Foro / Pareja

Yo e iris 1. (relato erótico)

Última respuesta: 31 de diciembre de 2013 a las 6:45
J
joris_5702736
28/12/13 a las 16:06

Hace unos años, cuando tenía 8 años, mis padres se fueron de viaje, mi niñera se iba a las 9 de la noche, al principio pensé que sería divertido ser el único que esté en la casa, pero me aburrí muy rápido, me sentaba en el sofá y veía la tele hasta dormirme, fue en aquel momento, cuando todo cambió,

Llamaron a la puerta, fui a preguntar quién era y una vocecilla muy débil me dijo si podía darle algo de comer, yo la invité a entrar y al parecer, también tenía 8 años, también ví que sólo tenía unas medias desgastadas y una blusa que sobresalía de su chaleco fino, iba descalza, no supe cómo podía seguir viva aquella niña con esa ropa en un día de invierno.

Le preparé un sándwich de jamón y queso con una manzanilla, ella aceptó encantada y empezó a comer su sándwich saboreando cada bocado porque posiblemente no pueda volver a comer ese manjar en lo que le quedaba de vida.

Cuando terminó se dispuso a salir a la calle pero la detuve.
-¿Qué haces?- me preguntó ella.
-Por favor no salgas-
-Pero si me quedo tus padres se enfadarán...- replicó ella.
-NO PIENSO DEJAR QUE UNA CHICA TAN LKNDA COMO TÚ SALGA AFUERA CON ESTE FRÍO-
Ella se quedó inmóvil al oír eso, luego se puso colorada.
-¿C...Crees que soy linda?-
-Sí, m...muy linda-

La dejé que sentase en el sofá a mirar la tele conmigo, entonces pude verla perfectamente, tenía un cuerpo poco desarrollado pero era lo normal en una niña, se le notaban sus tetitas a través de la blusa y tenía un culito bien paradito, sólo el mirarla me exitaba. Le pregunté si tenía frío, ella me dijo que sí, así que la abraze por detrás y coloque su culito encima de mi paquete.

En tal pose no pude evitar que mi pene se me levantara, hasta rozar su vagina. Sin darme cuenta empezé a sobar mi pene en su vagina, lo único que separaba ambas partes era la ropa.
Ella se dió cuenta de lo que planeaba, y se giró poniendo su cara enfrente de la mía, me temía lo peor, pero ella me dio un dulce beso, notaba como nuestras lenguas se buscaban y jugaban entre sí. Entonces ella se bajó hasta la altura de mi pene y abrió la cremallera, mi pene salió como un resorte, algo que al parecer a ella le gustó, cogió con su manita mi pene y empezó a sobarlo, cada vez más fuerte, yo no pude aguantar y cogí de su cabeza y la obligué a meterse mi pene en su boca, así estuvo chupandomela durante unos 10 minutos hasta que sentí algo caliente en mi pene y eyaculé en su boca,

Pensé que estaba en el paraíso, que ya nada podría ir a mejor, me equivocaba, como me equivacaba, ella me tumbó en el sofá y empezó a desnudarse mientras se movía de una manera muy sensual, tanta que mi pene volvió a levanterse en un instante.

Cuando ella estaba completamente desnuda, se sentó encima de mí y empezó a sobarme el pene con su vagina, ayyyyy se sentía muy rico, cada vez se movía más rápido, soltando unos gemidos de placer.

Ya no aguanté más, me levanté y la tumbé, ahora yo estaba encima de ella, empecé por chuparle sus tetitas, las cuales ya estaban bien duritas, eran planas pero me encantaban, despues, fui besando todo su cuerpo hasta llegar a su clítoris, empezé a pasar mi lengua por todo su preciosa vulva, note como la niña gemía de intenso placer, le metí dos dedos en su virgen clítoris y ella empezó a moverse como loca,

-Sigueee, sigueee, no te paressss, se siente muy bieeeen-

Seguí chupandole la vagina y metiendole mis dedos hasta que ella tuvo un orgasmo, el sólo verla en esa pose, con todo su clítoris mojado, me excitaba bastante, no aguanté más y me dispuse a meter mi pene en su vagina aún virgen.

Pensaba que ella se resistiría un poco, pero me rodeó con sus finas piernas y me empujó hacia ella, y por ende, se la metí hasta el fondo de un golpe, ella soltó un chillido de dolor, pude ver como salía un poco excitaba bastante, no aguanté más y me dispuse a meter mi pene en su vagina aún virgen. Pensaba que ella se resistiría un poco, pero me rodeó con sus finas piernas y me empujó hacia ella, y por ende, se la metí hasta el fondo de un golpe, ella soltó un chillido de puro dolor, veía como salía un poco de sangre por su vagina, me entró el pánico e intenté sacarlo de ella, pero ella me dijo que no lo sacara, estuvimos así durante un rato, luego ella me dijo que me moviese, así lo hice, primero me movía muy despacio para que ella se acostumbrase al dolor, pero ella decía,

-Más rápido, más rápido-

Cada vez fui dandole mayores embestidas, con cada embestida podía notar todo su interior, se sentía muy bien, era super rico su interior,

-Ah, ah, sigue, no te pares, ah, ah, sigue, partéme en dos, ah, ah-

Así seguimos los dos, ella disfrutando y yo seguía dándole embestidas cada vez más fuertes y con cada embestida que daba, más disfrutaba ella, nos besamos intensamente mientras seguía dándole por su vagina, seguía metiendola y sacandola de su vagina, entonces ya no pude aguantar y me corrí dentro de ella, ahogué su grito con otro beso. Seguimos así besandonos y con mi pene aún dentro de su vagina, el semen salía por todas partes, ¿Qué había hecho? No sólo había violado a una niña aunque sea de mi edad, si no que también puede que la haiga dejado embarazada.

Ella notó mi preocupación y me abrazó diciendome al oído,

-Yo no puedo quedarme embarazada-

Me sorprendí al oír aquello, ¿A qué se refería con que no podía quedarse embarazada?

-Nací sin ovarios, o eso dijo el médico-

Realmente era algo muy poco común, una niña que había nacido sin ovarios, es decir, que nunca produciría ovulos, que nunca mis espermatozoides tendrán dónde entrar para hacer un bebé.

-¿Y por qué estas deanvulando por la calle?- le pregunté.

-Mi familia es muy rica y quiere que su descendencia siguiese sus pasos, pero yo fuí la única que nació justo cuando mi madre cumplió los 50, al ver que no podía crear a ningún niño, me llevaron aquí... Y...*snif* me abandonaron...*snif*-

Ella ya no soportó recordar aquello y empezó a llorar. Yo la miraba consternado por la historia, fue entoncés, cuando la abrazé y le dí un pequeño beso, ella dejó de llorar y me miró sorprendida,

-Sí dices que ya no tienes casa... ¿Por qué no te quedas conmigo?- le pregunté.

-Pero... Sería una carga, tus padres-

-Ya hablaré con mis padres, lo único que quiero es que estes conmigo- finalizé.

La niña se sonrojo más que un tomate, me abrazó más mientras mi pene seguía en su clítoris, aún lubricada con mi semen.

-Gracias- me dijo ella.

-No hay de que-

Entonces, se me pasó una idea por la cabeza,

-Por cierto, ¿Cómo te llamas?-

-Iris-

-Bien, esto... Iris... ¿T...te gustaría ser mi novia?-

La pregunta la tomó por sorpresa, se sonrojo aún más y me dijo:

-¡¡Sí!!-

Ella me abrazó tan fuerte que metí mi pene totalmente dentro de ella otra vez, y no entiendo cómo pero me corrí por segunda vez.

Ambos nos quedamos ahí respirando agitadamente durante unos 10 minutos. Despues nos fuimos al baño a limpiarnos y luego limpiamos el sofá, que estaba manchado de mi semen y de la sangre de aquella niña.

Nos sentamos a seguir viendo la tele hasta que el sueño nos venció, ahí estabamos los dos, desnudos, abrazados en el sofá...

Por las 3 de la madrugada, me levanté un momento para vestir a mi nueva novia con ropa que tenía en mi armario porque si no cuando llegue mi niñera vaya cara pondría si nos viese desnudos, doblé y coloqué su ropa, me vestí yo, y volví a dormirme al lado de ella sin dejar de abrazarla.

Al día siguiente mi niñera llegó a casa y lo primero que vió fue ropa de niña bien doblada en un rincón, y más adelante nos vió a los dos, todavía abrazandonos, sólo que esta vez con ropa.

La niñera solo pudo decir,

-¡Crecen tan rápido!-

FIN.

Ver también

J
joris_5702736
28/12/13 a las 16:09

Próximamente...
Próximamente anunciaré la segunda parte, hasta entonces comenten.

1 -Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

N
nehad_8996124
31/12/13 a las 6:45
En respuesta a joris_5702736

Próximamente...
Próximamente anunciaré la segunda parte, hasta entonces comenten.

Cuando
Dime cuando sacaras la segunda parte

Me gusta

Ultimas conversaciones