Foro / Pareja / Pareja - Psicología - Relaciones

Empecé una nueva relación tras dejar a mi pareja

2 de agosto de 2012 a las 19:11 Última respuesta: 5 de agosto de 2012 a las 13:59

Buenas a tod@s, soy completamente nuevo aquí y he descubierto esta comunidad esta mañana. Antes que nada quiero felicitar por tan buenos temas y por la participación de l@s forer@s que tan buenas respuestas han ido dejando, que son de gran ayuda.

Me gustaría compartir mi experiencia, perdonadme si soy demasiado denso pero me gustaría empezar por el principio. Empecé una relación con mi ex que duró algo más de nueve años, cuando empezamos era una sensación de "a ver que es lo que pasa", en el principio no había sentimientos excesivamente profundos pero me sentía a gusto con ella, sobre todo basé la relación en el respeto y la verdad es que todo fue excesivamente lento, de hecho tardamos mas de un año en hacerlo y no éramos adolescentes precisamente, yo contaba con 21 años y ella 19 cuando empezamos, ella no lo había hecho anteriormente y yo con dos personas antes que ella.

Desde el principio noté que no existía ningún tipo de pasión que yo sintiera por ella, pero esto se compensaba con la cantidad de cariño que recibía y que me hacía darle cada día, hacerla sentir que era como una princesa, tratarla con mucha ternura, hacerla sentir que todas sus cositas eran primordiales para mí, y en base a todo ella me hacía sentir el centro de su vida, me decía muy constantemente ¿cómo se puede querer tanto?. Había cosas que sonaban tanto a cuento de hadas, que cada día pensaba que ojalá eso fuera lo único, pero no, no se podía ocultar la falta de pasión y que nuestras relaciones sexuales eran escasísimas, y muchas veces yo fingía algún malestar físico cuando ella me buscaba. Pero sin embargo mi líbido no es que hubiera decrecido y me desahogaba con la masturbación, me sentía atraído por otras mujeres y me montaba fantasías con ellas, e incluso a veces en el sexo con mi ex pareja a veces tenía que recurrir a esas fantasías para poder culminar.

El día a día en los otros aspectos era tan dulce que no podía más que castigarme por eso que me pasaba, me decía tantas veces ¿cómo le puedes hacer esto con lo buena que es?, no le estoy siendo infiel físicamente, pero siento que esto es otro tipo de infidelidad. Intenté hablarlo un par de veces, pero a ella le afectaba mucho y durante este tiempo le profesaba tanto cariño y ella a mí, que era incapaz de verla sufrir y decía que eran tonterías mías que no tenía importancia y lo ocultábamos debajo de la alfombra.

Pero al cabo de nueve años todo cambió, apareció en mi vida una chica que ejercía sobre mí una gran atracción física y sexual, y que tras conocerla me encantaba todo de ella, su vitalidad como era capaz de anticiparse a cada uno de mis pensamientos. Su fogosidad, su espontaneidad, en definitiva tenía todo lo que le faltaba a mi vida. Me cegué completamente y me dejé llevar, con pies de plomo decidí finalizar la relación con mi pareja, intentando hacerla sufrir lo menos posible (la palabra lo dice INTENTANDO) y dejarla en una situación lo más estable posible, es decir buscarle una casa (vivíamos en una casa de mi familia), una compensación económica aunque no estuviera obligado por ley etc... era una especie de sensación de querer hacer las cosas bien (aunque fuera imposible) y que ella sufriera lo menos posible, pero realmente en ese momento lo que ella sintiera era como si no me importase, yo lo único que quería era que todo se arreglara pronto para dar un paso nuevo en mi vida, que en aquellos momentos veía ilusionante. Era increíble lo que había cambiado en mí tras tantos años de cuidados, cariño, sobreprotección, no se como describirlo.

Cuando me vi solo, pese a que mi primera intención era dejar pasar algún tiempo, no pasaron ni tres días y empecé a quedar con mi nueva pareja. Era como cuando tras días nublados sale el sol, todo era alegría, pasión, una necesidad increíble de estar con ella. Ella había vivido una experiencia similar a la mía, solo que su relación había sido de cuatro años.

Todo era increíble, y yo sentía que lo daba todo, en casi tres meses juntos empezaba a notar que su carácter era muy diferente que el de mi ex y que mientras con mi ex apenas discutía, con ella si que había alguna que otra discusión, pero estaba tan cegado por todo que les restaba importancia, y me decía que tras mi vida tan rutinaria, estas cosas eran normales y me acababa centrando en que lo que fuera había sido un error mío. Pasaron casi tres meses para mí intensísimos e inolvidables, pero entonces mi nueva pareja fortuitamente se encontró con su ex, aunque anteriormente había estado interesada en que sería de su vida y se había creado un perfil falso de Facebook agregándolo como amigo a mis espaldas, y su cabeza se volvió un lío, me decía que por un lado había encontrado en mí una persona que tenía las cualidades que ella buscaba (sabía entenderla, le hacía sentir bien y un largo etc... que me detalló) pero quedaban muchos rescoldos de esos cuatro años con su ex y la esperanza de que su ex también podría ofrecerle estas cosas que veía en mí, solo que ella no le había dado la oportunidad.

Tras una separación traumática, pues ella se encontraba en una situación similar a la que yo estuve antes, no quería que yo sufriese. Y por mi parte, me negaba a ver que la iba a perder, ¿véis el código cero para las rupturas? pues hice todo lo contrario, terminé por aceptar que ya no era mía, si es que alguna vez lo había sido del todo, y desaparecí de su vida, no le quería poner las cosas difíciles y ella me rogaba a gritos silenciosos que desapareciera. Aunque seguía enamorado de ella como el primer día.

Su relación con su ex fue una tortura de recriminaciones, reproches e incluso algún episodio violento. Con lo cual cada vez empezó a pensar más en lo que había tenido y perdido conmigo, y cuando veía que el comportamiento de su ex (entonces pareja) era tal en determinadas circunstancias, no podía evitar comparar y pensar que conmigo todo hubiera sido diferente. Así que tras casi tres meses dolorosos, rompió con él entre gritos y amenazas y al día siguiente me llamó para quedar. pasamos una noche como amigos fabulosa, entre ambos siempre había buen rollo, y ella comenzó a preguntarme que había en mi interior y no le oculté mis sentimientos, a lo que ella respondió que sentía algo parecido y hasta le asustaba por lo rápido que iba todo.

Comenzamos de nuevo, ella iba despacito pues no quería aventurarse y cometer los errores de antaño, yo quería más y más, que se diera cuenta que yo era el hombre de su vida. Y finalmente se dió cuenta, comenzamos a convivir y al poco tiempo a vivir juntos.

Y poco a poco empezó a aflorar en mí el sentimiento que tengo actualmente y que deseo con todas mis fuerzas que me abandone. Creo que durante todo el tiempo que no la sentía mía, era una sensación fortísima de que lo fuera y cuando llegó a serlo, surgió la desconfianza moderada, por un lado el aflorar del sentimiento de dolor por lo sufrido cuando me abandonó, pese a que nunca se lo reproché, y cuando me recrimina algo menor una especie de pensamiento en plan ¿y eres capaz de recriminarme eso cuando yo nunca te recriminé algo mayor?. Y soy el primero que no quiere tenerlo puesto que soy consciente que para empezar algo nuevo hay que olvidarlo todo, no guardar antiguas rencillas, pero soy incapaz de verla como ese todo como la veía anteriormente, no se lo digo pero de algún modo ella lo percibe, siente que antes era un amor como el de las películas y ahora me ve que tengo más inquietudes en mi vida aparte de ella y que pienso más en mi mismo y añora que fuera como antes.

Ppor otro lado, cuando empezó la convivencia no puedo evitar comparaciones en la misma con mi antigua pareja. Mi pareja actual me proporciona muchas cosas que no tenía en mi antigua relación (la pasión, la chispa, la espontaneidad), pero soy consciente que mi antigua pareja tenía cosas de las que ella carece (la comprensión, la humildad, la ternura) y las echo de menos. No es que piense en mi antigua pareja como en una relación que me gustaría retomar, lo tengo asimilado y no sería justo, más bien excesivamente egoísta por mi parte y soy consciente de que las carencias no se salvan, no deseo volver con ella, no es que piense que ojalá nada hubiera pasado y hubiéramos cumplido 11 años juntos. Sino que siento que me gustaría que mi actual pareja tuviera algunas cosas que la otra tenía, y cada vez que pienso esto fríamente me siento mal conmigo mismo puesto que me considero egoísta y soy consciente de que las personas no son una carpeta del ordenador que modificas y metes los archivos que más te gustan.

Las personas son, y las relaciones crecen y quiero que esta crezca sin este sentimiento interior mío, que solo me da quebraderos de cabeza y no me deja vivir el presente al 100%; pero el ser humano es así, y la verdad es que al ver que no soy el único al que le pasa me tranquiliza un poco, llamemosle mal de muchos consuelo de tontos si hace falta, y me da esperanzas a que con el tiempo esto se vaya de mi cabeza y pueda vivir mi vida sin prejuicios. Y digo prejuicios porque no puedo dejar de culparme de haber hecho mucho daño a una persona y estar viviendo una relación en la que hay días que lo doy todo pero hay otros en los que no puedo.

Bueno esta es mi historia, me he puesto a escribir y no he sido consciente de la parrafada que he dejado hasta ahora jaja. Desde luego muchas gracias por anticipado al que sea capaz de leerla entera, yo solo decir que tras contar todo esto, que comparto por primera vez, pues hasta ahora solo estaba en mi cabeza "que agustito me he quedao". Muchas gracias a tod@s.

Ver también

2 de agosto de 2012 a las 19:32

Lo siento...
jaja, lo siento me he puesto y me he pasado de largo y mira que mi primera intención era no explayarme.

Me gusta

2 de agosto de 2012 a las 19:51

No sé...
la verdad es que es difícil encontrar todas las cualidades que nos gustarían en una pareja. Cuando eso pasa... es la ... pero si no... no sé que decirte la verdad, espero que tengas suerte y que con los días se vayan haciendo más claros esos sentimientos

Me gusta

2 de agosto de 2012 a las 20:06
En respuesta a

No sé...
la verdad es que es difícil encontrar todas las cualidades que nos gustarían en una pareja. Cuando eso pasa... es la ... pero si no... no sé que decirte la verdad, espero que tengas suerte y que con los días se vayan haciendo más claros esos sentimientos

Muchas gracias
por tu respuesta y por haber sido capaz de leerte el mensaje

Me gusta

2 de agosto de 2012 a las 20:21

Qué bien escribes...
Hola, lo primero felicitarte porque te expresas y escribes divinamente, ojalá hubiese más personas como tu.
Sobre tu "problema" yo creo que es normal esos pensamientos, hablalo con tu pareja, coméntale como te sientes como te sentiste cuando ella te dejó... creo que te vendría bien. Yo te aconsejo que hables con tu pareja tranquilamente así te desahogarás.

A la añoranza de la otra pareja, siempre hay algo de una persona que te deja marcado y que te gusta...todo el mundo tiene cosas maravillosas y conforme pasan los años las cosas negativas se obvian dando paso a las positivas. Por ello te acuerdas. A mí me pasa lo mismo con mi ex.

Sobre lo que eres más egoísta, debemos ser así ¿sino nos cuidamos nosotros quien nos cuida?

Un saludo y si necesitas algo escríbeme te ayudaré en todo lo que pueda.

Me gusta

2 de agosto de 2012 a las 20:37
En respuesta a

Qué bien escribes...
Hola, lo primero felicitarte porque te expresas y escribes divinamente, ojalá hubiese más personas como tu.
Sobre tu "problema" yo creo que es normal esos pensamientos, hablalo con tu pareja, coméntale como te sientes como te sentiste cuando ella te dejó... creo que te vendría bien. Yo te aconsejo que hables con tu pareja tranquilamente así te desahogarás.

A la añoranza de la otra pareja, siempre hay algo de una persona que te deja marcado y que te gusta...todo el mundo tiene cosas maravillosas y conforme pasan los años las cosas negativas se obvian dando paso a las positivas. Por ello te acuerdas. A mí me pasa lo mismo con mi ex.

Sobre lo que eres más egoísta, debemos ser así ¿sino nos cuidamos nosotros quien nos cuida?

Un saludo y si necesitas algo escríbeme te ayudaré en todo lo que pueda.

Es muy de agradecer tus palabras
Me han reportado mucho aliento y sobre todo la visión de que simplemente por el hecho de vivir sentimos, y hay veces que nos gustaría sentir cosas más positivas pero las cosas son así. Para cualquier cosa también cuenta conmigo, muchas gracias por todo.

Me gusta

3 de agosto de 2012 a las 19:27


Me e quedado absolutamente inmersa en tu texto... era como volver a leer mi libro favorito. Es maravilloso ver que hay gente que sabe plasmar sus sentimientos tan bien.
Y analizando tu situación desde fuera no creo que debas machacarte con el echo de comparar a dos mujeres que has amado tanto. Hay gente con cualidades increíbles y gente que transmite tanta paz solo con estar a su lado...
Creo que es absolutamente normal que lo hagas, puesto que no existe el ser humano perfecto y dado que desde pequeños nos inculcan (tanto la sociedad, como la educación, etc...) que la perfección es lo mas hermoso creo que es normal que comparemos a unas personas con otras, por el simple hecho de tener una idea personal de la perfección. Como tu dices te encanta que tu nueva pareja sea tan espontanea y tan pasional, pero añoras la ternura, el cariño y la protección que tu ex te daba día a día.
Tu mismo has podido comprobar la teoría. Solo nos queda conformarnos e intentar conseguir eso que anhelas de la persona que amas.
Suerte
Un saludo

Me gusta

5 de agosto de 2012 a las 13:59

Parejas imperfectas
Como bien habeis comentado y estoy de acuerdo, no existe el ser humano perfecto, pero debemos aceptar hasta cierto punto sus cualidades y más aun sus defectos.hay una parte que samivega ha dicho y es que una de sus parejas tenia unas cualidades y su actual pareja otras. yo estuve en un caso similar, en el que tenia a dos chicos y no sabia cual escoger porque uno me daba unas cosas y otro otras, uno tenia unos defectos y el otro esos defectos no los tenia pero tenia otras cualidades que no me llenaban tanto. asi que...me decidi por aquel hombre con el que siempre habia estado tan agusto, con el que habia compartido muchos momentos de mi vida, buenos y malos incluso llegué a echar de menos sus defectos.

no te arrepientas de tu decision porque ya "comparaste" antes con tu primera ex y viste que no te llenaba tanto. es cierto que tenia que tenia unas cualidades que te encantaba pero no te llenaba lo suficiente. en cambio, tu actual pareja, aunque no tengas esas cualidades, tiene otras que te llenan mas, aunque no 100%. no pasa nada.

Me gusta

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook