Foro / Pareja

Hasta donde hay que aguantar?

Última respuesta: 13 de junio de 2008 a las 2:36
A
an0N_704218099z
6/6/08 a las 17:21

Quiero decir, habra un limite no?, vengo de una familia bastante conservadora, y las mujeres de mi famlia, abuela, madre, siempre hablan de que el problema ahora es que se aguanta muy poco,que no se puede separar una a la primera de cambio.¿Entonces, cuando sabre cual es ese limite? por que supongo que lo habra. yo claro les oculto muchas cosas. yo llego a casa, el esta frente al ordenador(juega en red)yo me ducho,me siento un poco,hago la cena, recojo lo que el deja por medio, me pide q le lleve coca cola, se la sirvo, el no cena, ceno sola, me acuesto y el se queda jugando, y finalmente se acuesta sin ducharse. asi un dia tras otro tras otro.y si le digo algo, que no podemos seguir asi, que me esta perdiendo q tanto jugar, etc... pues nada,stoy siempre igual, que lo deje tranquilo,que lo deje en paz,que soy una pesada, que otra vez llorando. y si me acerco histerica ya de que no se levante del sillon,entonces si que se levanta de golpe, pero para cojerme del cuello contra la pared,hacer que llore, y luego decir que siempre estoy llorando, o para pellizcarme los brazos, o retorcerme el brazo contra la espalda y esas cosas.
como le voy a contar eso a mi familia? no puedo, a los ojos de esta el es maravilloso, entre otras cosas por q yo siempre lo voy tapando, lo que no entiendo a veces es por que lo hago.por que le tapo? es q en realidad no se por que, por que no le cuento a todos como es realmente!?tengo miedo,pero verdaderamente no se a que.si a mi familia, a verme sola, o a el.

Ver también

A
an0N_969444099z
6/6/08 a las 17:29

Te entiendo
Pero yo te cambiaría la pregunta, para que te la hicieras a ti misma.
¿por qué hay que aguantar?
Esa sería mi pregunta.
¿por qué?
Porque en la vida siempre hay problemas, rachas difíciles,...pero la pareja, igual que los amigos, están para hacerla un poco más llevadera.
A nosotros nos han educado de una manera muy distinta a la de nuestras madres....para luego pedirnos que ocupemos su papel.
Es un engaño. Una verdadera estafa.
No tengas miedo. No tiene que valorarte nadie, ni a él más o menos que a ti. TIENES QUE VALORARTE TÚ, ENTENDERTE TÚ. A tu familia no la puedes elegir, pero deberías poder elegir quién quieres que sea tu pareja.
Un abrazo y ánimo

Me gusta

A
an0N_632661899z
6/6/08 a las 17:56
En respuesta a an0N_969444099z

Te entiendo
Pero yo te cambiaría la pregunta, para que te la hicieras a ti misma.
¿por qué hay que aguantar?
Esa sería mi pregunta.
¿por qué?
Porque en la vida siempre hay problemas, rachas difíciles,...pero la pareja, igual que los amigos, están para hacerla un poco más llevadera.
A nosotros nos han educado de una manera muy distinta a la de nuestras madres....para luego pedirnos que ocupemos su papel.
Es un engaño. Una verdadera estafa.
No tengas miedo. No tiene que valorarte nadie, ni a él más o menos que a ti. TIENES QUE VALORARTE TÚ, ENTENDERTE TÚ. A tu familia no la puedes elegir, pero deberías poder elegir quién quieres que sea tu pareja.
Un abrazo y ánimo

Aguantar...
hola, te aseguro que yo pensaba como tu. Sólo llevaba 6 meses casada, mi tio es cura, nadie se había divorciado antes en mi familia... soy de un pueblecito de Badajoz. Y todos pensaban que había triunfado porque vivía en Madrid con él, que para todos era encantador, el hombre ideal, y con un puestazo. Yo tapaba todo, lesiones, maltratos... hasta que un dia todo saltó por los aires. Y SABES QUE??? MI FAMILIA YA SOSPECHABA ALGO. Nunca me dijeron nada por respeto pero los que de verdad me querían han estado ahi. No ha sido fácil, y he tenido que escuchar eso de 'y tu no te dabas cuenta antes de casarte???'pero... HA VALIDO LA PENA, ASÍ QUE ÁNIMO y aquí me tienes para lo que necesites.
Besos

Me gusta

S
signe_8581206
7/6/08 a las 3:35

Cariño
se sabe que se ha pasado el límite en el momento en que una se siente maltratada. Tú misma dices que no te hace ni caso, te tiene como una esclava y además te agrede. No sigas tapándole ante los demás ni mucho menos aguantando para que no sepan cómo es realmente. Quien te quiera lo entenderá. Y quien no te quiera, sencillamente no lo necesitas a tu lado.
Piensa en ti. En qué clase de vida te espera más adelante si ya van las cosas así de mal.
No hagas caso a esa clase de dichos antiguos, que dicen que ahora tenemos poco aguante. Lo que pasa es que ahora,por suerte, la mujer ya no tiene que estar sometida al hombre y la separación ya no está mal vista. Que antes un divorcio era como una lacra social, y sobre todo un pecado. Y ahora, sólo tienes que ver cómo se compra una nulidad matrimonial y qué rápido se vende la iglesia.
Por suerte los tiempos han cambiado y tu familia piensa así porque aún no han cambiado el chip. No te dejes influenciar por el qué dirán, y no sigas aguantando maltratos. Es mi consejo.

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

S
suping_9944722
13/6/08 a las 2:32

Excusar o justificar el poco o nulo amor recibido, tomado del libro amar o depender
Es duro aceptar que no te quieren con todas las ganas. Y no me refiero solamente al placer que produce el sentirse amado, sino a la autoestima implicada. Cuando la persona que amamos nos quiere a medias, con limitaciones y dudas, la sensación que queda es más de agradecimiento que de alegría, como si estuvieran haciéndonos un favor.
Una buena relación no permite reparos afectivos. Cuando el sentimiento vale la pena, es tangible, incuestionable y casi axiomático. No pasa desaparecido, no requiere de terapias especializadas ni de reflexiones profundas. Se destaca y se nota. Como decía Teilhard de Chardin: ¿En qué momento llegar los amantes a poseerse a sí mismo plenamente, si no es cuando están perdidos el uno en el otro?.
Si hay dudas, el afecto está enfermo. Sanarlo implica correr el riesgo de que se acabe; dejarlo como está es hacer que el virus se propague. La persona apegada siempre prefiere la segunda opción.


7. No es tan grave
El mecanismo utilizado en estos casos es el de mermar las deficiencias, minimizado las consecuencias. O sea: Nada es tan grave o Mi tolerancia no tiene límites. Un adicto afectivo disfrazado de buen samaritano, buscando retener a su pareja a como dé lugar.
Una mujer le quitaba toda importancia al hecho de que su flamante marido le llevara casi treinta años y se hubiera casado cuatro veces. Sus reflexiones eran dos: El amor no tiene edad y La separación no es mala. Cuando se le dijo que el amor si tenía edad, porque envejecía, y la gente se separaba pero no tanto como su futuro esposo, negó toda posibilidad de cuestionamiento: ¡No me parece tan grave... Algún defecto tenía que tener. Al año y medio no pudo más y se separó: No hay quinto malo. En otro ejemplo, un señor que era agredido por su mujer manifestaba que el maltrato era leve porque solamente se limitaba a insultos, empujones y escupitajos. Una de mis pacientes pensaba que el consumo diario de marihuana de su marido no era tan grave, porque salía a fumar al patio para que los niños no lo vieran.
Decir que nada es importante significa eliminar de cuajo las aspiraciones, los deseos y los principios personales. La flexibilidad es buena, siempre y cuando no se quiebre la propia individualidad. El aguante por el aguante siempre huele a rancio, termina por subir los umbrales de la tolerancia a límites indecentes. La docilidad es la estrategia ideal para los que no quieren o no son graves, insoportables y radicalmente no negociables. El color de rosa indiscriminado y sensiblero es un invento de los que no quieren ver.

Me gusta

S
suping_9944722
13/6/08 a las 2:36

A manera de conclusion


Tu pareja, por encima de todo y sin excusas, debe amarte y respetarte. Si ninguna de las dos cosas se dan (deben ser las dos o nada), estás con la persona equivocada. Recuerda: no te merece quien te haga sufrir.
El autorrespeto es una guía, una luz en la mitad de la oscuridad. Es el punto de referencia psicológico que te dirá cuándo has perdido el norte. Si la dignidad personal se activa, el apego se diluye y pierde fuerza.

Predicar un amor recíproco es aceptar que todos los humanos son valiosos, incluido tú mismo. Resignarte a una mala relación automáticamente te quita el derecho al amor, porque serías cómplice de tu infelicidad. Defender tus derechos y negarte a la humillación te vuelve más querible, y eliminar el autocastigo te hace libre.
Para vencer el apego y no volver a caer en él, tu mente debe acostumbrarse a no negociar los principios. Un ser carente de ética es un individuo sin dirección, influenciable y esencialmente contradictorio. No obstante, la vida siempre te ofrece otra oportunidad, una manera de empezar de nuevo y limpiar el pasado. En lo más profundo de tu ser hay un fortín que no ha sido tocado, una reserva moral inexpugnable que te empuja a renacer y a empezar de nuevo. Utilízala.

Te mando mi correo por privado por si quieres el libro

Me gusta

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook