porque su marido era trabajólico e indiferente; no es un hombre malo ni mal padre, pero siento que es sólo una compañía, no alguien que me haga feliz.

La oportunidad de las vacaciones

Según la autora alemana, Gisela Runte, las vacaciones ofrecen una seria posibilidad de coquetear y quizás concretar algún encuentro romántico extramarital. Al menos así lo confesaron gran parte de sus entrevistadas.

Según Runte, los lugares de vacaciones suelen ofrecer incentivos que la rutina no tiene. Las diferencias climáticas y las culturas excitan los sentidos, afirma. Estas suelen ser aventuras fugaces que muchas veces duran una noche. Según la encuesta hecha en Chile, es justamente una sola noche lo que suele durar el 65 por ciento de las infidelidades.

En búsqueda del placer

Un porcentaje no menor de mujeres en Chile (27 por ciento) justifica la infidelidad femenina como una búsqueda de experiencias nuevas. Generalmente son mujeres más jóvenes que ven en los amantes una oportunidad de ganar experiencia en su vida sexual. Pasados los 35 ó 40 años la decisión de explorar la sexualidad pasa por permitirse sentir curiosidad por cosas no vividas antes. Una paciente define bien este punto, dice que para ella la infidelidad es como una asignatura pendiente, dice la sicóloga Marta Soto, académica de la U. Andrés Bello, al diario chileno.

Hacia la ruptura matrimonial

La crisis de pareja fue la razón más recurrida por las mujeres que participaron en la encuesta chilena. El 38 por ciento de ellas la indicó como la causa de la infidelidad.

La sexóloga Muriel L'Oisseau dijo al diario La Tercera, que cuando una mujer busca un amante suele deberse a que algo no funciona entre los cónyuges, ya sea en el ámbito sexual o emocional: Ahora, si una mujer confiesa a su pareja que tuvo una aventura, quizás esté buscando terminar la relación. Los hombres, en general, no toleran bien la infidelidad de la mujer. Sin embargo, hay casos en que la relación se fortalece.

Confidente y amante

Muchas mujeres, dice Gisela Runte, separan lo que significa el esposo de lo que significa su amante. Para ellas, éste es el sexo y el cónyuge el compañero para toda la vida. La autora cuenta el caso de Sara, quien busca amantes para vivir su sexualidad, aunque para ella la base de una relación es tener una buena amistad, como la que tiene con su esposo.

Temor al compromiso

Una razón muy recurrida por los hombres para justificar su infidelidad, pero en las mujeres también existe. Gisela Runte afirma que la falta de madurez, el temor al compromiso o simplemente las ganas de tener más aventuras en la vida son razones que, según las expertas, explicarían este tipo de engaños.

Sentirse deseada

Elsa (36) confiesa en el libro de Runte que su marido prefiere trabajar en su PC que verla desnuda. La falta de interés de la pareja es una razón para buscar un amante. Según la sicóloga Marta Soto, es común escuchar entre las mujeres que el amante les dice que están bellas y las llena de agasajos y que les dan toda la atención que sus parejas no les entregan.

Madre y ¿mujer?

A veces los hombres olvidan que tienen una mujer y no sólo a la madre de sus hijos al lado, comentá la sexóloga chilena Muriel L'Oisseau. La faceta de mujer pasional y atractiva suele ser revivida a través de un amante: Mi marido me dijo que no podía hacer conmigo las mismas cosas que antes, que era mamá, que le daba cosa. Me sentí pésimo. Hasta te hace sentir como desubicada por querer jugar en la cama. No he sido infiel, pero hay un amigo que me encuentra atractiva... y eso es súper excitante, dice uno de los testimonios recogidos por el diario chileno.

Infidelidad platónica

La infidelidad platónica es más frecuente de lo que se cree, indicó la experta Marta Soto al mismo diario. Incluso, muchas mujeres utilizan a este amante ficticio para excitarse. Ellas fantasean con tener una relación con hombres que no existen, pero también con personas que están en su entorno más cercano. No llegan a concretar nunca este amor platónico, porque es realmente imposible o porque no se atreven a saltar las barreras que implica ser una mujer infiel, dijo la experta.

El remordimiento después de la infidelidad

Pero este placer no es gratis. Tanto el texto de la alemana como la encuesta realizada en Chile, muestra que las mujeres que son infieles sienten un gran remordimiento.
De hecho, la encuesta hecha por la U. de Talca muestra que el 60 por ciento de las encuestadas cree que las mujeres sienten remordimientos después de una infidelidad.

La decisión de ser infiel es seria. Sin embargo, a menudo hay otro asunto de importancia y que pesa en las conciencias de las mujeres: cómo vivirán con ella una vez ocurrida. Deben decidir si quieren o no hacer público su secreto, comentó Gisela Runte en su libro.





Ver también

K
kenan_6281229
17/4/06 a las 18:42

Hola frambuesa
Leo con atención este texto y si bien es claro que el enfoque es que se ha hecho para medir la infidelidad en mujeres,es llamativo del punto de vista que es perfectamente aplicable al sexo masculimo.
Cambia la aceptación social tal vez,los prejuicios que en cada sociedad o grupo social haya.
Pero demuestra fehacientemente que el ser infiel no es privativo de nadie en especial.
Las causas son al menos llamativas.

Insatisfecha sexual.

En los hombres estarían los que dicen que hay cosas que con su mujer no pueden hacer,y desean,o bien que ella no acepta la frecuencia que ellos dicen necesitar.

Mujer vengadora.

En realidad yo no considero eso una causa de infidelidad sino que es una actitud de despecho hacia alguien amado.
O la pareja se rompe,en cuyo caso la infidelidad es terminal,o bien siguen considerándose empatados en una burda competencia.

La oportunidad de las vacaciones.

También en los hombres el relajo mental que produce apartarse de lo cotidiano hace aparecer deseos de vivir algo nuevo y efímero,y por ello hay una tendencia a justificarlo como algo inocente.

En búsqueda del placer.

Explorar la sexualidad despúes de una cierta edad por lo general,cosas nuevas y distintas.Mas de lo mismo,no es otra cosa.

Hacia la ruptura matrimonial.

También hay hombres que justifican la infidelidad con las crisis no reconocidas con sus parejas.
La infidelidad acelera las acciones.Dice en el texto que expones que una mujer que confiesa una infidelidad es menos tolerada que un hombre que hace lo mismo.Es algo prejuicioso en algunas sociedades.Creo que la gravedad es la misma en ambos casos.

Confidente y amante.

En una charla que opiné hace poco hablé sobre las amantes novias,y creo es el caso este.Para hombres y mujeres.

Temor al compromiso.

Habla por sí mismo.

Sentirse deseada.

Es una causa también de ambos sexos donde una baja en la autoestima por el motivo que fuese y una falta de comunicación en la pareja para plantear este tema,sumado a una crisis en el potencial infiel provocan la situación.

Madre y mujer.

Será común como causa,tal vez no le pase,por una lógica biológica a la mujer con el hombre,pero creo es gravísimo que un hombre deje de atender a su mujer como corresponde porque al ser ella madre la siente menos deseable a nivel sexual.
A mi el estado de maternidad de mi pareja me potenció el deseo,lo recuerdo muy bien.La veia más atractiva y deseable,pues la sentía más madura y responsable.

Infidelidad Platónica

También les pasa a los hombres,pero es algo sumamente inocente e inevitable,ayuda a las fantasías.

El remordimiento después de la infidelidad.

Es un tema delicado ,pero siempre existe.Lo confiese uno o no,sea uno descubierto o no,busque uno causas para justificar la infidelidad cometida o no.
Hombres y mujeres por igual.Aunque se me ocurre que las mujeres se arrepienten menos.
Así como también lo piensan un poco mas antes de hacerlo.
Se lee,sin ir más lejos en el foro cómo las que son infieles disfrazan esa realidad con otras denominaciones o justificativos.
Y hablan del autocontrol.
Otras hasta hacen referencias a históricas infidelidades masculinas con justificativos para ellas.
Los hombres tal vez lo hacen más,pero creo somos más conscientes que estamos siendo infieles.
La gravedad es la misma en ambos casos.
Un gusto leerte Frambuesa.
Un beso.

Me gusta

O
oulaya_9177136
17/4/06 a las 21:23
En respuesta a kenan_6281229

Hola frambuesa
Leo con atención este texto y si bien es claro que el enfoque es que se ha hecho para medir la infidelidad en mujeres,es llamativo del punto de vista que es perfectamente aplicable al sexo masculimo.
Cambia la aceptación social tal vez,los prejuicios que en cada sociedad o grupo social haya.
Pero demuestra fehacientemente que el ser infiel no es privativo de nadie en especial.
Las causas son al menos llamativas.

Insatisfecha sexual.

En los hombres estarían los que dicen que hay cosas que con su mujer no pueden hacer,y desean,o bien que ella no acepta la frecuencia que ellos dicen necesitar.

Mujer vengadora.

En realidad yo no considero eso una causa de infidelidad sino que es una actitud de despecho hacia alguien amado.
O la pareja se rompe,en cuyo caso la infidelidad es terminal,o bien siguen considerándose empatados en una burda competencia.

La oportunidad de las vacaciones.

También en los hombres el relajo mental que produce apartarse de lo cotidiano hace aparecer deseos de vivir algo nuevo y efímero,y por ello hay una tendencia a justificarlo como algo inocente.

En búsqueda del placer.

Explorar la sexualidad despúes de una cierta edad por lo general,cosas nuevas y distintas.Mas de lo mismo,no es otra cosa.

Hacia la ruptura matrimonial.

También hay hombres que justifican la infidelidad con las crisis no reconocidas con sus parejas.
La infidelidad acelera las acciones.Dice en el texto que expones que una mujer que confiesa una infidelidad es menos tolerada que un hombre que hace lo mismo.Es algo prejuicioso en algunas sociedades.Creo que la gravedad es la misma en ambos casos.

Confidente y amante.

En una charla que opiné hace poco hablé sobre las amantes novias,y creo es el caso este.Para hombres y mujeres.

Temor al compromiso.

Habla por sí mismo.

Sentirse deseada.

Es una causa también de ambos sexos donde una baja en la autoestima por el motivo que fuese y una falta de comunicación en la pareja para plantear este tema,sumado a una crisis en el potencial infiel provocan la situación.

Madre y mujer.

Será común como causa,tal vez no le pase,por una lógica biológica a la mujer con el hombre,pero creo es gravísimo que un hombre deje de atender a su mujer como corresponde porque al ser ella madre la siente menos deseable a nivel sexual.
A mi el estado de maternidad de mi pareja me potenció el deseo,lo recuerdo muy bien.La veia más atractiva y deseable,pues la sentía más madura y responsable.

Infidelidad Platónica

También les pasa a los hombres,pero es algo sumamente inocente e inevitable,ayuda a las fantasías.

El remordimiento después de la infidelidad.

Es un tema delicado ,pero siempre existe.Lo confiese uno o no,sea uno descubierto o no,busque uno causas para justificar la infidelidad cometida o no.
Hombres y mujeres por igual.Aunque se me ocurre que las mujeres se arrepienten menos.
Así como también lo piensan un poco mas antes de hacerlo.
Se lee,sin ir más lejos en el foro cómo las que son infieles disfrazan esa realidad con otras denominaciones o justificativos.
Y hablan del autocontrol.
Otras hasta hacen referencias a históricas infidelidades masculinas con justificativos para ellas.
Los hombres tal vez lo hacen más,pero creo somos más conscientes que estamos siendo infieles.
La gravedad es la misma en ambos casos.
Un gusto leerte Frambuesa.
Un beso.

Hola greeneyes, la infidelidad y sus múltiples consecuencias...
Cuando leí este artículo lo encontré muy interesante, y también pensé que era aplicable a ambos sexos, dispuse enviarlo al foro, porque he leído algunas charlas donde se cuestiona la infidelidad de la mujer, este es un breve resumen de un estudio que se hizo en Chile, pero aplicable pienso yo a cualquier país o comunidad femenina, y si es cierto que las mujeres se arrepienten menos cuando han sido infieles, aunque creo que depende de cómo fue la experiencia, otras buscan cómo consolidar la relación con su pareja, porque de esa relación extramatrimonial igual aprendieron muchas cosas que antes no sabían, yo conozco diferentes tipos de casos, hay otras que más bien se arrepienten porque no se sientieron muy valoradas por su amante. Y otras que mantienen la relación con ambos hombres por mucho tiempo.

Retomo el tema madre -mujer.

Me gusta cuando dices que a tí te potenció el deseo, lo cual encuentro fabuloso, a mi pareja y a mi nos pasó igual,recuerdo que mi pareja me decía: de mi parte tendríamos más hijos, porque te ves bella en estado de maternidad, yo le hacía bromas al respecto. He conocido mujeres que no desean el embarazo porque les han dicho otras amigas que sus parejas ya no las deseaban igual que antes, yo les digo que eso no es cierto, que depende de si en realidad ambos se sienten a gusto en ese estado de espera de un hijo. Supe de un caso real que el marido no le permitía a ella desnudarse en su habitación en estado de embarazo le decía que no se veía estética su figura y ella lloró y se sintió humillada hasta no poder, y se juró que ese sería el único hijo que tendría, te digo que yo lo hubiera mandado al diablo.

No sé Greeneyes si los hombres son más conscientes si son infieles, tengo mis dudas, quizás tú eras así, pero conozco otros que reaccionan hasta que tienen el agua al cuello y se sienten en callejón sin salida.

Si, en ambos casos las consecuencias negativas son iguales, pero te digo que conozco unas historias donde la mujer ha caído en manos de un enfermo patológico, y han tenido la suerte de tener maridos buenos que las han ayudado a liberarse de una relación en las cuales hasta peligran sus vidas. Tuve una alumna en la universidad que el amante la controlaba día y noche, una vez yo misma la tuve que defender, porque este hombre le decía que no la había visto en mi clase, y quería saber dónde estaba en ese momento, ella le decía ahí estaba en la clase, y él tipo se atrevió a preguntarme a mi, le dije que no tenía por qué darle ese tipo de información, que ella era libre, la joven temblaba de miedo, y me rogó que no la dejara sola, me la llevé a mi casa, pero el amante, le dijo que si se quedaba conmigo a dormir en mi casa, quería decir que no confiaba en él, y a mi me dijo que me aseguraba que ella al día siguiente llegaría sana a la universidad, mi madre hasta ya le había preparado cama, y la joven se fue con él, al día siguiente me contó toda la historia de su calvario con su amante, y amigo pasaría horas contándote la historia de esta chica, asi que mejor me despido, el esposo de ella era todo un catedrático, que mientras él se había ido a un curso de postgrado por 9 meses, ella conoció a este tipo super celoso, ella tenía dos hijos uno de 6 y una de 5, Las criaturas por suerte al regresar el padre de su postgrado pasaron a vivir con él y la abuela, y ella seguía cautiva por su amante, un caso clínico muy grave.

A mi también me gusta leerte Greeneyes.

Saludos fraternos,

Frambuesa51







Me gusta

O
oulaya_9177136
17/4/06 a las 21:31

Hola trenzuda
Dicen que la venganza más bien nos deja huellas desagradables, pero de todo se aprende en la vida. Yo lo que siempre me dije y me digo hasta la fecha, que nunca dejaré que un hombre me destruya mi paz interior, porque no vale la pena querida morir para que otro viva.

Saludos Trenzuda

Frambuesa51



Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

E
esposaamante
18/4/06 a las 1:52

La única razón poderosa
para ser infiel es querer hacerlo, lo malo es que después puede traer consecuencias, ahora sé que ser infiel no es recomendable. ufff de la que me salvé.

Me gusta

A
an0N_616193599z
18/4/06 a las 2:09

Un sabor de "runte"
Temas: AUTOAYUDA

Autor: RUNTE, GISELA
Editorial: Gedisa (España)
ISBN:84-7432-960-4
1
Con todo el amor que sentía por mi marido, en la cama no lo encontraba nada excitante. Me resultaba sencillamente muy aburrido. Yo no tenía ninguna otra experiencia sexual, pero no podía creerme que aquello fuese todo. Anne (hoy 52, entonces 23 años) Disfruto extraordinariamente al experimentar con diferentes cuerpos. Por eso tengo una especial afición por la forma de los traseros y confieso no poder resistirme a ellos. Ursula (42 años) Mi marido no soportaba que la iniciativa fuera mía. Por lo tanto, no me quedaba otro remedio que sentarme a esperar que mi deseo sexual fuera satisfecho. Petra (39 años) No tenía ningún motivo para separarme de Philipp. Todo iba bien con él. Pero un día al despertar me dije: Esto no puede continuar así eternamente. Quiero tener nuevas experiencias. Anja Mi amante no me relacionaba con ninguna otra persona de mi vida, con ninguna tarea que yo realizase, con nada más que con su primera impresión, es decir, conmigo misma. Hiltrud Vivir de pronto con un solo hombre bajo un mismo techo me pareció una concesión a las normas establecidas. Además él quería tener hijos. Sentía tal pánico que aprovechaba cualquier oportunidad para serle infiel. Pensaba que después debería volverme completamente monógama. Inna, 29 años Fue tan hermoso sentirse de nuevo una mujer atractiva y que te cortejen. Me sentía feliz de no estar mental y físicamente presa de sentimientos maternales. La mujer que soy floreció de nuevo en mi. Carolin ¿Son las mujeres todas unas románticas irredentas, anhelantes de un amor puro para toda la vida, en continua búsqueda de un padre para sus hijos? Falso, la infidelidad femenina es un hecho mucho más frecuente de lo que imaginamos. Y cada vez lo será más porque la mujer ha cambiado; durante siglos su voz fue acallada y sus necesidades ignoradas o desatendidas. Sin embargo hoy, al menos en el mundo occidental, la mujer es cada día más protagonista de su propia vida, y lo es desde que ha decidido experimentar aquello que deseaba. Y entre las numerosas necesidades largamente pospuestas, la de la satisfacción sexual es quizás la que más ha revolucionado su vida. Ahora la mujer se ha decidido a buscar fuera lo que por una razón u otra no encuentra en casa, tal y como históricamente lo han hecho sus maridos. Hoy la mujer también es infiel. Los testimonios de mujeres infieles que Gisela Runte nos presenta distan mucho de parecerse entre si. Las relaciones que cada una de ellas ha tenido, los motivos que las han llevado a mantener otra relación paralela o a buscar encuentros esporádicos y la decisión de hablar de ello o mantenerlo en secreto, nos ayudará a comprender mejor un fenómeno que en la actualidad está más extendido de lo que se piensa. Gisela Runte es psicoterapeuta y pedagoga. Además de asesorar a estudiantes en la universidad de Oldenburg trabaja como free lance dando cursos de formación continua para mujeres.

Fuente:

http://www.lsf.com.ar/libros/4/847432960.html

Me gusta

Ultimas conversaciones
#instapic #picoftheday #Fashion #Beauty #Fitness #Deco
instagram
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir