Foro / Pareja

Mi experiencia con un joven ii

Última respuesta: 25 de mayo de 2019 a las 15:40
W
winnie_5336973
10/8/16 a las 17:59

Continuo......
Después de sentir tanto placer con esos movimientos que hacia mi joven amante, él decidió que cambiáramos de posición, con delicadeza volteo mi cuerpo y me puso boca abajo, alzo un poco mis cadera, busco la entrada de mi vagina, que por ciento estaba completamente empapada con una mezcla de mis líquidos y los suyos, y volvió a penetrarme, esta vez con mas pasión, mas fuerza, haciéndome sentir que mi cuerpo le pertenecía, que en ese momento yo era suya y nada podría romper esa unión que estábamos teniendo.
Fue delicioso como nuestros cuerpos se movían a un mismo ritmo, como mi cadera respondía a cada uno de sus movimientos, como mi respiración y mis gemidos le daban un toque erótico al momento. Sus movimientos se aceleraron y llegamos juntos a ese fantástico momento del orgasmo, yo no se ni que sentí, era una mezcla de temblor, cosquilleo, asfixia, no se, pero fue maravilloso.
Después de haber hablado un poco, besarnos, acariciarnos, mirarnos, deleitarnos con la cercanía de nuestros cuerpos y volvernos a besar, ya estábamos preparados para nuestro siguiente paso, yo ansiosa por hacer por primera vez sexo oral a un hombre, tome la iniciativa de empezar a bajar con mis labios por su cuerpo, bese sus hermosos labios, pase por sus mejillas, su cuello, su toros, su abdomen, su vientre que tenia una sutil linea de bello que me parecía muy sexy, al fin me encontré con lo que buscaba, un hermoso y delicioso pene muy duro, empece por lamerlo de arriba a abajo, lo degustaba, su sabor me parecía muy agradable, lo metí en mi boca como quien esta chupando un dulce, empece por sentir su temperatura, su grosor y su dureza, lo empece a chupar, de arriba a abajo, ayudándome con mis manos, lo sentía, lo apretaba suavemente, dejaba que mi saliva lo humedeciera para así poder deslizar mis labios sobre él y mientras lo hacia, miraba a mi joven amante a sus ojos, el con cara de placer desviaba mi mirada, como queriéndome decir "concéntrate en lo que estas haciendo", me sentía tan torpe, que no lo hacia bien o que quizás lo estaba haciendo muy duro, que lo estaba lastimando o cosas así, igual fue lo mejor de todo, sentirlo en mi boca, su sabor, hummm deliiiii. Se que no se vino en ese momento, puede haber faltado algo de parte mía, pero yo era consiente que la practica hace al maestro y era mi primera vez, lo que si les puedo decir fue que seguramente lo disfrute mas Yo que el.
Volví a besarlo, y esta vez el me lanzo de espalda sobre la cama, abrió mis piernas, que estaban aún con las medias liguero puestas, como quien abre la puerta al placer, me penetro con firmeza y lujuria, tomaba mis tobillos con sus manos, se movía de una forma magnifica, me hacia gemir cada vez que sentía una de sus envestidas, yo acariciaba su cara y lo miraba a los ojos, con la yema de mis dedos acariciaba sus labios, introduje mi dedo indice en su boca con delicadeza, quería sentir la humedad de su lengua, quería sentir su tibieza, fue muy erótico ese momento, después de sentirlo muchas veces en lo mas profundo de mi ser, sentí que salio de una forma abrupta, y sin decirme nada me di cuenta que se había venido fuera de mi, su semen salio con tanta fuerza que cayó en mi mejilla y también un poco entre mis senos, ver su cara de placer era todo un éxtasis para mi. Después de todo esto, nos quedamos en la cama, el boca arriba y yo sobre su pecho, charlando de todo un poco y riendo. El acariciaba mis nalgas, me daba palmaditas y me decía lo mucho que le había gustado haber tenido sexo conmigo.
Esa fue la única vez que nos vimos, volvimos a chatear algunas veces y quedamos de volvernos a ver, pero siempre se me presentaban inconvenientes y terminaba por aplazar nuestro siguiente encuentro.
Hace ya algún tiempo dejamos de hablar, pero siempre lo voy a recordar como el mejor encuentro sexual de mi vida, se que para algunos no sera nada del otro mundo, pero para mi, una mujer con una vida muy monótona, con 19 años de casada y nunca haber estado con otro hombre que no fuera mi esposo, fue lo mas emocionante que me pudo haber pasado.

Espero les agrade mi relato.

Besos.

Ver también

B
bogotano282
10/8/16 a las 21:41

Excelente
Me gusto mucho.

1 -Me gusta

B
brahem_5828107
13/8/16 a las 8:39

Que afortunado!
la felicidad es efimera! dura cortos instantes! bien por ti! te felicito!

Me gusta

luismy2355
luismy2355
27/8/16 a las :39

Me alegro por ti
Nada mejor que la satisfacción de una fantasía cumplida.

Me gusta

L
luisbastardo11
15/1/19 a las 20:28

me encanto tu historia y quisiera estar algundia contigo y conocernos bb

Me gusta

L
luisbastardo11
15/1/19 a las 21:31

mm listo 

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

L
luisbastardo11
15/1/19 a las 21:37

y tu eres mujer o hombre 

Me gusta

L
luisbastardo11
15/1/19 a las 21:42

bueno como digas mano

Me gusta

mountainbike2
mountainbike2
3/5/19 a las 17:49
En respuesta a winnie_5336973

Continuo......
Después de sentir tanto placer con esos movimientos que hacia mi joven amante, él decidió que cambiáramos de posición, con delicadeza volteo mi cuerpo y me puso boca abajo, alzo un poco mis cadera, busco la entrada de mi vagina, que por ciento estaba completamente empapada con una mezcla de mis líquidos y los suyos, y volvió a penetrarme, esta vez con mas pasión, mas fuerza, haciéndome sentir que mi cuerpo le pertenecía, que en ese momento yo era suya y nada podría romper esa unión que estábamos teniendo.
Fue delicioso como nuestros cuerpos se movían a un mismo ritmo, como mi cadera respondía a cada uno de sus movimientos, como mi respiración y mis gemidos le daban un toque erótico al momento. Sus movimientos se aceleraron y llegamos juntos a ese fantástico momento del orgasmo, yo no se ni que sentí, era una mezcla de temblor, cosquilleo, asfixia, no se, pero fue maravilloso.
Después de haber hablado un poco, besarnos, acariciarnos, mirarnos, deleitarnos con la cercanía de nuestros cuerpos y volvernos a besar, ya estábamos preparados para nuestro siguiente paso, yo ansiosa por hacer por primera vez sexo oral a un hombre, tome la iniciativa de empezar a bajar con mis labios por su cuerpo, bese sus hermosos labios, pase por sus mejillas, su cuello, su toros, su abdomen, su vientre que tenia una sutil linea de bello que me parecía muy sexy, al fin me encontré con lo que buscaba, un hermoso y delicioso pene muy duro, empece por lamerlo de arriba a abajo, lo degustaba, su sabor me parecía muy agradable, lo metí en mi boca como quien esta chupando un dulce, empece por sentir su temperatura, su grosor y su dureza, lo empece a chupar, de arriba a abajo, ayudándome con mis manos, lo sentía, lo apretaba suavemente, dejaba que mi saliva lo humedeciera para así poder deslizar mis labios sobre él y mientras lo hacia, miraba a mi joven amante a sus ojos, el con cara de placer desviaba mi mirada, como queriéndome decir "concéntrate en lo que estas haciendo", me sentía tan torpe, que no lo hacia bien o que quizás lo estaba haciendo muy duro, que lo estaba lastimando o cosas así, igual fue lo mejor de todo, sentirlo en mi boca, su sabor, hummm deliiiii. Se que no se vino en ese momento, puede haber faltado algo de parte mía, pero yo era consiente que la practica hace al maestro y era mi primera vez, lo que si les puedo decir fue que seguramente lo disfrute mas Yo que el.
Volví a besarlo, y esta vez el me lanzo de espalda sobre la cama, abrió mis piernas, que estaban aún con las medias liguero puestas, como quien abre la puerta al placer, me penetro con firmeza y lujuria, tomaba mis tobillos con sus manos, se movía de una forma magnifica, me hacia gemir cada vez que sentía una de sus envestidas, yo acariciaba su cara y lo miraba a los ojos, con la yema de mis dedos acariciaba sus labios, introduje mi dedo indice en su boca con delicadeza, quería sentir la humedad de su lengua, quería sentir su tibieza, fue muy erótico ese momento, después de sentirlo muchas veces en lo mas profundo de mi ser, sentí que salio de una forma abrupta, y sin decirme nada me di cuenta que se había venido fuera de mi, su semen salio con tanta fuerza que cayó en mi mejilla y también un poco entre mis senos, ver su cara de placer era todo un éxtasis para mi. Después de todo esto, nos quedamos en la cama, el boca arriba y yo sobre su pecho, charlando de todo un poco y riendo. El acariciaba mis nalgas, me daba palmaditas y me decía lo mucho que le había gustado haber tenido sexo conmigo.
Esa fue la única vez que nos vimos, volvimos a chatear algunas veces y quedamos de volvernos a ver, pero siempre se me presentaban inconvenientes y terminaba por aplazar nuestro siguiente encuentro.
Hace ya algún tiempo dejamos de hablar, pero siempre lo voy a recordar como el mejor encuentro sexual de mi vida, se que para algunos no sera nada del otro mundo, pero para mi, una mujer con una vida muy monótona, con 19 años de casada y nunca haber estado con otro hombre que no fuera mi esposo, fue lo mas emocionante que me pudo haber pasado.

Espero les agrade mi relato.

Besos.

Es tan perfecto tu relato, que dudo mucho que sea verdad.
Pero si es cierto lo que nos platicas, debo decirte que eres una diosa sexual, eres el sueño de amante que todo hombre de 30 años quisiera vivir.
No especificas que tipo de lenceria utilizas seria muy excitante saber si llevabas un corsette con liguero y medias negras de encaje de silicon, y un hermoso tanga de encaje. Agrega esa informacion a tus relatos para que sea un toque muy picante a la historia.

Me gusta

U
user274414
25/5/19 a las 15:40
En respuesta a winnie_5336973

Continuo......
Después de sentir tanto placer con esos movimientos que hacia mi joven amante, él decidió que cambiáramos de posición, con delicadeza volteo mi cuerpo y me puso boca abajo, alzo un poco mis cadera, busco la entrada de mi vagina, que por ciento estaba completamente empapada con una mezcla de mis líquidos y los suyos, y volvió a penetrarme, esta vez con mas pasión, mas fuerza, haciéndome sentir que mi cuerpo le pertenecía, que en ese momento yo era suya y nada podría romper esa unión que estábamos teniendo.
Fue delicioso como nuestros cuerpos se movían a un mismo ritmo, como mi cadera respondía a cada uno de sus movimientos, como mi respiración y mis gemidos le daban un toque erótico al momento. Sus movimientos se aceleraron y llegamos juntos a ese fantástico momento del orgasmo, yo no se ni que sentí, era una mezcla de temblor, cosquilleo, asfixia, no se, pero fue maravilloso.
Después de haber hablado un poco, besarnos, acariciarnos, mirarnos, deleitarnos con la cercanía de nuestros cuerpos y volvernos a besar, ya estábamos preparados para nuestro siguiente paso, yo ansiosa por hacer por primera vez sexo oral a un hombre, tome la iniciativa de empezar a bajar con mis labios por su cuerpo, bese sus hermosos labios, pase por sus mejillas, su cuello, su toros, su abdomen, su vientre que tenia una sutil linea de bello que me parecía muy sexy, al fin me encontré con lo que buscaba, un hermoso y delicioso pene muy duro, empece por lamerlo de arriba a abajo, lo degustaba, su sabor me parecía muy agradable, lo metí en mi boca como quien esta chupando un dulce, empece por sentir su temperatura, su grosor y su dureza, lo empece a chupar, de arriba a abajo, ayudándome con mis manos, lo sentía, lo apretaba suavemente, dejaba que mi saliva lo humedeciera para así poder deslizar mis labios sobre él y mientras lo hacia, miraba a mi joven amante a sus ojos, el con cara de placer desviaba mi mirada, como queriéndome decir "concéntrate en lo que estas haciendo", me sentía tan torpe, que no lo hacia bien o que quizás lo estaba haciendo muy duro, que lo estaba lastimando o cosas así, igual fue lo mejor de todo, sentirlo en mi boca, su sabor, hummm deliiiii. Se que no se vino en ese momento, puede haber faltado algo de parte mía, pero yo era consiente que la practica hace al maestro y era mi primera vez, lo que si les puedo decir fue que seguramente lo disfrute mas Yo que el.
Volví a besarlo, y esta vez el me lanzo de espalda sobre la cama, abrió mis piernas, que estaban aún con las medias liguero puestas, como quien abre la puerta al placer, me penetro con firmeza y lujuria, tomaba mis tobillos con sus manos, se movía de una forma magnifica, me hacia gemir cada vez que sentía una de sus envestidas, yo acariciaba su cara y lo miraba a los ojos, con la yema de mis dedos acariciaba sus labios, introduje mi dedo indice en su boca con delicadeza, quería sentir la humedad de su lengua, quería sentir su tibieza, fue muy erótico ese momento, después de sentirlo muchas veces en lo mas profundo de mi ser, sentí que salio de una forma abrupta, y sin decirme nada me di cuenta que se había venido fuera de mi, su semen salio con tanta fuerza que cayó en mi mejilla y también un poco entre mis senos, ver su cara de placer era todo un éxtasis para mi. Después de todo esto, nos quedamos en la cama, el boca arriba y yo sobre su pecho, charlando de todo un poco y riendo. El acariciaba mis nalgas, me daba palmaditas y me decía lo mucho que le había gustado haber tenido sexo conmigo.
Esa fue la única vez que nos vimos, volvimos a chatear algunas veces y quedamos de volvernos a ver, pero siempre se me presentaban inconvenientes y terminaba por aplazar nuestro siguiente encuentro.
Hace ya algún tiempo dejamos de hablar, pero siempre lo voy a recordar como el mejor encuentro sexual de mi vida, se que para algunos no sera nada del otro mundo, pero para mi, una mujer con una vida muy monótona, con 19 años de casada y nunca haber estado con otro hombre que no fuera mi esposo, fue lo mas emocionante que me pudo haber pasado.

Espero les agrade mi relato.

Besos.

Hola.me encanto tu relato.y hasta casi me masturbo.es muy rico estar con alguien que te guste y te haga sentir bien.

Me gusta

Ultimas conversaciones
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
#instapic #picoftheday #Fashion #Beauty #Fitness #Deco
instagram