Foro / Pareja

A los 16*

Última respuesta: 2 de mayo de 2009 a las :06
M
maryse_5699918
29/4/09 a las 19:48

Tenia 16 años y cursaba el quito semestre de la preparatoria, donde conocí a Luis mi actual novio desde entonces(ahora tenemos 21). En esos días teníamos tan solo 3 o 4 meses de haber iniciado nuestra relación...

Todo era nuevo y novedoso comenzaba a sentir sensaciones que nunca antes había tenido, empezó con aquellos besos en los labios tan cálidos, suaves, húmedos, donde podía saborear su esencia su aliento su respiración era realmente una delicia poco después fue introduciendo poco a poco su lengua según pasaban los días y era fabuloso... Pasábamos todas las tardes besándonos, mordisqueando nuestros labios y jugueteando con nuestras lenguas. Solíamos ir a un parque cerca de mi casa con un jardín de ornato muy bonito y muy verde y siempre nos sentábamos en la misma banca bajo un árbol frondoso, platicábamos nos conocíamos y nos enamorábamos cada día mas. Conforme avanzaba la tarde comenzábamos a besarnos lenta y suavemente, luego mas rápido hasta que lo hacíamos desenfrenadamente, luego empezaba a besarme el cuello y uff me encantaba me erizaba la piel y pensaba que como podía ser que con tan solo besar una parte de mi cuerpo podía excitarme tanto y me imaginaba como seria si lo hiciera en toda mi piel y en aquellas zonas donde yo mas deseaba que lo hiciera aunque al mismo tiempo me sentía tímida.
En una ocasión de esas que nos besábamos con desesperación como si quisiéramos devorarnos el uno al otro comenzó a tocar suave y lentamente mis senos por encima de la blusa, me sorprendió me sentí contrariada, pensé que no era correcto pero al mismo tiempo la temperatura de mi cuerpo aumentaba cada vez mas y en realidad deseaba que siguiera tocándome masajeando y acariciando mis pechos, no me pude contener y lo deje que avanzara, me toco por encima de la blusa y luego la metió por debajo acaricio mi abdomen y luego me toco por encima del brassier, y yo estaba desconectada del mundo que nos rodeaba solo existíamos el y yo, sentía su respiración agitada sobre mi cara sobre mi cuello besándome, sentía sus manos tocándome con suavidad y al mismo tiempo con ansias y desesperación por más y más, podía sentir como bikini blanco se humedecía mas y mas conforme avanzaba el tiempo, bajo la noche y ese árbol que nos cubría en la ya en la obscuridad... Luego se atrevió a meter su mano bajo mi brassier, mis senos, mis pezones se endurecían y se me erizaba toda la piel hasta las nalgas hasta las piernas, fue entonces cuando pensé que esto estaba llegando muy lejos y no estaba segura de querer seguir más por el remordimiento, y entonces le dije que se detuviera.
Unos días mas tarde encontrándonos en el mismo sitio, me encontraba acostada sobre sus muslos, con la cara hacia arriba, mientras el acariciaba mis mejillas y pelo, y platicamos de la vida de nuestras formas de pensar o de lo que fuera nuestro amor crecía cada día mas. Luego la platica comenzó a entornar sobre como le gusta y me gustaban esos besos que nos dabamos en uno al otro con tanta pasión, le decía que me encantaba sentir sus besos y su lengua sobre mi cuellos y el decía que le encantaba acariciarme y sentir como se me erizaba la piel, la tarde avanzaba y comenzaba a obscurecer, por la posición en la que nos encontrábamos acariciaba mi abdomen y mi vientre, seguimos hablando de como nos gustaría hacer y sentir mil cosas mas, comenzamos a hacer un juego donde teníamos que pagar deudas de lo que a cada uno se nos antojaba y el plazo para hacerlo era indefinido eran solo castillos en el aire, ya era de noche y con aquella platica yo ya esta muy húmeda entonces comenzó a acariciar mi estomago sugestivamente y una vez mas sentía la piel de gallina luego comenzó a bajar su mano hasta meter solo la punta de los dedos dentro de las costuras de mi pantalón, eso ocasiono que me pusiera a mil y aumentara mi respiración y mis latidos, nadie nunca antes había atravesado la barrera de mi pantalón, conforme me acariciaba y me tocaba iba bajando mas su mano hasta llegar a mi pubis y conforme lo hacia, mi respiración y la del eran mas fuertes y yo ahogaba gemidos, nunca había gemido y nunca antes nadie había tocado mi pubis ni mis bellos, sentía mi temperatura elevada la cara la sentía caliente y mis caderas se levantaban torpemente mientras temblaba del éxtasis junto con el, entonces deslizo un dedo sobre mi vulva mojada y yo sentía como si corrieran descargas eléctricas por todo mi cuerpo, el tenia los ojos entreabiertos, respiraba muy agitadamente y le temblaban las piernas de deseo. Nos dimos cuenta de que eran las 10 de la noche y que ya debíamos haber vuelto a nuestras casas como mínimo una hora antes y nos fuimos caminando rápidamente deteniéndonos en cada sombra para besarnos con frenesí. Esa noche no podía dormir no podía dejar de recordar y de sentir tantas sensación nuevas tan fuertes y tan deliciosas y entonces comencé a tocarme y acariciar mi cuerpo bajo la sabana luego baje mi mano tal y cual lo había hecho el me encendía cada ves mas, cuando toque mi vulva por primera vez de puro placer sentía mil delicadas resbalaba mi dedo entre los labios por el centro pasando por mi vagina y mi clítoris lo hacia a distintas presiones e imagina que el era quien me hacia ver estrellas fue la primera vez que me autoerotice no tuve ningún orgasmo ni si quiera sabia lo que se sentía tener uno, pero realmente lo disfrute.
Después de eso en el mismo parque y en el mismo lugar nos seguíamos besando, desataba mi brasear mi tocaba mis pechos y luego los comenzó a besar, desabotonaba mi pantalón y metía su mano y sus dedos y yo gemía en su oído mientras le besaba el cuello, y me dedicaba tan solo a sentir y sentir, a extasiarme hasta que sentía que en cualquier momento explotaría de tanto placer; entonces en una ocasión que le habían prestado el carro en su casa después de haberme manoseado toda bajo la ropa me tomo de mano y me subió al auto, reclino el asiento y se tumbo sobre mi me besaba y tocaba al mismo tiempo con locura y yo emitía ruidos y gemidos hasta que sentía que no podría contener un grito entonces bajo mi pantalón y oro!!! Que rico!! Nunca me había visto desnuda no había conocido aquello que tocaba el con tanta lujuria aaaahh!!! Me metía y sacaba su dedo primero torpemente y después fue haciéndolo con más astucia, bajo su boca hasta mi vulva y comenzó a besarme a chuparme wo0o0o00w!! aaaaaaaah!! Aaa!! Por Dios que mas podía sentir sacudía mi cabeza de tanto placer pensé que no podría existir mas felicidad que la que sentía en aquellos momentos, era el hombre al que amaba el que podía hacerme sentir aquello que nunca había imaginado, miraba hacia abajo y lo veía besándome y eso me excitaba mas, me excitaba mas ver su cara, y ver como me poseía de alguna forma, me excitaba su respiración, la forma en que me tocaba y me chupaba, por dios que cosa tan mas suculenta. De pronto se levanto sin mas y me dijo ya es hora de irnos si no dejo ahora mismo en tu casa, no podre resistir mas te desnudare y me bajare el pantalón y te are el amor aquí mismo y eso no podía suceder éramos totalmente princ ipiantes nunca habíamos tenido relaciones con nadie mas nunca habíamos utilizado un preservativo ni ningún método anticonceptivo además ya era tarde y nos esperaban, y nos encontrábamos a la mitad de la acera de una calle no podíamos arriesgarnos que a que nos pillaran y nos reportaras con nuestros padres, así que nos fuimos. Pero por supuesto que las cosas no parararon ahí, pero eso se los contare en otra ocasión.

Ver también

L
lian_9543138
2/5/09 a las :06

feliciades
Te felicito por tu escelente relato, es el mejor k he leido en esta pagina, est abien escrito y es interesante y muy sexi, me gustaria conversar contigo soy felipe, escribes muy bien te felicito mil besos

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir