Foro / Pareja / Relatos eróticos

Encuentro en metro cdmx - linea b

18 de julio de 2016 a las 17:02


Esto sucedió en el metro de la la línea B, de la cuidad de México. Era temporada de lluvias, cinco minutos de retraso se vuelve media hora en esta temporada, arribe a la estación de Muzquiz, mi sorpresa que al llegar hay demasiada gente dirección Buenavista espero ver si llega el vacío y no, venia repleto de gente, decidí regresar unas cuantas estaciones para aunque sea subir a un tren y no llegar más tarde, regrese unas dos estaciones más y encontré menos gente en el andén esperando el siguiente tren, espere el arribo del tren y en lo que llegaba llego la compañera de mi viaje, era una chica llenita, piel morena, pelo lacio, vestía un leggin negro (de esos que nos encantan a los hombres) y sudadera, venía acompañada de su mamá, no era una chica wow pero tengo agrado así les mujeres llenitas y tambien por las maduras, de primera estancia no iba con la intención, prefiero que se den las cosas a que se fuercen, continuó, arriba el tren a la estación y ya éramos aproximadamente de 10 a 15 personas, ella se encontraba al lado contrario mío, el vagón venía a medio llenar, al momento de abrir las puertas todos nos aventamos, por fortuna mía, ella iba adelante de mí y su madre busco espacio entre los asientos, a lo que dio lugar de que todos entraran y quedamos apretados, sabía que en las demás estaciones que había pasado habia mucha gente y tratarían de entrar, sería inevitable quedar más pegado de lo normal a ella, emprendió el camino el tren y esto a nuestro encuentro, yo llevaba mi mochila deportiva y siempre la llevo abajo por respeto a las personas que viajan igual en el este medio, y esa mano quedo enfrente de su trasero y con la otra mano iba sujetado al tubo, soy un chico alto (1.82), delgado, tez moreno y siempre trato de verme bien, el tren iba avanzando y de pronto él frenon en esos momentos mi mano tocaba su trasero, ella y yo sabíamos que era por el andar del tren, llegamos a la estación de Ecatepec y el mar de gente se aventó para entrar lo cual para nuestro beneficio quedar más juntos. Volvió avanzar el tren y en este momento trate de ver si tendría acceso a poder tocar con su consentimiento, con mi dedo índice empecé a tocar su trasero y pasear mi dedo entre su nalga, no hubo impedimento, ella me busco la cara en el reflejo de la puerta y me observó y sonrío, suficiente para mí y aprovechar la autorización, ya no sólo fue mi dedo índice si no tres dedos recorriendo su trasero, continúe haciendo esto tres estaciones más cuando me llega una notificación y vibro mi celular y con ella mi mano, a lo que ella se rió un poco y cayó, pensé ya valió, va a pensar que hasta un vibrador traigo, todos la voltearon a verla pero como traía puesto sus auriculares pensaron que era por eso, voltio a verme sonrío y movió la cabeza como de... ¿Qué pasó? Yo solo sonreí, como no hubo queja a esto, decidí llevarlo a otro grado ya que tenía mi pene muy erecto y un poco de líquido seminal, dejé caer mi mochila y poder tocar a plenitud su enorme trasero, toque con toda mi mano su nalga, empece por apretarla y masajearla, ella estaba esperando que yo subiera ya el nivel por que le encanto que yo la tocara, nos fuimos así el viaje hasta Villas de Aragon, cuando el tren volvió avanzar, yo empece a deslizar mi pene entre su vagina a lo que ella respondió aventandome su trasero para que sintiera mi pene, le encanto que tocara su vagina por que su cara decía mucho y su cuerpo decía que siguiera, continué tocando su vagina y empece a sentir como empezó a mojarse demasiado, esto me excito tanto que mi pene ya esta al cien y ella lo sentía, y mas aventaba su trasero, cuando ya íbamos rumbo a Oceanía empezaron a pedir permiso por que iban a decender lo cual nos tuvimos que mover, ella se hizo de costado, me agache a levantar mi mochila tuve que salirme del vagón, cuando volví arribar ella solo se me quedo viendo y se mordió el labio, yo lograba ver en ella su excitación y quería que siguiera pero ya no se lograría porque mucha gente bajo y quedamos separados pero nuestras miradas de complicidad se encontraban, por desgracia, no pude atreverme a pedir su numero, para culminar lo que habidos empezado.

Espero que les agradara y espero sus comentarios al respecto. Saludos

Ver también

ISDIN Si-Nails
ISDIN Si-Nails
Compartir
No te pierdas ni uno solo de nuestros tableros en Pinterest
pinterest