Foro / Pareja

Lo que no me animaba a contar

14 de mayo de 2011 a las :28 Última respuesta: 15 de mayo de 2011 a las 19:04

Pues les dejo una experiencia no me atrevía a contarla pero pues ya esto aquí.
Les platico que desde hace algún tiempo empece a sentir una atracción por mi cocuña, no se es raro platicarlo pero asi es. Cuando la veía ya no era tan normal sino que sentía algo hacia ella, no lo se pero me atraía demasiado. Cuando la veía siempre mis ojos volteaban a verle el trasero y me daban unas ganas enormes de meterme en ella. Eso era cuando la veía de espaldas, y cuando era de frente no podía evitar el mirarle su panochita, ese triangulito al que se me antojaba darle una rica chupa y sentirlo mojado y probarlo con mi lengua. Recuerdo que en alguna ocasión estaba en su casa y traia una playerita pero la traia desabotonada, cuando de repente se agacho a recoger algo y no pude evitar el no mirar entre ese espacio que se abrió para mi, y me dejo ver un bonito pezón, ese momento hizo que me pusiera super duro y por mas que me resitia no podía dejar de imaginarme con ella en la cama.
Como vivimos relativamente cerca, en alguna ocasión mi esposa y yo nos quedamos sin gas por lo que le pedimos de favor si nos podíamos bañar en su casa a lo cual ella accedió. Mi esposa fue la primera en bañarse mientras tanto yo me quede con ella esperando en la sala viendo la televisión; aun recuerdo esas piernas cruzadas y el ver esos muslos esas piernotas en esos jeans me hacían ponerme super duro y no podía dejar de imaginarme como seria estar entre ellas, el saber como eran los calzones que usa (porque déjenme decirles que mi fetiche son los calzones me encanta poder verle los calzones a las mujeres, cosa que a ella nunca le he notado que tipo de calzones usa), el desabotonarle el pantalón y meterle la mano en su panochita y saber si esta depilada al 100 o solo esta rasuradita. Es ese momento ella me miro y obviamnte se dio cuenta que la estaba mirando y solo se sonrojo. Ya me imaginaba bajándome entre sus piernas y sentir en mi lengua el sabor de su humedad, se me hacia agua la boca. Finalmente mi esposa salió del baño y yo tuve que esperar un momento para levantarme del sillón pues tenia la verga super parada.
Cuando entre a bañarme me dije que ya iba a dejar esa fantasia por la paz todo lo que me imaginaba nunca iba a pasar puesto que yo no soy tan aventado como para proponerle eso a mi concuña. Estaba a punto de entrar a la ducha cuando mire que esta un cesto de ropa sucia en una esquina del baño, por supuesto me acerque y comencé a buscar la ropa interior de mi concuña y para mi suerte encontré un par. Unos eran unos como tipo cachetero de encaje blanco y un bikini negro, claro que no iba a desaprovechar esa oportunidad asi que tome los primeros y me los lleve a mi nariz, al hacer esto, se me paro la verga, fue para mi el olor mas rico, puesto que era de la panochita de mi concuña, en este momento que lo esyoy escribiendo se me hace agua la boca al recordarlo. Mientras tenia uno en la nariz oliéndolo, con el otro me la empece a jalar, fue una sensación riquísima el imaginarme que ese momento pudiera ser realidad me volvia loco, por supuesto termine viéndome .
Asi pasaron algnos meses y yo no podía sacarme de la cabeza a mi concuña, y ahora las miradas eran cada vez mas constantes, yo sabia que ella se daba cuenta y no sabia si le molestaban o no, pero si le incomodaban no se si porque no se sentía agusto o porque ella también tenia ganas de estar conmigo pero tampoco se atrevía.
Un dia, hubo una reunión de amigos en su casa y nos invito a mi esposa y a mi. Ese dia recuerdo que traia una blusa roja con la que se le veian una tetas riquísimas como para acabártelas a chupadas y un pantalón de mezclilla super apretado con unas botas hasta las rodillas que en conjunto hacían que se le viera hermoso el culo que tiene. Sin embargo no podía notar el tipo de ropa interior que llevaba y es algo que me volvia loco después de lo que había encontrado en su baño. En algún momento de la reunión fuimos a la cocina una pareja de amigos, ella y yo a preparar unas botanas. Les repito que se le veía un culo precioso, como para ponerla de perrito y dársela rico por detrás. Yo estaba durísimo. Y paso lo que nunca pensé que haría, en un segundo que la pareja de amigos estab haciendo unas cosas yo pase detrás de ella con toda la intensión, como decimos aquí en mexico, de darle un tallon, yo estaba super nervioso porque no sabia como iba a reaccionar ella, a lo que solo volteo a mirarme hacia abajo y vio con que lo había hecho y me sonrio, fue algo que no pude olvidar por el resto de la noche. Eso fue el principio de algo que pensé que nunca llegaría a suceder.

si les gusto espero comentarios en privado, ya estoy trabajando en la continuacion de esta experiencia

Ver también

15 de mayo de 2011 a las 19:04

Me facina
primero que todo yo trabajo en un local y dentro de este hay una seccion en especial de tarjetas de credito un dia yo iba caminando y en ese momento aparecio una mujer de esa seccion con el traje apretadito al cuerpo se le notaba todo rico su figura me enloquesio su cuerpo me facino y no lo puedo evitar siempre que la veo me quedo mirando su cuerpo y como camina y sobre todo porque usa tacos y eso en una mujer me facina pienso todo el dia en ella y facino tenerla conmigo una noche para poder hacerla mia o llevarla dentro del local para tocarla y hacerla mia en todas partes pienso en ella me facina me enloquece ¿que puedo hacer?

Me gusta

No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir