Foro / Pareja

Enfermos de celos

A
ayelen_8802843
22/12/03 a las 16:46

Si bien los celos son normales y naturales en la conducta humana, existe un lado oscuro en estas pasiones: los celos patológicos. Corresponden a personalidades limítrofes y pueden tener trágicas consecuencias, tanto en quien los padece, como en el objeto de la obsesión.

Una persona patológicamente celosa cree que es dueña de los sentimientos de su pareja, rompiendo el equilibrio que supone la unión de dos personas iguales. Ahí comienzan los celos que, paulatinamente, van socavando la personalidad y bienestar de ambos.

La falta de amor genera en los niños, por lo general,ansiedad, lo que supone adultos histéricos y/o neuróticos: creadores inconcientes de celos como enfermedad.

Estos son generalmente permanentes y de diferentes órdenes. El celoso reclama sacrificio, pero no es capaz de sacrificarse y es egoísta, porque desea ser amado incondicionalmente. De ahí que el niño necesita cariño y respaldo como fuerzas creadoras, para asentarse en el mundo adulto sin problemas.

El celoso comienza por exigir en el plano sexual, para luego derivar a exigencias de ideas y espiritualidad, para más tarde requerir lo económico, parasitando en la vida del otro, tomando para sí la vida ajena. Las personas con alteraciones en la tiroides suelen presentar celos patológicos, relacionados con cambios drásticos del carácter y conducta. La disfunción tiroidal puede traer consigo manifestaciones somáticas, como dolores musculares, genitales y cardíacos. Pero lo más importante son las alteraciones mentales,entendidas como obsesiones, manías y neurosis.

Entre otros trastornos mentales relacionados con los celos patológicos está el delirante paranoide, que corresponde a un estado de elevación de la conciencia del Yo, con gran tendencia a la autorreferencia y a la proyección de las propias ideas en los demás.

En una peligrosa forma de sicosis paranoide, el tema central lo constituyen los celos sexuales delirantes. Los celos tienen una compleja sicopatología y los celos patológicos se presentan en diversas situaciones, incluyendo la paranoia conyugal (síndrome de Otelo), limitada al delirio de celos que involucra a la pareja. La angustia a la que se ve sometida una persona celosa deriva rápidamente en ira. La persona acusa, espía o sigue insistentemente a su pareja, con el fin de demostrar la infidelidad,llegando a registrar su ropa en busca de evidencia o a malinterpretar acciones que justifiquen su sospecha. La agresión física se transforma,en estos casos, en un peligro real.

Como resultado de la relación entre dos personas con este trastorno se genera la sicosis de inducción, resultante de compartir y aceptar como reales los delirios de una de las personas involucradas,transformando la relación en una fuente inagotable de recursos que justifiquen los celos.

"Hay personalidades que hacen más posible los celos patológicos, como la obsesiva compulsiva, la gente con baja autoestima, pero también hay evidencia de que la gente con heridas cerebrales, como golpes, son más celosos; por ejemplo, los boxeadores o futbolistas. Hay estadísticas que muestran este vínculo, pero aún no se sabe por qué", señala el psicólogo.

Ver también

¿No puedes encontrar la respuesta?

Ultimas conversaciones
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook
ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir