Foro / Pareja

Tabu

Última respuesta: 31 de mayo de 2020 a las :21
N
nati_9810603
26/9/11 a las 8:53

hola esto es tabu

Ver también

G
gaby_9543839
24/10/11 a las 20:09

Mi experiencia en tabus
Tenía en ese entonces 19 años a un par de meses de cumplir 20, como saben siempre eh sido muy calenturienta y de más, desde los 15 años conocí en internet la zoofilia, y la verdad me daba mucho morbo pero nunca me había entrado la curiosidad por experimentarlo en carne propia, muy seguido veía fotos y buscaba como loca videos de mujeres siendo folladas por perros y caballos, también mi adicción por lo relatos surgió debido a que me encantaba leer relatos de zoofilia e imaginarme yo en esas situaciones, en fin pasaron muchos años así pero nunca paso a mas, en la casa donde vivía en ese entonces con mi familia tenía un jardín muy amplio y teníamos una pareja perros pastores alemán káiser y Emily, varias veces cuando Emily estaba en celo pude observar a káiser cogiéndosela y me masturba en ocasiones pensando que era ya la que káiser se cogía pero nunca paso de eso.




Un día regresaba de la empresa donde estaba realizando prácticas saliendo de la escuela, tenía que ir uniformada ese día llevaba un traje sastre negro con falda medias naturales, zapatillas altas, saco, blusa blanca y recuerdo k ese día llevaba hecha una coleta algo peculiar ya que tenía el cabello corto, debajo traía un calzoncito rosa al igual que el bra, al salir de la oficina el camino no era muy largo hasta la casa así que me iba caminando, antes de salir del trabajo subía un mi falda hasta que quedara un poco arriba de mis muslos quedando está muy cortita, como saben me encanta provocar a los hombres, me gusta mucho que me chiflen y me digan piropos y una que otra vulgaridad eso me calienta muchísimo, me encanta sentirme deseada y hasta cierto punto inalcanzable, durante el camino pase por una construcción y los albañiles me comían con la miraba mientras me gritaban de cosas y eso era todos los días ya hasta se esperaban atentos viendo a la calle esperando la hora en que yo pasaba.


Al llegar a casa estaba sola, mis hermanas estudiaban en la tarde y mis papás trabajaban así que diario tenia la casa sola para mí de las 3 a las 7 de la noche, me quité los zapatos y el saco y me salí a el jardín un momento a descansar, cuando salí káiser estaba montando a Emily, ella estaba en celo y káiser no dejó ir la oportunidad, la verdad me dio cosa, asco verlos ahí cogiendo ya que yo iba a descansar ahí pues agarre un cubeta con agua y se las eche, y ambos salieron corriendo, me tire en un silla que teníamos bajo un árbol a tomar el airecito y a despejarme un poco, mientras estaba descansado llego a mi mente la imagen de káiser montando a Emily y poco a poco los pensamientos se fueron deformando hasta imaginarme a mi siendo montada con káiser, me estaba calentando demasiado y comencé a meter mi mano por debajo de la falda y a tocarme por encima de mi calzoncito, pero recordé que estaba en el patio y alguno de los vecinos podría verme ya ya ya yaaaaa yuri tranquilízate yaaaa- mientras daba vueltas con la cabeza dándome palmaditas en las mejillas, retire mis manos de su lugar y seguí pensando cosa que ni hubiera hecho ya k la situación empeoró, recordé a las chicas de los videos de internet, el cómo gozaban y gritaban de placer, la imagen de káiser follando con Emily y todo esto se sumaba a que llevaba dos semanas sin coger con mi novio. En eso apareció káiser, solo se acostó ahí en el pasto sin hacer nada, con la intención de despejarme me puse a buscar una pelota para jugar con él, la avente y él la traía (tengo un amigo k lo entreno bien y por eso sabia jugar) después de un ratito me senté en el pasto y él seguía trayendo la pelota, me aburrí al poco rato y le dije k se sentara al lado de mi, los pensamientos zoofilicos seguían sin desaparecer de mi mente.


Comencé a empujarlo discretamente, era un juego que hacía mucho con él, yo lo empujaba y él se me aventaba enzima y así jugábamos muchas veces (este juego se lo recomiendo mucho a las chicas que quieran iniciarse en la zoofilia y no sepan como incitar a sus perros) y esa era la intención solo jugar, primero lo empuje con el hombro, después con todo mi cuerpo y luego con ayuda de mis manos, el se puso de pie y se me comenzaba a aventar encima jugando. No sé si fue por k Emily dejo clavado a káiser o se quedo el aroma de Emily en el aire o que abra sido pero mientras káiser se me aventaba en ocasiones observaba la grán verga de káiser pues me la ponía casi a la altura del rostro y estaba salida toda roja y dura, para ese entonces mi mente ya andaba en las nubes, me imaginaba mil cosas y no voy a negarlo hasta s eme hizo agua la boca, pero me daba asco mamársela así que seguí jugando a empujarnos con él, aun que el ya no me aventaba en lugar de eso trataba de subirse en mí, eso no me incomodaba sino todo lo contrario me estaba gustando, si de por si me gusta saber que los hombres me desean y ahora también mi perro, me hizo muy feliz, en eso pensé, pues voy a ponerme en 4 a ver k pasa, me puse en 4 patas sobre el pasto y káiser me montaba pero por el hombro y hacia movimientos como si quisiera ... mi brazo, lo empujaba con mi mano para que se bajara peor no podía hasta k con todas mis fuerzas lo avente y por fin se bajo, me comencé a dar nalgadas por encima de la falda para que su atención se centrará en esa parte de mi cuerpo y funciono, káiser se dirigió atrás de mi y se asomaba por mi falda para olfatear, supongo que olio mis juguitos de mi vaginita y llamo su atención, jalé un poco mi falda dejando al descubierto mi calzoncito, el comenzó a olfatear y a lamer mi calzoncito y eso me estaba excitando, sentía muy poco sus lamidas pero lo suficiente para excitarme y mojarme mucho más de lo que ya estaba.


Káiser seguía lamiendo y tratando de hundir su nariz en mi vaginita que estaba siendo protegida por al delicada tela de algodón de mi calzoncito podía sentir como la baba de káiser escurría por mis piernas y manchaba mis pompitas, en eso el pobre no aguanto más, se levanto sobre mis nalgas sujetándome fuertemente de mis caderas yo me espante ya que no me imagine que tendría esa reacción, quise levantarme pero lo bien sujeta que me tenia de las caderas me lo impedía, pensé en levantarme así anda más pero en el momento que dejara de apoyarme con las manos del suelo caería por el peso perro así que no tuve más remedio que quedarme en 4.


Káiser comenzó sus embestidas, golpeando sin piedad mis calzoncitos y provocándome un movimiento de frente y atrás como si en verdad me estuviera follando, fue entonces que recordé o mejor dicho estuve consciente de lo que pasaba y que estaba en el jardín y mis vecinos podrían verme desde sus ventanas sin ninguna complicación y caí en pánico.


Ya káiser suéltame suéltame por favor ya bájate nos pueden ver ya bájateeee!!!!


Pues como que el entrenamiento no sirvió de mucho porque ni caos me hacía y él seguía con sus embestidas embestidas que dolían pues la punta de su pene me pegaba en mi calzoncito y se sentía como si un cincel me golpeara, el dolor era cada vez mas fuerte hasta que mi mente exploto y pensé:


-Bueno, ya estoy así si me ven los vecinos ya que no me puedo quitar a este de encima ya tengo a káiser calientísimo siempre lo eh soñado no eh cogido en semanas IIIIINGUE SU!!!


Me las arregle para que con una mano bajar a medias mi calzoncito, cuando lo toque estaba todo mojado, lleno de mis jugos no pude bajarlo mucho solo quedaban al descubierto mis nalguitas peor eso era más que suficiente para ser cogida por un can.


La verga de káiser me golpeaba violentamente entre mi vaginita y mi anito, no podía ensartarme y valla que era doloroso, si con el calzoncito dolía ahora sin el ya no había nada que se interpusiera entre su pene y mi piel y las embestidas, en eso mis brazos no pudieron mas y cedieron ante mi peso, el peso de káiser y la fuerza de sus embestidas y caí sobre el pasto quedando mi cara y pechos sobre el pasto y el culo levantado y eso quedo perfecto para káiser ya que cuando me iba a intentar incorporar sentí como algo tremendamente caliente grandísimo y ancho se abría paso rápida y violentamente dentro de mi vaginita


Aaaaahhhhhhhh dueleeeeee !!!


Solté un grito desgarrador pero más desgarrador aun se sentía el pene de káiser perforándome literalmente la vagina, la velocidad con que me cogía las dimensiones de su gran pene lo hacían insoportable y muuuuuuuuuuuuy doloroso.


Aaahhhh me duele me duele ya no sigas káiser pro favor ya noooo aaaaaaaaahhhhhhhhhh me duele ya nooooooo aaaahhh haaaaaayyy no ya no por favoooooor aaaahhhh káiser me estas matando ya noooooo bajateeeeeee


Káiser me ignoró por completo y seguía fallándome sin piedad alguna le daba a mi interior brutalmente mientras mis gritos no paraban de salir de mi boca.


Yaaaaa. Yaaaaa. Ya noooo. Kaiser ya no ya no siguas. Aaaahhhh aaahhhh ya ya te lo suplico yaaaaa aaahhh aaahhhh.. aaahhh aaahh. Aaaammmm que riko


El placer comenzaba a hacer acto de presencia, káiser me estaba haciendo una perra en verdad su perra todo mundo me lo decía peor esta vez ya era una perra de verdad 100%


Aaahhhh duele aaahhh si káiser dale duro a tu perra dame kaiser dame bebe dame durooo ahhhh ahhh.. ahhhhh que rico coges kaiser que delicioso aaahhh me dueleeee pero me encantaaaaa!!!!...


Sus embestidas parecían no tener fin, mi primer orgasmo llegó estallando yo con un gemido digno de toda una perrita, el cogía y cogía y sentía que su pene me llegaba cada vez más y más profundo y con cada nueva serie de embestidas los orgasmos no paraban de llegar, creo que nucna en mi vida había tenido tantos orgasmos al punto de sentir todo mi cuerpo entumecido y la sensación de placer no desapareciera ni un solo segundo, de pronto sentí como algo chocaba en la entrada de mi vagina, pensé que ya era su pelvis, que ya me había metido todo su pene cosa que me excitaba de sobremanera, pero recordé en videos, fotos y relatos que todas comentaban algo sobre una bola y me exalté pero era demasiado tarde, en una brutal embestida que hasta me empujó de mi lugar káiser me metió de golpe un tremendo pedazo de carne provocando que una vez más gritara del tremendo dolor.


Hhhaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyy! !! Aaaahhhh. Aaahhh.. aaaaaaaaaahhhhhh!!!!


Los gritos y gemidos de dolor y placer no paraban de salir de mi boca, se que sonará muy repetitivo de otros relatos pero en verdad se siente así sientes que semejante cosota te va a partir en dos, es un dolor indescriptible mezclado con un placer inmenzo e indescriptible que solamente experimentándolo podrían saber cómo es, era tremenda la sensación de tenerlo dentro unos segundo después káiser estalló llenándome de rico y cálido semen, podía sentir como salía su semen extremadamente caliente de su pene y como cada chorro de semen me llenaba más y más, nunca me había sentido tan llena, podía ver cómo su semen goteaba de mi vaginita y seguía saliendo más y más hasta me llegue a espantar, era muchísimo y no tenía para cuando acabar.


Junto con esa deliciosa sensación su pene palpitaba en mi interior, un palpitar constant y delicioso que me provocaba involuntariamente apretar más los músculos de mi vaginita y haciendo que sintiera aun más el palpitar de su verga, su bola y cada chorro que disparaba en mi interior de semen.


Se quedo encima de mi por un largo rato en el cual nunca dejó de sacar semen, aun que fuese poquito seguí saliendo de su interior y me llenaba más. Yo estaba tirada sobre el pasto con el culo levantado o mejor dicho colgado de la verga de káiser que lo sostenía, era un deliciosa sensación, me sentía humillada, usada, rebajada, de lo peor, una perra o peor y eso me hacía sentirme tremendamente exitada, pensaba en eso cuando en eso káiser paso una pata sobre de mi y dio un giro brutal dentro de mí su bola.


Hhhhhhaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa aaaaaaaaaaaa!!!!!!!! Aaaaaaahhhh.


Un grito desgarrado de dolor seguido de un gemido laaaaaaaargo de placer arrancaron de mi otro rico y repentino orgasmo quedando cola con cola los orgasmos seguían llegándome y mientras yo solamente me dejaba llevar por el placer, me dio un poco de pánico no por que fuese a llegar alguien si no porque káiser saliera corriendo y me arrastrara, pero no fue así unos 5 ricos y deliciosos minutos después káiser se salió de mi cayendo por completo al suelo, káiser se fue y yo me quede ahí medio muerta del cansancio, toque mi vagina y estaba blanca de tanta leche de káiser que le salía de, mis piernas todas mojadas y pegajosas, la falda ni se diga hecha un asco, mi blusa toda babeada y rota, mi espalda me ardía sin duda me había arañado, estuve unos minutos así, mi vagina me palpitaba y dolía un poco, me arrastré hacia el plato de los perros y tome agua como una perrita, estuve como 15 minutos ahí tirada al lado de los platos toda mojada y oliendo a semen de perro, hasta que reuní fuerzas y me pude levantar con las piernas temblando y toda adolorida de las caderas y la pelvis, al levantarme más semen calló de mi vaginita untando aun más la falda y mi calzoncito el cual subí, mis piernas completamente chorreadas de semen, entre a la casa, me di un baño y me acosté y no desperté hasta la noche hasta el día siguiente..


Desde ese día cogía con káiser a diario (menos fines de semana) llegando de la escuela ni siquiera comía, me cambiaba de ropa y me preparaba para coger, o me desnudaba y a coger o había ocasiones en las que káiser estaba con ganas y solo me daba tiempo de bajarme mi calzón y a coger.


Káiser fue mi primer perro, el primero en hacerme perrita, desde ese día ya no lo deje que montara a Emily era solo mío y yo de él, lo hicimos en toda la casa en varias posiciones, era delicioso, casi un año después nos cambiamos de casa y tuvimos k regalar a káiser y Emily pues en la nueva casa no había espacio, pero tres años después llegó a mí un cachorro labrador al cual nombre lucky (por suertudo jeje) y el se encarga de darme mi dosis de verga y leche cada semana.


Espero lo hayan disfrutado de la historia de mi experiencia viva y real,

Me gusta

A
aneela_9093921
25/10/11 a las 21:42

Me excité
Fascinante relato

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

A
alxi_mixi
31/5/20 a las :21
En respuesta a gaby_9543839

Mi experiencia en tabus
Tenía en ese entonces 19 años a un par de meses de cumplir 20, como saben siempre eh sido muy calenturienta y de más, desde los 15 años conocí en internet la zoofilia, y la verdad me daba mucho morbo pero nunca me había entrado la curiosidad por experimentarlo en carne propia, muy seguido veía fotos y buscaba como loca videos de mujeres siendo folladas por perros y caballos, también mi adicción por lo relatos surgió debido a que me encantaba leer relatos de zoofilia e imaginarme yo en esas situaciones, en fin pasaron muchos años así pero nunca paso a mas, en la casa donde vivía en ese entonces con mi familia tenía un jardín muy amplio y teníamos una pareja perros pastores alemán káiser y Emily, varias veces cuando Emily estaba en celo pude observar a káiser cogiéndosela y me masturba en ocasiones pensando que era ya la que káiser se cogía pero nunca paso de eso.




Un día regresaba de la empresa donde estaba realizando prácticas saliendo de la escuela, tenía que ir uniformada ese día llevaba un traje sastre negro con falda medias naturales, zapatillas altas, saco, blusa blanca y recuerdo k ese día llevaba hecha una coleta algo peculiar ya que tenía el cabello corto, debajo traía un calzoncito rosa al igual que el bra, al salir de la oficina el camino no era muy largo hasta la casa así que me iba caminando, antes de salir del trabajo subía un mi falda hasta que quedara un poco arriba de mis muslos quedando está muy cortita, como saben me encanta provocar a los hombres, me gusta mucho que me chiflen y me digan piropos y una que otra vulgaridad eso me calienta muchísimo, me encanta sentirme deseada y hasta cierto punto inalcanzable, durante el camino pase por una construcción y los albañiles me comían con la miraba mientras me gritaban de cosas y eso era todos los días ya hasta se esperaban atentos viendo a la calle esperando la hora en que yo pasaba.


Al llegar a casa estaba sola, mis hermanas estudiaban en la tarde y mis papás trabajaban así que diario tenia la casa sola para mí de las 3 a las 7 de la noche, me quité los zapatos y el saco y me salí a el jardín un momento a descansar, cuando salí káiser estaba montando a Emily, ella estaba en celo y káiser no dejó ir la oportunidad, la verdad me dio cosa, asco verlos ahí cogiendo ya que yo iba a descansar ahí pues agarre un cubeta con agua y se las eche, y ambos salieron corriendo, me tire en un silla que teníamos bajo un árbol a tomar el airecito y a despejarme un poco, mientras estaba descansado llego a mi mente la imagen de káiser montando a Emily y poco a poco los pensamientos se fueron deformando hasta imaginarme a mi siendo montada con káiser, me estaba calentando demasiado y comencé a meter mi mano por debajo de la falda y a tocarme por encima de mi calzoncito, pero recordé que estaba en el patio y alguno de los vecinos podría verme ya ya ya yaaaaa yuri tranquilízate yaaaa- mientras daba vueltas con la cabeza dándome palmaditas en las mejillas, retire mis manos de su lugar y seguí pensando cosa que ni hubiera hecho ya k la situación empeoró, recordé a las chicas de los videos de internet, el cómo gozaban y gritaban de placer, la imagen de káiser follando con Emily y todo esto se sumaba a que llevaba dos semanas sin coger con mi novio. En eso apareció káiser, solo se acostó ahí en el pasto sin hacer nada, con la intención de despejarme me puse a buscar una pelota para jugar con él, la avente y él la traía (tengo un amigo k lo entreno bien y por eso sabia jugar) después de un ratito me senté en el pasto y él seguía trayendo la pelota, me aburrí al poco rato y le dije k se sentara al lado de mi, los pensamientos zoofilicos seguían sin desaparecer de mi mente.


Comencé a empujarlo discretamente, era un juego que hacía mucho con él, yo lo empujaba y él se me aventaba enzima y así jugábamos muchas veces (este juego se lo recomiendo mucho a las chicas que quieran iniciarse en la zoofilia y no sepan como incitar a sus perros) y esa era la intención solo jugar, primero lo empuje con el hombro, después con todo mi cuerpo y luego con ayuda de mis manos, el se puso de pie y se me comenzaba a aventar encima jugando. No sé si fue por k Emily dejo clavado a káiser o se quedo el aroma de Emily en el aire o que abra sido pero mientras káiser se me aventaba en ocasiones observaba la grán verga de káiser pues me la ponía casi a la altura del rostro y estaba salida toda roja y dura, para ese entonces mi mente ya andaba en las nubes, me imaginaba mil cosas y no voy a negarlo hasta s eme hizo agua la boca, pero me daba asco mamársela así que seguí jugando a empujarnos con él, aun que el ya no me aventaba en lugar de eso trataba de subirse en mí, eso no me incomodaba sino todo lo contrario me estaba gustando, si de por si me gusta saber que los hombres me desean y ahora también mi perro, me hizo muy feliz, en eso pensé, pues voy a ponerme en 4 a ver k pasa, me puse en 4 patas sobre el pasto y káiser me montaba pero por el hombro y hacia movimientos como si quisiera ... mi brazo, lo empujaba con mi mano para que se bajara peor no podía hasta k con todas mis fuerzas lo avente y por fin se bajo, me comencé a dar nalgadas por encima de la falda para que su atención se centrará en esa parte de mi cuerpo y funciono, káiser se dirigió atrás de mi y se asomaba por mi falda para olfatear, supongo que olio mis juguitos de mi vaginita y llamo su atención, jalé un poco mi falda dejando al descubierto mi calzoncito, el comenzó a olfatear y a lamer mi calzoncito y eso me estaba excitando, sentía muy poco sus lamidas pero lo suficiente para excitarme y mojarme mucho más de lo que ya estaba.


Káiser seguía lamiendo y tratando de hundir su nariz en mi vaginita que estaba siendo protegida por al delicada tela de algodón de mi calzoncito podía sentir como la baba de káiser escurría por mis piernas y manchaba mis pompitas, en eso el pobre no aguanto más, se levanto sobre mis nalgas sujetándome fuertemente de mis caderas yo me espante ya que no me imagine que tendría esa reacción, quise levantarme pero lo bien sujeta que me tenia de las caderas me lo impedía, pensé en levantarme así anda más pero en el momento que dejara de apoyarme con las manos del suelo caería por el peso perro así que no tuve más remedio que quedarme en 4.


Káiser comenzó sus embestidas, golpeando sin piedad mis calzoncitos y provocándome un movimiento de frente y atrás como si en verdad me estuviera follando, fue entonces que recordé o mejor dicho estuve consciente de lo que pasaba y que estaba en el jardín y mis vecinos podrían verme desde sus ventanas sin ninguna complicación y caí en pánico.


Ya káiser suéltame suéltame por favor ya bájate nos pueden ver ya bájateeee!!!!


Pues como que el entrenamiento no sirvió de mucho porque ni caos me hacía y él seguía con sus embestidas embestidas que dolían pues la punta de su pene me pegaba en mi calzoncito y se sentía como si un cincel me golpeara, el dolor era cada vez mas fuerte hasta que mi mente exploto y pensé:


-Bueno, ya estoy así si me ven los vecinos ya que no me puedo quitar a este de encima ya tengo a káiser calientísimo siempre lo eh soñado no eh cogido en semanas IIIIINGUE SU!!!


Me las arregle para que con una mano bajar a medias mi calzoncito, cuando lo toque estaba todo mojado, lleno de mis jugos no pude bajarlo mucho solo quedaban al descubierto mis nalguitas peor eso era más que suficiente para ser cogida por un can.


La verga de káiser me golpeaba violentamente entre mi vaginita y mi anito, no podía ensartarme y valla que era doloroso, si con el calzoncito dolía ahora sin el ya no había nada que se interpusiera entre su pene y mi piel y las embestidas, en eso mis brazos no pudieron mas y cedieron ante mi peso, el peso de káiser y la fuerza de sus embestidas y caí sobre el pasto quedando mi cara y pechos sobre el pasto y el culo levantado y eso quedo perfecto para káiser ya que cuando me iba a intentar incorporar sentí como algo tremendamente caliente grandísimo y ancho se abría paso rápida y violentamente dentro de mi vaginita


Aaaaahhhhhhhh dueleeeeee !!!


Solté un grito desgarrador pero más desgarrador aun se sentía el pene de káiser perforándome literalmente la vagina, la velocidad con que me cogía las dimensiones de su gran pene lo hacían insoportable y muuuuuuuuuuuuy doloroso.


Aaahhhh me duele me duele ya no sigas káiser pro favor ya noooo aaaaaaaaahhhhhhhhhh me duele ya nooooooo aaaahhh haaaaaayyy no ya no por favoooooor aaaahhhh káiser me estas matando ya noooooo bajateeeeeee


Káiser me ignoró por completo y seguía fallándome sin piedad alguna le daba a mi interior brutalmente mientras mis gritos no paraban de salir de mi boca.


Yaaaaa. Yaaaaa. Ya noooo. Kaiser ya no ya no siguas. Aaaahhhh aaahhhh ya ya te lo suplico yaaaaa aaahhh aaahhhh.. aaahhh aaahh. Aaaammmm que riko


El placer comenzaba a hacer acto de presencia, káiser me estaba haciendo una perra en verdad su perra todo mundo me lo decía peor esta vez ya era una perra de verdad 100%


Aaahhhh duele aaahhh si káiser dale duro a tu perra dame kaiser dame bebe dame durooo ahhhh ahhh.. ahhhhh que rico coges kaiser que delicioso aaahhh me dueleeee pero me encantaaaaa!!!!...


Sus embestidas parecían no tener fin, mi primer orgasmo llegó estallando yo con un gemido digno de toda una perrita, el cogía y cogía y sentía que su pene me llegaba cada vez más y más profundo y con cada nueva serie de embestidas los orgasmos no paraban de llegar, creo que nucna en mi vida había tenido tantos orgasmos al punto de sentir todo mi cuerpo entumecido y la sensación de placer no desapareciera ni un solo segundo, de pronto sentí como algo chocaba en la entrada de mi vagina, pensé que ya era su pelvis, que ya me había metido todo su pene cosa que me excitaba de sobremanera, pero recordé en videos, fotos y relatos que todas comentaban algo sobre una bola y me exalté pero era demasiado tarde, en una brutal embestida que hasta me empujó de mi lugar káiser me metió de golpe un tremendo pedazo de carne provocando que una vez más gritara del tremendo dolor.


Hhhaaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyy! !! Aaaahhhh. Aaahhh.. aaaaaaaaaahhhhhh!!!!


Los gritos y gemidos de dolor y placer no paraban de salir de mi boca, se que sonará muy repetitivo de otros relatos pero en verdad se siente así sientes que semejante cosota te va a partir en dos, es un dolor indescriptible mezclado con un placer inmenzo e indescriptible que solamente experimentándolo podrían saber cómo es, era tremenda la sensación de tenerlo dentro unos segundo después káiser estalló llenándome de rico y cálido semen, podía sentir como salía su semen extremadamente caliente de su pene y como cada chorro de semen me llenaba más y más, nunca me había sentido tan llena, podía ver cómo su semen goteaba de mi vaginita y seguía saliendo más y más hasta me llegue a espantar, era muchísimo y no tenía para cuando acabar.


Junto con esa deliciosa sensación su pene palpitaba en mi interior, un palpitar constant y delicioso que me provocaba involuntariamente apretar más los músculos de mi vaginita y haciendo que sintiera aun más el palpitar de su verga, su bola y cada chorro que disparaba en mi interior de semen.


Se quedo encima de mi por un largo rato en el cual nunca dejó de sacar semen, aun que fuese poquito seguí saliendo de su interior y me llenaba más. Yo estaba tirada sobre el pasto con el culo levantado o mejor dicho colgado de la verga de káiser que lo sostenía, era un deliciosa sensación, me sentía humillada, usada, rebajada, de lo peor, una perra o peor y eso me hacía sentirme tremendamente exitada, pensaba en eso cuando en eso káiser paso una pata sobre de mi y dio un giro brutal dentro de mí su bola.


Hhhhhhaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa aaaaaaaaaaaa!!!!!!!! Aaaaaaahhhh.


Un grito desgarrado de dolor seguido de un gemido laaaaaaaargo de placer arrancaron de mi otro rico y repentino orgasmo quedando cola con cola los orgasmos seguían llegándome y mientras yo solamente me dejaba llevar por el placer, me dio un poco de pánico no por que fuese a llegar alguien si no porque káiser saliera corriendo y me arrastrara, pero no fue así unos 5 ricos y deliciosos minutos después káiser se salió de mi cayendo por completo al suelo, káiser se fue y yo me quede ahí medio muerta del cansancio, toque mi vagina y estaba blanca de tanta leche de káiser que le salía de, mis piernas todas mojadas y pegajosas, la falda ni se diga hecha un asco, mi blusa toda babeada y rota, mi espalda me ardía sin duda me había arañado, estuve unos minutos así, mi vagina me palpitaba y dolía un poco, me arrastré hacia el plato de los perros y tome agua como una perrita, estuve como 15 minutos ahí tirada al lado de los platos toda mojada y oliendo a semen de perro, hasta que reuní fuerzas y me pude levantar con las piernas temblando y toda adolorida de las caderas y la pelvis, al levantarme más semen calló de mi vaginita untando aun más la falda y mi calzoncito el cual subí, mis piernas completamente chorreadas de semen, entre a la casa, me di un baño y me acosté y no desperté hasta la noche hasta el día siguiente..


Desde ese día cogía con káiser a diario (menos fines de semana) llegando de la escuela ni siquiera comía, me cambiaba de ropa y me preparaba para coger, o me desnudaba y a coger o había ocasiones en las que káiser estaba con ganas y solo me daba tiempo de bajarme mi calzón y a coger.


Káiser fue mi primer perro, el primero en hacerme perrita, desde ese día ya no lo deje que montara a Emily era solo mío y yo de él, lo hicimos en toda la casa en varias posiciones, era delicioso, casi un año después nos cambiamos de casa y tuvimos k regalar a káiser y Emily pues en la nueva casa no había espacio, pero tres años después llegó a mí un cachorro labrador al cual nombre lucky (por suertudo jeje) y el se encarga de darme mi dosis de verga y leche cada semana.


Espero lo hayan disfrutado de la historia de mi experiencia viva y real,

Hola aun lo haces, quiero iniciarme pero no se como, algún consejo? 

Me gusta

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook