Foro / Pareja

Amores clandestinos suelen terminar mal

1 de abril de 2012 a las 8:55 Última respuesta: 3 de abril de 2012 a las 9:03

Hace unos años dejé con mi novio porque sentía algo por otro hombre, casado. Mi relación con mi novio no estaba bien, y el acercamiento de mi compis de trabajo hizo que me decidiera a dar el paso.

Todo empezó muy inocentemente, buenos ratos y charlas tontas. Un par de veces me vino a vistar cuando el libraba. Una vez incluso me escondí para comprobar que venía por mi, y lo primero que hizo fue preguntar por mi al no verme. Muchas veces me quedaba conversando con él después de hora. Llegó un punto que me apeteciá más estar 15 min con el que llegar a ver a mi novio a casa. Las cosas con mi novio estaban mal, y ya no me ponía atención. Me celaba porque me alagaban en el estudio, en el trabajo y también fisicamente. Mi novio era el único que no decia alguna palabra bonita de mi.

Llegó el cumple de mi compis, y me invitó junto con otros compañeros de trabajo, pero su mujer no vino porque tenía que cuidar al niño. Me pareció raro, comimos y despues fuimos a un bar. Al despedirme y abrazarlo, fue que sentí que algo fuerte pasaba entre nosotros.

Anteriormente me había dicho que su esposa estaba un poco celosa de mi, porque él le hablaría bien de mi, pero también me dejó claro que él era un hombre fiel. Se fue por trabajo 3 meses a otra ciudad. Cuando estaba por volver me llama, por primera vez. Y me dice que ha pensado mucho en mi, que me hecha de menos, yo le digo que también. Y hasta que había vuelto a tocar la guitarra por mi.

Quedamos un par de veces para un café y conversar. Ni mi novio ni su mujer sabía de estos encuentros, aunque no pasaba nada. Mientras tomamos el café me cuenta de que su esposa está embarazada, me alegro por él, y no me sorprende, es como que lo intuía. Al despedirnos me lleva al auto en su moto, lo abrazo para no caerme y porque me moria de ganas. Nos despedimos con un beso en la mejilla.

Al otro día me llama y me dice que está muy confundido, que al despedirnos salían chispas, que tiene mariposas en el estómago.

A su reintegro, salimos con otros compañeros a un bar. A la salida el se ofrece a llevarme, y mi novio me llama, a esta altura estaba superceloso y con razón. Me lleva para casa, y mi novio estaba esperando abajo, casi se agarran a trompadas. Yo no había hecho nada, realmente, pero mi novio pensó que si, al final me creyó, pero decidí mudarme.

Encontré una habitación y me mudé. El finde me invitó a un concierto, le dije que sí, aunque le dije que me pasara a buscar sabiendo que seguramente nos quedaríamos. Me vestí un poco provocativa y cuando me vió no podía creerlo. Por cierto, nunca me imaginé de amante, y ese día estaba supernerviosa porque de alguna forma me lo veía venir, tenía que hacer muchas cosas y no conseguí hacer ninguna.

Pedimos algo para comer, pero yo no podía comer nada, solo lo miraba, me sentía muy torpe, no podía pensar. Nos sentamos en el sofa, y masajes y pronto estaba encima de el. Lo llevé al cuarto y tuvimos sexo. No fue bueno, el lleva como 15 años con su mujer y yo sentí como si ella estuviera mirando. No quería obligarlo a hacer algo que se arrepintiera y también me moría de ganas de hacerlo. Le di oportunidades de irse. Me sentí más torpe que en mi primera vez.

Al mismo tiempo quería olvidarlo, porque me estaba pegando fuerte. Un día salí con un amigo y al rato un mensaje de el preguntando donde estoy porque el estaba solo. Lo ignoro, y sigo con mi amigo. Al poco rato entra en el bar, casualmente entra en el mismo bar. Me quería morir, entra con una pareja amiga. La esposa se había ido con el niño. Me presenta como amiga, converso 5 minutos y sin que se den cuenta me voy a casa. Cuando sus amigos se van, me llama, y viene a casa. Esta vez estamos por hacer el amor y paramos porque no teníamos condón, y también porque se sentía muy culpable.

Al otro día me llama y me comenta que había hecho el amor con su esposa y que había estado genial, lo mande a la mierda. Le dije que no me contara esas cosas. Lo entendió y a los pocos días se apareció con un regalo... una caja de condones. Me sentía como una niña. Me dijo que quería que los usara con otro. Pero a la vez me decia que estaba superceloso de mi. Para peor, al tener más tiempo libre, estaba ejercitando y ahora más que antes todos me alagaban en el trabajo y el me decia que no se reconocía. Que nunca había sido celoso, pero no lo aguantaba.

Los meses pasaron, decidimos dejarlo, yo acepté su decisión, no me parecía bien lo que hacíamos. En el trabajo eran caritas, sonrisas, algún besito cuando no estaba nadie, y nada más. La mayoría sospechaba de algo. Paralelamente mi ex me empezó a buscar, e insitir, quería volver. Yo no quería. Tenía un lio en la cabeza!!

Meses después, salimos con los de trabajo, yo no sabía si el venía ya que su esposa estaba por dar a luz su segundo hijo. Sobre media noche nos encontramos. Cuando lo vi estaba bailando con una amiga, fue raro su reacción, a la pobre casi la empuja y su sonrisa al verme desbordaba. Parece que esta fue amiga suya hace años y casi pasa algo, pero no paso nada. Ella había tenido sentimientos por el, pero al estar casado no habia pasado nada. Pero ella se dio cuenta de que el estaba enganchado conmigo. Estuvimos bailando mucho rato, muy cerca, bebimos. Nuestros compis estaban por ahí, se fueron yendo. Al quedarnos solos nos besamos y llegó un punto que me dijo, vamos para tu casa! Tuvimos sexo por segunda vez, y esta vez estuvo aceptable. Por lo menos más sueltos, aunque un poco borrachos. Al otro día, cuando lo veo en el trabajo, estaba superfeliz, bailando y todo.

En el medio, el hijo no nacía, y él empieza a sospechar de que no era suyo, ya que por las fechas él no estaba. Yo me quería morir, y le decía que el fuera infiel no significaba que su esposa lo fuera, a lo que me contesto que ya le había sido, me dejó helada. Bueno, al final las ideas se le van, nace su hijo y se va de licencia paternal. Yo ya había decidido irme de la empresa y del pueblo. Pasé unos meses llenos de insertidumbre. Sobre el final mi exnovio me había reconquistado. Volvimos, y estuvimos en una ciudad cercana por unos meses, y luego decidimos irnos lejos juntos.

Se me hace muy dificil olvidarlo, cuando pienso que lo he logrado, caigo otra vez. Casi no hemos hablado, cuando le dije que me iba lejos, me dijo que se quería despedir, nos tomamos un café y nada pasó. Aunque me invitó a un hotel, me negué. Yo ya había vuelto con mi novio. En estos 2 años hablamos una sola vez por telefono. Pienso en el, a veces mucho, a veces poco, pero lo tengo bastante presente. Me gustaría sacarlo de mi cabeza, pero no puedo, y a pesar de que me siento muy bien con mi novio, el otro no se me va. Hace poco recibí un correo de el, en donde me dice que fui su último gran amor y que piensa en mi. Yo le contesto diciendo que lo hecho de menos y que pienso en el, y que me pone triste tenerlo lejos. Y claro, su esposa lo leyo, y me responde desde la casilla de correos de él. Diciendo que lo había sospechado, pero que ha sido la mayor decepción de su vida, etc. que se van a divorciar, y que los dos hijos van a sufrir, etc etc.

Me quedé supermal, estuve sin comer por un tiempo, como sombi. Tuve mucho miedo de perder a mi novio, así que le confesé haber estado con esa persona de la cual el se había sentido tan celoso. Preferí ir de frente, y aunque no lo engañe, prefería que se enterara por mi que por otro. El me perdonó, aunque estuvo raro por unas semanas. Cada día que pasa lo valoro más. Me siento muy comoda con el como pareja. Me hace feliz. Y de cierto modo agradezco no tener una pareja como el otro. Que a pesar de decirme que estaba enamorado de su esposa le metía lo cuernos, haciendonos sufrir a las dos, y para peor con cierto morbo, comentarios tipo, a mi esposa sería buen amiga tuya, etc.

Aunque también tengo muchas dudas sobre que es lo que pasó, me pregunto si el dejó que le vieran el correo, o si ella lo espió. Ya hace más de 2 años que no nos vemos. Sin duda que nos afectó mucho a los dos. Al recibir el correo no sabía que hacer, y me aguanté y no le llamé. Hace un mes recibí una llamada a las 3 de la mañana de él, por suerte el telefono estaba bajo. Lo llamé esa mañana y me dijo que no podía hablar y que no lo llamara más.

Ahora con lo que respecta a mis sentimentos estoy muy dolida. Al principio me vino susto, pensé pobre, la tiene que estar pasando fatal, me sentía culpable y todo.
Luego, pensaba que se lo tenía merecido y que ahora que todo se sabía, a mi me era más facil olvidarlo.
Después me di cuenta de que no lo olvidé.
Después vino lo de la llamada, y me decepcionó mucho. Ya hace un mes, y pienso que el sabe que yo se que su mujer sabe... y no fue capaz de devolver la llamada.
No sé quien me llamó, si fue él, pienso que es un tarado, porque cuando le devuelvo la llamada 5 hs más tarde apenas me reconoce, la comunicación se oía fatal, y me pide que no le llame más.
Si fue su mujer, es raro, porque no ha vuelto a llamar. Por las dudas, cada noche dejo el telefono en silencio porque no quiero que me agarre dormida.
Me duele mucho de que me escriba diciendo de que fui su ultimo amor, y que no me llame para devolverme la llamada. No quiero ser su confidente, pero pienso que una minima de respeto. Entiendo que no me pueda llamar desde su telefono, pero siempre hay locutorios y telefonos publicos.
Por otro lado, que no me pueda llamar es síntoma de que su mujer lo perdonó, y primero pensé que bueno, porque no quiero que se separe de sus hijos y no creo que él sea mala persona.
Luego pensé que en realidad no se merece estar ni con su esposa, ni conmigo, que su esposa le dio mucho y el no lo supo apreciar.
Y despues, al pensar bien en el correo que me escribió su esposa, pienso que estan hechos el uno para el otro.

Para peor el está lleno de problemas, en el trabajo y en la familia grande, y su mayor sustento son su hijos.

Lo que me deja esta historia es que la verdad siempre sale a al luz. Y que los problemas te siguen, no importa donde vayas. Yo me siento muy mal, y para peor no tengo con quien hablarlo, mis amigas están lejos y no las quiero abrumar con mis historias. Y mis amigas actuales son amigas de mi novio, y no quiero que se enteren de esto.

Estar con él me hizo muy feliz por momentos muy cortos, y me ha hecho infeliz por momentos más largos. A pesar de esto no me siento arrepentida. Estuve muy triste, muy sola, y por momentos lo sigo estando.

Ver también

3 de abril de 2012 a las 9:03

Llamame legión porque somos muchos...
Lo que está claro es que las mujeres siempre vamos un paso más allá,somos más valientes (¿inconscientes?) a la hora de encarar los sentimientos...y cuando se trata de amor no se miden las consecuencias de los actos hasta que se lleva mucho sufrido.
Pero es mejor querer y despues perder...?????????????

Me gusta

ISDIN Si-Nails

ISDIN Si-Nails

Compartir
Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook