Foro / Pareja

Comprar piso a medias

Última respuesta: 17 de septiembre de 2007 a las 17:54
8/9/07 a las 18:41

Hola!
Tengo una preocupación hace tiempo que no me deja avanzar en mi relación de pareja.
Resulta que tengo un piso, herencia de mi madre, que comparto con mi hermana. Además mi padre tiene el usufructo del piso porque así se acordó en la herencia con lo cual él puede disponer del piso a su antojo mientras viva.

Mi padre nos ofreció el piso de manera temporal mientras ahorramos un poquito para comprar un piso nuestro, porque con el precio de las hipotecas no nos llega para lo que buscamos. A mí me pareció muy buena idea, y tras mucho luchar (pues mi pareja desde un principio no quería venir al piso sino comprar el suyo propio), acordamos hacerlo así.

Ahora mi pareja quiere comprar el piso de mi padre. Yo no estoy deacuerdo por varios motivos.
- Primero porque hablar de comprarle la mitad del piso a mi hermana me parece muy feo al saltarme el usufructo que le pertenece a mi padre de por vida.

- Segundo, porque no me gustaría tener que deshacerme del piso cuando se quede pequeño y tengamos que cambiar a otro, aparte de que no podríamos venderlo al estar en usufructo.

- Otro motivo, bastante egoísta por mi parte, es que ahora podemos disfrutar del piso gratis, si lo compramos es como si estuviéramos comprando una cosa que a efectos prácticos ya es mía. No sé si me explico.

El problema está en que mi pareja insiste bastante en el tema pese a los motivos que le expongo, y es como si ya lo tuviera planificado pese a saber que no estoy deacuerdo. Sus motivos son tener algo propio, y no depender de terceras personas, digamos que no quiere vivir en un piso que no es suyo por si las moscas. Se excusa en que mi padre o hermana pueden cambiar de opinión respecto al piso y echarnos por cambiar de planes para venderlo o alquilarlo. Esto lo entiendo, aunque conociendo a mi familia lo veo más que improbable. Pero, de lo que realmente creo que tiene miedo es de que discutamos y él se quede en la calle. Aunque creo que este inconveniente se compensa con no tener que pagar un alquiler y poder ahorrar todo lo que queramos.

Todo esto me mosquea y desconfío de que lo que quiera mi pareja es aprovecharse de la situación, comprar un piso a la mitad de lo que vale y asegurarse de que yo o mi familia no lo pudiera echar en cualquier momento, y que lo que menos le interese es vivir conmigo. Como lo veo desde mi punto de vista y también quiero defender los intereses de mi familia pues estoy un poco bloqueada, y ya no sé que pensar.

Me ofreceís vuestra opinión porfa?

Ver también

9/9/07 a las 16:15

Yo lo veo igual
Gracias txuka, Pienso igual que tú. Me parece una oportunidad con pocas desventajas. Además él nunca ha propuesto comprar la parte de mi hermana con su dinero, siempre ha hablado de que "compremos" en plural, eso también me hace desconfiar de que quiera aprovecharse de la situación, y es muy duro asumir eso de una persona con la que vas a convivir y crear una familia.
¿Creéis que realmente desconfía de mi familia, después de haberle ofrecido esta oportunidad?, ¿o desconfía de mí porque le puedo echar en cualquier momento?
Por otro lado pienso: Si yo ya tengo esa mitad que me pertenece, ¿sería justo para él tener que pagar el resto y que sea el único que hace el esfuerzo económico?
He perdido la objetividad. Estoy hecha un lío.
Me gustaría conocer vuestras opiniones.

Me gusta

10/9/07 a las 11:06
En respuesta a

Yo lo veo igual
Gracias txuka, Pienso igual que tú. Me parece una oportunidad con pocas desventajas. Además él nunca ha propuesto comprar la parte de mi hermana con su dinero, siempre ha hablado de que "compremos" en plural, eso también me hace desconfiar de que quiera aprovecharse de la situación, y es muy duro asumir eso de una persona con la que vas a convivir y crear una familia.
¿Creéis que realmente desconfía de mi familia, después de haberle ofrecido esta oportunidad?, ¿o desconfía de mí porque le puedo echar en cualquier momento?
Por otro lado pienso: Si yo ya tengo esa mitad que me pertenece, ¿sería justo para él tener que pagar el resto y que sea el único que hace el esfuerzo económico?
He perdido la objetividad. Estoy hecha un lío.
Me gustaría conocer vuestras opiniones.

