Inicio / Foro / Pareja / Por qué gritan las personas?


Por qué gritan las personas?

11 de abril de 2006 a las 20:18

Pongo por aquí esto que me ha llegado por email, me ha gustado...

_________________


Un día, un Rey preguntó a sus siervos lo siguiente:

- ¿Por qué la gente se grita cuando están enojados?

- Los hombres pensaron unos momentos:

- ... Porque perdemos la calma - dijo uno - por eso gritamos.

- Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? -preguntó El rey- ¿ No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enfadado?

Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas satisfacía al Rey. Finalmente él explicó:

- Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho.
Para cubrir esa distancia deben gritar, y así lograr escucharse.
Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para
escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.

Luego el Rey preguntó:

- ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?

Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente, por qué? Porque sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña.

- El Rey continuó

-Cuando se enamoran más aún, qué
sucede?

No hablan, sólo susurran. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo.

Luego El Rey dijo:

- "Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan
palabras que los distancien mas, llegará un día en que la distancia sea tanta que no encontraran más el camino de regreso."

11 de abril de 2006 a las 20:24

Bueno quizir...
esta historia es preciosa, y modelo a seguir, pero por ejemplo en mi caso grito y es inevitable...

¿Cómo es posible? Verás, mi madre es sorda, y con lo poco que oye no le basta para hablarle suave, tengo que gritarle y además mover mis manos, tengo que gritar desde pequeñita, jeje, en mi casa todos chillamos, hasta un punto que te acostumbras y estás fuera de casa y te escuchas, y piensas "j0der como grito colega", intento corregir ésto pero a veces puede conmigo..

1beso

Me gusta

11 de abril de 2006 a las 20:28
En respuesta a yol20

Bueno quizir...
esta historia es preciosa, y modelo a seguir, pero por ejemplo en mi caso grito y es inevitable...

¿Cómo es posible? Verás, mi madre es sorda, y con lo poco que oye no le basta para hablarle suave, tengo que gritarle y además mover mis manos, tengo que gritar desde pequeñita, jeje, en mi casa todos chillamos, hasta un punto que te acostumbras y estás fuera de casa y te escuchas, y piensas "j0der como grito colega", intento corregir ésto pero a veces puede conmigo..

1beso

Leer más

Sí, claro...
hay que diferenciar entre "gritos y gritos"

Está claro que si alguien oye mal hay que subir algo el tono de voz para que te escuche y al final eso si lo vives día a día pues te acostumbras...

El punto, es que gritar para resolver una discusión o un problema, es un mal recurso, no vale para nada, sólo para separar...

Ciaooooooooo

Me gusta

11 de abril de 2006 a las 20:35

Me alegro
que te haya gustado

Ciao

Me gusta

11 de abril de 2006 a las 22:58

Mmm
Que bonito Quizir, que cosa tan tierna.

Saludos.

Me gusta

11 de abril de 2006 a las 23:01


Me ha gustado,muy bonito!

Me gusta

12 de abril de 2006 a las 10:07

Vaya
Que historia tan bonita.
Deberían contársela a todos los niños de pequeños, a ver si así aprendían a levantar menos la voz a lo largo de sus vidas.

Yo me considero una de esas personas que no soportan los gritos, ni (en general) a la gente que habla a gritos. Porque hay gente que no puede evitarlo, es algo inconsciente, y no o hacen de mala fe... a esos se le puede perdonar.
Pero también hay otra clase de gente que usan la intensidad sonora como arma ofensiva. Esa gente que, en medio de una discusión sobre algún tema, piensa que por proyectar sus ondas sonoras indiscriminadamente y con alevosía, ya van a tener más razón. O que los daños ocasionados en nuestros tímpanos nos van a hacer retroceder ante ellos, desalentándonos. Esa clase de gente también suelen acompañar sus gritos de otro tipo de expresiones no menos agresivas, como los clasicos golpetazos en la mesa, toqueteos insistentes (e incluso manotazos) en nuestros brazos, hombros, y un extenso repertorio de gesticulaciones más o menos efusivas y vehementes, con el objetivo de amedrentar a sus interlocutores en la medida de lo posible.
Suelen ser gente de escasa inteligencia, en general intolerantes, incapaces de utilizar las palabras y los razonamientos como arma ofensiva, de modular las palabras, el énfasis, la pronunciación, el timbre... y todos esos vericuetos más o menos "sofisticados" que ellos jamás lograrán entender, porque queda fuera de su alcance. Gente que no entiende que se puede hacer muchisimo más daño con una sola frase bien dicha, con intención, en el momento justo, que con todos los exabruptos y alaridos que ellos sean capaces de imaginar...

En fin, lo dicho: que yo siempre suelo evitar por todos los medios a mi alcance el relacionarme con personas así, a las que tan sólo se les puede dar la razón, como a los tontos, y esperar a que acaban sus enfervorecidas peroratas, para soltarles cualquier excusa y largarse uno con la música a otra parte...





P.D.: Por cierto, en mi humilde opinión, nadie es capaz de discutir tan acaloradamente como una pareja de enamorados...

Me gusta

12 de abril de 2006 a las 10:30

A veces...
por amor.. querrias gritar... y no puedes...

Un besito

Me gusta

Volver al foro

Anteriores conversaciones
Número de respuestas
Último post

Ultimas conversaciones

Conversaciones más activas

Principio de la página