Foro / Pareja

La oveja negra

Última respuesta: 4 de junio de 2007 a las 6:06
J
jiale_5332208
25/5/07 a las 18:13

Me llamo Aleyda, tengo 23 años y soy la mayor de tres hermanos. También soy la oveja negra de la familia, como comprenderán al leer mi historia.
Mi padre es un hombre muy atractivo y entiendo que las mujeres se derritan por él. Mi madre es hermosa pero también una mojigata, para la que el sexo es para reproducir la especie, no sé si me entienden... De pequeña, yo quería ser como mi mamá, una señora. Y despreciaba a mi padre porque sabía que la engañaba. Lo supe desde aquel día en que regresé de la escuela y le vi un gesto demasiado cariñoso con una sirvienta.
No dije nada, por supuesto, pero me pareció que lo que hacía estaba muy mal y por ello le castigué con mi reprobación silenciosa. Aunque curiosamente desde ese día me provocaba andar espiándole sin que él me viera. Así pude ver como se confirmaba mi sospecha y como, en ausencia de mi madre su cariño por Leda, una de las sirvientas, aumentaba. Nunca olvidaré la imagen del primer día que les vi juntos. Leda estaba de cuatro patas sobre la cama de mis padres, con la falda subida hasta la cintura y las bragas bajadas hasta los tobillos, la brusa desabrochada completamente y sus grandes pechos saliendo de sus sujetadores. Mi padre estaba detrás de ella, penetrándola con furia mientas sus manos apretujaban los pechos de la muchacha. Estuvieron largo rato forcejeando así, hasta que mi padre la hizo girar bruscamente y se corrió en su boca. Ninguno de los dos me vio.
Y así podría describir un sinfín de escenas, no solo con ella sinó también con las demás criadas, con compañeras de trabajo que traía a escondidas o incluso con amigas de mi madre. Así yo descubría muchas cosas sobre el sexo y sobre las personas y sabía que a esa beata que se abrocaba la brusca hasta casi ahogarse le encantaba que se la metieran por detrás...
Antes de llegar a los 16 era toda una experta en el sexo, en teoría claro. En mi fiesta de los 16 años empecé a practicar con mi noviete. Pronto eso resultó insuficiente y empecé a salir con chicos mayores que yo, que sabían satisfacerme mejor que los chiquillos de mi edad. Y descubrí que me encataba el sexo. Pero mi verdadero descubrimiento vino de la mano de un amigo de mi padre, profesor de la universidad, que supo llevarme a la locura. Después de él fueron otros muchos. Yo era discreta y sabía comportarme como toda una señora, pero en privado era la más ardiente de las ... Eso me decían mis amantes, que visitaban una y otra vez mi pequeño pisito de estudiante.
Hasta el día que mi padre me pilló. Él entró usando su llave y me encontró entre los brazos de un hombre de su edad, completamente desnuda, con las piernas enlazadas por encima de sus hombros para que su pene pudiera entrar en en mí con más profundidad.
- Vístete - dijo mi padre desviando la vista, que en un primer momento se había quedado clavada en mi ... abierto - y tú, lárgate.
Mi amante se fue y yo me puse una bata. No sabía como comportarme, estaba nerviosa pero no avergonzada y no entendía por qué me resultaba excitante que mi padre me viera así, como una zorra cubierta de sudor, oliendo indudablemente a sexo, pues en mis labios conservaba aún el sabor del semen que mi amante había derramado ahí en su primer orgasmo. Mi padre se sentó en el sofá sin mirarme.
- Siéntate - me dijo. Yo obedecí. Al sentarme, el batín se me corrió ligeramente, dejando al descubierto uno de mis pequeños pero firmes pechos, yo fui a taparme pero mi padre apartó mi mano - déjalo así.
- Papá, yo... - empecé pero me calle al notar su mano acariciando el pecho que tenía descubierto. Pasaba sus dedos muy suavemente por todo su contorno, extendía su mano y lo apretaba con suavidad. No pude evitar un ligero gemido cuando me pellizcó el pezón, primero lo apretó ligeramente, luego más fuerte.
- Así que eres una zorrita... - dijo.
Yo me desabroché el cinturón del batín, dejando al descubierto mi otro pecho. Entonces él se arrodilló delante de mí y empezó a lamerme los pezones. Yo me recliné hacia atrás, notando como pequeños calambres desde mis pezos hasta la vagina, que cada vez estaba más húmeda. Cuando mis pezones estaban totalmente erectos, él dejó de chuparlos y fue bajando, lamiendo mi piel, mientras sus manos no dejaban que mis pezones se relajaran. Yo abrí las piernas, dejándole el camino libre y él no se hizo rogar. Su lengua bajo por mi vientre, por mi pubis depilado hasta ponerse a lamer mi clítoris como había hecho con mis pezones. Me hizo colocar las piernas por encima de sus hombros para poder acceder mejor a mi vagina. Antes había practicado el sexo oral montones de veces pero él lo hacía de una forma que me provocaba unas sensaciones totalmente nuevas y excitantes. Luego su lengua siguió bajando, hasta el agujero de mi culito, que mojó abundantemente con su saliva. No necesitaba decirme lo que quería, yo lo sabía. Tiré más atrás las piernas, dejando totalmente accesibles mis dos entradas (en ese momento agradecí las clases de gimnasia) y él empezó a abrir el pequeño agujerito de mi culo con sus dedos expertos. Lo hacía suavemente, sin lastimarme, y yo notaba como poco a poco me iba abriendo para él. Cuando consideró que ya era suficiente, se separó de mí, se quitó los pantalones y los calzoncillos y se sentó en el sofá, mostrándome su ... enorme y dura. Yo me senté de espaldas a él y la guié con mis manos hacia la entrada que tan bien había preparado. La encaré y bajé suavemente, aunque tuve que retroceder por el dolor.
- Tranquila, hazlo suave... - me dijo él y yo volví a moverme, volví a retroceder, a avanzar, y poco a poco notaba como él estaba cada vez más dentro de mí, hasta que lo tuve todo dentro. Empecé a moverme pero él me agarró de la cintura.
- Déjame a mí - dijo.
Me hizo quedarme sentada sobre él, con su pene entero dentro de mi culito y sus manos empezaron a acariciar mi clítoris, con insistencia.
- Tócate tú también - me dijo y yo empecé a acariciarme los pechos, notando como me ponía cada vez más caliente. Luego bajé mis manos también hacia mi vagina. Él cogió mi mano y la guió hasta la entrada y yo introducí mis dedos. Al rato él hizo lo propio y yo notaba que me moría de placer mientras nuestros dedos se enlazaban en mi vagina y su pene seguía firmemente en mi culo.
Estuvimos así mucho rato. Luego él me cogió de la cintura y guió mis movimientos, firmes y rápidos, hasta que se corrió dentro de mí.
- Tengo que irme - me dijo después de que limpiara con mis labios los restos - pero por la noche volveré.

Por la noche fue mucho mejor, infinitamente mejor. Y también lo fue los demás días que vino a mi piso... hasta el día en que mi madre sorprendió uno de nuestros encuentros... Lástima que mi padre decidió poner fin a nuestras citas a partir de entonces. PEro yo le sigo esperando, con mis piernas bien abiertas para él.

Ver también

L
lidija_6745028
25/5/07 a las 20:34

Que perra!!!
Que perra me has puesto cachonda, pero solo imaginar esa fantasia con mi padre yo muero, jamas lo haria...
Como puedes hacerle eso a tu madre.....
Que es tu padre , con tantos chavos por alli como te follas a tu padre eso es una enfermedad tremenda, no eres una oveja negra eres asquerisisima que es tu padre wapa, follate a otro tio pero a tu padre no

Me gusta

J
jie_9426140
27/5/07 a las :48

Oyee estas muy mal!!!
la verdad no se que pensar con respecto a este tema.. nunca habia visto algo asi!!

que maldad hay en este mundo.. ahora los hijos con los padres!!

ufffff
que cosa tan fea averrante

Me gusta

P
pancis114
28/5/07 a las 18:27
En respuesta a lidija_6745028

Que perra!!!
Que perra me has puesto cachonda, pero solo imaginar esa fantasia con mi padre yo muero, jamas lo haria...
Como puedes hacerle eso a tu madre.....
Que es tu padre , con tantos chavos por alli como te follas a tu padre eso es una enfermedad tremenda, no eres una oveja negra eres asquerisisima que es tu padre wapa, follate a otro tio pero a tu padre no

Panchis 114
POR LO QUE HE ESTADO LEYENDO Y OYENDO PARECE SER QUE ESTO DEL SEXO SE DA CON CUALQUIERA INCLUSO ENTRE LOS DE LA FAMILIA, ES DECIR NO ES QUE ESTE MAL LO QUE HICISTE SI NO QUE NO ES PRECISAMENTE NORMAL, POR LO MENOS HASTA DONDEYO SE, PERO DEBERIAS TENER PRECAUCIONES

NADA MAS CUIDATE DE NO QUEDAR EMBARAZADA DE TU PAPÀ

Me gusta

J
julisa_5429835
28/5/07 a las 22:40

Perdoname que te lo diga
Nena disculpa que te diga esto... pero eres un MONSTRUO.. ¿nisiquiera te dolio causarle ese daño a tu mama? que supuestamente es el ser que mas queremos? ¿que clase de sentimientos tienes?

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

M
myron_9340454
29/5/07 a las :41
En respuesta a pancis114

Panchis 114
POR LO QUE HE ESTADO LEYENDO Y OYENDO PARECE SER QUE ESTO DEL SEXO SE DA CON CUALQUIERA INCLUSO ENTRE LOS DE LA FAMILIA, ES DECIR NO ES QUE ESTE MAL LO QUE HICISTE SI NO QUE NO ES PRECISAMENTE NORMAL, POR LO MENOS HASTA DONDEYO SE, PERO DEBERIAS TENER PRECAUCIONES

NADA MAS CUIDATE DE NO QUEDAR EMBARAZADA DE TU PAPÀ

Pero no lo ven?
No se dan cuenta que esto no es mas que un relato erotico?
Tan cortos son?

En fin...
A la autora felicidades, esta escrito con mucho sentido del morbo .

Me gusta

Z
zsolt_9115602
1/6/07 a las 7:19

Si te arrepientes hay otra oportunidad para ti
lo que hicistes es un pecado muy grave pero no te culpo ni te juzgo por que tu no tuviste la culpa de lo que te paso pero estas involucrada y si no te arrepientes moriras y no te gustara estar del otro lado tu problema se llama perversion sexual anexado ala lujuria de alto grado es cuando ya no conoses la moralidad la solucion para que puedas salir de ese estado es reconocer tu falta y pedirle perdon a jesucristo es la unica persona que te puede limpiar de todos tus pecados y darte otra oportunidad para mas inf.busca una iglesia cristiana evangelica de
tu localidad y acercate a la esposa del pàstor
y cuentale tu historia ella te dira que hacer.
pd. jesucristo es la respuesta

Me gusta

F
falou_9732777
4/6/07 a las 6:06

Eres un ignorante o que?
para empezar lee bien y veras que no estoy acusando a nadien,como los demas lo hacen al juzgarla de diferente forma.alcontrario solo trato de ayudar a alguien a si como un dia me ayudaron ami y por cierto te gusta mi pene o te imaginas vermelo erecto y te exita.

Me gusta

No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir