Foro / Pareja / Infidelidad

Triste amor de club

9 de noviembre de 2014 a las 10:36 Última respuesta: 9 de noviembre de 2014 a las 20:25

Escribo esto a modo de desahogo y por si a alguien le puede ser útil.
Durante 5 años trabajé en un club de alterne. Durante ese tiempo recibí muchas insinuaciones de las mujeres de allí, no lo digo por hacerme el importante, sino que era lo que pasaba. Jamás me plantee ni tener una relación por lo complicado que sería ni un rollo de unas noches por lo problemas que podría traerme en el trabajo.
Entonces apareció ella: alegre, sin malicia, hermosa y con un gran corazón. Poco a poco fuí dejandome llevar, porque sentía que era alguien especial.
Como imaginareis, el comienzo fué muy dificil, pues aunque estás metido y acostumbrado al ambiente y tratas de tomartelo como algo que no es serio, al final terminas enamorandote y al estar allí sabiendo que la mujer que amas está acostandose con otros aunque sea por dinero hace que te ardan las entrañas.
Ademas ella era rumana y soltera, un imán para los rumanos chulos que buscan vivir de las mujeres. Cuando se enteraron de que estaba conmigo empezaron a acosarla mas duramente y a mi hasta me enviaron un sicario para intentar amedrentarme. Les hice frente y consegui que tuvieran que irse de la ciudad.
Aguante esta situación 2 meses hasta que ya no pude más y acordamos ir a vivir juntos y que ella dejase el club. Nos fuimos a un piso de alquiler y ella comenzó un curso de dos años para aprender una profesión. Creo que fuimos realmente felices y estabamos enamorados.
Cuando ya casi estaba terminando el curso, como regalo de cumpleaños le regale un billete para que visitase a su familia antes de que empezase a trabajar.
Los primeros días todo iba bien, pero según paso el tiempo la fui notando más rara durante el viaje y aun más rara cuando llego. Al final me confesó que durante una borrachera se había liado con uno... Lo achaqué a un error de juventud y un momento de debilidad y la perdoné más o menos rápido.
Al cabo de un tiempo me dijo que venía un familiar de visita durante una semana e iba a andar con él para enseñarle el lugar. Y enamorado enamorado pero tan tonto no. Esperé a que llegase y fui juntando cosas para desmontar cualquier escusa. El día que llegó me planté allí sin que me esperasen. Le di dos besos mientras miraba la reacción de él y el muy capullo intento darme la mano a modo de presentación. Obviamente la deje en el momento y poco despues me enteré que llevaba hablando con el unos meses por el facebook y ya debía de llevar la idea de liarse con él.
Pase un mes horrible, en que estaba fuera de mi y casi ni comía ni dormía. Al pasar ese mes me encontre con ella y también estaba muy demacrada y me confirmó lo que ya imaginaba, como todos estos venía a vivir de ella y ya le hablaba de ir a Italia, donde el "controlaba".
Ya sea porque aún la quería o porque soy imbécil, echamos al chulo y nos dimos otra oportunidad.
Durante un año intentamos recuperar la relación, donde es cierto que yo pasaba por momentos de desconfianza y alguna vez puede que la atosigase justa o injustamente, pero también es cierto que sentía que ella no lo daba todo por recuperar mi confianza.
Cuando paso este año, una hermana de ella se metió en problemas y como era menor fue 3 semananas de nuevo a su país para arreglar papeles y traersela. Me lo tomé como una prueba de fuego para ver si ibamos a algún sitio. Los primeros 15 días fueron normales y todo muy bien, pero la última semana volví a notarla rara.
El día que llegó, aunque se que esta mal le revisé las conversaciones del facebook y lo primero que hizo cuando llego a madrid fue tener una conversación con otro como quien habla con su novio cuando va de viaje.
La recogí en el aeropuerto y cuando llegamos a casa cogí mis cosas y me fuí. A los 20 días de dejarlo, me enteré que volvio a trabajar en un club, dejando el trabajo a media jornada que tenía, lo cual teniendo en cuenta lo que habíamos pasado, me dolió en el alma.
Pasado un tiempo, nos cruzamos y hablamos. Me dijo, bueno, realmente nos dijimos que nos echabamos de menos y que tal vez podíamos volver a intentarlo... Mira si llegamos a ser imbéciles los tíos cuando estamos enamorados....
La cuestión es que me entere al día siguiente, que el mismo día que me dijo eso, a la noche fue al cine con su hermana y un putero y despues el putero se quedo a dormir en la misma casa donde habíamos compartido nuestra vida.
Eso ya fue la gota que colmó el vaso. Le dije cosas de las que no me siento orgulloso por las formas, pero desde luego lo dicho era todo cierto.

Ahora aún sigo triste y dolido, pero poco a poco voy recuperando mi vida y volviendo a recordar quien soy realmente, despues de tanto tiempo viviendo por y para una persona que no se lo merecía. Como todos, tengo mis defectos y los reconozco, pero ningún hombre o mujer se merecen que jueguen con ellos de esa forma y más cuando siempre lo diste todo por esa persona, la trataste con un respeto y amor que nunca había conocido y por supuesto jamás le puso una mano encima.

A modo de final, entiendo que a todos nos gusta sentir las maripositas en el estomado del principio del enamoramiento, pero eso inevitablemente se acaba y se convierte en otra cosa, ni mejor ni peor, se convierte en respeto, compañía, compromiso, sentirte agusto y realizado con la otra persona, se convierte en amor. Quien no entienda esto, nunca llegará a tener una relación a largo plazo con nadie ni a sentirse plenamente feliz con alguien. Y por dios, cuando sintais que algo no funciona, sentaros y habladlo con sinceridad, asi es como se arreglan las cosa, no con mentiras y traiciones, eso duele muchísimo y no es justo hacerselo a quien os ama y solo piensa en lo mejor para vosotros/as.

Ver también

9 de noviembre de 2014 a las 20:25

Absoluta verdad
después del engaño no hay excusas que valgan... ya esta hecho... es un vaso que se rompe, por mas que pegues todos los pedazitos ya nos era igual...

Me gusta

ISDIN Si-Nails
ISDIN Si-Nails
Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook