Foro / Pareja

Relatos eróticos

Última respuesta: 26 de septiembre de 2019 a las :31
K
klaus_18540192
11/9/19 a las 21:58

Leyendo relatos eróticos noto que me excito mucho, la imaginación me vuela, más que ver videos porno, os pasa también chicas? 

Ver también

La respuesta más útil

K
klaus_18540192
16/9/19 a las 21:25
En respuesta a mikel8335

Hola Paula! A mi también me gustan mucho los relatos comparte alguno de tus preferidos...

Este relato lo lei un dia de esos en los que viajo y estoy sola en el hotel, me puso a cien 😉😉😉😉


EL MASAJE
Desde que tuve mi primer relación sexual a los 18 años, solo he estado con 3 chicos y jamás con ninguno tuve la deliciosa sensación de un orgasmo como el que experimente hace apenas un par de días y que por supuesto a nadie se lo puedo contar, razón por la cual aquí lo relato en anonimato.
Cuando lo hice por primera vez, a los 18 como ya dije, fue con un noviecito de la adolescencia, simplemente no obtuve ningún placer, tal vez el dolor que me causó la rotura de la membranita o la rapidez con que fue de apenas unos 3 minutos que duró la aventura, evito el alcanzar un orgasmo.
Tiempo después en mi época Universitaria, volví a tener sexo, esta vez con un chico deportista con un cuerpo muy bien formado y con aquello bastante bien, grande y duro, duro. Me la metía y en un minuto cuando mucho, se venía copiosamente, casi llenaba el condón con tal cantidad que un par de veces por poco y se me quedaba adentro, ¡¡¡fiuu, hubiera sido embarazo casi seguro!!! Cuando mucho me hacía sentir bonito un minuto y terminaba, jamás me acercó siquiera a alcanzar mi clímax.
Ahora con mi novio actual desde hace 3 años, con el que seguramente me casaré y con quien con cierta frecuencia tengo sexo, tampoco nunca lo he experimentado. La razón puede ser que él es también algo rápido en terminar y no me da el tiempo a mí, o bien que como ninguno de los dos deseamos que resulte embarazada hasta que nos casemos y pasen por lo menos 2 años hace que sea la causa de que yo no alcance el clímax como debiera. Quién sabe.
Pero bueno, voy al relato. Soy diseñadora gráfica y trabajo para una agencia de Publicidad. En estas 2 últimas semanas he tenido muchísimo trabajo, 18 ó 20 horas diarias frente a la Computadora, irremediablemente me han traído dolores tremendos de cuello y espalda. Una compañera del trabajo me recomendó a un masajista, me dijo que definitivamente él con sus manos mágicas haría desaparecer mis dolores. Reí incrédula diciéndole… ¿él?... ¿cómo un hombre me va a dar masaje?... No te preocupes mujer, el que te voy a recomendar es Gay y está acostumbrado a darles masaje casi a puras mujeres y ni tú con tu buen traserito, ni tus bubíes, lo van a inquietar, es más, observando sus desplantes te darás cuenta que es Gay, él se concretará a darte el masaje, te va a poner a punto, tal vez te provoque un orgasmo y él como si nada, es muy profesional, prueba y ya verás.
El viernes ya muy tarde, terminé mi último gráfico y el fin de semana de verdad que la pasé con el terrible malestar, es más ni se me antojo hacer el amor con mi novio. Me dieron el lunes de descanso y los dolores de espalda y cuello me ayudaron a decidir por fin a ir al famoso masaje. Nunca había ido a un lugar de esos por lo que llegué un poco nerviosa y tímidamente le dije a la recepcionista a lo que iba. Me preguntó que si tenía cita a lo cual contesté obviamente que no y que quería que el masaje me lo diera Juan Antonio como me habían recomendado, dibujo una sonrisa burlona o picarona y me comentó que Juan Antonio tenía la agenda llena, que incluso esperaba en unos minutos a una Señora, que cada semana atendía…..sin embargo, dijo,  déjame ver que dice él porque la semana pasada lo dejó plantado. Marco un numero de extensión diciéndole que lo buscaba una chica, acudió en un par de minutos y al conocerlo de verdad que me impresionó, un hombre alto y atlético, calvo y con la cabeza totalmente afeitada, de unos 30 y tantos años o tal vez más, desde que me dio la mano y habló de inmediato noté su homosexualidad, pensé de inmediato “caray que desperdicio de hombre”….me dijo que estaba esperando a la Señora de quien ya me habían hablado, pero que si no llegaba en 10 minutos me atendería.
Pasaron los 10 minutos y volvió a aparecer diciendo con su acento marica, pasa chica, mi cabina es la No. 1, entramos.
Lo primero que percibí fue un delicioso aroma a aceites con esencias, me dijo… quítate toda tu ropita y te recuestas ahí boca abajo y salió contoneándose, hice lo que me indicó quedándome con mi sostén y pantis, cuando volvió a entrar con algunas sábanas me dijo….no, no, no ….quítate toda la ropita mi vida y con mucha vergüenza así lo hice y tímidamente me volví a recostar en la misma posición e inmediatamente me cubrió el cuerpo entero hasta el cuello con una sábana y eso me tranquilizó mucho.
 Empezó a masajearme suavemente con los dedos en  la nuca, a los 2 minutos empecé a sentir alivio y a relajarme, continuó sobándome con la misma suavidad el cuello, luego los hombros, con la misma asombrosa suavidad, bajó la sábana hasta mi cintura y continuó con la espalda, comprobé que verdaderamente el hombre (?) sí que tenía manos de seda, logré en 10 minutos estar completamente relajada y sus manos suaves habían casi desaparecido el molesto dolor de cuello y espalda.
Retiró completamente la sábana y yo ya no sentí más pena, continuó masajeando mi cintura y mi trasero, hizo una leve presión sobre mis vertebras de la cintura, y de inmediato sobre mi trasero, suaves manos de verdad. Tal como mi amiga me había dicho, empecé a sentir algo de excitación. Siguió con la parte trasera de mis muslos y pantorrillas, luego con los pies, nunca pensé que sobándote los pies se sentía tanto placer y excitación.
Lo tremendo empezó cuando estando todavía boca abajo abrió mis piernas, sentí como mis labios vaginales se abrieron y el abundante líquido que salía de mi pussy me hizo sentir que el aire frio se metía por mi agujerito. Puso más aceite en sus manos y las paso suavemente, siempre suavemente, por la entrepierna, sentí como el canto de su mano rozaba mis labios vaginales, al sentirlo pegué un ligero saltito y de inmediato me preguntó… ¿Qué paso? …..no, no, le contesté, es que me rozaste con tu mano donde no estoy acostumbrada jijijiji, él también sonrió, ay perdón dijo con su vocecita afeminada. Desconfiada gire la cabeza con la mirada dirigida a su entrepierna para ver si había erección como hubiera sucedido con cualquier hombre, pero para mi sorpresa, absolutamente nada de bulto, mi vanidad lo resintió pensando que mi condición de mujer nada le afectaba jijijiji.
Me pidió me volteara boca arriba, lo hice y enseguida cerré las piernas, me avergonzaba de que viera mi rajita empapada. Igual empezó desde arriba con el cuello, continuó sobre mi pecho y bubíes, cuando sus manos tocaron mis erectos pezones por supuesto mi excitación creció, más aun cuando bajaron al abdomen y comentó que tenía piel muy tersa y limpia…. ni un solo granito he visto, dijo. Solo te voy a recomendar que no te afeites, vas a lucir más sexy y a los hombres les encantan las “panochitas” peluditas y bien arregladas. No te afeites totalmente porque eso solo lo hacen las perritas strippers o las que hacen películas porno y a tu pareja no le va a gustar, solo recorta a los lados y quita lo abultado. La verdad eso lo hago ahora, y con más cuidado cuando voy a ir a la playa porque no me gusta que se me salgan los pelos por los lados de la tanga.
Cuando se dio cuenta de que por el grado de excitación que ya alcanzaba movía la cabeza de un lado a otro, me dijo… ¿quieres que te ayude?.... no contesté nada y él lo tomó como señal de aceptación. Nuevamente abrió mis piernas y comenzó a pasar con suma suavidad un dedo recorriendo mi raja de arriba abajo, abrió mis labios para dejar al descubierto mi botón y con la misma suavidad puso la yema del dedo sobre mi clítoris y empezó a describir círculos muy suavemente sobre éste mientras yo sentía que enloquecía de placer, metió muy despacio un dedo, luego dos dándome un placer indescriptible, curiosa nuevamente puse mi mirada en su bulto y ahora si se notaba su crecimiento; joto, joto pero al fin sensible pensé, también desee en ese momento que me cogiera, jamás había experimentado esa deliciosa sensación que obviamente me llevó en un par de minutos al clímax.
De repente por mis oídos se presentó un silbido en su interior y sentí por un instante que perdía el sentido y……¡¡estallé en el primer orgasmo de mi vida!!!! La sensación más deliciosa que jamás había experimentado, no pude evitar pegar un grito de placer y de inmediato emitió un shhhhh….no, no, no grites por favor porque van a creer que te estoy matando….¡¡pues me estas matando  de placer!!! Le contesté, ok pues entonces, si quieres aquí le paramos me replicó. No, no, no, por favor sigue, te prometo ya no volver a gritar. Continuó moviendo los dedos dentro de mi vagina de alguna manera que me provocaron seguir viniéndome  al igual que una temblorina que no podía controlar. Por fin terminé y me preguntó ¿ya descansada?....solo le sonreí….luego me pregunto ¿hace cuánto hiciste el amor? Porque tuviste tres orgasmos increíbles…. si te contará, le comenté, que es la primera vez que tengo un orgasmo, ¿me creerías?... ¿ayyyys de verdad?  Ay que bárbara…con razón.
Mientras me vestía me aconsejó, haz de alguna manera que él no te penetre hasta que tu sientas que estas lista, enséñale a que te acaricie, sobre todo las bubíes y la colita y que con su lengua juegue con tu clítoris, que use sus dedos, incluso si él es muy rápido déjalo que se venga la primera vez, lo dejas reposar unos minutitos mientras te tocas tu misma, al verte lo excitarás y tú ya estarás lista y el tardará mucho más. Veras que te dará resultado.
 

Me gusta

casado2323
casado2323
11/9/19 a las 23:24

Te comento que si le éxito mucho leer relatos le pongo caliente es muy delicioso imaginar 

Me gusta

T
tonina_18451312
11/9/19 a las 23:37

Por supuesto y también me excita más escribirlos. 

Me gusta

poramor8
poramor8
11/9/19 a las 23:39

Lástima, no puedo opinar porque no cumplo el requisito.

1 -Me gusta

casado2323
casado2323
11/9/19 a las 23:40
En respuesta a tonina_18451312

Por supuesto y también me excita más escribirlos. 

Yo escribí uno de una experiencia que tube cuando tenia 15 años

Me gusta

A
aletz7148
11/9/19 a las 23:53

Yo escribi uno... ya te lo pasé por privado... 

Me gusta

P
puroojos
11/9/19 a las 23:56

Yo siempre me exite con la imaginación, escribiendo y leyendo.. mi ex novia cuando me conoció no hacía ninguna, yo la puse al tanto y la verdad que asta ella empezó a incursionar en eso y le fascinó.. 

Paso de no leer nada erótico a crear fantasías muy buenas en papel 😏

Me gusta

Y
yuemei_18595140
12/9/19 a las :49

Si por supuesto de hecho deberias ir colocando aqui las suyas jaja

Me gusta

P
puroojos
12/9/19 a las :53
En respuesta a yuemei_18595140

Si por supuesto de hecho deberias ir colocando aqui las suyas jaja

Una encuesta quien tiene mejor imaginación jaja los hombres o las mujeres 😏

Me gusta

Y
yuemei_18595140
12/9/19 a las 1:00

Mujeres obvio.
somos mil veces siempre mejores en muchas cosas jaja

Me gusta

J
jagmx
12/9/19 a las 2:34
En respuesta a klaus_18540192

Leyendo relatos eróticos noto que me excito mucho, la imaginación me vuela, más que ver videos porno, os pasa también chicas? 

Sabes cual es el organo sexual mas importante?

El cerebro, obviamente que al estimularlo con relatos, haces que reaccione y por consiguiente el cuerpo responda, así que no solo a chicas les pasa, tanto hombres como mujer disfrutan de los relatos, ya depende de la mentalidad y personalidad de cada persona que hay quien los disfrute o le interesa mas que a otras.

Por algo existe el cibersexo, el sexo telefónico que si bien no se compara a una experiencia personal, si pueden ser muy buenos estimulantes o incio de todo un ritual de seducción, estimular a la mente es muy pero muy exicitante, maxime cuando se practica como parte de un ritual previo en la intimidad, a quien no le gusta que le susurren al oido lo que desean hacer o que hagas?, jejeje

Me gusta

P
puroojos
12/9/19 a las 7:54
En respuesta a yuemei_18595140

Mujeres obvio.
somos mil veces siempre mejores en muchas cosas jaja

Nose he ja .. en teoría los hombres tendríamos mejor imaginación para esto. Consumidores de porno desde épocas antológicas jaja 

Me gusta

N
nataliatau
12/9/19 a las 9:20
En respuesta a klaus_18540192

Leyendo relatos eróticos noto que me excito mucho, la imaginación me vuela, más que ver videos porno, os pasa también chicas? 

A las chicas nos suele gustar más una buena historia erótica que un video de dos o más personas teniendo sexo. Los hombres son más visuales, nosotras somos más de fantasear, de imaginar, también lo auditivo nos atrae.

Me gusta

poramor8
poramor8
12/9/19 a las 10:50

Cuanto daño ha hecho internet a "los niñ@s".

Me gusta

S
simpatico771
12/9/19 a las 13:13
En respuesta a yuemei_18595140

Mujeres obvio.
somos mil veces siempre mejores en muchas cosas jaja

Y también mil veces siempre peor en muchas otras cosas jaja

Me gusta

A
aletz7148
12/9/19 a las 16:29

Aquí les dejo el mío...

LA CITA



Después de varios meses de llamadas y mensajes... al fin! tuvimos la oportunidad de encontrarnos en persona.
No habrían mensajes cortos apresurados, minutos cortos de llamadas… serían un par de horas totalmente para nosotros dos, al final esa cita tan planeada tendría lugar.
La cita... un centro comercial cercano al trabajo... la hora... después de salir. En casa dije que iba a ver a unas amigas al saliendo del trabajo.
Antes de salir me puse el labial que él alguna vez halagó en una de mis fotos de mi perfil... iba decidida a lo que pasara.
Ahí nos reuniriamos ambos en la entrada, yo iba nerviosa... nos encontraríamos por primera vez cara a cara, bajo la promesa de robarnos un beso… el sabia como era yo con una foto que le mandé en uno de los viajes del trabajo, el nunca me había enviado ninguna, pero buscando por la red encontré una de su facebook.
 No sabía si debería seguirme o enfrentarlo. Decidí enfrentarlo.
Ahí estaba él, la verdad no era un galán, pero eso no me importaba.
Nos saludamos... Solo hubo un leve roce de de la comisura de nuestros labios... me dijo que en persona era más hermosa, yo me sonrojé cual quinceañera en su primer cita, decidimos caminar un poco y sentarnos en una banca.
Ya antes en nuestras pláticas me había hecho sentirme sexy, lo cual me gustó, al grado de antes de tener la idea de conocernos sentí muchos deseos de que me tomara.
En la plaza encontramos una banca donde nos sentamos, el me paso su brazo sobre mis hombros, yo me recargué en el cual novia con su novio, entre la plática y las bromas, el cosquilleo por querer besarlo se hacía más fuerte en mi … 
 hasta que luego de una broma, la cual me hizo reír, él decidió dar el primer paso.
Puso su mano en mi cara y me acercó a la suya robandome un beso, Torpe al principio... sobre los labios... pero al sentirlo así de cerca comencé a abrir mi boca, dejando que él pudiera besar mis labios y buscara mi lengua con la suya…
Lo detuve, separándolo de mi , lo miré a la cara... pensando en que esto estaba mal, que no debería estar haciéndolo, pero sentí aún el sabor de su boca en la mía, así que decidí acercarme y darle un beso, ahora con más calma... comenzando a besar cada uno de sus labios y acariciandolos con mi lengua, dejando que nuestras lenguas se encontraran y disfrutar del sabor de sus besos.





Mi piel se ponía chinita… sentía como si todo fuera nuevo para mi... 
Quería que no terminara este momento, lo estaba disfrutando mucho y él se notaba no la estaba pasando nada mal, nuestras lenguas bailaban en un baile de prohibición y adrenalina. 
Nada importaba en ese momento, solo quería seguir disfrutando, me estaba sintiendo deseada nuevamente!
Después de aquel beso le propuse ir a un parque cercano para evitar que alguien conocido nos viera y así en el anonimato de la oscuridad poder disfrutar un poco más de sus besos y sus caricias, tan deseados por los dos.
Ahí estábamos disfrutando ese beso robado, que al final se transformó en un charla de lenguas y caricias, las palabras sobraban... era momento de vivir!
Nuevamente nos sentamos en una banca ahora en el parque, el se sentó primero y me pidio me sentara en sus piernas, lo qucal hice, pasando mi brazo en sus hombros para así estar mas cerca de su cara, el paso su mano en mi cintura.
Al sentir como su lengua entraba mas en mi boca, salía de mi un pequeño gemido, que al parecer lo encendía más... me apretaba más acercándome a su cuerpo, poniendo sus manos una en la espalda y otra en mi cadera... bajando en ocasiones a mis nalgas dándoles un leve apretón… Dios! mi cuerpo ya lo estaba deseando.
Todos esos meses de coqueteo al final... tenían su resultado esperado.
El calor de nuestros besos era tal que me susurró al oído casi gimiendo... Quiero hacerte el amor, vámonos a un hotel.
Mi respuesta sin pensarlo fué un si! volviendo a su boca para darle un beso más apasionado como reafirmando mi consentimiento a su sugerencia.
Así que sin meditarlo tomamos un taxi y nos dirigimos a un hotel cercano... o al menos eso pensé... la verdad no importaba... el camino hacia él fué igual de intenso.
Nos íbamos besando, quizás yo lo hacía para no tener tiempo de meditarlo y arrepentirme, aunque aún podía hacerlo al llegar al hotel.... que haría? Me arrepentiría y saldría de prisa de ahí? no importaba sus besos y caricias me estaban encendiendo mucho.
Mientras nos besabamos pase mi mano por su entrepierna, logré sentir su sexo poniendose duro, de repente un pensamiento cruzó por mi mente... La tendrá muy grande? oh Dios mío! qué estoy pensando?... pero en verdad se me antojaba que la tuviese muy grande y que me dejara montarme sobre ella para que me tomara de la cadera, como ya alguna vez me lo había dicho.
Algo que  comenzó meses atrás como una aventura inocente vía telefónica... estaba transformándose en el momento más intenso de toda mi vida.
 

Me gusta

A
aletz7148
12/9/19 a las 16:29

hasta ahí la primera parte si quieren leer el resto manden privado


saludos

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

Y
yuemei_18595140
12/9/19 a las 16:42

Muy buen relato.

Me gusta

N
nataliatau
12/9/19 a las 16:46

Buen relato, gracias por compartirlo.

Me gusta

P
puroojos
12/9/19 a las 20:27

Muy buen relato .. 

Me gusta

A
aletz7148
12/9/19 a las 20:42

va la continuacón... 

EL FUEGO DEL ENCUENTRO


Llegamos al hotel… no recuerdo ni como se llamaba… aún podía salir de ahí… pensaba… estoy a tiempo… Mientras el pedía la llave del cuarto.

Ya en el elevador estuvimos callados los dos, esto estaría pasando a otro nivel… no más mensajitos, llamadas o algo que se le pareciese… esas llamadas hot que tuvimos en el pasado se convertirían en realidad.

Querrá que le chupe la verga como le dije por teléfono? sabrá igual a la de mi esposo? y si no me gusta? qué haré?

No dejaba de pensar…

Salimos del elevador y caminamos por un pasillo… que la verdad se me hizo eterno… sentía como mis intestinos se hacían nudo… no, no eran mariposas… esas solo se sienten cuando hay amor… esto era diferente… nervios? temor? curiosidad?

Entramos al fin a la habitación … la 406 eso si recuerdo bien… un baño a la izquierda con regadera y tina.. a la derecha el lavabo, una sala con 2 sillones y una mesa… y al fondo… la cama… 

Entonces él me abrazó por atrás, y comenzó a besar mi cuello, mientras sus manos subian de mi cadera a mi cintura para terminar en mis pechos, empezaba a excitarme pero le detuve.. necesito pasar al sanitario primero… le dije… me encerré y me quedé parada junto a la pared… mi corazón estaba super agitado… es lo que querías no? me decía a mi misma… tranquila… solo es sexo… disfrútalo como lo que es… 

No podía tardar mucho por que tenía que volver a casa. Así que me vi al espejo, me pinte mis labios, acomode mi busto y salí… ahí estaba él, sentado en el sillón… esperándome.

Me acerqué a él… y me subí en sus piernas… y comencé a besarle el cuello… mientras él empezaba a acariciar mi espalda… 


Comencé a desabotonar su camisa mientras lo besaba… hasta dejarle el torso al descubierto… besé su cuello de nuevo… baje a su pecho y lamí sus pezones… wow! se encurvó al sentir mi lengua juguetear con ellos… eso me gustó… sabía hasta dónde quería llegar.

Me senté y me le quedé viendo… el con sus manos comenzó a acariciar mis pechos sobre la blusa, mientras yo me mordía los labios demostrándole lo que quería… 

Entonces levanto mi blusa y me la quitó dejándome solo en bra… cual imanes sus manos se pegaron a él y decía mientras - que ricos están y tu decías lo contrario - entonces comencé a quitarle el pantalón, pelee un poco con el cinturón, pero al final le baje el pantalón con todo y calzón… dejando al aire ese animalón que quería comerme.

No era lo grande que me imaginé… pero bueno ahí estaba… le di una lamida a sus testículos mojándolos todos… sentí como su verga se puso muy dura… casi de inmediato… él pedía que se la chupara… seguí lamiéndole las bolas… hasta ese día solo había probado las bolas de mi esposo… y las acariciaba con mi lengua, al parecer le gustaba como se las dejaba todas mojadas con mi saliva. 

Pasaba mi lengua por todo su pene y regresaba a sus bolas… metia su verga en mi boca y sentía como se iba poniendo cada vez mas gorda… lamia su glande y volvía a metermela… me la sacaba y con mi mano le daba una masajeada mientras regresaba a sus testículos…

Me levanté y le di un beso con el sabor de su sexo… le pase la lengua por toda su boca para que tuviera su sabor… mientras lo hacía me quite el pantalón y me volví a sentar sobre él, su verga azomaba por enmedio de los 2 y se la empecé a sobar… mientras le decia que queria sentirla ya dentro de mi. Tomé un condón y lo abrí con mis dientes.

Al sentir su verga ya lista…yo misma le puse el condón… con la boca... primero le cubrí el glande, y el resto lo bajé con mi boca metiendomela toda..  

lo besé mientras con una mano me acomodaba su verga en mi vagina… que rico fue sentir cómo se iba metiendo lentamente… levante mi cara al cielo disfrutando cada centímetro de él penetrándome…

Empecé a mover mis caderas lentamente, hacía atrás y a hacia adelante… disfrutando el recorrido de su verga en mi vagina… mientras el tomaba mis pechos… aumentando poco a poco el ritmo… no tan fuerte para que no se viniera tan pronto… quería que durara más.

Pasó una de sus manos por mi cuello, como queriendo sujetarme para que no me fuera… baje la mirada y me le quedé viendo fijamente, mientras me movía le pregunte - Te gusta?

El se quedó mudo asintiendo solo con su cabeza y solo pasó sus manos a mi cadera y empezó a movérmelas con más intensidad - así cariño así… como me habías prometido - le decía yo.

Me movía con tal ritmo que no paraba de gozar sintiendo como entraba y salía su verga de mi vagina, me tocaba mis pechos con una mano y yo mordiendo mis labios de placer…

El calor subió instantáneamente, hasta que me recargué sobre él y mientras subía y bajaba mis pechos le pasaban por su cara y comenzó a buscarlos con su lengua… siempre me había dicho que se le antojaba probarlos desde aquella primera foto que le envíe. 

Y cual bebé hambriento empezó a succionar mis pezones, uno a uno, lamiendolos dejándolos todos húmedos mientras sus manos no dejaban de mover mis caderas más y más rápido, sentía como mi sudor comenzaba a correr por mi espalda… hasta me recoste sobre su pecho también empapado de sudor sin parar de moverme.

Tomó mis nalgas y empezó a penetrarme mas fuerte, como si deseara meterme su verga hasta lo más profundo de mi vagina,… no podía más, mis gemidos comenzaron a subir de volumen, gritaba como si fuera una prostituta pagada complaciendo al cliente, como estaba gozando! 

De repente me levanté y puse mis manos en su pecho y entonces yo empecé a mover mis caderas más rápido… empezó a gemir más fuerte, - así … no pares… así - no paraba de decir él entre gemidos. Ahora era yo quien se lo estaba cogiendo.

De repente tomó mis nalgas y se levantó cargandome… puse mis manos alrededor de su cuello abrazándolo mientras el me subía y me bajaba, haciendo que su verga entrara y saliera con ese ritmo… sentía como nuestros cuerpos estaban fundiéndose con nuestro calor.

Luego me puso en el sillón… me besó y comenzó a recorrer mi pecho desnudo con su lengua… besando mis pechos… y mi abdomen… de repente, puso mis piernas en sus hombros y comenzó a chupar mi vagina… succionaba mi clítoris y me metia su lengua… la movía dentro de mi… nunca habia sentido eso… tomaba mis pechos y seguía comiéndose todo mi sexo… yo le tome del cabello con ganas de que no se separara, estaba que explotaba… ya quería volver a sentirlo dentro de mi.

Le dije cógeme… vuelve a cogerme…

volvió a levantarme y me llevó a la cama… poniéndome boca abajo… me dio una lamida a las nalgas y se puso sobre mi… y sentí cómo pasó su pene por ellas… hasta encontrar mi vagina … escuche como escupió en su mano y la pasó por mi vagina, sentí la humedad y el calor de su saliva humedeciendola, lo metió lentamente… hasta el fondo… y la volvia a sacar toda, así un par de veces… eso fue delicioso.

Volvió a metérmela… ahora no se salió… se movía vigorosamente… mientras chocaba con con mis nalgas y hacían ruido como si me estuviera nalgueando… sus dos manos apretaban mi cadera… acercándome a él fuertemente…entraba y salia mientras recorría mi espalda con sus besos, luego con una mano tomo mi cabello y me dio unos jalones… eso me encendió más… así trátame rudo… le dije… y mas fuerte me penetraba y jalaba. Buscaba mi cuello con su boca y lo besaba sin parar de penetrarme, mas fuerte cada vez.



Estaba gozando como loca… no quería que parara… quería que me cogiera toda la noche.. cosa que no podía por que tenia que regresar a casa… pero dios… como estaba disfrutando.

No tenía cansadera… era un toro en la cama,  me volteó boca arriba, y se puso junto a mi, poniendo su verga en mis labios, yo la recibí con unos lengüetazos y metiendomela a la boca un par de veces, luego separo mis piernas  y se acercó para meter su lengua en mi boca, mientra me besaba sentía su verga buscando mi vagina, lista para volver a penetrarme… 

Volvió a mojarme con su saliva y ahí estaba nuevamente entrando su gran palo en mi… lo metió suavemente hasta el fondo, apoyando sus manos a la altura de mis hombros, comenzando a mover sus caderas, inmediatamente pase mis manos sobre su espalda y la empecé a recorrer mientras me penetraba, hasta llegar a sus nalgas, las cuales apreté y jale hacia a mi, en señal de que me penetrara más fuerte, cosa que entendió en el acto.
Nos besabamos mientras el continuaba poseyendome. el sabor de su lengua se conjugaba muy rico con el calor de su pene dentro de mi.

Subió mis piernas a sus hombros y las juntó tomándolas de mis tobillos, y empezó a darme más fuerte, yo comencé a gemir con toda mi pasión, su sudor comenzaba a caer sobre mis piernas, sentí un calor inmenso entre mis piernas. 

Ya estaba a punto de venirse, lo sentía,  sacó su verga y se acercó nuevamente a mi cara, seguía frotandosela, quería venirse en mi cara yo, deseaba que lo hiciera… quería sentir toda su leche en mi cara, seguía frotandola mientras yo le chupaba las bolas para ayudarlo a venirse, de repente tomó mi cara aún con la boca abierta, y me aventó parte de su chorro en mi boca,  me sujetó fuerte no puede evitarlo… eso me excito mucho y le dije , damela toda y el resto quedó en mi cara,  mientras escupía la que entro a mi boca… él gemía de placer al ver eso. Nunca antes lo había hecho, fue delicioso.

Terminó y me dio un beso, no le importó que estuviera llena de su leche, fue muy rico.

Nos quedamos así unos segundos, totalmente desnudos recorriendo nuestros cuerpos, intercambiando besos y nuestros alientos, el exhausto… yo satisfecha… por unos momentos jugueteé con su pene ya flácido por haber descargado su leche… pasaba mis manos por sus testículos y mientras lo besaba nuevamente.

Me dijo… quiero hacerlo otra vez… le di un beso tierno en los labios y le dije… no puedo.

Me gusta

A
aletz7148
12/9/19 a las 20:43

Le puse dos finales... a uds cual les gusta mas?

EL REGRESO A CASA final 1


Al ver su cara de asombro, le dije - recuerda que todo esto era un juego y conoces bien mis tiempos… ya es hora de que me vaya… los disfruté mucho y espero que tu también, fue el mejor sexo de toda mi vida, en serio -.

Me levanté y tomé mi ropa y me fuí al sanitario a vestirme y arreglarme…

Mientras lo hacía pensaba en todo lo que había pasado… el remordimiento comenzaba a rondar por mi cabeza nuevamente… mi vagina aún vibraba por aquel rico sexo, pero lo hecho… hecho estaba.

Al salir, él estaba con el pantalón puesto… se acercó a mí y me abrazó diciéndome que no me fuera… le dije - tú sabías cómo estaba la cosa… nunca te mentí...por favor no hagas difícil esto… no me estoy despidiendo, simplemente lo de hoy hasta aquí fué… fue muy delicioso, quizás tengamos oportunidad de repetirlo en otra ocasión, pero hoy ya no -.

- Ok? - le pregunté tomando su cara con mis manos… 
- Cariño… seguiremos en contacto como siempre - le dije - tengo que irme.

Salí del cuarto y me dirigí al ascensor hasta el lobby donde salí para pedir el taxi.

Al abordarlo, tomé mi teléfono y le mandé un mensaje:

“Cariño este día fué fantástico jamás lo voy a olvidar”

Llegando a casa ya todos dormían, subí a la habitación, él estaba dormido. Me preparé para meterme a la cama, todo estaba muy callado, yo no dejaba de temblar de la emoción de lo vivido. 

Aún recordaba las sensaciones desde el primer beso hasta cuando terminamos de hacer el amor.

Al meterme a la cama… mi esposo se volteó y me abrazó por atrás y me preguntó… 

-cómo te fué?

A lo que le contesté

- Todo muy bien… te amo.

Me gusta

A
aletz7148
12/9/19 a las 20:43

y Final 2


EL REGRESO A CASA 2 final 2


Al ver su cara de asombro, le dije, recuerda que todo esto era un juego.. y conoces bien mis tiempos… y ya es hora de que me vaya… los disfruté mucho y espero que tu también.

Me levanté y tomé mi ropa y me fuí al sanitario a vestirme y arreglarme…

Mientras lo hacía pensaba en todo lo que había pasado… pero lo hecho… hecho estaba. tomé mi celular y mandé un mensaje.

Al salir él estaba con el pantalón puesto… se acercó a mí y me abrazó pidiéndome que no me fuera… le dije… 

- Tú sabías cómo estaba la cosa, nunca te mentí,.por favor no hagas difícil esto, no me estoy despidiendo, simplemente lo de hoy hasta aquí fué, quizás tengamos oportunidad de repetirlo en otra ocasión, pero hoy ya no.

Ok? - le pregunté tomando su cara con mis manos - Cariño… seguiremos en contacto como siempre - le dije - tengo que irme.

Salí del cuarto y me dirigí al ascensor, bajé hasta el lobby donde salí a la calle… él ya estaba esperándome...

Subí al coche… él se acercó a mí y me dio un beso… 

Cómo te fué amor? -
Me preguntó

Muy bien… gracias por ser mi cómplice… te amo con todo mi corazón como desde el primer día en que nos casamos. -

- Yo tambien te amo… y… se enteró?
- No, el no sabe que tú sabías todo

Arrancamos el coche, tomé mi celular y le mandé un mensaje.

“Cariño, este día fué fantástico jamás lo voy a olvidar”

Me gusta

A
aldan_13647260
13/9/19 a las 1:54
En respuesta a tonina_18451312

Por supuesto y también me excita más escribirlos. 

A mi también me gusta escribir relatos. Cuando quieras podemos intercambiar relatos.

Me gusta

A
aldan_13647260
13/9/19 a las 2:03

Aqui va mi aporte.

Tarde de invierno
 
Era una tarde de invierno  muy lluviosa, y en su despacho se encontraba ella; una maestra de universidad que con sus 45 años despertaba todas las miradas y fantasías de los alumnos del campus universitario.
 
De repente llaman a la puerta y ella procede a  abrir. Es uno de sus alumnos que se presenta ante ella con un último trabajo para no perder el semestre. El aguacero era torrencial,  y él empapado de pies a cabeza,  le pide una toalla mientras se quita la camisa para secarse. Por instinto ella se acerca a él  y seca su pecho  admirando su figura atlética y joven, y de pronto  sus miradas se clavan fijamente, y el tímidamente acerca sus labios a los de ella besándola sutilmente, mientras ella queda estática sin saber cómo reaccionar, él la toma de la cintura y la besa decididamente sin oposición alguna de parte de ella.
En seguida ella reacciona y sus manos se posan en su espalda y la temperatura empieza a aumentar en sus cuerpos, los besos ahora son apasionados, los labios de él recorren todo su cuello mientras sus manos desabrochan cada botón de su blusa y ella haciendo lo propio con el broche de su pantalón.
 
La efervescencia del momento aumenta sin parar, y él la lleva con afán al escritorio donde todo lo que está encima queda en el suelo. Sus manos suben su falda y sus piernas son separadas, sus pechos son liberados por encima de su sostén y su boca se posa en uno de ellos succionando,  lamiendo, mordiendo  con locura, los gemidos de ella no se hacen esperar mientras él baja muy despacio por su abdomen, su lengua  queda  atrapada en su ombligo mientras sus manos masajean sus pezones con delicadeza.

Siguiendo su camino hacia abajo él sube por completo  su falda, su lengua se desliza por sus bragas que se encuentran muy húmedas, las corre hacia un lado y sus dedos abren sus labios vaginales y su lengua se sumerge en sus fluidos moviéndose con habilidad y los gemidos de ella son delirantes cuando uno de sus dedos la penetra moviéndose con cadencia.

En un instante es ella quien quiere tomar el control y con desespero le quita el pantalón junto con la ropa interior y su miembro totalmente erecto  queda en sus manos, masturbándolo suavemente lo lleva a su boca y con mamadas suaves y profundas la respiración de él se agita con desespero, nuevamente él es quien toma el control, la tiende a ella sobre el escritorio, separa sus piernas  y la penetra  con fuerza, las uñas de ella se clavan en su espalda  con un gemido sonoro mientras su ritmo aumenta con destreza. Cada envestida es más profunda, con fuerza su ritmo aumenta  y tomándola de la cintura la enviste salvajemente hasta que ella con sus gemidos desesperados alcanza el clímax, y él se detiene por un instante  y retoma nuevamente el ritmo con envestidas profundas y certeras y ella nuevamente entra en delirio, él no se detiene, los gemidos de ella lo excitan tanto que ya no puede más  y  lleva su miembro hasta sus senos donde termina con una abundante eyaculación…El momento de éxtasis llega a su fin, aún no para de llover y ellos tendidos en el sofá se funden en una serie de besos apasionados queriendo que la tarde jamás llegue a su fin…                                                                                               

Me gusta

K
klaus_18540192
14/9/19 a las :02

Muy buenos relatos que hacen volar la imaginacion 😀

Me gusta

R
rana_18607652
14/9/19 a las 1:51
En respuesta a klaus_18540192

Leyendo relatos eróticos noto que me excito mucho, la imaginación me vuela, más que ver videos porno, os pasa también chicas? 

si, la verdad es mas rico que el porno, yo tengo varios fetiches, la urofilia, la posicion de martinete y que ella haga todo lo que le pidas. Ya he practicado varias veces la urofilia con mis parejas, me exita muchisimo. Igual he pedido que me orinen tambien pero muchas mujeres prefieren ser orinadas. saludos. 

Me gusta

M
mikel8335
15/9/19 a las 15:06
En respuesta a klaus_18540192

Leyendo relatos eróticos noto que me excito mucho, la imaginación me vuela, más que ver videos porno, os pasa también chicas? 

Hola Paula! A mi también me gustan mucho los relatos comparte alguno de tus preferidos...

Me gusta

K
klaus_18540192
16/9/19 a las 21:25
Mejor respuesta
En respuesta a mikel8335

Hola Paula! A mi también me gustan mucho los relatos comparte alguno de tus preferidos...

Este relato lo lei un dia de esos en los que viajo y estoy sola en el hotel, me puso a cien 😉😉😉😉


EL MASAJE
Desde que tuve mi primer relación sexual a los 18 años, solo he estado con 3 chicos y jamás con ninguno tuve la deliciosa sensación de un orgasmo como el que experimente hace apenas un par de días y que por supuesto a nadie se lo puedo contar, razón por la cual aquí lo relato en anonimato.
Cuando lo hice por primera vez, a los 18 como ya dije, fue con un noviecito de la adolescencia, simplemente no obtuve ningún placer, tal vez el dolor que me causó la rotura de la membranita o la rapidez con que fue de apenas unos 3 minutos que duró la aventura, evito el alcanzar un orgasmo.
Tiempo después en mi época Universitaria, volví a tener sexo, esta vez con un chico deportista con un cuerpo muy bien formado y con aquello bastante bien, grande y duro, duro. Me la metía y en un minuto cuando mucho, se venía copiosamente, casi llenaba el condón con tal cantidad que un par de veces por poco y se me quedaba adentro, ¡¡¡fiuu, hubiera sido embarazo casi seguro!!! Cuando mucho me hacía sentir bonito un minuto y terminaba, jamás me acercó siquiera a alcanzar mi clímax.
Ahora con mi novio actual desde hace 3 años, con el que seguramente me casaré y con quien con cierta frecuencia tengo sexo, tampoco nunca lo he experimentado. La razón puede ser que él es también algo rápido en terminar y no me da el tiempo a mí, o bien que como ninguno de los dos deseamos que resulte embarazada hasta que nos casemos y pasen por lo menos 2 años hace que sea la causa de que yo no alcance el clímax como debiera. Quién sabe.
Pero bueno, voy al relato. Soy diseñadora gráfica y trabajo para una agencia de Publicidad. En estas 2 últimas semanas he tenido muchísimo trabajo, 18 ó 20 horas diarias frente a la Computadora, irremediablemente me han traído dolores tremendos de cuello y espalda. Una compañera del trabajo me recomendó a un masajista, me dijo que definitivamente él con sus manos mágicas haría desaparecer mis dolores. Reí incrédula diciéndole… ¿él?... ¿cómo un hombre me va a dar masaje?... No te preocupes mujer, el que te voy a recomendar es Gay y está acostumbrado a darles masaje casi a puras mujeres y ni tú con tu buen traserito, ni tus bubíes, lo van a inquietar, es más, observando sus desplantes te darás cuenta que es Gay, él se concretará a darte el masaje, te va a poner a punto, tal vez te provoque un orgasmo y él como si nada, es muy profesional, prueba y ya verás.
El viernes ya muy tarde, terminé mi último gráfico y el fin de semana de verdad que la pasé con el terrible malestar, es más ni se me antojo hacer el amor con mi novio. Me dieron el lunes de descanso y los dolores de espalda y cuello me ayudaron a decidir por fin a ir al famoso masaje. Nunca había ido a un lugar de esos por lo que llegué un poco nerviosa y tímidamente le dije a la recepcionista a lo que iba. Me preguntó que si tenía cita a lo cual contesté obviamente que no y que quería que el masaje me lo diera Juan Antonio como me habían recomendado, dibujo una sonrisa burlona o picarona y me comentó que Juan Antonio tenía la agenda llena, que incluso esperaba en unos minutos a una Señora, que cada semana atendía…..sin embargo, dijo,  déjame ver que dice él porque la semana pasada lo dejó plantado. Marco un numero de extensión diciéndole que lo buscaba una chica, acudió en un par de minutos y al conocerlo de verdad que me impresionó, un hombre alto y atlético, calvo y con la cabeza totalmente afeitada, de unos 30 y tantos años o tal vez más, desde que me dio la mano y habló de inmediato noté su homosexualidad, pensé de inmediato “caray que desperdicio de hombre”….me dijo que estaba esperando a la Señora de quien ya me habían hablado, pero que si no llegaba en 10 minutos me atendería.
Pasaron los 10 minutos y volvió a aparecer diciendo con su acento marica, pasa chica, mi cabina es la No. 1, entramos.
Lo primero que percibí fue un delicioso aroma a aceites con esencias, me dijo… quítate toda tu ropita y te recuestas ahí boca abajo y salió contoneándose, hice lo que me indicó quedándome con mi sostén y pantis, cuando volvió a entrar con algunas sábanas me dijo….no, no, no ….quítate toda la ropita mi vida y con mucha vergüenza así lo hice y tímidamente me volví a recostar en la misma posición e inmediatamente me cubrió el cuerpo entero hasta el cuello con una sábana y eso me tranquilizó mucho.
 Empezó a masajearme suavemente con los dedos en  la nuca, a los 2 minutos empecé a sentir alivio y a relajarme, continuó sobándome con la misma suavidad el cuello, luego los hombros, con la misma asombrosa suavidad, bajó la sábana hasta mi cintura y continuó con la espalda, comprobé que verdaderamente el hombre (?) sí que tenía manos de seda, logré en 10 minutos estar completamente relajada y sus manos suaves habían casi desaparecido el molesto dolor de cuello y espalda.
Retiró completamente la sábana y yo ya no sentí más pena, continuó masajeando mi cintura y mi trasero, hizo una leve presión sobre mis vertebras de la cintura, y de inmediato sobre mi trasero, suaves manos de verdad. Tal como mi amiga me había dicho, empecé a sentir algo de excitación. Siguió con la parte trasera de mis muslos y pantorrillas, luego con los pies, nunca pensé que sobándote los pies se sentía tanto placer y excitación.
Lo tremendo empezó cuando estando todavía boca abajo abrió mis piernas, sentí como mis labios vaginales se abrieron y el abundante líquido que salía de mi pussy me hizo sentir que el aire frio se metía por mi agujerito. Puso más aceite en sus manos y las paso suavemente, siempre suavemente, por la entrepierna, sentí como el canto de su mano rozaba mis labios vaginales, al sentirlo pegué un ligero saltito y de inmediato me preguntó… ¿Qué paso? …..no, no, le contesté, es que me rozaste con tu mano donde no estoy acostumbrada jijijiji, él también sonrió, ay perdón dijo con su vocecita afeminada. Desconfiada gire la cabeza con la mirada dirigida a su entrepierna para ver si había erección como hubiera sucedido con cualquier hombre, pero para mi sorpresa, absolutamente nada de bulto, mi vanidad lo resintió pensando que mi condición de mujer nada le afectaba jijijiji.
Me pidió me volteara boca arriba, lo hice y enseguida cerré las piernas, me avergonzaba de que viera mi rajita empapada. Igual empezó desde arriba con el cuello, continuó sobre mi pecho y bubíes, cuando sus manos tocaron mis erectos pezones por supuesto mi excitación creció, más aun cuando bajaron al abdomen y comentó que tenía piel muy tersa y limpia…. ni un solo granito he visto, dijo. Solo te voy a recomendar que no te afeites, vas a lucir más sexy y a los hombres les encantan las “panochitas” peluditas y bien arregladas. No te afeites totalmente porque eso solo lo hacen las perritas strippers o las que hacen películas porno y a tu pareja no le va a gustar, solo recorta a los lados y quita lo abultado. La verdad eso lo hago ahora, y con más cuidado cuando voy a ir a la playa porque no me gusta que se me salgan los pelos por los lados de la tanga.
Cuando se dio cuenta de que por el grado de excitación que ya alcanzaba movía la cabeza de un lado a otro, me dijo… ¿quieres que te ayude?.... no contesté nada y él lo tomó como señal de aceptación. Nuevamente abrió mis piernas y comenzó a pasar con suma suavidad un dedo recorriendo mi raja de arriba abajo, abrió mis labios para dejar al descubierto mi botón y con la misma suavidad puso la yema del dedo sobre mi clítoris y empezó a describir círculos muy suavemente sobre éste mientras yo sentía que enloquecía de placer, metió muy despacio un dedo, luego dos dándome un placer indescriptible, curiosa nuevamente puse mi mirada en su bulto y ahora si se notaba su crecimiento; joto, joto pero al fin sensible pensé, también desee en ese momento que me cogiera, jamás había experimentado esa deliciosa sensación que obviamente me llevó en un par de minutos al clímax.
De repente por mis oídos se presentó un silbido en su interior y sentí por un instante que perdía el sentido y……¡¡estallé en el primer orgasmo de mi vida!!!! La sensación más deliciosa que jamás había experimentado, no pude evitar pegar un grito de placer y de inmediato emitió un shhhhh….no, no, no grites por favor porque van a creer que te estoy matando….¡¡pues me estas matando  de placer!!! Le contesté, ok pues entonces, si quieres aquí le paramos me replicó. No, no, no, por favor sigue, te prometo ya no volver a gritar. Continuó moviendo los dedos dentro de mi vagina de alguna manera que me provocaron seguir viniéndome  al igual que una temblorina que no podía controlar. Por fin terminé y me preguntó ¿ya descansada?....solo le sonreí….luego me pregunto ¿hace cuánto hiciste el amor? Porque tuviste tres orgasmos increíbles…. si te contará, le comenté, que es la primera vez que tengo un orgasmo, ¿me creerías?... ¿ayyyys de verdad?  Ay que bárbara…con razón.
Mientras me vestía me aconsejó, haz de alguna manera que él no te penetre hasta que tu sientas que estas lista, enséñale a que te acaricie, sobre todo las bubíes y la colita y que con su lengua juegue con tu clítoris, que use sus dedos, incluso si él es muy rápido déjalo que se venga la primera vez, lo dejas reposar unos minutitos mientras te tocas tu misma, al verte lo excitarás y tú ya estarás lista y el tardará mucho más. Veras que te dará resultado.
 

Me gusta

P
paco_4916948
18/9/19 a las 20:30

Me gustan los relatos eróticos sobre todo de incesto y sobre todo madre-hijos. Debo aclarar que es por morbo pues ni lo practico ni lo practicaría.

Me gusta

K
klaus_18540192
18/9/19 a las 21:04
En respuesta a paco_4916948

Me gustan los relatos eróticos sobre todo de incesto y sobre todo madre-hijos. Debo aclarar que es por morbo pues ni lo practico ni lo practicaría.

A mi esos no me gustan nada.
Los q me ponen son los de pareja, autosatisfacción y algún lésbico..... 

Me gusta

M
mariacami67
25/9/19 a las 16:02
En respuesta a klaus_18540192

Leyendo relatos eróticos noto que me excito mucho, la imaginación me vuela, más que ver videos porno, os pasa también chicas? 

Igualmente me existan mucho, y más imaginarme en el papel

Me gusta

R
rana_18607652
26/9/19 a las :31
En respuesta a mariacami67

Igualmente me existan mucho, y más imaginarme en el papel

Chicas, manden privado o escriban a mi correo para relatarnos, mi fetiche favorito es la orina o la urofilia en terminos generales. 

saludos. 

racrufy09@gmail.com

1 -Me gusta

Ultimas conversaciones