Foro / Pareja

Qué hago? Ayuda!

Última respuesta: 14 de agosto de 2019 a las 19:07
D
dgldgl
14/8/19 a las 17:41

Hola a todas! Me gustaría que dejarais vuestra opinión a ver qué haríais en mi caso. Bueno, para poneros en situación, os contaré mi historia con F. 

F y yo nos conocimos hara cosa de más de 5 años. Su mejor amigo era mi compañero de trabajo y él frecuentaba el sitio donde ambos trabajábamos. En una de esas veces en las que vino, le comentó a su amigo que yo le hacía gracia, y J, como buen amigo, hizo lo posible por que yo me interesase. 
Comenzamos a hablar por redes sociales. Yo la verdad que al principio a F no lo ví gran cosa, pero conectamos y decidí darle una oportunidad. Total, no tenía nada que perder. 

Poco a poco fuimos quedando, y pasé de verle un chico en el cual no me fijaría, a verlo con otros ojos. Era atento, gracioso, tenía interés en mí y me lo demostraba. Y así fue, como poco a poco y conociéndolo, me acabé enamorando locamente de alguien que jamás imaginé. 
Pero poco después empezaron a llegar las diferencias. Él estaba en un momento delicado tanto personal como profesional y eso se hacía notar a la hora de tener pareja. No quería hacer planes conmigo más allá de dormir juntos, salir a cenar y poco más. No era muy cariñoso y notaba que yo no era su prioridad casi nunca. 

Empezaron a llegar las primeras discusiones. Yo me daba cuenta que a pesar de llevar casi un año juntos, la relación no avanzaba. Él me parecía una persona maravillosa, pero de las que sientes que como pareja no funciona, pero que aún así lo amas. Al final, en nuestra última discusión se sinceró y me dijo que me quería muchísimo, pero que él no se encontraba bien consigo mismo y si él no estaba bien, no podía estar con nadie. 
Me costó mucho poder entenderlo, y no entender por qué era más fácil dejarlo que intentar poner más de su parte. Lo pasé realmente mal.
Pese a esa última conversación con lloros incluidos, F y yo seguimos manteniendo el contacto. Era como que no podíamos estar el uno sin el otro, pero juntos tampoco. 
Seguimos manteniendo relaciones esporádicas durante 3 años, mientras él atravesaba una especie de transición consigo mismo. 
Se llenó de tatuajes, se fue dejando el pelo largo, se compró una furgoneta, de repente se hizo apasionado de la naturaleza y se fue a vivir a otro país. 
Durante esos años, yo vi que esa persona por el camino que llevaba, no se asemejaba nada a mí y que cada vez era más lo que nos separaba que lo que nos unía, pero aún así, pese a que intentaba hacer mi vida, F siempre seguía en mi mente. Dejamos de hablar una larga temporada mientras él vivía fuera, y siempre que veía alguna de su actividad en redes, algo se me removía. 
Creo que era mutuo, ya que F terminó hablándome para saber de mí y se acabó convirtiendo en rutina. Sin darnos cuenta hablábamos otra vez muchísimo pese a estar a la otra punta del mundo. Yo así era feliz, porque conectaba con la persona que amaba pero la tenía lejos para darme el empujón para querer olvidarla y poder hacer mi vida. Hasta que decidió volver. 

Desde que volvió a casa, se hizo notable que me hablaba muchísimo más, buscaba poder vernos. Pero yo estaba bastante distante, no quería volver a lo de siempre. Lo de siempre era volver a vernos, volver a ilusionarme y no volver a funcionar. Estuve tan distante, tanto, que al final pensó que la mejor opción para vernos era plantándose en mi trabajo para darme una sorpresa. 
La sorpresa sin duda me la llevé cuando vi a una persona que prácticamente no reconocía. 
No me considero una persona superficial, como he explicado antes, con F quedaba al principio sin parecerme la persona más guapa del mundo, pero el F que vi era otro. Muy muy desaliñado, muy delgado, muy muy diferente a mí, que soy más bien una chica que suelo ir siempre bastante arreglada. 
Me quedé impactada de su gran cambio físico. Para qué engañarnos, no me atraía nada y me espanté más que me alegré. 
Aún así, había una parte de mí que me pedía seguir hablando con él después de esa visita. Fue como que el gesto me encantó, pero lo que ví no tanto. No podía parar de comerme la cabeza con qué hacer, supongo que eran los restos del enganche que tenía por él.
Así que esos restos terminaron haciendo que quedáramos como “toma de contacto”. Esa toma se convirtió en estar juntos hasta las 7 de la mañana, y en volver a quedar la misma semana otra vez. Y me besó. 
Después de eso hemos seguido quedando y he de decir que he tenido el mejor sexo que no había tenido en mucho tiempo. El feeling ha vuelto cuando estamos juntos.
Pero aquí viene mi mar de dudas. 
El F que yo conocí ya no existe, es otra persona a la cual le gustan los bichos, la montaña, el yoga, odia la fiesta, siempre va con su perro y su furgoneta de viajes, lleva el pelo largo el cual odio... 
Ya no conectamos en nada. Sin embargo, en el momento en el que estamos juntos y nos podemos a hablar, el feeling que tenemos es brutal, el sexo que tenemos es brutal, me lo paso genial, me río muchísimo, tenemos una base hecha de hace 5 años y eso se nota. 
Siento que tenemos algo precioso, pero algo que jamás va a poder llegar a nada por su forma de ver la vida y porque siento que el chico que siento en mi vida no es como es él ahora. 
Así que me encuentro en un bucle con un chico al que amo porque siento amor cuando estoy con él, con el que no puedo dejar de hablar cuando no estamos juntos porque me busca o lo busco y todo fluye, pero con el que pienso que jamás va a llegar a nada y ni siquiera sé si quiero que llegue porque no lo veo para mí... 
Es muy difícil de entender y estoy muy confundida... 

Ver también

poramor8
poramor8
14/8/19 a las 19:07

Pues yo no lo veo nada complicado. Sois amigos con derecho y eso seréis siempre.
Si tú quieres algo diferente (más serio) con él no lo vas a tener.

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest