Inicio / Foro / Pareja / Tú me exitas (ii)


Tú me exitas (ii)

14 de agosto de 2008 a las 5:37

Tus ojos se oscurecen por el deseo y tu forma de mirarme me estremece, el peligro que adivino en ellos hace que mi corazón se detenga.

Me tomas por los brazos y me levantas del suelo tus labios tan ardientes se apoderan de los míos, ansiosamente introduces tu lengua y acaricias cada rincón de mi boca, la tomas la reclamas como tuya, hay tanto de posesión en ese beso y no quieres que haya duda alguna de que eres mi dueño. Sin contemplación rompes los botones de mi blusa, me despojas de ella y la tiras al suelo, lames mi cuello y me muerdes el lóbulo de mi oreja mientras aprietas mis senos por encima del corpiño, tu violencia lejos de asustarme o molestarme, me deleita, me calienta.

Susurras a mis oídos lo mucho que me deseas, lo ansioso que estas de hacerme gritar de placer, me dices que soy como una hembra en celo que te enloquezco y que no tendrás piedad de mí. Tanto me queman tus palabras que no alcance a notar que me quitabas el brasier, sólo me di cuenta al sentir tus dedos apretando directamente mis pezones pero no te detienes ahí me empujas contra la pared levantas mis brazos por sobre mi cabeza, inmovilizándome y llevas tus labios a mis senos, mi corazón se acelera al sentir tus labios succionando mis erguidos pezones tu lengua los recorre lánguidamente, inesperadamente tus movimientos se hacen mas fuertes como un lobo hambriento aprietas, muerdesgrito por el dolor placentero que me haces sentir, te detienes y me miras. Tranquila - me susurras y con una sonrisa autosuficiente me dices que recién estas empezando, le dedicas un tiempo más a mis hinchados pechos mientras me retuerzo de deseo envolviéndote con una de mis piernas.

Levantas la cabeza y me besas nuevamente en los labios, embriagando mis sentidos y me sorprendes de nuevo cuando te separas de mí y soltando mis brazos rápidamente me das la vuelta poniéndome de cara a la pared apretándome con tu cuerpo. Haces a un lado mi cabello y besas mí nuca, un escalofrío recorre toda mi columna, lentamente siento como tus manos descienden por mi cuerpo quemándome como si fueran fuego, levantas ligeramente mi falda y me quitas las bragas y mientras tu boca continua electrizando la piel de mi cuello una de tus manos a llegado hasta mi intimidad, y cuando tus dedos me tocaron y ronco suspiro sale de tu pecho y me dices - Estas tan deliciosamente húmeda tiemblo de excitación, tus dedos se mueven con maestría, exploran y acarician, introduces un dedo dentro de mi mientras con tu pulgar masajeas mi clítoris y empiezas ese ritmo delicioso y enloquecedor atrapada como estoy entre la pared y tu cuerpo no puedo hacer nada mas que gemir, llegas a ese punto en el cual estoy a punto de explotar y te detienes, justo cuando siento que liberaré mi placer tus dedos se retiran y luego vuelven a mi. Y así me torturas una y otra vez hasta que no puedo más y te ruego que me hagas llegar pero tú no te apiadas de mí.

Me sueltas y te apartas, volteo para mirarte y por un momento siento miedo, miedo por que presiento que vas dejarme así y en mi mirada debes adivinar una suplica por que me sonríes maliciosamente, nunca te había vista tan presuntuoso y yo nunca había sido tan sumisa. No me dejas sola mucho tiempo, tomas una rosa de un florero y vuelves a acercarte y con suavidad acaricias mi piel con sus pétalos, embriagándome con su aroma.

Recoges tu corbata del suelo y me vendas los ojos, luego me levantas en brazos y me llevas a la cama.
Continua

Tags relacionados #Relatos eróticos

+
14 de agosto de 2008 a las 16:40

Bien !!!
Que ganas de seguir leyendo!!!
No te demores con la continuación...

Me gusta

Volver al foro

Anteriores conversaciones
Número de respuestas
Último post

Ultimas conversaciones

  • Esclava sexual

    19 de enero de 2010 a las :06

  • Tú me exitas

    12 de agosto de 2008 a las 11:47

Conversaciones más activas

Principio de la página