Si es justo
A ti ya te pertenece medio piso, asi que hay dos opciones:
- El le compra a tu hermana su parte --> el paga su hipoteca y tu nada y el piso es 50% de cada uno
- Entre los dos comprais la parte de tu hermana --> pagais la hipoteca a medias, pero entonces el piso a ti te pertenece en 75% y a el un 25%

Esto dejando a un lado la parte de que tu padre seguiría teniendo el usufructo del piso y aunq lo comprarais tu padre si el día de mañana lo necesita y decide ir a vivir el o alquilarlo podría hacerlo.

Por eso lo mejor sería o que siguierais alli y empezarais a vivir ahí (ahorrando como tu dices) (que es lo que mejor se ve). O os metais juntos a comprar uno a medias. Y tu siempre poseeras la mitad del piso en el que vives ahora.

Me gusta

10/9/07 a las 14:32

El usufructo
Una vez que tu padre les venda el piso ya ha perdido el derecho de usufructo, no puedes disfrutar de algo que ya has vendido. Por esa parte no tienes que preocuparte. Y si podrias venderlo puesto que ya sería tu propiedad y el usufructo ha desaparecido. Otra cosa es que por sentimentalismo no quieres deshacerte de el.
Disfrutar del piso gratis es un puntazo, pero vivirias pensando que el piso no es tuyo, que tu hermana y padre tienen derechos sobre el que pueden reclamar en cualquier momento,y pensando que algún día tendras que abandonarlo para que ellos (padre y hermana) puedan disfrutar de el si asi lo desean.
Creo que lo mejor es que te decidas a comprarlo o a comprar otro piso con tu novio.

Besos

Me gusta

10/9/07 a las 14:34

................
Insisto en mi idea de que el usufructo desaparece con la venta, pero en caso de no ser asi tu padre podría renunciar al usufructo voluntariamente en el momento en que ustedes compren


besos

Me gusta

11/9/07 a las 16:01
En respuesta a

Si es justo
A ti ya te pertenece medio piso, asi que hay dos opciones:
- El le compra a tu hermana su parte --> el paga su hipoteca y tu nada y el piso es 50% de cada uno
- Entre los dos comprais la parte de tu hermana --> pagais la hipoteca a medias, pero entonces el piso a ti te pertenece en 75% y a el un 25%

Esto dejando a un lado la parte de que tu padre seguiría teniendo el usufructo del piso y aunq lo comprarais tu padre si el día de mañana lo necesita y decide ir a vivir el o alquilarlo podría hacerlo.

Por eso lo mejor sería o que siguierais alli y empezarais a vivir ahí (ahorrando como tu dices) (que es lo que mejor se ve). O os metais juntos a comprar uno a medias. Y tu siempre poseeras la mitad del piso en el que vives ahora.

Gracias virgisan
Sí, lo veo de lo más lógico.
Lo malo es que mi pareja nunca lo ha expuesto de esa manera, sería yo la que tendría que decirle que pagara la hipoteca él sólo, me parece que es una cosa que tendría que salir de él, para que el piso realmente se compartiera a medias.
Aunque yo sigo con el pensamiento de que no compremos ese piso por lo mismo: me parece un acto muy feo estar hablando de comprar partes de un piso del que moral y legalmente debe disponer mi padre, creo que se sentiría bastante dolido si le comentaramos que quisiéramos tener la propiedad del piso en pleno derecho y dejarle a él aparte, sobre todo después de habérnoslo ofrecido desinteresadamente.
Al final todos vamos a acabar desconfiando de todos, y eso es lo que quiero evitar. A mí me parece suficiente la buena voluntad que mi padre y hermana han demostrado cediéndonos el piso, y confío plenamente en ellos, lo que pase en un futuro ya se verá. Lo malo es que esa confianza ciega en la familia política no suelen tenerla yernos y nueras, que son los que en muchas ocasiones malogran las relaciones familiares.
Es una pena, una situación que debería ser de felicidad por iniciar una nueva vida con la persona que quieres y todo son desconfianzas y malos rollos. Si empezamos así...

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

11/9/07 a las 19:12
En respuesta a

Gracias virgisan
Sí, lo veo de lo más lógico.
Lo malo es que mi pareja nunca lo ha expuesto de esa manera, sería yo la que tendría que decirle que pagara la hipoteca él sólo, me parece que es una cosa que tendría que salir de él, para que el piso realmente se compartiera a medias.
Aunque yo sigo con el pensamiento de que no compremos ese piso por lo mismo: me parece un acto muy feo estar hablando de comprar partes de un piso del que moral y legalmente debe disponer mi padre, creo que se sentiría bastante dolido si le comentaramos que quisiéramos tener la propiedad del piso en pleno derecho y dejarle a él aparte, sobre todo después de habérnoslo ofrecido desinteresadamente.
Al final todos vamos a acabar desconfiando de todos, y eso es lo que quiero evitar. A mí me parece suficiente la buena voluntad que mi padre y hermana han demostrado cediéndonos el piso, y confío plenamente en ellos, lo que pase en un futuro ya se verá. Lo malo es que esa confianza ciega en la familia política no suelen tenerla yernos y nueras, que son los que en muchas ocasiones malogran las relaciones familiares.
Es una pena, una situación que debería ser de felicidad por iniciar una nueva vida con la persona que quieres y todo son desconfianzas y malos rollos. Si empezamos así...

Nada es facil
Mira, hablar de temas monetarios (por la educación que hemos recibido en gran parte) nos resulta dificil y algo desagradable, porque parece que no nos fiamos de los demás o que podemos parecer unos interesados. Pero planteate una cosa, si de verdad quieres compartir tu vida con esa persona no deberías de tener problemas para hablar de NADA con él, y si en algo tan importante no estaís de acuerdo a lo mejor no es todo tan bonito como parece. Te puedo decir que yo estuve con mi pareja 6 años y medio (de los cuales el ultimo año y medio fue viviendo juntos), estos temas los hablamos largo y tendido y estuvimos a punto de comprar un piso a medias.

Justamente el tema de la compra del piso y la impotancia que supone (una hipoteca a 35 años une mucho ) me hizo pensar mucho y replantearme muchas cosas de nuestra relación que no funcionaban y darles la importancia que tenían. AL final 5 días antes de la firma de la hipoteca (y no por la compra del piso, sino por los 20.000 problemas que teníamos como pareja) decidí cortar ocn la relación y volver a casa de mis padres. Y te puedo asegurar que es la mejor decisión que he tomado en mi vida.

Es un paso muy impotante y hay que poder hablarlo todo con confianza. Cuando la gente actúa de buena fe es más fácil. Es cierto lo que dices del miedo a la familia politica, pero si tiene ese miedo también podeis hacer algun tipo de escrito en un abogado (a lo mejor no se puede, es una idea que acabo de pensar), en la que se estipule que por ejemplo durante x años el piso es para vosotros (o compartido con tu hermana, según lo hayais decidido) y durante ese tiempo nadie os puede echar de ahí (o nadie te puede echar a ti, por si acaso la cosa terminará mal y luego el se quiere aprovechar y no marcharse de alli, que todos somos muy buenos cuando queremos y muy malos cuando nos da la gana). A lo mejor él con algo así se siente más tranquilo porque sabe q por ejemplo durante 2 años nadie os puede echar de ahí, es como estar de alquiler pero gratis, podeis ahorrar y ver de comprar juntos otra cosa.

Ya contaras como sigue todo. Un saludo

Me gusta

14/9/07 a las 15:11
En respuesta a

Nada es facil
Mira, hablar de temas monetarios (por la educación que hemos recibido en gran parte) nos resulta dificil y algo desagradable, porque parece que no nos fiamos de los demás o que podemos parecer unos interesados. Pero planteate una cosa, si de verdad quieres compartir tu vida con esa persona no deberías de tener problemas para hablar de NADA con él, y si en algo tan importante no estaís de acuerdo a lo mejor no es todo tan bonito como parece. Te puedo decir que yo estuve con mi pareja 6 años y medio (de los cuales el ultimo año y medio fue viviendo juntos), estos temas los hablamos largo y tendido y estuvimos a punto de comprar un piso a medias.

Justamente el tema de la compra del piso y la impotancia que supone (una hipoteca a 35 años une mucho ) me hizo pensar mucho y replantearme muchas cosas de nuestra relación que no funcionaban y darles la importancia que tenían. AL final 5 días antes de la firma de la hipoteca (y no por la compra del piso, sino por los 20.000 problemas que teníamos como pareja) decidí cortar ocn la relación y volver a casa de mis padres. Y te puedo asegurar que es la mejor decisión que he tomado en mi vida.

Es un paso muy impotante y hay que poder hablarlo todo con confianza. Cuando la gente actúa de buena fe es más fácil. Es cierto lo que dices del miedo a la familia politica, pero si tiene ese miedo también podeis hacer algun tipo de escrito en un abogado (a lo mejor no se puede, es una idea que acabo de pensar), en la que se estipule que por ejemplo durante x años el piso es para vosotros (o compartido con tu hermana, según lo hayais decidido) y durante ese tiempo nadie os puede echar de ahí (o nadie te puede echar a ti, por si acaso la cosa terminará mal y luego el se quiere aprovechar y no marcharse de alli, que todos somos muy buenos cuando queremos y muy malos cuando nos da la gana). A lo mejor él con algo así se siente más tranquilo porque sabe q por ejemplo durante 2 años nadie os puede echar de ahí, es como estar de alquiler pero gratis, podeis ahorrar y ver de comprar juntos otra cosa.

Ya contaras como sigue todo. Un saludo

Otra vez gracias virgisan.

Problemas, empezamos a tenerlos cuando comenzamos a buscar piso, por tener diferentes opiniones. Sobre todo cuando le planteé la idea de vivir en el piso de mi familia. Él pretendía comprar un piso, el cuál creo quedaba por encima de nuestras posibilidades.

En mi familia acostumbramos a comprar las cosas según el dinero que tienes en la mano, pero mi pareja no lo ve así. Prefiere tener lo que quiera en el momento, mediante préstamos bancarios, planificando con dinero que aún está por venir, por ventas de propiedades, herencias, etc. Y sobre la base de que siempre nos va a ir mejor que en la actualidad, porque la gente prospera. Yo al contrario, contemplo cualquier posibilidad de que alguno de los dos se quede en paro, o de que la venta de las propiedades pueda alargarse o salir peor de lo que se espera, y por supuesto, no quiero ni pensar en el fallecimiento de ningún ser querido para plantear ningún proyecto. Esta es la parte que más me duele. También me da miedo pensar que el día de mañana podamos estar embargados por un exceso de confianza.

Bueno, más o menos superada esta fase, cuando a regañadientes le convencí de la opción de irnos de prestado temporalmente, vinieron más problemas.
El piso no estaba lo suficientemente a su gusto. Os puedo garantizar que el piso es perfectamente habitable para una familia, quizá necesitase una mano de pintura, y los azulejos de los setenta son feos, pero nos viene más que de sobra para una pareja enamorada cuya prioridad es vivir juntos sea como sea (o no lo es?...). Pero claro, al no ser el piso de su propiedad venían los problemas. ¿Quién paga las reformas?.

En un principio mi familia acordó acometer unas reformas que hacía tiempo estaban pensadas. Y no sé de qué manera hemos cambiado la idea completamente para empezar una reforma integral. Los gastos de la reforma van a ser asumidos por mi padre y por mí. Siendo claro, los caprichos más sangrantes a mi cuenta. Como el piso no es de mi pareja no me siento con derecho a exijirle ningún dinero, aunque cierto es que él va a disfrutar ese piso tanto como yo. Por eso he decidido que no voy a pagar ni una sola cosa que me proponga mi pareja que me parezca un gasto superfluo, que bastante tengo ya con pagar lo básico de la reforma, que barata no es precisamente.
Mi gran mosqueo, se debe a ésto, conjugado al hecho de querer comprar el piso. Vamos, que da la impresión de querer que se lo pongamos de dulce para luego comprarlo por cuatro duros. Encima cuando le propongo hacer algo nosotros mismos siempre pone un montón de pegas, o que eso no lo vamos a saber hacer, que es muy difícil, o muy trabajoso...

Trato de hablar, pero cuando no somos capaces de hablar claramente no se llega a ningún lado. La desconfianza se adueña de nosotros. No quiero estropear la relación con mi familia por un papel que para mí no tiene ningún sentido, pues confío plenamente en ellos. La sospecha se centra en mi pareja, en la que debería confiar al 200%. Es muy duro de llevar, siempre observando cualquier actitud, analizando cualquier frase que pueda hacer que me decante por la confianza plena o por la traición.

Ojalá pudiera verlo todo desde fuera y saber exactamente lo que pasa por su cabeza.

Vaya rollo que os he soltao. Visto así, vaya joyita tengo pensaréis, no??

Me gusta

16/9/07 a las 19:47
En respuesta a

Otra vez gracias virgisan.

Problemas, empezamos a tenerlos cuando comenzamos a buscar piso, por tener diferentes opiniones. Sobre todo cuando le planteé la idea de vivir en el piso de mi familia. Él pretendía comprar un piso, el cuál creo quedaba por encima de nuestras posibilidades.

En mi familia acostumbramos a comprar las cosas según el dinero que tienes en la mano, pero mi pareja no lo ve así. Prefiere tener lo que quiera en el momento, mediante préstamos bancarios, planificando con dinero que aún está por venir, por ventas de propiedades, herencias, etc. Y sobre la base de que siempre nos va a ir mejor que en la actualidad, porque la gente prospera. Yo al contrario, contemplo cualquier posibilidad de que alguno de los dos se quede en paro, o de que la venta de las propiedades pueda alargarse o salir peor de lo que se espera, y por supuesto, no quiero ni pensar en el fallecimiento de ningún ser querido para plantear ningún proyecto. Esta es la parte que más me duele. También me da miedo pensar que el día de mañana podamos estar embargados por un exceso de confianza.

Bueno, más o menos superada esta fase, cuando a regañadientes le convencí de la opción de irnos de prestado temporalmente, vinieron más problemas.
El piso no estaba lo suficientemente a su gusto. Os puedo garantizar que el piso es perfectamente habitable para una familia, quizá necesitase una mano de pintura, y los azulejos de los setenta son feos, pero nos viene más que de sobra para una pareja enamorada cuya prioridad es vivir juntos sea como sea (o no lo es?...). Pero claro, al no ser el piso de su propiedad venían los problemas. ¿Quién paga las reformas?.

En un principio mi familia acordó acometer unas reformas que hacía tiempo estaban pensadas. Y no sé de qué manera hemos cambiado la idea completamente para empezar una reforma integral. Los gastos de la reforma van a ser asumidos por mi padre y por mí. Siendo claro, los caprichos más sangrantes a mi cuenta. Como el piso no es de mi pareja no me siento con derecho a exijirle ningún dinero, aunque cierto es que él va a disfrutar ese piso tanto como yo. Por eso he decidido que no voy a pagar ni una sola cosa que me proponga mi pareja que me parezca un gasto superfluo, que bastante tengo ya con pagar lo básico de la reforma, que barata no es precisamente.
Mi gran mosqueo, se debe a ésto, conjugado al hecho de querer comprar el piso. Vamos, que da la impresión de querer que se lo pongamos de dulce para luego comprarlo por cuatro duros. Encima cuando le propongo hacer algo nosotros mismos siempre pone un montón de pegas, o que eso no lo vamos a saber hacer, que es muy difícil, o muy trabajoso...

Trato de hablar, pero cuando no somos capaces de hablar claramente no se llega a ningún lado. La desconfianza se adueña de nosotros. No quiero estropear la relación con mi familia por un papel que para mí no tiene ningún sentido, pues confío plenamente en ellos. La sospecha se centra en mi pareja, en la que debería confiar al 200%. Es muy duro de llevar, siempre observando cualquier actitud, analizando cualquier frase que pueda hacer que me decante por la confianza plena o por la traición.

Ojalá pudiera verlo todo desde fuera y saber exactamente lo que pasa por su cabeza.

Vaya rollo que os he soltao. Visto así, vaya joyita tengo pensaréis, no??

Cambia de novio
Yo de ti lo dejaba. Y si no lo dejas, más valdrá que aclares las cosas. Ciertamente, el piso es medio tuyo y él quiere aprovecharse. Debería entender que si te pasa algo, eso será para él y que por tanto algún día si pasara algo ya saldrá beneficiado, pero son tus bienes no los suyos. Seguro que a la inversa no lo haría...

Me gusta

17/9/07 a las 17:54
En respuesta a

Cambia de novio
Yo de ti lo dejaba. Y si no lo dejas, más valdrá que aclares las cosas. Ciertamente, el piso es medio tuyo y él quiere aprovecharse. Debería entender que si te pasa algo, eso será para él y que por tanto algún día si pasara algo ya saldrá beneficiado, pero son tus bienes no los suyos. Seguro que a la inversa no lo haría...

Re-cambia de novio
Opino lo mismo, veo una relación bastante confusa, y llena de dudas con poca confianza por parte de ambos.
Te han aconsegado bien con lo del piso, pero yo esperaría, y me quedaría ahí en TU piso hasta ver por donde se decanta vuestra relación.
Suerte

Me gusta

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
#instapic #picoftheday #Fashion #Beauty #Fitness #Deco
instagram