Inicio / Foro / Pareja / Soy gorda, tengo 27 años y nunca en mi vida he tenido novio

Soy gorda, tengo 27 años y nunca en mi vida he tenido novio

24 de septiembre de 2018 a las 9:45 Última respuesta: 11 de junio a las 16:07

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Ver también

24 de septiembre de 2018 a las 10:58

No es lo que valga un pito..es el valor que te des tu misma y si tu condicion fisica no es buena, porque tu misma dices que aunque tu cara no es fea, te duelen las rodillas, la espalda,  cansancio extremo etc, debes ponerte manos a la obra para cambiar ese aspecto de tu vida (porque si, está en tus manos y se que puedes) y asi valorarte un poquito mas. Quizá ese cambio siga sin atraer ningun chico pero te servirá para quererte más a ti misma y sentirte mejor.

2 likesMe gusta
24 de septiembre de 2018 a las 13:46
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Haz lo posible por adelgazar. Come sano y hazlo tu misma. Haz ejercicio. Sólo te hacen falta tres digestiones al día. A medida que pase el tiempo y te veas más ligera, te darás cuenta de que merece la pena luchar por ello.

Y recuerda que.. Cualquier cosa que hagas, será insignificante, pero es muy importante que lo hagas. 

1 likesMe gusta
24 de septiembre de 2018 a las 16:08


Creo que todo empieza por quererse una misma, incluso cuando ya una es querida por alguien más.

A mí nunca me importó la apariencia física que tenía, desde muy adolescente era lo que menos me importaba. Mi mamá se preocupaba un poco, en ese tiempo pasaban "Betty, la fea" y ella quería que lo viera, que le prestara atención a algunas cosas que le decía por ejemplo Catalina Angel a Betty. Toda mi vida me he sentido Betty, la fea, no he estado gorda... pero sí que mi boca parecía un buzón, el cabello de cualquier forma, las gafas, los braquets... así me veía siendo ya casi una adulta y no me maquillaba porque me daba igual. Tú puedes bajar de peso, en mi caso, yo nunca me quise hacer la cirugía maxilofacial por miedo, porque es algo muy delicado, tal vez ahora sí me la haría, pero lo arreglé bastante bien con braquets y al fin y al cabo... eso no es lo que cuenta. Yo nunca sentía que yo no me quería a mí misma, no me identificaba con eso, pero tampoco me importaba yo. El hecho de importarte es algo que se va aprendiendo de a poco. Con los años fui haciendo mínimos cambios casi invisibles, que si me depilaba las cejas, que si me vestía un poquito mejor, que si los braquets tipo invisibles, que si los braquets del lado interno de la boca, que si un mínimo de sobrita de ojos. Yo conocí a mi marido sintiéndome como nunca Betty, la fea, tanto que la tenía de foto de portada en mi face, pero a la vez, ya había empezado a hacer muchos pequeños cambios, ya no me sentía mal, sino que lo aceptaba como una parte de la persona que soy y siempre voy a ser, aún así ya mi físico esté completamente alejado de esa Betty. Cuando los hombres me dicen lo hermosa que soy, todavía dudo, pienso que me lo dicen como un cumplido, una mentirita piadosa, sin importar que a la larga me haya dado cuenta que lo dicen de verdad, que tienen motivos para decirlo. A veces me pregunto cómo sería mi vida si no tuviera a mi marido, él muchas veces me ha dicho que es conciente que yo puedo tener a cualquier hombre a mis pies, pero yo soy la que duda. Lo que te quiero decir es que las mujeres tenemos muchas inseguridades, que incluso aunque dejemos atrás la etapa de patito feo, en nuestra mente, nos seguimos sintiendo así, es difícil valorarse. Por ejemplo, ahora me gusta ponerme crema corporal todos los días y me cuido mucho el cabello, se siente increíblemente suave... con mi marido nos reímos diciendo que pareciera que le hubiera robado la piel a una asiática XD Y la gente también lo nota, sin embargo, el cambio que hice fue minúsculo y hasta tonto, pero el cómo te sientes contigo misma, se refleja mucho en como te terminas viendo. Yo he tardado años en aceptarme, en plan trabajo de hormiga. No lo hagas por tener un hombre a tu lado, los hombres van y vienen, al contrario, nunca puedes dejar que un hombre crea que te tiene. Te aseguro que así y todo siendo Betty, no me habría quedado al lado de un hombre sólo para sentirme querida, primero me tengo que querer yo y sí me quiero... el hombre a mi lado lo sabe y sabe que así como está él puede estar otro en su lugar porque no dependo de él para sentirme bien. Haz cosas que te hagan feliz, pero realmente feliz y deja atrás la ansiedad.

2 likesMe gusta
24 de septiembre de 2018 a las 17:00
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

La verdad el que te va a querer lo hará, seas gordita o con cuerpo de reina, pero si te recomendaria que bajaras de peso, por salud claro, pero no te desesperes y pidele a Dios que te ayude, hay hombres que les gustan muchos las gorditas y creeme que el que te quiera le va a importar un culo tu físico. 

Me gusta
24 de septiembre de 2018 a las 17:33
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Dices: "¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres?"
Bueno, como hombre que soy me siento aludido y por tanto trataré de responder a este punto. Entiendo que la pregunta la haces porque de buena fe te gustaría conocer la respuesta, no porque buscas una simpatía momentánea, por lo que intentaré ser brutalmente honesto en mi respuesta en vez de darte una palmadita en la espalda. En algún momento mis observaciones y reflexiones pueden parecer desagradables o de mal gusto, pero desde luego son sinceras y su única intención es que conozcas mejor la otra cara de la moneda. Si eres exageradamente sensible mejor sáltate mi post. Por otra parte, al final intentaré reconducir el tema porque creo que gorda o no, puedes ser feliz, tener pareja y lo que quieras siempre y cuando te adaptes a las circunstancias.

¿de verdad vale un pito el interior?
No. El interior es lo más importante. Puedes ser una bellísima persona y ser gorda. Mi mejor amiga tiene obesidad mórbida, y este hecho no tiene ninguna influencia sobre el hecho de que yo la quiera más que a la mayoría de conocidos (sí influye el que sea amable, expresiva, divertida, curiosa) y la admire (canta como un ángel). Ahora bien, no tendría una relación romántica con ella (sexual esporádica podría, aunque también lo veo difícil).

¿De verdad son tan superficiales los hombres?
Hay hombres superficiales, sí, exactamente igual (de hecho, probablemente menos) que hay mujeres superficiales. Pero no creo que sean la mayoría, ni mucho menos.
Cierto es que a ciertas edades (

No obstante, incluso en esas edades hay gente no-superficial. Por ejemplo yo mismo nunca he sido superficial: mi ideal de pareja se reduce a "persona honesta, con modo de apego seguro, cierta capacidad de razonamiento abstracto, sentido del humor, curiosa, coherente y comunicativa" independientemente de edad, credo, peso y estatura. Aún así tengo tres "líneas rojas": 1) tener hijos, 2) drogadicción, 3) obesidad mórbida. Esto no es algo al azar, sino que sinceramente creo que los dos últimos son rasgos incompatibles con las características interiores requeridas, y el primero es simplemente para evitarme complicaciones.

Creo que la obesidad mórbida no es compatible con los rasgos “interiores” que yo valoro por lo siguiente:
- La obesidad es siempre un trastorno de conducta (siempre hay quien intenta escudarse en diferentes metabolismos, hipotiroidismo, algún gen que impide que se dispare la sensación de saciedad, etc. pero como decía mi entrenador del gimnasio, un culturista con más de treinta años de experiencia a sus espaldas haciendo dietas: “el que es gordo es porque come más de lo que quema, y punto, por eso en Somalia no hay obesos de 130kg y en EEUU está lleno&rdquo, por lo tanto en esencia es casi como la adicción a las drogas o el alcoholismo, es decir la persona lleva a cabo un comportamiento aún sabiendo que va a ser perjudicial (ya no digamos si encima es un médico, hasta qué punto debe conocer lo malo que es hartarse de comida de McDonald’s hasta reventar). Esto choca por tanto frontalmente con el valor “coherencia” al que yo otorgo gran importancia, suponiendo que para esta persona sea una prioridad mantener la salud (cosa que cabría suponer en todo ser vivo). Y ante la perspectiva de iniciar una relación de pareja con una persona así uno se pregunta: “si sabiendo que es malo comer más calorías de las que quema, las come igual, por la gula del momento, ¿no es más probable que esta misma persona acabe prefiriendo quedarse un domingo durmiendo en la cama a pesar de saber que lo pasaremos mejor yendo de campo y playa, por la pereza del momento?
- Los rasgos deseados “capacidad de razonamiento abstracto, curiosidad y comunicatividad” configuran una base que crea buenas sinergias. Por ejemplo una persona que tenga estas características tendrá también una mínima capacidad de introspección, por ejemplo tendrá curiosidad de saber qué le mueve a comer cuando su cuerpo ya ha ingerido los nutrientes y energía que necesita, con el razonamiento elaborará hipótesis sobre dichas causas (ansiedad? Distraer la mente para no pensar en algo que le hace sufrir? Conseguir un chute de glucosa y/o dopamina para apartar una sensación de malestar o tedio que no sabe de dónde viene?). Gracias a la comunicatividad estas hipótesis se ponen en conocimiento de la pareja, que escuchará con curiosidad y responderá con honestidad las críticas y valoraciones oportunas. Ambos siguen razonando en este proceso de auto-descubrimiento de modo que la dinámica que se forma es casi la de una terapia cognitivo-conductual que puede ayudar a superar el problema si éste fuera incipiente. Sin embargo, una persona que ya ha llegado al estado de obesidad mórbida es probablemente porque no ha usado estos métodos (con la família, amigos o psicólogos) por lo que seguramente no tenga estas tres características en conjunto.


Al margen de estas incongruencias respecto mis estándares del “valor interior”, existen toda una serie de dudas, cuestiones y detalles que pueden echar atrás a cualquiera aunque no tenga unos criterios tan “estrictos”:
- ¿No será esta persona incapaz de sacrificar la gratificación instantánea por un bien mayor? ¿Si no resiste la tentación de comerse un pastel cuando se supone que acaba de empezar una dieta, por qué iba a resistirse a la infidelidad sexual si se le presentara la oportunidad?
- Sabiendo que la obesidad aumenta brutalmente el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc. ¿qué sentido tendría elegir como pareja a una persona obesa frente a otra con igual “belleza interior” pero que no presenta ese problema? Incluso: “¿no será mejor estar sólo que cargar con ese peso?” (yo desde luego llevo 4 años sin pareja y más de un año sin mantener relaciones sexuales, y desde luego no me plantearía iniciar una relación con alguien así de problemático ni que me pagaran una renta mensual).
- Ante la perspectiva de formar una família (¿va a poder tener hijos en ese estado?) está también el aspecto económico ¿no se nos irá una gran parte del presupuesto familiar en comida? Incluso el tema del esfuerzo físico (con lo que le pesa el culo y viendo lo poco dada que es al ejercicio: no me enviará a mí a hacer todas las compras y tareas del hogar?)


Por otra parte, recordemos que las parejas se forman básicamente para tener cubierta las (supuestas) necesidades sexuales. Como no puedo conocer las inclinaciones sexuales ni actitud del resto del mundo me limitaré a comentar lo que me hecha atrás del prospecto de practicar sexo con una obesa:
a) Tengo el pene pequeño, unos 12cm, y me imagino que una obesa ni lo notaría.
b) Me gusta poder coger en brazos a la persona con la que estoy haciendo el amor, y ya si lo puedo hacer de pie es la hostia, no lo veo factible con alguien que pese más de 70kg así que una persona obesa ni te cuento.
c) Una de mis actividades favoritas es poder dar sexo oral con la chica sentada de rodillas en mi cara, pero con una obesa este prospecto me corta el rollo sobremanera: me imagino que los muslos no me dejarían ni respirar, me da miedo que se deje caer al estremecerse y me mate por el peso, me imagino pliegues de grasa que dificulten en trabajo y temo que tenga por ejemplo el culo más sucio por no poder llegar bien al limpiarse.


Puede que todo eso sea un poco exagerado o sólo manías mías, pero sinceramente es como yo lo veo.


¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?
Claro que no. Como dije antes, importa ante todo la persona. Se puede estar gordo y se puede ser gordo. Espero que realmente estés gorda, porque entonces sabes que es un estado que puede cambiar con tu actitud con la comida y el ejercicio, lo cual creo que es mejor para tu salud. Lo bueno que tiene la obesidad es precisamente que depende enteramente de ti, cosa que no ocurre con la estatura, lesiones u malformaciones. Por otra parte si eres gorda es que no te planteas adelgazar porque el mundo debe amarte bien gorda. Y en efecto, si eres buena persona (es decir, si tu amas) el mundo puede amarte siendo gorda, pero no esperes ser un sex symbol. Ya sé que lo políticamente correcto hoy en día es decir que los cánones de belleza son un modo de opresión del patriarcado y chorradas de ese tipo, pero si eres médico tú mejor que yo sabes que es mucho más saludable no ser obesa que serlo, por lo que creo que deberías adelgazar por salud, no por estar más apetecible ante los demás.


Dicho esto, si lo que realmente te planteas es si puedes tener novio o marido que te ame como tal, o tener múltiples amantes, claro que puedes siendo gorda o siendo flaca. En esto las mujeres lo tenéis mucho más fácil que los hombres, es algo que siempre digo a mis amigas: solo os falta salir a tirar la basura para que os salgan pretendientes. El único problema es que a veces esperáis que os venga un príncipe azul perfecto para que os trate como princesa de Disney, y si realmente vas con ese plan sí que puedes esperar sentada.

No seré yo el primero que critique la tendencia que hay, sobretodo en redes sociales estilo Badoo y aplicaciones de ligar como por ejemplo Tinder o Lovoo, por parte de mujeres de todo el mundo, de tener este tipo de expectativas. Hay chicas, en una situación peor que la tuya por lo que comentas, en plan obesa, fea de cara y sin ningún tipo de estudios, con una foto borrosa y descripción del palo: “QuE OndAAa! BusCo Mi PrinSipe aSul QuE tEngA TaBletA dE aBdoMinaLes, aLtO i MorEnO, Q mE kieRa y me MiMe muSHo y m LleVe d ViaJes en Su JET prIVado y q no SeA superFicIaL. PD: AbsTENerSe CalBoS!”. Pues en ese caso claro, traete la SuperPop para la espera. Sin embargo mi amiga a través de una aplicación de esas encontró a su actual marido que llevan ya seis años felizmente casados. Básicamente estos eran los puntos a favor:
- Una descripción sencilla, que no ahuyentara a gente normal.
- A la hora de hacer “match” de esos, no ir descartando a la mayoría.
- Responder todos los mensajes de todos los hombres a no ser que se mostraran como trolls.
Por otra parte también estaba abierta a prácticamente toda persona que conociera en persona. Gracias a esa actitud, que podríamos calificar de “sin filtros”, conoció multitud de amantes en los años previos a conocer a su marido. No le importaba si eran inmigrantes, si eran más pobres o más ricos, más jovenes o viejos, guapos o feos, altos o bajos. Y desde luego esta es una de las cosas que más admiro de ella: cómo seguía teniendo fe en el amor a pesar de que con frecuencia se encontraba con gente que la insultaba por gorda, le llamaban luchadora de sumo o incluso la vacilaban si ella llevaba la iniciativa con la persona “incorrecta”, diciéndole que cuando adelgazara les llamara. Y gracias a esa actitud positiva ha tenido una vida sentimental más fructífera de lo que yo nunca podré soñar.


Seguro que si miras a tu alrededor te darás cuenta que hay muchos hombres abiertos a conocerte. Incluso algunos que se casarían ya hoy mismo contigo si se lo pidieras. Otra cosa es que para ti sean invisibles o los tengas en la friendzone. Así que lo primero que deberías hacer es cambiar el chip y no ser superficial tú misma, porque a buen seguro esta es la causa de que veas a los demás como superficiales.

4 likesMe gusta
25 de septiembre de 2018 a las 14:51

Soy hombre y no tiene por qué el hecho de ser gorda, yo soy Delgado y me gustan gordas también 

1 likesMe gusta
25 de septiembre de 2018 a las 17:53
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Hola,


Cuando yo estaba en la universidad, conoci a una compañera como tu. Una cara muy bonita, inteligente, sensible, pero gorda. Nos hicimos amigos y un dia hablando me comentó que se sentia muy triste por estar sola. Recuerdo que yo le contesté con las palabras que mi padre me dijo alguna vez cuando yo me sentía solo: "Hijo, tarde o temprano llegará esa persona que tanto esperas y, si no llega, mejor, te ahorrarás muchos problemas". Sabes una cosa, a esa chica le llegó su principe azul. 

Los seres humanos pensamos que estamos incompletos cuando estamos solos; que error garrafal!!!!. Solo deberías pensar ahora en todo lo que eres y has logrado en tu vida. Como ser humano, "No tienes límites". Haz ejercicio, cuida tu alimentación, sigue preocupandote por tu profesión, por ser mejor persona, por disfrutar de tantas cosas que la vida te puede brindar (familia, amigos, libros, viajes, naturaleza, musica, etc.) y, tarde o temprano, llegará lo que esperas y, si no llega, pues te ahorrarás muchos problemas.

2 likesMe gusta
25 de septiembre de 2018 a las 22:05
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Saludos colega, no debes sentirte aflijida, has pasado por momentos duros y te has topado con las personas equivocadas, pero eso te ha servido como experienia, ademas de ser una mujer fuerte he independiente.

No requieres de un hombre para ser feliz ni verte bien para un hombre, necesitas cuidar tu salud, debes quererte primero a ti misma antes de poder querer a alguien más.

Te recomiendo retomes tus buenos habitos alimenticios, practica ejercicio o alguna actividad que te permita recrearte.

Eres una mujer joven con mucha vida por delante, no te aflijas en lo que a tu vida sexual se refiere, eres un ser sexual que vive y siente, debes sentirte como tal para que otros puedan valorarte.

Yo te puedo ayudar en la parte sexual, soy Médico especialista en sexología de parejas. 

Me gusta
26 de septiembre de 2018 a las 9:33
En respuesta a merthin

Dices: "¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres?"
Bueno, como hombre que soy me siento aludido y por tanto trataré de responder a este punto. Entiendo que la pregunta la haces porque de buena fe te gustaría conocer la respuesta, no porque buscas una simpatía momentánea, por lo que intentaré ser brutalmente honesto en mi respuesta en vez de darte una palmadita en la espalda. En algún momento mis observaciones y reflexiones pueden parecer desagradables o de mal gusto, pero desde luego son sinceras y su única intención es que conozcas mejor la otra cara de la moneda. Si eres exageradamente sensible mejor sáltate mi post. Por otra parte, al final intentaré reconducir el tema porque creo que gorda o no, puedes ser feliz, tener pareja y lo que quieras siempre y cuando te adaptes a las circunstancias.

¿de verdad vale un pito el interior?
No. El interior es lo más importante. Puedes ser una bellísima persona y ser gorda. Mi mejor amiga tiene obesidad mórbida, y este hecho no tiene ninguna influencia sobre el hecho de que yo la quiera más que a la mayoría de conocidos (sí influye el que sea amable, expresiva, divertida, curiosa) y la admire (canta como un ángel). Ahora bien, no tendría una relación romántica con ella (sexual esporádica podría, aunque también lo veo difícil).

¿De verdad son tan superficiales los hombres?
Hay hombres superficiales, sí, exactamente igual (de hecho, probablemente menos) que hay mujeres superficiales. Pero no creo que sean la mayoría, ni mucho menos.
Cierto es que a ciertas edades (

No obstante, incluso en esas edades hay gente no-superficial. Por ejemplo yo mismo nunca he sido superficial: mi ideal de pareja se reduce a "persona honesta, con modo de apego seguro, cierta capacidad de razonamiento abstracto, sentido del humor, curiosa, coherente y comunicativa" independientemente de edad, credo, peso y estatura. Aún así tengo tres "líneas rojas": 1) tener hijos, 2) drogadicción, 3) obesidad mórbida. Esto no es algo al azar, sino que sinceramente creo que los dos últimos son rasgos incompatibles con las características interiores requeridas, y el primero es simplemente para evitarme complicaciones.

Creo que la obesidad mórbida no es compatible con los rasgos “interiores” que yo valoro por lo siguiente:
- La obesidad es siempre un trastorno de conducta (siempre hay quien intenta escudarse en diferentes metabolismos, hipotiroidismo, algún gen que impide que se dispare la sensación de saciedad, etc. pero como decía mi entrenador del gimnasio, un culturista con más de treinta años de experiencia a sus espaldas haciendo dietas: “el que es gordo es porque come más de lo que quema, y punto, por eso en Somalia no hay obesos de 130kg y en EEUU está lleno&rdquo, por lo tanto en esencia es casi como la adicción a las drogas o el alcoholismo, es decir la persona lleva a cabo un comportamiento aún sabiendo que va a ser perjudicial (ya no digamos si encima es un médico, hasta qué punto debe conocer lo malo que es hartarse de comida de McDonald’s hasta reventar). Esto choca por tanto frontalmente con el valor “coherencia” al que yo otorgo gran importancia, suponiendo que para esta persona sea una prioridad mantener la salud (cosa que cabría suponer en todo ser vivo). Y ante la perspectiva de iniciar una relación de pareja con una persona así uno se pregunta: “si sabiendo que es malo comer más calorías de las que quema, las come igual, por la gula del momento, ¿no es más probable que esta misma persona acabe prefiriendo quedarse un domingo durmiendo en la cama a pesar de saber que lo pasaremos mejor yendo de campo y playa, por la pereza del momento?
- Los rasgos deseados “capacidad de razonamiento abstracto, curiosidad y comunicatividad” configuran una base que crea buenas sinergias. Por ejemplo una persona que tenga estas características tendrá también una mínima capacidad de introspección, por ejemplo tendrá curiosidad de saber qué le mueve a comer cuando su cuerpo ya ha ingerido los nutrientes y energía que necesita, con el razonamiento elaborará hipótesis sobre dichas causas (ansiedad? Distraer la mente para no pensar en algo que le hace sufrir? Conseguir un chute de glucosa y/o dopamina para apartar una sensación de malestar o tedio que no sabe de dónde viene?). Gracias a la comunicatividad estas hipótesis se ponen en conocimiento de la pareja, que escuchará con curiosidad y responderá con honestidad las críticas y valoraciones oportunas. Ambos siguen razonando en este proceso de auto-descubrimiento de modo que la dinámica que se forma es casi la de una terapia cognitivo-conductual que puede ayudar a superar el problema si éste fuera incipiente. Sin embargo, una persona que ya ha llegado al estado de obesidad mórbida es probablemente porque no ha usado estos métodos (con la família, amigos o psicólogos) por lo que seguramente no tenga estas tres características en conjunto.


Al margen de estas incongruencias respecto mis estándares del “valor interior”, existen toda una serie de dudas, cuestiones y detalles que pueden echar atrás a cualquiera aunque no tenga unos criterios tan “estrictos”:
- ¿No será esta persona incapaz de sacrificar la gratificación instantánea por un bien mayor? ¿Si no resiste la tentación de comerse un pastel cuando se supone que acaba de empezar una dieta, por qué iba a resistirse a la infidelidad sexual si se le presentara la oportunidad?
- Sabiendo que la obesidad aumenta brutalmente el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, etc. ¿qué sentido tendría elegir como pareja a una persona obesa frente a otra con igual “belleza interior” pero que no presenta ese problema? Incluso: “¿no será mejor estar sólo que cargar con ese peso?” (yo desde luego llevo 4 años sin pareja y más de un año sin mantener relaciones sexuales, y desde luego no me plantearía iniciar una relación con alguien así de problemático ni que me pagaran una renta mensual).
- Ante la perspectiva de formar una família (¿va a poder tener hijos en ese estado?) está también el aspecto económico ¿no se nos irá una gran parte del presupuesto familiar en comida? Incluso el tema del esfuerzo físico (con lo que le pesa el culo y viendo lo poco dada que es al ejercicio: no me enviará a mí a hacer todas las compras y tareas del hogar?)


Por otra parte, recordemos que las parejas se forman básicamente para tener cubierta las (supuestas) necesidades sexuales. Como no puedo conocer las inclinaciones sexuales ni actitud del resto del mundo me limitaré a comentar lo que me hecha atrás del prospecto de practicar sexo con una obesa:
a) Tengo el pene pequeño, unos 12cm, y me imagino que una obesa ni lo notaría.
b) Me gusta poder coger en brazos a la persona con la que estoy haciendo el amor, y ya si lo puedo hacer de pie es la hostia, no lo veo factible con alguien que pese más de 70kg así que una persona obesa ni te cuento.
c) Una de mis actividades favoritas es poder dar sexo oral con la chica sentada de rodillas en mi cara, pero con una obesa este prospecto me corta el rollo sobremanera: me imagino que los muslos no me dejarían ni respirar, me da miedo que se deje caer al estremecerse y me mate por el peso, me imagino pliegues de grasa que dificulten en trabajo y temo que tenga por ejemplo el culo más sucio por no poder llegar bien al limpiarse.


Puede que todo eso sea un poco exagerado o sólo manías mías, pero sinceramente es como yo lo veo.


¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?
Claro que no. Como dije antes, importa ante todo la persona. Se puede estar gordo y se puede ser gordo. Espero que realmente estés gorda, porque entonces sabes que es un estado que puede cambiar con tu actitud con la comida y el ejercicio, lo cual creo que es mejor para tu salud. Lo bueno que tiene la obesidad es precisamente que depende enteramente de ti, cosa que no ocurre con la estatura, lesiones u malformaciones. Por otra parte si eres gorda es que no te planteas adelgazar porque el mundo debe amarte bien gorda. Y en efecto, si eres buena persona (es decir, si tu amas) el mundo puede amarte siendo gorda, pero no esperes ser un sex symbol. Ya sé que lo políticamente correcto hoy en día es decir que los cánones de belleza son un modo de opresión del patriarcado y chorradas de ese tipo, pero si eres médico tú mejor que yo sabes que es mucho más saludable no ser obesa que serlo, por lo que creo que deberías adelgazar por salud, no por estar más apetecible ante los demás.


Dicho esto, si lo que realmente te planteas es si puedes tener novio o marido que te ame como tal, o tener múltiples amantes, claro que puedes siendo gorda o siendo flaca. En esto las mujeres lo tenéis mucho más fácil que los hombres, es algo que siempre digo a mis amigas: solo os falta salir a tirar la basura para que os salgan pretendientes. El único problema es que a veces esperáis que os venga un príncipe azul perfecto para que os trate como princesa de Disney, y si realmente vas con ese plan sí que puedes esperar sentada.

No seré yo el primero que critique la tendencia que hay, sobretodo en redes sociales estilo Badoo y aplicaciones de ligar como por ejemplo Tinder o Lovoo, por parte de mujeres de todo el mundo, de tener este tipo de expectativas. Hay chicas, en una situación peor que la tuya por lo que comentas, en plan obesa, fea de cara y sin ningún tipo de estudios, con una foto borrosa y descripción del palo: “QuE OndAAa! BusCo Mi PrinSipe aSul QuE tEngA TaBletA dE aBdoMinaLes, aLtO i MorEnO, Q mE kieRa y me MiMe muSHo y m LleVe d ViaJes en Su JET prIVado y q no SeA superFicIaL. PD: AbsTENerSe CalBoS!”. Pues en ese caso claro, traete la SuperPop para la espera. Sin embargo mi amiga a través de una aplicación de esas encontró a su actual marido que llevan ya seis años felizmente casados. Básicamente estos eran los puntos a favor:
- Una descripción sencilla, que no ahuyentara a gente normal.
- A la hora de hacer “match” de esos, no ir descartando a la mayoría.
- Responder todos los mensajes de todos los hombres a no ser que se mostraran como trolls.
Por otra parte también estaba abierta a prácticamente toda persona que conociera en persona. Gracias a esa actitud, que podríamos calificar de “sin filtros”, conoció multitud de amantes en los años previos a conocer a su marido. No le importaba si eran inmigrantes, si eran más pobres o más ricos, más jovenes o viejos, guapos o feos, altos o bajos. Y desde luego esta es una de las cosas que más admiro de ella: cómo seguía teniendo fe en el amor a pesar de que con frecuencia se encontraba con gente que la insultaba por gorda, le llamaban luchadora de sumo o incluso la vacilaban si ella llevaba la iniciativa con la persona “incorrecta”, diciéndole que cuando adelgazara les llamara. Y gracias a esa actitud positiva ha tenido una vida sentimental más fructífera de lo que yo nunca podré soñar.


Seguro que si miras a tu alrededor te darás cuenta que hay muchos hombres abiertos a conocerte. Incluso algunos que se casarían ya hoy mismo contigo si se lo pidieras. Otra cosa es que para ti sean invisibles o los tengas en la friendzone. Así que lo primero que deberías hacer es cambiar el chip y no ser superficial tú misma, porque a buen seguro esta es la causa de que veas a los demás como superficiales.

Me ha dado tanta vergüenza ajena leer lo que le has escrito que si bien creo en la libertad de expresión... ya podrías tú escribir esto en un papel, hacelo un bollo y tirarlo bien lejos porque a nadie medianamente normal y con dos dedos de frente le haría caso a alguien que basa su opinión en un montón de prejuicios personales propios de su inmadurez. Me resulta absurdo que te califiques a ti mismo como no superficial y que creas que lo que piensas es normal. Disculpa, una persona no superficial sería aquella que esta dispuesta a establecer una relación con una persona más allá de su aspecto físico, es aquella persona que empieza a salir con alguien y que ya después sobre la marcha decide si seguir o no con esa persona por razones que nada tienen que ver con el aspecto físico esa persona. Tú eres increíblemente superficial y encima, desagradable, esto no es sinceridad, es ser despiadado y mostrar el monstruo que llevas dentro, pero supongo que como muchas otras personas te autoengañas diciéndote que eres sincero y que mucha gente piensa así, que no eres superficial, sino que las cosas son como son y la belleza es como es. ¿Le haces caso a un fisicoculturista? Podrá tener toda la experiencia que quieras, pero... no eres de los inteligentes ¿verdad? Esta chica es médico, te apuesto a que te daría mil vueltas... eres tú el que no esta a la altura de ninguna mujer, porque eres un niño. Todas esas estúpideces que has dicho respecto al sexo lo gritan como una luminaria de neón parpadeante. Y sino haz la prueba, imprime esto y pídele la opinión a las mujeres a tu alrededor... verás que ninguna de ellas te discriminara, gordas y delgadas no te querrán tocar ni con una rama. Lamentablemente, mi marido también le tiene cierto recelo a las mujeres gorditas, para él gordita debe ser pesar más de 65 kilos, por suerte él no es tan desagradable como lo eres tú, sino te aseguro que le habría dado puerta sin pensármelo dos veces ¿y sabes qué? Los años se le están viniendo encima y ahora pesa 90 kilos, se siente gordo y lo pasa mal... mientras yo lo miro y le digo ¿te acordás de eso que decías de que nunca estarías de novio con una mujer gordita? Fíjate que yo como esposa se lo hago pagar y que la vida también se lo está haciendo pagar, porque el que yo sea delgada y entre en su estereotipo de belleza no implica ninguna comprensión de mi parte hacia su estúpidez en ese aspecto. Así que si crees que las mujeres que entran dentro de tus tres lineas, sin hijos, sin drogas y no obesas te vamos a entender o avalar, estás muy equivocado y ya cuando tengas unos añitos te vas a dar cuenta que cada vez es más fácil engordar... y vas a sufrir más, porque para ti todo eso del metabolismo, hipotiroidismo, gen, es una mentira, una excusa y se supone que es una cuestión de conducta nada más. Feo futuro el que te espera.

3 likesMe gusta
9 de junio a las 8:10
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

hola me gustaria si pudieramos hablar sobre ese tema tuyo
para mi no es malo que es estes gorda, lo importante es que tengas un caracter y personalidad buena, y aunque estes tan gorda eso no importa 
lo que impota es lo de adentro

Me gusta
9 de junio a las 10:30
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

No te va a gustar mi respuesta pero yo si veo a un chico con obesidad pienso que es una persona sin fuerza de voluntad,  vaga, poco activa, dejada... así que sí que nos fijamos en el interior pero es que tu exterior refleja muchas cosas.
Al único al que le puedes gustar es a un gordo o a alguien que sea tan poco activo como tú. 
A mi no me gustaría tener una pareja como tú ni aunque fuera la mejor persona del mundo porque no podría ir a pasear con él,  no podría hacer deporte con él,  no podría ir de fiesta con él, cuando viajásemos no podria dar caminatas para ver la ciudad ni ir en bici... No. Le gustarás a alguien a quien le guste tu estilo de vida sedentario. 
No todo es el físico pero el físico dice mucho de ti.

Me gusta
9 de junio a las 11:25
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Mira, debes reaccionar, dejar la pereza y la autocompasion y ponerte a mejorar tu salud, revisate el corazon y saca una rutina con un rofesional y con una nutricionista, baja de peso y PUNTO. Primero por salud y la cantidad de demas beneficios que traera a tu vida.

Me gusta
10 de junio a las 3:30
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Pues dejame contarte que para los hombres es peor, ya que, segun mi parecer y el de muchos, proprocionalmente hay mas hombres feos que mujeres; por ende, mas duro es ser un hombre feo o normal y tratar de ligar con una chica comun (peor si es bonita / engreida), que viceverza. Incluso las chicas feas y gordas tienen la posibilidad de tener sexo debido a que muchos hombres estan dipuestos, con tal de saciar su apetito sexual. En cambio un mujer, como chica que es, no tiene tanto deseo sexual (la mayoria), por lo mismo no se muere por no tener sexo (y encima si es bonita menos, pues tiene muchos pretendientes). ¿cuando has visto a una chica bonita con un gordo? Si hablamos de superficiales, creo que las mujeres son mas.
En fin, cuando sientas pena por ti, piensa que los hombres la pasan mas duro.
Tal vez en tu vida anterior gozaste mucho de las relaciones y el sexo (tuviste mucho descontrol), y ahora te toca aprender algo en este nuevo cuerpo..no lo se... al menos es un pensamiento que consuela un poco

Me gusta
10 de junio a las 5:23
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Yo creo que mas que un novio necesitas sanarte aceptarte y quererte a ti misma primero, con mayor razón si eres médico entenderás la importancia de la salud mental.

Habemos muchos hombres para los que el tema físico no es lo más importate, 27 años eres muy joven aún, cuidate

Me gusta
10 de junio a las 7:20

¿Qué hacéis "resolviendo" un tema de hace dos años al que jamás contestó?

Me gusta
10 de junio a las 17:38
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Hola , un gusto, recién me integro a esta página , y veo que no soy yo la única , pues estoy en tu misma situación, por más esfuerzos que he hecho de verme bien, ser buena amiga, amable, mostrarme tal como soy, nunca le he gustado a nadie, y los que a mi me han gustado jamás me correspondieron, y así, a veces yo me resigno a esto, y simplemente digo: el amor no fue hecho para algunas personas, me duele estar así al igual que tú, y exactamente pensé que al ser mayor iba a encontrar a alguien pero ya al parecer no fue así ... Si deseas hablar para desahogarte mándame un mensaje. Saludos 👍🏻

Me gusta
10 de junio a las 22:47
En respuesta a poramor8

¿Qué hacéis "resolviendo" un tema de hace dos años al que jamás contestó?

Jajaja yo depues de apretar "contestar" me di cuenta que era antiguo :P

Me gusta
10 de junio a las 23:51
En respuesta a poramor8

¿Qué hacéis "resolviendo" un tema de hace dos años al que jamás contestó?

Jajaja es que no entiendo por qué la gente resucita estos temas. Siempre hay alguien que viaja a través de enfemenino al pasado y hace que estos temas suban 🤦‍♀️ 

Me gusta
11 de junio a las 2:25
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Hola cómo estás me gustaría poder ser tú amigo si tú gustas soy Martin 

Me gusta
11 de junio a las 16:07
En respuesta a user14311

Siempre he tenido sobrepeso visual, que en términos estrictamente médicos ya era obesidad. Vivía mis días tranquila, creo que no me importaba que ningún chico se me acercara, quisa pensaba que cuabdo fuera mayor llegaría alguien. Mientras estudiaba medicina me hice consciente de mi salud y empecé a comer mejor y hacer un poco de ejercicio, consecuentemente baje de peso y creo que me veía bastante bien. A los 25 años comencé a percatarme el porqué no le gustaba a nadie, se lo atribuía a mi peso, como me enseñaron en casa, que las gordas no tienen novio ni se casan, por lo cual me inspiraron siempre a esrudiar mucho para trabajar, porque no podría casarme. En mi desesperación me enrede con un tipo de 30 años, muy atrasado en la carrera, mal estudiante y con mañas, que venía de romper una relación de años con lo que llamó "el amor de su vida".  Decidí empezar algo con el y mantener relaciones sexuales para, según yo, "no morirme virgen". Historia larga y complicada pero no terminó bien, solo con una depresión que me duró más de 1 año.
Ahora, con 27 años, con casi obesidad mórbida por la mala, terrible alimentación que llevé durante mi depresión (McDonald's y otras cosas procesadas), con dolor de rodillas, de espalda, meses sin ver mi periodo, cansancio excesivo y pocas ganas de vivir, me pregunto. ¿de verdad vale un pito el interior? ¿De verdad son tan superficiales los hombres? Si, estoy terriblemente gorda, pero creo que mi cara no es fea. Muchas personas me dicen que mi cara les parece bonita, que les parezca agradable, simpática, que soy buen médico y me preocupa por hacer las cosas bien. ¿De verdad valen un balde de caca lo que uno es como persona sólo porque está gordo?

Hola, yo tenía obesidad y me dí cuenta que cada vez que queria tener pareja aumentaba de peso, 

Hice una terapia en la que descubrí que comer tapaba otras necesidades y ahogaba un dolor.

He perdido peso y ya no es necesario que me proteja de los hombres, ya no son una amenaza.

Si te interesa aquí te dejo su número 662 959486 Mari Carmen 662 959 486. -es online y es superfácil.





 

Me gusta
ISDIN Si-Nails
ISDIN Si-Nails
Compartir
No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest