Inicio / Foro / Pareja / Les comparto mi relato sobre como descubrí la infidelidad de mi prometida

Les comparto mi relato sobre como descubrí la infidelidad de mi prometida

6 de marzo de 2014 a las 7:49 Última respuesta: 8 de agosto de 2015 a las 23:48

Buenas noches. Les comparto mi relato sobre como descubrí como mi prometida me traicionó. Mi nombre es Raúl, tengo 22 años, soy licenciado en derecho recién egresado. Mi ex, tiene 26 años es licenciada en administración de empresas. Nos conocimos en la universidad cuando yo tenía 18 años y ella 22. La manera en que nos conocimos fuer como de telenovela, todo fue mágico, nos gustamos, nos enamoramos rápidamente. Un día entre platica, empezamos a hablar de su familia, ahí fue cuando me dí cuenta que su mamá es hija de una hermana de mi mamá (mi sobrina). Pero, nosotros estábamos muy enamorados, así que llevamos nuestra relación en secreto. Aunque ambos queríamos formalizar nuestra relación y casarnos, ocultábamos nuestra relación a nuestras familias. Así pasó el tiempo pasaron dos hermosos años juntos, en los que todo fue perfecto, teníamos diferencias como cualquier pareja pero nada fuera de lo común. El sexo era excelente, siempre fuimos muy compatibles, siempre sentimos mucha atracción el uno por el otro, la atracción era demasiada, como si recién nos acabáramos de conocer, había mucho deseo y pasión entre nosotros dos. Ambos estudiábamos la universidad, andábamos siempre juntos, de un lado para el otro. Siempre la apoyé en los momentos más duros. Verán ella tiene un padre alcohólico, el cual es violento y siempre las ha maltratado a ella, a su madre y a sus hermanos desde que eran pequeños. Ella creció en un hogar con un padre violento, infiel, alcohólico, y con una madre sumisa, que aguantaba toda clase de golpes y humillaciones. Siempre estuve a su lado. Nos complementamos tanto y vivíamos juntos la etapa más bella de nuestras vidas, el amor que yo sentía por ella me hacía poner el mundo a sus pies y ella me amaba y me lo demostraba, eramos muy felices. Los problemas empezaron en el tercer año de relación. Debido a que ella es 4 años mayor que yo, se graduó de la universidad antes que yo. Habíamos acordado que esperaríamos a que yo me graduara también, que me dieran mi título profesional para poder ejercer, y después casarnos. Por lo mismo decidimos que era hora de dar el siguiente paso y pedí su mano a sus padres, bueno a su madre, porque a su padre no le importó. Así quedamos y todo iba perfecto, ambos estábamos teniendo éxito, ella en el ámbito profesional, pues encontró un nuevo trabajo en el cual le iba muy bien. Y yo en la universidad, continuando con mis estudios y con un trabajo de estudiante, en el cual no ganaba mucho, pero estaba adquiriendo experiencia.
Así comenzó todo el problema, ella consiguió un nuevo trabajo, empezó a ganar mucho dinero, se compró carro nuevo, tuvo amigos nuevos, y empezó a vivir todo una nueva vida. Poco a poco se fue alejando de mi, ya casi no hablábamos por teléfono, ya casi no nos mirábamos, tuvimos muchas discusiones porque ella no tenía tiempo para mi, y ni siquiera podíamos hablar por celular. Todo eso despertaron mis sospechas y comencé a ponerme celoso, porque ella empezó a salir muy tarde del trabajo, salía a las 6 y llegaba a su casa a las 9. Había veces que quedábamos en vernos para estar juntos y ella me dejaba plantado argumentando que lo había olvidado por tanto trabajo que tenía. Yo confiaba en ella y siempre creí en su palabra por amor. Había ocasiones en que yo iba a buscarla a su trabajo para darle una sorpresa y nunca la encontraba en su trabajo. En una ocasión llamé a su casa para preguntar por ella y me dijeron que no estaba, y la llamé a ella para preguntarle donde estaba y me dijo que estaba en su casa. Todo eso me hizo ponerme muy celoso, empecé a sospechar de todo, ya no vivía tranquilo por pensar que ella me era infiel, pero ella siempre decía que yo estaba loco, que inventaba historias en mi cabeza, que era un celoso y que tenía un problema psicológico. Yo creí en sus palabras, pensé que, el que estaba mal era yo, y que debía controlar mis celos. Hasta llegué a pensar que estaba loco y que necesitaba ayuda psicológica, ella me convenció de todo eso. Hasta que un día, estábamos platicando y ella me llamó por otro nombre mientras me abrazaba, esa fue la gota que derramó el vaso, me puse como loco, y la empecé a tachar de infiel, me puse furioso, y ella se indignó y me terminó, me dijo que no estaba dispuesto a tolerar más mis celos. Paso una semana sin vernos y después yo decidí hablar con ella tranquilamente para aclarar que fue lo que paso, el porque llamarme por esa persona, le pregunta si le gustaba o sentía atracción por esa persona. Ella me dijo que no, que era un compañero de su trabajo, que no sabía porque me había llamado por su nombre, que no le gustaba, ni tenía nada que ver con él. Que no había nadie más en su vida, pero que me terminaba porque no podía vivir más con mis celos, que yo estaba loco y que no quería volver a verme. Yo no pude hacer nada, ella decidió abandonarme y yo partí, me fui pensando que ella tenía razón, que tal vez exageré las cosas, que tal vez ella sólo se confundió y ya, que debía controlar mis celos, así que me fui triste, deprimido y derrotado. Pasaron tres meses, en los que no la buscaba pero si la extrañaba y la seguía amando. Hasta que un día ella regresó, me dijo que me amaba, que la perdonara por haberme abandonado, que quería estar conmigo y casarse, y hacer todo lo que habíamos planeado, que era una tonta, que ella me ayudaría a controlar mis celos, que a pesar de que yo era celoso, valía la pena y que eso se podía arreglar. Yo le pregunté si ella había estado con alguien más en ese tiempo, y ella me dijo que no, que ese tiempo se lo tomó para aclarar y reflexionar las cosas y que se dio cuenta que yo era lo que amaba. Ella me dijo que había renunciado a su trabajo porque no le quisieron pagar y que ahora tenía uno nuevo. Yo regresé con ella porque la amaba, y así paso, tuvimos nuevamente relaciones sexuales y ahí fue cuando me dí cuenta que si me fue infiel, porque se movía diferente, hacía el sexo oral diferente, parecía que era otra mujer. Yo nunca le dije nada, porque ésta vez quería tener pruebas para afrontarla. Así que no dije nada y después de esa relación que tuvimos, me puse a investigar. Hice una cuenta de Facebook falsa, agregué a ella y a sus amigos, y empecé a investigarlos a cada uno, hasta que encontré que uno de sus amigos se llamaba igual que el sujeto que me había confundido, lo agregué y así pude ver que tenía fotos besando y abrazando a mi novia.Miré las fechas de esas fotos y eran de cuando ella recién se había graduado. Seguí investigando a éste sujeto y me dí cuenta que era casado, logré contactar a su esposa. Hablamos y ella me dijo que había perdonado a su esposo, por haberse metido con una compañera de su trabajo, pero que no era nada en serio y que por eso volvieron. Cuando supe todo eso sentí alivio por una parte y dolor por otra. Sentí alivio porque sabía que yo tenía la razón, sabía que mi novia me era infiel, y que estaba jugando y finalmente lo había descubierto, que ahora me podía librar de ese monstruo que tenía por novia. Y dolor porque me traicionó, me hizo creer que yo estaba loco, me engañó, me mintió, me manipuló y todo para su propio placer y satisfacción personal. Con todas éstas pruebas decidí que era hora de afrontarla, le enseñé las fotografías y le dije lo que me había dicho la esposa de su amante. Ella lo negó todo, no quería hablar, no aceptaba nada, le pedí que lo reconociera, que tenía pruebas que no lo podía negar, ella dijo que no aceptaría algo que no ha hecho, que no era verdad. Ahí fue cuando decidí utilizar la psicología, le dije que ya sabía que me era infiel, y que sabía que no quería decírmelo porque pensaba que me iba a perder, le dije que no se preocupará, que yo la perdonaría, que la amaba y que quería saber la verdad para poder arreglar nuestra relación, que quería saber en que estaba fallando, que no la juzgaría y que no la dejaría. Ella cayó, y me dijo la verdad, me dijo que había tenido una relación con ese compañero de trabajo, que le había hablado bonito, que sólo le gustó porque la hacía reír y que por tanto tiempo que pasaban juntos en el trabajo, no supo como pasaron las cosas, que el la utilizó y no sabía que tenía esposa, que al final la usó y que además la golpeó, que ella era una tonta y que no quería perderme por un error. Yo no quería que armara una escena en el lugar en el que estábamos, y además estaba tan enojado, tenía tantas ganas de golpearla, que si la terminaba en ese momento y me empezaba a pedir perdón, eso era lo que iba a pasar, que la iba a golpear por cínica, así que seguí utilizando la psicología, me dolió pero no lo mostré, me mostré calmado y tranquilo, le dije que seguiríamos juntos. Que agradecía su honestidad, que la amaba y que superaríamos ésto. Que teníamos que irnos y que otro día hablaríamos de ello. Nos despedimos y ella se fue creyendo que yo la perdonaría. Desde ese día corté todo contacto y comunicación con ella. Hablé con su madre para hacerle saber el porque me iba, para que no creyera que yo jugué me burlé de ella, y partí. Ya no volví a saber nada más de ella. De eso ya hace un mes, y me siento tranquilo, porque me liberé de una mujer que en realidad no valía la pena, que era un monstruo que me manipuló y me hizo mucho daño, un monstruo egoísta que me conservó a base de engaños. Me siento feliz porque descubrí la verdad y me salvé de casarme con ella, porque si lo hubiese hecho habría arruinado mi vida. No entiendo como pueden existir mujeres de tan baja calaña, sin escrúpulos, mentirosas y manipuladoras. Ella me ha enviado mails pidiendo que la perdone, pero jamás, prefiero suicidarme si es que la extraño, a regresar con ella. Jamás la perdonaré. Ése tipo de mujeres deberían estar muertas.

Ver también

6 de marzo de 2014 a las 22:55

Te felicito..!
Hola Raul, te felicito por tu experiencia de vida.. lo has tomado de una manera muy madura e inteligente para la edad que tienes.. Lamento que hayas vivido tan mala experiencia pero debes entender que las mujeres por su condición no son mas ni menos fieles... La fidelidad es una actitud ante la vida que demuestra los valores y respeto que nos tenemos a nosotros mismo y por lo tanto hacia los demás.. La fidelidad no se compra en una esquina ni se gana en una lotería... Todos somos potencialmente infieles (mujeres y hombres), y motivos (justificaciones) siempre habrán para ser infiel, por lo tanto lo único que nos frena y nos hace recapacitar es el valor y dignidad que cada uno tiene... Cuando se ama de verdad la fidelidad no es una obligación ... es un placer...!!

Ya veras que si puedes conseguir a una mujer que te merezca y con la que puedas humanamente ser feliz.. aunque haya intentos fallidos..., siempre llegará..

Saludos amigo, y suerte...
CEMM

2 likesMe gusta
7 de marzo de 2014 a las 15:04


Me alegro que te enterases a tiempo, pero creo que en este caso, como en tantos otros, el problema no es simplemente que haya existido una infidelidad, el verdadero problema es la confianza en la pareja, máximo como cuando en tu caso, encima te han dejado quedar a ti por el malo, el celoso loco. Cuando se descubre todo, lamentablemente es muy difícil poder seguir con esa persona ya que nunca volverás, no solo a confían en ella, sino que tan siquiera le volverás jamás la espalda por temor a que te apuñale otra vez por ella.

Suerte, y ojala encuentres a alguien...

Me gusta
17 de julio de 2014 a las 23:58

100% estoy de acuerdo
Raul primera vez que veo que una persona que tiene los pantalones pa dejar a la pareja por traicionera y desleal la mayoria aqui piensan en las oportunidad cuando la verdad eso se acaba con el hecho de concretar dicha aventura ya que eso casi siemper es algo planeado y calculado claro no pensando en que sean descubiertas... creo que volvio a ti por que el otro la echo y se fue por lo seguro osea ud. me alegro que este mejor y tranquilo como hay personas asi tambien hay personas de buenos corazones q merecen ser amadas exitos totales... bye

1 likesMe gusta
25 de julio de 2014 a las 9:25

Felicitaciones,
Por fin alguien con honor, orgullo y sobre todo con los huevos bien puestos

3 likesMe gusta
8 de agosto de 2015 a las 23:48
En respuesta a hongyi_728203

100% estoy de acuerdo
Raul primera vez que veo que una persona que tiene los pantalones pa dejar a la pareja por traicionera y desleal la mayoria aqui piensan en las oportunidad cuando la verdad eso se acaba con el hecho de concretar dicha aventura ya que eso casi siemper es algo planeado y calculado claro no pensando en que sean descubiertas... creo que volvio a ti por que el otro la echo y se fue por lo seguro osea ud. me alegro que este mejor y tranquilo como hay personas asi tambien hay personas de buenos corazones q merecen ser amadas exitos totales... bye

Jaja verdad
Si no solo las perdonan se humillan solos y lo mas triste de todo es que les vuelven a ser infiel con el mismo amante dignidad muchachos dignida

3 likesMe gusta
#instapic #picoftheday #Fashion #Beauty #Fitness #Deco
instagram
ISDIN Si-Nails
ISDIN Si-Nails
Compartir