Foro / Pareja

Mi primer engaño de casada

Última respuesta: 6 de diciembre de 2010 a las 23:28
L
lolita_9890047
6/12/10 a las 22:53

La primera vez que engañe a mi pareja, después de casarnos, fue en nuestra luna de miel. Antes, mientras fuimos novios, ya le había sido infiel en varias ocasiones, pero ésta fue especial, por la gran excitación que sentí y la increíble necesidad de hacerlo.
Ocurrió durante nuestro viaje de recién casados a Santo Domingo, en el hotel.
Durante nuestra primera noche, de baile, bebida y pasión, estuve especialmente caliente, por el momento y porque ya estaba decidida a que esa misma mañana iba a ser infiel a mi marido. Mezclé la pasión del momento con mis fantasias y la mezcla fue bestial. Mientras hacía el amor con mi esposo pensaba en con quién iba a realizar mi engaño. Me imaginaba con el recepcionista tras el mostrador de la entrada al hotel. Me imaginaba con algún turista ocultos en algún rincón de los inmensos jardines. Cuanto más imaginaba mi engaño más me excitaba, y al final el orgasmo fue glorioso.
Estaba cansada, tenía sueño, pero apenas dormí pensando en mi fantasía. Me levanté temprano y le dige a mi marido que siguiera descansando, que yo estaría en la piscina tomando el sol.
Ansiosa me lavé y me puse mi bikiny y un pareo. La mano me temblaba de emoción cuando cogí un par de preservativos. Salí al pasillo y lo primero que pensé es en llamar a alguna habitación a ver si me encontraba un hombre solo, pero... tan temprano y... qué le digo?? "buenos días señor, quiere ... ?". Esta dificultad me producía más excitación aun, y mi entrepierna ya estaba mojada, era como una loba en celo, desesperada, sentía mi corazón palpitar y mi mente fija en un sólo deseo, ... y sentirme infiel.
Bajé por la escalera un piso y cuando iba a bajar el siguiente... OH DIOS!!! un mulato bastante atractivo venía por el pasillo. Era un trabajador del hotel, tendría unos veinti...largos años, y me dirigí directa a él. Justo cuando nos cruzábamos me dijo con su gracioso acento dominicano, "buenos días", y yo le paré y le pregunté si me podía conseguir una toalla. El chico me dijo que podía pedir lo que quisiera desde mi habitación llamando a la recepción, que el era de mantenimiento y tal... pero como si recordara algo me dijo, "bueno señorita, tengo llaves del ofice y si me espera yo mismo le traigo una".

Por supuesto no le esperé, le seguí hasta el final del pasillo donde abrió una puerta de un pequeño estorage y entró. No se muy bien lo que le dije, se que fueron cosas bastante absurdas fruto de mi excitación y nerviosismo, pero casi como un salto en el tiempo me encontré encerrada con ese mulato dentro de ese pequeño almacén, tumbada sobre un montón de toallas. Con sus manos sobre mis pechos me bajó un lado del bikiny y empezó a lamerme un pecho. Estábamos los dos locos de deseo animal, lo aparté para quitarme la parte de abajo y saqué un condón. El chico que ya tenía abierta la camisa se bajó el pantalón y no pude evitar meterme esa ... en la boca. Nunca antes había estado con un mulato y fue instintivo el querer saborear ese pene oscuro. Pero solo por unos segundos, pues no podía aguantar, enseguida le coloqué el condón y cogiéndole de los brazos le invité a tumbarse sobre mi, abriendo mis piernas para que me penetrase. Qué rico lo recuerdo, qué momento... a cada embestida me volvía loca y el mulato parecía en trance y repetía continuamente, "ay señorita!!" ... notaba su pelvis golpear contra mi y su ... hundirse una y otra vez bien adentro, llenándome... y fue mientras imaginaba a mi marido durmiendo a tan sólo unos metros sobre donde yo estaba follando, engañándole, cuando me corrí... DIOS!!! que bueno!! todo mi cuerpo se tensó, parecía la niña del exorcista contorsionándome jajaja sintiendo el orgasmo con cada una de mis células. Tal fue mi explosión de placer que no supe que mi cómplice se había corrido hasta que vi como se quitaba el condón lleno de esperma.
Nos quedamos callados sólo un segundo, tomé aliento, me limpié con una de las toallas, agarré otra limpia y satisfecha sonreí al chico, despidiéndome tras decirle que, a pesar del disfrute, esto no volverá a ocurrir.

Y me fui a la piscina, a tomar el sol, tal y como le dige a mi marido. Agotada pero con una fantasía realizada más para mi colección.
( publicado en http://tabudemujer.blogspot.com/ )

Ver también

L
liah_6903252
6/12/10 a las 23:28

De pok
oye esta padrisimo tu relato me enknto ojala puedamos tener mas contacto creo que eres una chik muy liberal y me gustaria conocerte y porque no hasta hacernos "amigas"

4 -Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

Ultimas conversaciones
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook