Foro / Pareja

A ver si a alguien le pasa como a mí...

Última respuesta: 20 de febrero de 2011 a las 20:41
X
xisela_9094844
20/2/11 a las 1:17

Hola

A ver, os cuento, resulta que a veces por la noche, la mayoría de las veces no me acuerdo de lo que estoy soñando, pero me despierto como algo excitada, entonces si en ese momento me pongo boca abajo y aprieto con mi pelvis contra la cama puedo sentir durante 1 segundo o menos un placer bastante fuerte, orgasmo no, como digo dura muy poco, y si espero un momentito a veces puedo intentarlo otra vez y obtengo otro segundillo de placer, pero ésta vez menos intenso y así algunas veces más, pero cada vez menos intensos.

Me da rabia porque no sé si en 1 o 2 ocasiones son las únicas que creo que he sentido un orgasmo en toda mi vida, y creo que si pudiera provocar yo esa situación que siento cuando me despierto o hacer que durara más en el tiempo podría conseguirlo, y no sé cómo hacerlo, se pasa enseguida y ni siquiera puedo decidir yo cuándo quiero que pase.

A ver si a alguien más le pasa y me puede dar una idea.

Gracias y salu2

Ver también

T
taher_5391283
20/2/11 a las 19:07

Es muy fácil...
Hola Lenikas. Me cuesta trabajo creer que hay mujeres adultas que no saben lo que es un orgasmo, pero una y otra vez me encuentro con casos en los que parece que es así. Vamos a ver, lo que tú describes, puede ser un orgasmo normal y corriente, pero de los que "se te escapan", "se te va sin querer", etc. A los hombres también nos pasa. Te despiertas justo en el momento en que te empiezas a correr, ya no hay marcha atras, el orgasmo se va a producir, pero como no estás empleando la estimulación adecuada, el placer que se produce es muy poco intenso, y produce más insatisfacción que otra cosa.
Lo que tienes que hacer primero es rechazar todo tipo de pensamientos absurdos, religiosos, morales o sociales acerca del sexo. Entérate de que el sexo es una maravilla, y se pasa muy bien, sóla, acompañada, con tu pareja, con un amigo, etc. Una vez tengas claro que excitarse, ponerse caliente, masturbarse y disfrutar no es nada malo, sino que es todo lo contrario, algo maravilloso, entonces haz lo siguiente.
Cómodamente sentada o tendida, lleva tus dedos índice, corazón y anular de la mano derecha (si eres diestra) a tu sexo. Sitúalos en la parte de arriba de forma que el comienzo del dedo corazón, la yema, la punta, esté justo en el comienzo de la abertura de la vulva. Así, superficialmente, no lo metas más. Empieza un movimiento con los tres dedos en sentido circular. Muy lento al principio, más rápido cuando empiece a gustarte. Cuando veas que no te molesta, y que estás preparada para más estimulación, humedece con saliva tu dedo índice. Ponlo en la zona superior de tu vulva, justo donde se supone que está tu clítoris. Consulta dibujos en internet si no sabes donde está. Empieza de nuevo el movimiento circular. Poco a poco, a medida que te vayas excitando, verás que te apetece hacerlo más rápido y en contacto más directo. Al poco tiempo notarás justo como te vas acercando al placer, tu mano irá cada vez más rápido. Y llegarás a ese punto que denominamos de "no retorno" que es justamente ese en el que te despiertas algunas noches. Es ese momento en que no se puede parar, en que sabes que pase lo que pase, el orgasmo se va a producir. Si en ese momento cesas toda estimulación, te pasará lo que ya sabes. Un placer pequeño, y más bien insatisfactorio. En cambio, ahora estás preparada. No te ha pillado dormida y sabes lo que tienes que hacer. Sigue con los movimientos circulares, que ahora serán más rápidos. Puede que pongas el dedo directamente en contacto con el clítoris o bien tocarás el capuchón que lo cubre y verás las estrellas de tanto placer como te producirá. Y entonces llegará el orgasmo de verdad, con mayúsculas. El músculo pubococcígeo empezará a contraerse espasmódicamente durante unos segundos, y cada una de esas contracciones te aportará un inmenso placer. El esfinter anal se contrae igualmente, si te fijas, lo notarás, pero en ese momento no estarás para fijarte en nada. Será algo parecido a un estornudo, pero mil veces mejor. Y eso es todo. Ve deteniendo tu mano a medida que vayan parando las contracciones, y después relájate un rato. Cuando recobres el ritmo normal de respiración, felicítate: habrás tenido un señor orgasmo.

En poco tiempo serás una experta, irás probando cosas, podrás estimularte la vagina o el ano en el momento del orgasmo, aumentando muchísimo el placer, y lo más importante: sabrás explicarle a tu futura pareja sexual lo que hay que hacerte para obtener un orgasmo. Piensa que hay cientos de mujeres que se quedan quietas en la cama, no hacen nada, no sienten nada, y después, encima, le echan la culpa al hombre.
No seas tú de esas.

Un abrazo.

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

Y
yarixa_9658411
20/2/11 a las 20:41

...
a mi me pasa algo asi, es normal osea depende de tu instinto sexual, que tanto te atrae eso me entiendes.. y tambien depende de sueños e imaginaciones y tu vagina siempre sentira algo especial a cualquier rose y al frotarla se siente rico yo tambien lo e hecho no se si es lo mismo y yo lo llamaria una forma de masturbacion

Me gusta

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest