Foro / Pareja

Anonimopero... "relato incompleto"

Última respuesta: 11 de junio de 2008 a las 15:37
K
kimetz_8690502
11/6/08 a las 13:10

***Este relato es cedido***

Estabamos en la misma empresa, siempre de buen rollo, siempre de cachondeo. Era una chica que se prestaba para las bromas, no recuerdo ningun dia que no tuviera una sonrisa en la boca o que al pasar por delante de ella no me guiñara un ojo como yo le hacia. Era como compañera unica y especial.



Coincidiamos muchas veces en la misma cafeteria a la hora de desayunar y el buen ambiente que habia entre nosotros el jefe lo tenia patente... No habia dia que que no nos echaramos una mano con el trabajo que hubiera, con el resto de compañeros habia harmonia, pero... era diferente con ella.



Una enfermedad del jefe consiguio que fueramos nosotros en su representacion, pasariamos cuatro dias fuera de la oficina hasta volver. Emprendimos el viaje que jamas se me olvidara.



Pasamos cuatro dias inolvidables, desayunabamos juntos, comiamos juntos, cenabamos juntos... juntos casi estabamos pegados todo el tiempo salvo en a la hora de dormir... que lo haciamos en habitaciones distintas. Era un autentico placer, aunque apenas hubo tiempo para hablar de nuestra vida personal, ni de quienes nos gustaba mas de la oficina quizas aquello carecia de importancia.



La ultima noche que estabamos alli, fuimos todos invitados a una pequeña cena para conocernos un poco mas y si acaso cerrar tratos, o abrir nuevos contactos con compañeros, pero eso... ya lo habiamos hecho durante los dias que departimos con los demas.



En un momento de la tarde, se giro, y posando su mano sobre la mia me dijo:
-"¿Te apetece ir a dar una vuelta por la ciudad?"-
-"Es que a mi... la cena no me apetece nada, ¿que te parece...?"-
Aquella ojos tan lindos, aquella boca y su voz tan dulce... Reconozco que habia compañeras mas guapas y cachondas... pero ella para mi... era muy especial.
"De acuerdo, al terminar dejame sacarme el traje y la corbata"
-"No hombre, a mi me gustas asi como estas... no lo hagas porfavor"-
Aquellas palabras... me marcaron...
"Vale, entonces... a salir vamos hacer novillos"
entre risas conteste



Salimos y empezamos a dar una vuelta, la tarde estaba cayendo, el ambiente era un tanto humedo por el bochorno de tanto calor..., comenzamos a pasear por calles y entretanto ella dijo
-"Es una pena que ya se acabe... he pasado unos dias muy agusto contigo y tu compañia"-
"Creo que la sensacion es mutua, ha sido genial"
-"¿A que hora tenemos que estar en el aeropuerto?"-
"Para las doce si mal no recuerdo...."
-"¿Que te parece si nos tomamos algo aqui?"-
Asenti con la cabeza.



Entramos en aquel bar a tomar algo y empezamos a conversar un poco mas de nuestras vidas, aunque ella me gustaba, por su forma de ser... por sus sonrisas, por sus manos que coqueteaban con su pelo, con sus locuras... no queria preguntar si tenia pareja o no.
Hasta que ella lanzo la primera piedra
-"¿Tienes novia?"-
-"Lo siento no pude resistir a hacerte la pregunta"-
"Si... llevamos año y siete meses"
"¿Y tu...? "
-"¿Por que lo quieres saber...?"-
"Porque alguien tan dulce y especial como tu debe tener"



Era cierto, tenia pareja aunque las cosas no iban mal, tenian momentos de bajon, posibles infidelidades, pero ella le amaba ante todo, se le notaba... aunque no podia dejar de sentir por ella algo especial. Quizas era el roce del trabajo o quizas el feeling de nuestro caracter... ¿quien sabe?



Salimos con direccion de dar una vuelta mas pero en plena calle empezo a caer una tormenta que nos dejo totalmente empapados, su vestido estaba chorreando y mi camisa, corbata y pantalon tambien.



Llegamos al hotel y despidiendonos cada uno fue a su habitacion, me estaba termiando de secar y cambiando de ropa cuando recibo un mensaje en telefono.
-"Asi que te parezco dulce y especial..."-
Le habia impactado mis palabras que no sabia que contestar.
"si, me pareces dulce, cariñosa y especial"
Envie el mensaje, en parte nervioso... por no saber la reaccion. Pero no se hizo de esperar, estaba tocando a la puerta de la habitacion.



-"¿Porque no vienes a mi habitacion?"-
-"Estoy aburrida y sin ganasd de dormir..."-
"Quedate aqui si quieres"
constete
"Estoy terminando de vestirme y charlamos en la terraza"
Alli estaba esperandome cuando termine.



-"Es preciosa la vista que tienes tu, de mi lado apenas se ve nada"-
En su voz se notaba la emocion...
-"Si lo supiera... me habria quedado aqui"-
"Podias... pero no quisiste"
Se acerco y me agarro del costado
Se escuchaba el ruido de los coches, habia parado de llover y se veia bastante bien la cuidad



-"Dime..."-
-"¿Que es eso de que te parezco dulce y especial?"-
Se giro levanto su cabeza mirandome esperando una contestacion
"Es cierto... lo eres... y me pareces una persona simpatica, y estas muy buena"
Estaba nervioso... sabia que mis palabras no eran correcta, pero ella sin saber porque me atraia
-"Tu a mi... tambien me gustas"-
-"Ya lo he dicho"-
La estaba mirando fijamente y no sabia que hacer...
No se cuanto tiempo pasaria entre que oi su voz, y me acerque a darle un beso. Era un beso como dos novios que comienzan una relacion.



Mis manos no pudieron resistir tocar sus nalgas... pero no hizo amago de molestarle, las toque con suavidad y las agarre... y levantandola por los muslos la gire contra la esquina intentando rozar con mi pantalon su sexo, algun pequeño escalofrio debia sentir porque sus besos eran apasionados, pero tenia ganas de mas.... mi boca fue bajando intentando llegar a sus pechos.
-"¿Por que no vamos a dentro?, siento algo de frio"-
La baje, y meti una mano por medio de sus piernas y las cerro apretando mi mano contra su sexo
"Eres mala... lo sabias ¿no?"



Entramos y poco despues estamos desnudos, sus pechos eran hermosos, y sus pezones eran apetitosos, aquellas bragas le quedaba sexys... pero no queria bajarselas hasta que estuviera excitada no fuera ser que al final se cortara.



Poco a poco me fue desnudando, y tocando mi pecho y mis pezones hasta que llego al pantalon y sin mayor remordimientos, metio su mano por dentro de mi ropa y me lo acaricio, me estaba volviendo loco de sentir sus manos por dentro. Me desnudo totalmente, la agarre y tomandola de la cintura la acerque hasta la cama y no tumbamos...



Comenzamos a besarnos otra vez, pero ya mas desfrenadas, me fui directamente a sus pechos, y comence a lamerselos al igual que sus pezones. Aprovechando para bajar una mano por dentro de sus bragas y acariciar su clitoris a la vez que de cuando en cuando uno de mis dedos lo metia en su vagina. Se estaba excitando tanto que no quise apurarla, que deje que se entretuviera conmigo, mientras mantenia su excitacion sin ser extrema. Fue cuando se dedico a recorrer con su boca y sus manos mi cuerpo. Me estaba volviendo loco de sentir sus caricas y sus besos, pero lo que mas me pego un subidon fue cuando senti como cada paso mas se iba girando mas y mas hasta bajar y notar como mi miembro estaba en su boca. Deje que hiciera lo que le apeteciera como mero esclavo de su voluntad.



Su ritmo y sus movimientos con sus manos me estaban haciendo subir la excitacion cada vez mas que no pude resistir volver a tocar su sexo con mis manos... aumentando tambien su excitacion... poco a poco sentia como los primeros flujos de mi sexo estaban entrando en su boca, lamia y chupaba queriendo mas...



Me gire y baje sus bragas, ante mi tenia unos labios hermosos y humedos deseosos de ser comidos, la agarre de la cintura y la atraje hacia mi boca, comenzando a lamer sus raja y sus labios, buscando su clitoris para darle unas pasadas con la lengua y comenzar a jugar con su vagina.



Era rico... como sentir como nuestros cuerpos se derretian al mismo ritmo que el uno excitaba en el otro. Senti como sus flujo estaba hinundando mi boca, no pare de lamer aun despues de haber tenido ella su corrida, me gustaba lo que estaba haciendo, quizas... tambien porque su boca me estaba excitando hasta que consiguio que me corriera en su boca, ella seguia chupando todo lo que salia con suavidad y cariño y un poco mas de lentitud. Termino y se giro, posandose a mi lado.
-"Espero que te haya gustado..."-
-"Por que jamas me trague nada de mi pareja"-
La abrace con un brazo mientras el otro le servia de almohada... poco a poco el sueño vino a nosotros, con la luz encendida, me dio la espalda y un pequeño ronquido de ella me desperto.



Me gire y con su espalda frente a mi, comence a arañarla, su cuerpo se estremecia, se giro y me dijo
-"¿Que haces...? ¿Aun tienes ganas de mas...?"-
Pero no conteste, segui con mi mano, y con la otra tocaba sus pechos, pellizcando sus pezones. Poco a poco se estaban poniendo duros, tan duros como mi miembro que volvia a estar con ganas de jugar.



Poco a poco fui buscando su ano, con ganas de probarlo, quizas... nunca nadie habria probado, quizas si... sabia que sentia donde queria meterla que me ayudo y facilito la postura, pero no me dejo mucho tiempo, queria que la penetrara por delante.



Me gire y la agarre, abri sus piernas y viendo para su sexo, agarre mi miembro y empece a jugar hasta que con sus mirada me di cuenta que queria sentirlo dentro. Me agache y mirando para sus ojos con un movimiento de caderas busque hasta que sin mas encontre la entrada de su vagina.



La acerque mas a mi, y dejando apenas un espacio de movimiento pequeño en cada penetracion me aseguraba poder ser rapido y con todo dentro excitarla las veces que quisiera y asi fue... que sus gemidos era uno tras de otro y gozando, mi miembro dentro jugaba y ella con sus voz me lo confirmaba. Por momentos paraba y por momentos seguia, eran movimientos rapidos. No se cuantos orgamos tendrias pero el mejor fue el ultimo, se coloque de espaldas y me dejo que terminara en su ano que con gusto y placer hice.



Al dia siguiente estabamos en la misma cama, nos desperto los primeros rayos de sol, y aunque esa noche fue especial nos vestimos uno frente al otro sin pudor, sin verguenza, no nos dimos ningun beso en los labios pero si que nos guiñamos un ojo, desayunamos y tomamos un taxi al aeropuerto.



En el avion hubo un momento que no pude resistir cogerle la mano, me gustaba, y me lo habia pasado bien, pero como todo lo bueno siempre tiene un final, alli estaba esperandonos el jefe, todo habia salido perfecto, habia contactado dos grandes y buenos clientes con el, asi que satisfecho, y nosotros tambien.



Al dia siguiente, sorpresa, tenia una flor en su mesa,
"No olvides jamas que por una noche tu fuiste mi princesa". Pase por delante de ella y me guiño un ojo, y leyendo sus labios un gracias pude entender. Cuando deseaba poder cogerla de la mano y decirle lo mucho que significaba para mi. Era ante todo una gran compañera y una muy buena amiga.

Fdo: Anonimo

Ver también

J
jolita_5935485
11/6/08 a las 15:37

Felicitaciones
Muy buen relato.

Me gusta

¿No puedes encontrar la respuesta?

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook