Foro / Pareja

Un caliente viaje...........

Última respuesta: 4 de noviembre de 2008 a las 22:27
L
lien_8663603
31/10/08 a las 23:15

Tome mi transporte como de costumbre, después de un día de trabajo pesado. Mi mente perdida en mis pensamientos no se daban cuenta de lo que sucedía. Pero de repente apareciste subiendo y de cómo un reflejo mis ojos se posaron en ti.

Me cautivaron tus labios que mordías muy sensualmente, no se si a propósito o por manía pero me encanta como lo hacías, de pronto te diste cuenta que no podía dejar de verte y nuestras miradas se cruzaron, me sentí descubierta ante ti y al parecer no te callo nada mal la idea.

La gente empezó a llenar los espacios vacíos que había y en algún momento te sonreí deseando ser correspondida y para mí más grande fortuna fue así. Después de un largo rato entre miradas, sonrisas tímidas y gente que subía y bajaba del transporte nos quedamos solos. El único testigo, el chofer que no se percato de nuestros coqueteos.

Te acercaste a mi y yo sentía como mi cuerpo empezó a temblar e inundarse en deseos al sentirte cerca, ¿hasta donde bajas?- preguntaste con una voz dulce y amable, voy a la base- te conteste con un poco de titubeo, -¿te puedo acompañar?- claro si no te molesta, claro, si no te desvía demasiado. Y comenzamos a platicar de cosas sin importancia, tu nombre MARCO.

Entre platicas me tomaste de las manos y casi sin darme cuenta nuestros labios se juntaron, nuestras lenguas empezaron un juego que poco a poco aceleraban mis latidos, tus manos tibias empezaron a tocar mi piel, poco a poco empezó a desabrochar los botones de mi blusa y despojándome de la pena que me invadía al sentirme observada por un tercer personaje, el chofer que se percato de nuestros juegos por el ruido que producía nuestro silencio.

Me tomaste por la espalda y recostándome en el estrecho asiento, recorriste mi cuerpo. Con tu aliento tibio y excitado, mi blusa cayó a los extremos dejando mi sostén al descubierto.

Tus labios desesperados empezaron a besar mi cuello, mis hombros medio descubiertos, el borde de mi sostén y muy hábilmente sin quitarlo mis pechos erectos y duros por la excitación de estar prácticamente con un desconocido que me estaba llevando a máximo placer.

Un gemido silencioso escapo de mi boca al sentir tus manos bajando por mi vientre y tu boca recorriendo mis pechos. Tus manos bajaron por mi vientre, mis caderas, mis piernas y finalmente llegaron al borde de mi falda. Subieron lentamente por debajo de la ropa y llegando hasta mi húmeda prenda que deseaba ser despojada ya de mi piel, tus dedos entraron fácilmente por debajo de mi ropa en mi vagina ya caliente.

Sentí en ese momento como me acercabas tu pene erecto por encima de su ropa, sin pensarlo mis manos llegaron hasta el bulto que sentía en tu pantalón y sentir palpitar ese miembro con vida. Lo acaricie levemente por unos momentos y su respiración se acelero. Más nuestros gemidos callados escapaban de nuestras gargantas, desabroche tu pantalón y apreté tu pene por debajo del bóxer. La sensación que me invadió al sentir ese instrumento firme como un mástil me excitó de manera extrema.

Mientras tus manos seguían jugando con mi vagina y recorriendo mi clítoris, tus labios no dejaban de besar mis senos y así seguimos hasta que ninguno de los dos nos pudimos contener. Saque tu pene y lo dirigí al lugar donde explotaríamos de placer, sentí como tu miembro fue entrando lentamente y con esos movimientos que en mi vida podría olvidar. Nuestros cuerpos se empaparon de sudor y nuestras bocas volvieron a encontrarse, te aprisione con mis piernas, te atraía con más fuerzas a mi cuerpo, me aferre a tu espalda y yo metiendo una mano tome tus nalgas y las presione ricamente.

Nuestros jadeos invadían el transporte, sin darnos cuenta teníamos un invitado que de reojo pude ver, eso me provoco mayor excitación. Movía mi cadera a tu ritmo nuestros jugos s mesclaban en cada embestida, finalmente en un grito de placer mordí tus labios mientras el jugo de nuestras corridas empaparon mis piernas quedamos así rendidos con nuestros cuerpos unidos.

Reaccionamos momentos después, pues ya estábamos en la parada del transporte, nos apresuramos y al bajar voltee y sonreí al chofer que con una sonrisa agradeció el espectáculo que acababa de recibir.

Ver también

N
neetu_5729307
4/11/08 a las 22:27

Sabroson
ahhh esta mañana en el tren tuve una fantasia asi....
solo de pensarla me quede super mojada en la estacion que tenia que bajar, asi que fui al WC y me masturbe tan delicioso.
llegue a la oficina con cara de felicidad y ahora que lei tu relato me prendi otra vez
lastima que solo trabajo con mujeres sino ya me hubiera cogido a alguien aqui en mi escritorio...ahhh estoy ardiendo, quien quiere darme rico?

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

Ultimas conversaciones
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir