Foro / Pareja

Multiorgasmos masculinos. ¿conoceis algún chico multiorgasmico?

Última respuesta: 2 de abril de 2008 a las 16:46
A
ampar_10041249
2/4/08 a las 16:14

Los hombres están capacitados para experimentar el orgasmo múltiple, que no está necesariamente relacionado con la eyaculación, si aplican la técnica adecuada. Los doctores William Hartman (1919-1997) y Marilyn Fithian del Centro de Estudios Maritales y Sexuales de Long Beach (California) descubrieron, en la década de los ochenta, que aproximadamente el 12 por ciento de los hombres estudiados eran multiorgásmicos. El varon, después de eyacular, atraviesa un período refractario que puede durar desde unos pocos minutos hasta unas horas. El secreto para lograr la multiorgasmia consiste en aprender a controlar la eyaculación mediante el músculo púbico o pubocoxígeo (tambien conocido como musculo PC), que libera o retiene la orina. Una vez se adquiere la fuerza necesaria, es posible controlar la eyaculación, desagregandola de las reacciones orgasmicas y evitando el período refractario. El metodo es simple: justo antes del momento de la eyaculación, uno contrae el músculo púbico y lo mantiene tenso hasta que pase la necesidad de eyacular, unos quince segundos aproximadamente. Se puede asi continuar el coito, multiplicando el placer. Puesto que la necesidad de eyacular aparecera nuevamente durante el coito, el varon puede terminar el acto sexual corriendose, como de costumbre, cuando asi lo desee. Algunos autores desaconsejan este metodo debido a que hiperestimula la próstata, pues esta se encarga de segregar una sustancia que induce la eyaculación.

Los ejercicios para controlar la eyaculacion son los mismos que se recomiendan a los eyaculadores precoces, esto es, los llamados ejercicios de Kegel (en honor al científico que trató por primera vez el tema: Dr. Arnold Kegel). La finalidad de estos consiste en fortalecer los músculos del piso pélvico y mejorar, en consecuencia, la función del esfínter uretral y/o rectal. Se desarrollaron en un principio como un método para controlar la incontinencia de las mujeres después del parto. Hoy en día se recomiendan a las personas con incontinencia urinaria o fecal, pero, como ya se ha dicho, tambien son validos como metodo para controlar la eyaculacion.

El piso pélvico es un sistema de músculos y ligamentos que cierra el piso del abdomen manteniendo en posición correcta y en suspensión la vejiga, la prostata y el recto. El músculo pubocoxígeo es el principal músculo del piso de la pelvis. En el caso del hombre, conecta la vejiga y la próstata con la parte inferior de la columna vertebral.

Algunas personas tienen dificultad para identificar y aislar los músculos del piso pélvico. Es importante dedicar tiempo para aprender a contraer los músculos correctos. Típicamente, la mayoría de las personas contraen los músculos del abdomen o cadera, sin ni siquiera trabajar los músculos del piso pélvico. No obstante, existen varias técnicas que ayudan a identificarlos.

Una de las técnicas consiste en sentarse en el sanitario y comenzar a orinar. La persona entonces tratara de retener el flujo de orina contrayendo los músculos del piso pélvico. Esta acción se ha de repetir varias veces hasta que la persona reconozca la sensación de contraer el grupo correcto de músculos. No se deben contraer los músculos del abdomen, caderas o nalgas mientras se realiza este ejercicio.

Otra técnica consiste en insertar un dedo en el recto. Entonces la persona tratara de apretar los músculos alrededor del dedo como si se estuviera reteniendo la orina. Los músculos abdominales y de cadera deben permanecer relajados.

EJECUCION DE LOS EJERCICIOS:

1. Comenzar vaciando la vejiga.

2. Contraer los músculos del piso pélvico y contar hasta 10.

3. Relajar el músculo completamente y contar hasta 10.

4. Ejecutar 10 ejercicios, tres veces al día (mañana, tarde y noche).

Estos ejercicios pueden realizarse en cualquier momento y lugar. La mayoría de las personas prefiere realizar los ejercicios estando acostado o sentado en una silla. Después de 4 a 6 semanas se debe observar una mejoría, aunque pueden pasar hasta 3 meses antes de notar cambios sensibles.

Se debe tener en cuenta una precaución importante: algunas personas creen que pueden acelerar el proceso aumentando el número de repeticiones y la frecuencia del ejercicio. Sin embargo, este ejercicio en exceso puede más bien causar fatiga muscular.

No se deben sentir molestias en el abdomen o espalda mientras se realizan estos ejercicios. Si esto ocurre, muy probablemente se están realizando de forma incorrecta. Algunas personas tienden a contener la respiración o apretar el tórax mientras contraen los músculos del piso pélvico, pero lo correcto es que la persona se relaje y se concentre en los músculos del piso pélvico.

Una variante de estos ejercicios fue propuesta en 1974 por J. S. Annon (The behavioral treatment of sexual problems) para controlar la eyaculacion precoz e incrementar el goce de las relaciones sexuales en el hombre:

1.- Localización de los músculos pubocoxígeos, para lo cual la persona tratara de detener el flujo de orina sentada en el retrete con las piernas abiertas. En esta posición el músculo pubocoxígeo es el único que puede detenerla.

2.- Una vez identificado el músculo, debera detener el flujo de orina en repetidas ocasiones hasta que deje pasar una cantidad pequeña en cada relajación. Además, debera contraer el músculo durante uno o dos segundos unas diez veces seguidas, debiendo repetir esta secuencia por lo menos seis veces al día durante la primera semana.

3.- Durante la segunda semana el ejercicio dejara de practicarse al orinar, pero aumentara a seis sesiones diarias de series de 20 contracciones con duración de uno a dos segundos.

4.- Al mismo tiempo se iniciaran ejercicios de series rápidas de contracciones, intentando que se parezcan a la orgásmicas. Esta serie de contracciones rápidas (aproximadamente 10 por serie) deberan practicarse unas seis veces al día. A las series rápidas se les agregara un componente erótico pidiendo a la persona que al realizarlas imagine y fantasee con cualquier imagen de su elección. De esta manera, las contracciones pubocoxígeas se asociaran con la excitación sexual.

5.- En la semana siguiente se incrementara el número de repeticiones, tanto de las contracciones de uno o dos segundos como de las series rápidas hasta llegar a 300 del primer tipo y 100 del segundo.

La programación por semana se ajustara a cada caso en especial, considerando que para alguien no acostumbrado los músculos pueden quedar doloridos.

Por otra parte, Barbara Keesling (autora del libro Como hacer el amor toda la noche y enloquecer a una mujer, ed. Fonolibro) ha identificado tres tipos de orgasmos múltiples masculinos: en el primero, llamado orgasmo no eyaculatorio, el hombre alcanza el orgasmo pero detiene la eyaculación por medio del músculo púbico, y sólo eyacula después de varios orgasmos; en el segundo, llamado multieyaculación, el hombre tiene varias eyaculaciones parciales sucesivas; y el tercero es cuando el hombre alcanza un orgasmo intenso, eyacula y luego experimenta varios espasmos postorgasmo.

Ver también

A
ampar_10041249
2/4/08 a las 16:46

No tienes razón
No vale refutar estudios clinicos con..."yo he oido que.., me han dicho"

En general cualquier ejercicio fisico es bueno.

Un beso

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

Ultimas conversaciones
No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir