Foro / Pareja

Mujer casada algo de otro nivel

Última respuesta: 9 de abril de 2016 a las 3:30
J
jiaxin_6750615
6/4/16 a las 18:45

Hola soy Harold un joven de 21 años vivo en Bogotá
Colombia, y a pesar de mi corta edad he tenido mi suerte con las mujeres casadas, y una de esas aventuras es la que les quiero contar hoy.

Esto sucedió hace un años cuando tenia 20 trabajo como
digitador y sucede que a la empresa que en la que laboro entro una nueva
compañera, cual por nombre pondré para este relato de erika la cual me despertó
una simpatía especial la cual fue mutua. Ella era de unos 1.70 de estatura piel
blanca cabello clarito y ojizarca un cuerpo contorneado y un culo como para el cumpleaños de un burro y en esa época ella tenia 22. Empezamos a hablarnos y le
indague en su vida personal y ella me contó que era casada que tenia un hijo al cual quería mucho igual que a su marido. Transcurrió el tiempo y nuestra amistad
se fue estrechando al cabo de diez días la invite a una fiesta a la cual ella
accedió a ir.

Pero yo al ver que ella me correspondía con algo mas mi
amistad decidí confesarle lo que sentía por ella, A la cual ella me respondió
sorprendida que yo sabia que ella era casada, se quedo pensativa por unos
segundos y me dijo que nos veríamos en la fiesta.



Siendo así yo me prepare para la noche, cuando llegue al
lugar que nos quedamos de encontrar vaya sorpresa la que me lleve cuando la veo
llegar con su esposo, bueno no había de otra si no seguir palante entonces me lo
presento y yo como si nada lo empecé a tratar, le pedí permiso a su marido para
sacarla y bailamos nuestra primera pieza, ella me dijo "que no me preocupara por
su marido que hay mirábamos que hacíamos" bueno en resumidas cuentas esa noche
no paso de unos besos y un toque de caña por aquí y un toque de panocha por
allá.



Como eso había sucedido un sábado y yo no podía llamarla
aunque tuviera su número telefónico entonces tuve que contenerme hasta el día
lunes, a la hora de la salida la espere retirado de la empresa para empezar a
cuidar nuestra identidad y su reputación.

Bueno empezamos hablar y ella me dijo que desde ese día había
tenido un sueño erótico conmigo, hablamos de tema un poco por aquí otro por allá
y me empezó a salirme la palabrería barata donde yo le dije que (redondeando )que me encantaría estar con ella pero que tenia que pensar en su hijo y que yo
no quería dañar su hogar etc.

Entonces nos dijimos que esperáramos que se dieran las cosas,
esa semana no nos pudimos ver mas porque su esposo iba a recogerla, hasta que el
día viernes se nos dieron las cosas y salimos a tomarnos unos tragos, los tragos
se nos subieron a la cabeza y le dije que quería estar con ella, como toda mujer
al principio se hizo la difícil y entonces volví a utilizar la carreta barata
que utiliza un hombre en estos casos, y termine convenciéndola.

Solo fueron segundos que la subiera al taxi rumbo a una
residencia que empecé a lamerle el cuello bajando hasta sus enormes y redonditas
tetas la cual chupaba como un niño glotón ella me dijo que me contuviera y que
esperara hasta que llegáramos, y no me van a creer lo que me dijo que nunca en
su vida había pisado una residencia.



Llegamos a la residencia y mi verga estaba como para partir panela. Pedimos tragos y como para no hacer las cosas tan frías le empecé a echar una buena parla diciéndole cosas como que iba ser una experiencia muy
especial que iba a cambiar nuestras vidas,

Lo cual en esos momentos no sonaba tan cursi.

Volviendo a nuestro asunto yo por dentro me imaginaba
penetrando ese enorme y redondito culo que ella tenía, empecé a desnudarla y a
chuparle el cuello hasta bajar hasta sus tetas sus pitones ya se encontraban
erectos como mi pene. Y sentía como temblaba quite sus jeans y vi. esa pequeña
tanguita negra que tenia no podía dejar de ver la panochita que me iba a comer,
se veía toda abultadita que ricota baje sus interiores y empecé a besar su pelvis y seguí bajando por su entrepierna y seguía sentido como ella temblaba, luego
centre mi mirada en mi objetivo esa rica cuquita a la cual me fui acercando lentamente y toque con mi lengua la cual se encontraba empapada de un rico y
transparente liquido, por dentro me dije manos a la obra y empecé a lamer su almeja muy suavemente la recorrida toda de un extremo al otro y sentía como esos
labios se encontraban hinchaditos y su clítoris bien erecto el cual procedí a darle un rico y relajante masaje con mi lengua ella jadeaba de placer y yo cada
vez hacia esa chupadera mas intensa ella con sus manos empezó a presionar mi
cabeza la cual se encontraba entre sus piernas muy fuertemente lo cual me éxito
mas y reforcé ese baño de lengua, sentía como si me fuese a hogar con ese rico
liquido que salía de su concha el cual tragaba sin parar.

Después de esto se intercambiaron los papeles y ella me
recompenso por el trabajo que había hecho empezó a chupar mi verga que estaba tiesa en su boca después bajo a mis huevos y empezó a lamerlos cosa que me puso
muy arrecho y sentía como estaban llenos de leche.



La puse en posición de misionero y empecé a penetrarla
suavemente y fui aumentando la velocidad a la vez que ella me lo pedía duramos
un buen tiempo en esta posición y luego cambiamos ella se puso sobre mi y empezó
a cabalgar como quien monta un caballito.

A continuación baje hasta su ano y empecé a lamerlo
suavemente y luego le introduce mi lengua en el sintiendo como se contraía y
jadeaba de placer, y dentro de mi pensaba todo lo que estaba haciendo por
conquistar tan bello y voluptuoso culo.

Sin pensarlo mas la puse en cuatro y como no tenia nada con
que lubricarla le llene de saliva su culo y ella me dijo ¿ que que iba hacer?.
Palabras más palabras menos le dije que quería romper su culo, a lo cual ella se
negó rotundamente.

Quede con tan grandes ganas de penetrar su culo así que
cambiamos nuevamente de posición borde de la cama mi verga seguía erguida como
si nada y yo veía que los tragos que me había tomado habían surgido su efecto
porque cuando tomo me es difícil venirme rápido.

Volví a la complaciente posición de misionero decidido a
acabar con esa cucota, llevaba ya mas de 45 minutos penetrándola sin parar y mi arreches era inimaginable.

Puse mis brazos rectos como quien va a ser flexiones de pecho pues esto hace
que la penetración sea mas placentera y profunda ( ¿o no mujeres?) y empecé a
acelerar el ritmo mientras su cuca llena de esos deliciosos jugos que salían de
su ... hacia un rico sonido como si estuvieran extrayéndole todo esos néctares
con una chupa, así que yo continuaba clavándola como se merecía mientras ella ya
llegando a su punto final me pedía mas pita " mas , mas, rico, rico, así , asi.
Metemelo papi ricoââ".Yo seguía sudando la gota fría mientras sus manos recorrían toda mi espalda sudorosa y apretaban con fuerza mi culo, hasta un momento de silencio en que ella se detuvo todos sus sonido y yo sin poderme
venir me hice de rodillas me empecé a masajear rápidamente mi verga hasta que
salio varios chorros de deliciosa leche que derrame sobre sus grandes tetas.

Sin un aliento y preso del cansancio me recosté unos segundos
mientras ella se levanto y de un momento a otro se puso a chillar como una magdalena.

Me dirigí hacia ella y empecé a contemplarla y con una
filosofía barata la pude calmar.



Bueno amigos eso fue todo por esta vez pero en la próxima les contare como le pude romper el culo a esta mujer porque no me podía quedar con
las ganas. Y como "el que persevera alcanza".



Espero que este relato haya sido de su agrado y no olviden
escribirme contándome sus historias a mi post
Y recuerden como dicen por hay.

"No hay hombres que no lo pidan ni mujeres que no lo den.

Ver también

W
winnie_5336973
8/4/16 a las 17:07

Hola harold
Soy una mujer de 41 años y la verdad me gustan los chicos jóvenes, con tu relato me sentí como la compañera de tu tórrido romance, que bien expresas lo que sentiste y le hiciste sentir a tu amante.

Muy buen relato. Gracias.

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

J
jiaxin_6750615
9/4/16 a las 3:30
En respuesta a winnie_5336973

Hola harold
Soy una mujer de 41 años y la verdad me gustan los chicos jóvenes, con tu relato me sentí como la compañera de tu tórrido romance, que bien expresas lo que sentiste y le hiciste sentir a tu amante.

Muy buen relato. Gracias.

Si
las maduras son algo muy rico

Me gusta

Ultimas conversaciones
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir