Foro / Pareja

Un pequeño relato

Última respuesta: 19 de mayo de 2011 a las 22:40
S
sergii_7880503
8/4/08 a las 19:18

Para todos los que hechan de menos los relatos eróticos, este es un pequeño entremes, luego completaré la cena, para que volvamos a excitarnos.
Siempre nos encontramos con situaciones que despiertan nuestros deseos, esas situaciones que vienen de improviso, y en lo sexual, nos provocan un gran placer, morbosidad, o lujuria, sea cual sea el caso, nos estimulan, nos excitan, nos hacen sentir lascivos, provocan que por nuestro cuerpo fluya en forma acelerada la adrenalina, por el hecho de ser sorprendidos, interrumpidos, porque lo que estamos haciendo atenta contra la moral y las buenas costumbres sociales, hacemos lo que todos hacen, pero en lugares no habituales, y por ende tabúes. La historia que les contaré comienza en una de esas situaciones.
Era una fría noche de invierno, paso en mi automóvil a buscar a mi amiga a su casa, teníamos planeado ir a bailar, pero primero nos íbamos a reunir con algunos amigos en un bar, y así prender la noche, subir la temperatura. Pero en el camino, nuestros cuerpos generaron su propia calor, mientras conducía mi mano acariciaba su pierna, terminando siempre en su pubis, el que apretaba y acariciaba, para volver a sus piernas, ella se acercaba y mi besaba, a la vez que dejaba caer su mano sobre mi pene, el que ya deseaba escapar de a cárcel que le imponía el pantalón.
Optamos por detenernos en algún lugar para poder acariciarnos con más libertad. Llegamos a un estacionamiento frente a un paseo, que a esas horas de la noche es muy poco transitado, además el paseo peatonal está algo retirado del lugar en que quedan los vehículos, lo primero que hace ella, al estacionarme, es bajar mi cierre, abrir mi pantalón y sacar mi pene, que ya estaba rojo y duro, brioso como caballo salvaje, sus venas se marcaban en forma latente, deseaba ser acariciado y mimado, mimos que no tardo en recibir.
Pamela mi amiga, le prodigó unas caricias suaves, para luego llevarlo a su boca y besarlo y chuparlo, de esa manera tan exquisita que ella lo hace. Al mismo tiempo yo había abierto y bajado su pantalón, bajado un poco su braga de encaje, super sensual que ella llevaba, mis dedos recorrían su vagina, acariciaban su clítoris y la penetraban suavemente, ella gemía, y se movía esperando que acelerara el ritmo. Estábamos en esa tarea cuando de repente nos damos cuenta que frente al automóvil, se había detenido una pareja, y nos observaban detenidamente, al tiempo que sonreían, cuando levantamos nuestras cabezas, ellos se sorprenden, nos sonríen y se alejan entre conversando y riendo, Pamela quedó paralizada con mi pene en su mano, cuando reaccionó, nos reímos y nos fuimos al bar, para luego ir a bailar, y posteriormente ir a un motel a hacernos todo lo que había faltado por hacernos gracias a esa interrupción.
lelito1169@hotmail.com

Ver también

N
nuane_9094011
19/5/11 a las 22:40

Deseo experimentarlo contigo
hola recien me inscrito al club me puse a leer lo que as contado y realmente me a gustado como quisiera que yo fuera tu amiga para que me hagas lo mismo y se ve realmente que eres una persona apasionada y quisiera experimentarlo contigo , sentirme viva .............

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

Ultimas conversaciones