Inicio / Foro / Pareja / Me acuesto con mi hijo

Me acuesto con mi hijo

19 de octubre a las 3:05

Empezó en enero. Mi hijo tuvo un accidente y su hermano y yo tuvimos que ayudarlo, en todo.
Las primeras veces que lo bañé ya tuvo alguna erección, pero no total, digamos, que se le puso morcillona. Me pareció natural, ni siquiera reparé mucho en ello.
Un día, mientras lo bañaba, me agaché para limpiarle bien los pies y su pene topó con mi cara al levantarse, esta vez, estaba totalmente erecto y palpitante. La verdad, nos hizo mucha gracia, nos reímos bastante y no sé, como que le quité importancia. Le pregunté si había eyaculado desde el accidente y me dijo que no. Eché gel en su pene y le hice una paja. Me miraba perplejo y muy exitado, no tardó ni un minuto en correrse. Algo de semen cayó en mi cara y en mi pelo y volvimos a reírnos, no parecía real.
La paja de la ducha se hizo algo normal, hasta que un día me preguntó si podía chupársela. Le dije que no, pero en seguida me la metí en la boca. No sé, la situación se me iba de las manos en una nube de extraña normalidad. Después, mis tetas, se veía venir, siempre le gustó mirarlas.
Él iba mejorando y llegó el día en que por fin pudo volver a bañarse y a vestirse él solito... y la historia se complicó. Empezó a mandarme mensajes eróticos, meterse en mi cama en mitad de la noche y, peor aún, a tocarme cuando su hermano o mi nuera o mis hermanas estaban en la casa, sin que nos vieran, claro. No me gustaba que lo hiciera, pero me exitaba tanto, que sucedía siempre que él quería.
Con él hice lo que siempre quise, sin tapujos ni reproches. Salió a la luz una mujer amante decidida y valiente, lo que nunca... Le hice lo que quiso y le pedí lo que quise. La primera vez que alguien eyaculó en mi boca, en mi cara, en mis tetas o sobre mi culo, fue él. La primera vez que tuve un orgasmo con un cunnilimgus, fue con él. La primera vez que tuve varios orgasmo en un polvo, fue con él. La primera vez que me "follaron como a una perra", me refiero a ponerme a cuatro patas y sentir como me embestía desde atrás, fue con él. El maravilloso sexo anal y la doble penetración, él. Nunca había tenido juguetes sexuales, hasta que me los regaló él. Nunca me había pasado una tarde de sábado dedicada a mí misma y a mi propio placer hasta que él me regaló esos juguetes.
No he podido parar hasta ahora y ha sido porque se ha echado novia. Él quería seguir con "nuestro juego", pero no me parecía bien.
Lo pienso y no me lo creo. Ya pasó. Ya sucedió. No sé si volverá a pasar. No sé si podré controlarme.
¿La idea del incesto les parece depravada?, hablo de sexo. En realidad nuestra relación madre hijo no ha cambiado, siempre fue buena y nos queremos mucho. Me refiero al sexo. ¿En serio tiene que estar prohibido entre familiares?, por supuesto, hablo de personas adultas. El sexo es placer físico y mental, ¿por qué tiene que estar vetado entre familiares?, y ¿cuál es el límite?, si me acuesto con mi primo segundo en las fiestas del pueblo, ¿soy una pervertida?.
Creo que estoy más agradecida que ninguna otra cosa. El incesto destapó muchas otras represiones absurdas que las mujeres de mi edad, tengo 51, asumimos como normales. No estoy haciendo apología del incesto. Pero me ha hecho pensar en toda la represión y ahora no sé dónde acaba la mentira moralista y dónde empieza la ética razonable y beneficiosa.
¿Les parece el incesto consentido y consensuado entre adultos algo depravado?
¿Está bien que los límites de la sexualidad nos los imponga la moral?, ¿no debería ser cada persona en su libre albedrío?, me refiero, obvio, al sexo compartido, consentido, deseado y consensuado. Lo que excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones...
Me gustaría que respondieran personas de cualquier identidad y orientación sexual, pero sobre todo gente de mi edad. Muchas gracias de ante mano a todos y todas los y las lectoras que se tomen la molestia de llegar hasta aquí.
Gracias y espero vuestras respuestas!

Top 3 respuestas

19 de octubre a las 14:11

Si tan"mona" eres.. Y tienes a tantos hombres.. A que cojones te follas a tu hijo tia! Se me caeria la cara de vergüenza!! Y ni creo en dios, ni en ala ni en spm.. Pero me parece la ostia eso!! Que lo has parido tu tiaa, por muy adulto que sea, tienes una mente realmente asquerosa!!! Simplemente repugnante 

11 likesMe gusta

19 de octubre a las 11:51
En respuesta a madremia22

 Empezó en enero. Mi hijo tuvo un accidente y su hermano y yo tuvimos que ayudarlo, en todo.
Las primeras veces que lo bañé ya tuvo alguna erección, pero no total, digamos, que se le puso morcillona. Me pareció natural, ni siquiera reparé mucho en ello. 
Un día, mientras lo bañaba, me agaché para limpiarle bien los pies y su pene topó con mi cara al levantarse, esta vez, estaba totalmente erecto y palpitante. La verdad, nos hizo mucha gracia, nos reímos bastante y no sé, como que le quité importancia. Le pregunté si había eyaculado desde el accidente y me dijo que no. Eché gel en su pene y le hice una paja. Me miraba perplejo y muy exitado, no tardó ni un minuto en correrse. Algo de semen cayó en mi cara y en mi pelo y volvimos a reírnos, no parecía real.
La paja de la ducha se hizo algo normal, hasta que un día me preguntó si podía chupársela. Le dije que no, pero en seguida me la metí en la boca. No sé, la situación se me iba de las manos en una nube de extraña normalidad. Después,  mis tetas, se veía venir, siempre le gustó mirarlas.
Él iba mejorando y llegó el día en que por fin pudo volver a bañarse y a vestirse él solito... y la historia se complicó. Empezó a mandarme mensajes eróticos, meterse en mi cama en mitad de la noche y,  peor aún, a tocarme cuando su hermano o mi nuera o mis hermanas estaban en la casa, sin que nos vieran, claro. No me gustaba que lo hiciera,  pero me exitaba tanto,  que sucedía siempre que él quería.
Con él hice lo que siempre quise, sin tapujos ni reproches. Salió a la luz una mujer amante decidida y valiente, lo que nunca... Le hice lo que quiso  y le pedí lo que quise. La primera vez que alguien eyaculó en mi boca, en mi cara, en mis tetas o sobre mi culo, fue él. La primera vez que tuve un orgasmo con un cunnilimgus, fue con él. La primera vez que tuve varios orgasmo en un polvo, fue con él. La primera vez que me "follaron como a una perra", me refiero a ponerme a cuatro patas y sentir como me embestía desde atrás, fue con él. El maravilloso sexo anal y la doble penetración, él. Nunca había tenido juguetes sexuales, hasta que me los regaló él. Nunca me había pasado una tarde de sábado dedicada a mí misma y a mi propio placer hasta que él  me regaló esos juguetes. 
No he podido parar hasta ahora y ha sido porque se ha echado novia. Él quería seguir con "nuestro juego", pero no me parecía bien.
Lo pienso y no me lo creo. Ya pasó. Ya sucedió. No sé si volverá a pasar. No sé si podré controlarme.
¿La idea del incesto les parece depravada?, hablo de sexo. En realidad nuestra relación madre hijo no ha cambiado, siempre fue buena y nos queremos mucho. Me refiero al sexo. ¿En serio tiene que estar prohibido entre familiares?, por supuesto, hablo de personas adultas. El sexo es placer físico y mental, ¿por qué tiene que estar vetado entre familiares?, y ¿cuál es el límite?, si me acuesto con mi primo segundo en las fiestas del pueblo, ¿soy una pervertida?.
Creo que estoy más agradecida que ninguna otra cosa. El incesto destapó muchas otras represiones absurdas que las mujeres de mi edad, tengo 51, asumimos como normales. No estoy haciendo apología del incesto. Pero me ha hecho pensar en toda la represión y ahora no sé dónde acaba la mentira moralista y dónde empieza la ética razonable y beneficiosa.
¿Les parece el incesto consentido y consensuado entre adultos algo depravado?
¿Está bien que los límites de la sexualidad nos los imponga la moral?, ¿no debería ser cada persona en su libre albedrío?, me refiero, obvio, al sexo compartido, consentido, deseado y consensuado. Lo que excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones...
Me gustaría que respondieran personas de cualquier identidad y orientación sexual, pero sobre todo gente de mi edad. Muchas gracias de ante mano a todos y todas los  y las lectoras que se tomen la molestia de llegar hasta aquí.
Gracias y espero vuestras respuestas! 

eres una cerda eso es lo que eres como puedes fijarte en tu propio hijo eres su madre pobre de tu hijo y yo si te juzgo por que no esta bien Y EL QUE TE DE LA RAZON ES IGUAL DE CERDO QUE TU OCUPAS UN PSICOLOGO

6 likesMe gusta

19 de octubre a las 7:04
En respuesta a madremia22

 Empezó en enero. Mi hijo tuvo un accidente y su hermano y yo tuvimos que ayudarlo, en todo.
Las primeras veces que lo bañé ya tuvo alguna erección, pero no total, digamos, que se le puso morcillona. Me pareció natural, ni siquiera reparé mucho en ello. 
Un día, mientras lo bañaba, me agaché para limpiarle bien los pies y su pene topó con mi cara al levantarse, esta vez, estaba totalmente erecto y palpitante. La verdad, nos hizo mucha gracia, nos reímos bastante y no sé, como que le quité importancia. Le pregunté si había eyaculado desde el accidente y me dijo que no. Eché gel en su pene y le hice una paja. Me miraba perplejo y muy exitado, no tardó ni un minuto en correrse. Algo de semen cayó en mi cara y en mi pelo y volvimos a reírnos, no parecía real.
La paja de la ducha se hizo algo normal, hasta que un día me preguntó si podía chupársela. Le dije que no, pero en seguida me la metí en la boca. No sé, la situación se me iba de las manos en una nube de extraña normalidad. Después,  mis tetas, se veía venir, siempre le gustó mirarlas.
Él iba mejorando y llegó el día en que por fin pudo volver a bañarse y a vestirse él solito... y la historia se complicó. Empezó a mandarme mensajes eróticos, meterse en mi cama en mitad de la noche y,  peor aún, a tocarme cuando su hermano o mi nuera o mis hermanas estaban en la casa, sin que nos vieran, claro. No me gustaba que lo hiciera,  pero me exitaba tanto,  que sucedía siempre que él quería.
Con él hice lo que siempre quise, sin tapujos ni reproches. Salió a la luz una mujer amante decidida y valiente, lo que nunca... Le hice lo que quiso  y le pedí lo que quise. La primera vez que alguien eyaculó en mi boca, en mi cara, en mis tetas o sobre mi culo, fue él. La primera vez que tuve un orgasmo con un cunnilimgus, fue con él. La primera vez que tuve varios orgasmo en un polvo, fue con él. La primera vez que me "follaron como a una perra", me refiero a ponerme a cuatro patas y sentir como me embestía desde atrás, fue con él. El maravilloso sexo anal y la doble penetración, él. Nunca había tenido juguetes sexuales, hasta que me los regaló él. Nunca me había pasado una tarde de sábado dedicada a mí misma y a mi propio placer hasta que él  me regaló esos juguetes. 
No he podido parar hasta ahora y ha sido porque se ha echado novia. Él quería seguir con "nuestro juego", pero no me parecía bien.
Lo pienso y no me lo creo. Ya pasó. Ya sucedió. No sé si volverá a pasar. No sé si podré controlarme.
¿La idea del incesto les parece depravada?, hablo de sexo. En realidad nuestra relación madre hijo no ha cambiado, siempre fue buena y nos queremos mucho. Me refiero al sexo. ¿En serio tiene que estar prohibido entre familiares?, por supuesto, hablo de personas adultas. El sexo es placer físico y mental, ¿por qué tiene que estar vetado entre familiares?, y ¿cuál es el límite?, si me acuesto con mi primo segundo en las fiestas del pueblo, ¿soy una pervertida?.
Creo que estoy más agradecida que ninguna otra cosa. El incesto destapó muchas otras represiones absurdas que las mujeres de mi edad, tengo 51, asumimos como normales. No estoy haciendo apología del incesto. Pero me ha hecho pensar en toda la represión y ahora no sé dónde acaba la mentira moralista y dónde empieza la ética razonable y beneficiosa.
¿Les parece el incesto consentido y consensuado entre adultos algo depravado?
¿Está bien que los límites de la sexualidad nos los imponga la moral?, ¿no debería ser cada persona en su libre albedrío?, me refiero, obvio, al sexo compartido, consentido, deseado y consensuado. Lo que excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones...
Me gustaría que respondieran personas de cualquier identidad y orientación sexual, pero sobre todo gente de mi edad. Muchas gracias de ante mano a todos y todas los  y las lectoras que se tomen la molestia de llegar hasta aquí.
Gracias y espero vuestras respuestas! 

a mi no me parece mal... si no les afecta en su vida cotidiana, si no lastiman a nadie, si como tu dices es "sexo compartido, consentido, deseado y consensuado y excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones... no me importa donde y a quien se la meta tu hijo, ni a quien te pases por tu cama, yo, en lo personal no lo haria, pero es su cuerpo, su sexualidad y son tan libres de expresarla como mejor les venga como el que mas, no le estas violando ni engañando y si tu hijo es un adulto, es algo que solo les atañe a ustedes dos... y ya que el sigue siendo funcional socialmente ahora que se a echado una novia y tu saliste del panorama, me parece lo correcto, ya que de continuar su relacion, ahi si habria ofensas a terceros, al igyual que si resultases embarazada... lo que yo te sugeriria es que ahora que has descubierto lo grandioso del sexo, te busques un nuevo compañero, y preferentemente que no tengan lazos familiares entre ustedes. con todo respeto a cualquier otro ser humano, opine igual o diferente a mi, esta es mi opinion.

6 likesMe gusta

19 de octubre a las 4:54

Te lo voy a decir porque se nota que ya no logras ver con claridad. 
Lo que hiciste está mal, MAL, muy mal, cruzaste una línea y ya estás cegada, ya ni siquiera te sientes inmoral. Es inmoral, eres su madre, es pecado, el sexo es para las parejas, romanticismo, erotismo. Son cosas que JAMÁS deben estar en la relación de madre e hijo. Deberías ir al psicólogo para que te ayude, los ayude a los 2 porque no es normal, no debe ser normal, el mundo no tiene que ser sodoma y gomorra, libertino, sin límites. En serio mi opinión es que estás en un error. 

5 likesMe gusta

19 de octubre a las 5:26

(Si es que el relato es cierto) algo ha de estár mal con tu neocorteza (la parte del cerebro que se encarga de pensarr) hace muchos años cuando aún eramos "cavernicolas" solo teníamos "el tronco" del cerebro, y actuabamos igual que los animales... luego se fueron añadiendo partes como: el sistema límbico y la neocorteza. Al añadirse éstas últimas partes fue que se añadió "el amor de madre" a los humanos, el cual impide que una madre vea a su hijo con ojos que no debe. Esto y más nos hace humanos y nos diferencia de los animales que no les importa con quién se aparean porque lo hacen con fines de reproducción y no tienen la capacidad para pensar en más.
Al parecer a muchas personas se les añadió la neocorteza de lujo porque no la usan. Pero en fín, cada quien es dueño de su vida y hace lo que quiere (siempre y cuando no le haga daño a las demás personas). 

2 likesMe gusta

19 de octubre a las 7:04
En respuesta a madremia22

 Empezó en enero. Mi hijo tuvo un accidente y su hermano y yo tuvimos que ayudarlo, en todo.
Las primeras veces que lo bañé ya tuvo alguna erección, pero no total, digamos, que se le puso morcillona. Me pareció natural, ni siquiera reparé mucho en ello. 
Un día, mientras lo bañaba, me agaché para limpiarle bien los pies y su pene topó con mi cara al levantarse, esta vez, estaba totalmente erecto y palpitante. La verdad, nos hizo mucha gracia, nos reímos bastante y no sé, como que le quité importancia. Le pregunté si había eyaculado desde el accidente y me dijo que no. Eché gel en su pene y le hice una paja. Me miraba perplejo y muy exitado, no tardó ni un minuto en correrse. Algo de semen cayó en mi cara y en mi pelo y volvimos a reírnos, no parecía real.
La paja de la ducha se hizo algo normal, hasta que un día me preguntó si podía chupársela. Le dije que no, pero en seguida me la metí en la boca. No sé, la situación se me iba de las manos en una nube de extraña normalidad. Después,  mis tetas, se veía venir, siempre le gustó mirarlas.
Él iba mejorando y llegó el día en que por fin pudo volver a bañarse y a vestirse él solito... y la historia se complicó. Empezó a mandarme mensajes eróticos, meterse en mi cama en mitad de la noche y,  peor aún, a tocarme cuando su hermano o mi nuera o mis hermanas estaban en la casa, sin que nos vieran, claro. No me gustaba que lo hiciera,  pero me exitaba tanto,  que sucedía siempre que él quería.
Con él hice lo que siempre quise, sin tapujos ni reproches. Salió a la luz una mujer amante decidida y valiente, lo que nunca... Le hice lo que quiso  y le pedí lo que quise. La primera vez que alguien eyaculó en mi boca, en mi cara, en mis tetas o sobre mi culo, fue él. La primera vez que tuve un orgasmo con un cunnilimgus, fue con él. La primera vez que tuve varios orgasmo en un polvo, fue con él. La primera vez que me "follaron como a una perra", me refiero a ponerme a cuatro patas y sentir como me embestía desde atrás, fue con él. El maravilloso sexo anal y la doble penetración, él. Nunca había tenido juguetes sexuales, hasta que me los regaló él. Nunca me había pasado una tarde de sábado dedicada a mí misma y a mi propio placer hasta que él  me regaló esos juguetes. 
No he podido parar hasta ahora y ha sido porque se ha echado novia. Él quería seguir con "nuestro juego", pero no me parecía bien.
Lo pienso y no me lo creo. Ya pasó. Ya sucedió. No sé si volverá a pasar. No sé si podré controlarme.
¿La idea del incesto les parece depravada?, hablo de sexo. En realidad nuestra relación madre hijo no ha cambiado, siempre fue buena y nos queremos mucho. Me refiero al sexo. ¿En serio tiene que estar prohibido entre familiares?, por supuesto, hablo de personas adultas. El sexo es placer físico y mental, ¿por qué tiene que estar vetado entre familiares?, y ¿cuál es el límite?, si me acuesto con mi primo segundo en las fiestas del pueblo, ¿soy una pervertida?.
Creo que estoy más agradecida que ninguna otra cosa. El incesto destapó muchas otras represiones absurdas que las mujeres de mi edad, tengo 51, asumimos como normales. No estoy haciendo apología del incesto. Pero me ha hecho pensar en toda la represión y ahora no sé dónde acaba la mentira moralista y dónde empieza la ética razonable y beneficiosa.
¿Les parece el incesto consentido y consensuado entre adultos algo depravado?
¿Está bien que los límites de la sexualidad nos los imponga la moral?, ¿no debería ser cada persona en su libre albedrío?, me refiero, obvio, al sexo compartido, consentido, deseado y consensuado. Lo que excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones...
Me gustaría que respondieran personas de cualquier identidad y orientación sexual, pero sobre todo gente de mi edad. Muchas gracias de ante mano a todos y todas los  y las lectoras que se tomen la molestia de llegar hasta aquí.
Gracias y espero vuestras respuestas! 

a mi no me parece mal... si no les afecta en su vida cotidiana, si no lastiman a nadie, si como tu dices es "sexo compartido, consentido, deseado y consensuado y excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones... no me importa donde y a quien se la meta tu hijo, ni a quien te pases por tu cama, yo, en lo personal no lo haria, pero es su cuerpo, su sexualidad y son tan libres de expresarla como mejor les venga como el que mas, no le estas violando ni engañando y si tu hijo es un adulto, es algo que solo les atañe a ustedes dos... y ya que el sigue siendo funcional socialmente ahora que se a echado una novia y tu saliste del panorama, me parece lo correcto, ya que de continuar su relacion, ahi si habria ofensas a terceros, al igyual que si resultases embarazada... lo que yo te sugeriria es que ahora que has descubierto lo grandioso del sexo, te busques un nuevo compañero, y preferentemente que no tengan lazos familiares entre ustedes. con todo respeto a cualquier otro ser humano, opine igual o diferente a mi, esta es mi opinion.

6 likesMe gusta

19 de octubre a las 10:09
En respuesta a elsabunbury

a mi no me parece mal... si no les afecta en su vida cotidiana, si no lastiman a nadie, si como tu dices es "sexo compartido, consentido, deseado y consensuado y excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones... no me importa donde y a quien se la meta tu hijo, ni a quien te pases por tu cama, yo, en lo personal no lo haria, pero es su cuerpo, su sexualidad y son tan libres de expresarla como mejor les venga como el que mas, no le estas violando ni engañando y si tu hijo es un adulto, es algo que solo les atañe a ustedes dos... y ya que el sigue siendo funcional socialmente ahora que se a echado una novia y tu saliste del panorama, me parece lo correcto, ya que de continuar su relacion, ahi si habria ofensas a terceros, al igyual que si resultases embarazada... lo que yo te sugeriria es que ahora que has descubierto lo grandioso del sexo, te busques un nuevo compañero, y preferentemente que no tengan lazos familiares entre ustedes. con todo respeto a cualquier otro ser humano, opine igual o diferente a mi, esta es mi opinion.

El incesto ha existido a lo largo de toda la historia de la humanidad.Yo no soy quién para juzgar la actividad sexual de las personas adultas.

Me gusta

19 de octubre a las 11:51
En respuesta a madremia22

 Empezó en enero. Mi hijo tuvo un accidente y su hermano y yo tuvimos que ayudarlo, en todo.
Las primeras veces que lo bañé ya tuvo alguna erección, pero no total, digamos, que se le puso morcillona. Me pareció natural, ni siquiera reparé mucho en ello. 
Un día, mientras lo bañaba, me agaché para limpiarle bien los pies y su pene topó con mi cara al levantarse, esta vez, estaba totalmente erecto y palpitante. La verdad, nos hizo mucha gracia, nos reímos bastante y no sé, como que le quité importancia. Le pregunté si había eyaculado desde el accidente y me dijo que no. Eché gel en su pene y le hice una paja. Me miraba perplejo y muy exitado, no tardó ni un minuto en correrse. Algo de semen cayó en mi cara y en mi pelo y volvimos a reírnos, no parecía real.
La paja de la ducha se hizo algo normal, hasta que un día me preguntó si podía chupársela. Le dije que no, pero en seguida me la metí en la boca. No sé, la situación se me iba de las manos en una nube de extraña normalidad. Después,  mis tetas, se veía venir, siempre le gustó mirarlas.
Él iba mejorando y llegó el día en que por fin pudo volver a bañarse y a vestirse él solito... y la historia se complicó. Empezó a mandarme mensajes eróticos, meterse en mi cama en mitad de la noche y,  peor aún, a tocarme cuando su hermano o mi nuera o mis hermanas estaban en la casa, sin que nos vieran, claro. No me gustaba que lo hiciera,  pero me exitaba tanto,  que sucedía siempre que él quería.
Con él hice lo que siempre quise, sin tapujos ni reproches. Salió a la luz una mujer amante decidida y valiente, lo que nunca... Le hice lo que quiso  y le pedí lo que quise. La primera vez que alguien eyaculó en mi boca, en mi cara, en mis tetas o sobre mi culo, fue él. La primera vez que tuve un orgasmo con un cunnilimgus, fue con él. La primera vez que tuve varios orgasmo en un polvo, fue con él. La primera vez que me "follaron como a una perra", me refiero a ponerme a cuatro patas y sentir como me embestía desde atrás, fue con él. El maravilloso sexo anal y la doble penetración, él. Nunca había tenido juguetes sexuales, hasta que me los regaló él. Nunca me había pasado una tarde de sábado dedicada a mí misma y a mi propio placer hasta que él  me regaló esos juguetes. 
No he podido parar hasta ahora y ha sido porque se ha echado novia. Él quería seguir con "nuestro juego", pero no me parecía bien.
Lo pienso y no me lo creo. Ya pasó. Ya sucedió. No sé si volverá a pasar. No sé si podré controlarme.
¿La idea del incesto les parece depravada?, hablo de sexo. En realidad nuestra relación madre hijo no ha cambiado, siempre fue buena y nos queremos mucho. Me refiero al sexo. ¿En serio tiene que estar prohibido entre familiares?, por supuesto, hablo de personas adultas. El sexo es placer físico y mental, ¿por qué tiene que estar vetado entre familiares?, y ¿cuál es el límite?, si me acuesto con mi primo segundo en las fiestas del pueblo, ¿soy una pervertida?.
Creo que estoy más agradecida que ninguna otra cosa. El incesto destapó muchas otras represiones absurdas que las mujeres de mi edad, tengo 51, asumimos como normales. No estoy haciendo apología del incesto. Pero me ha hecho pensar en toda la represión y ahora no sé dónde acaba la mentira moralista y dónde empieza la ética razonable y beneficiosa.
¿Les parece el incesto consentido y consensuado entre adultos algo depravado?
¿Está bien que los límites de la sexualidad nos los imponga la moral?, ¿no debería ser cada persona en su libre albedrío?, me refiero, obvio, al sexo compartido, consentido, deseado y consensuado. Lo que excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones...
Me gustaría que respondieran personas de cualquier identidad y orientación sexual, pero sobre todo gente de mi edad. Muchas gracias de ante mano a todos y todas los  y las lectoras que se tomen la molestia de llegar hasta aquí.
Gracias y espero vuestras respuestas! 

eres una cerda eso es lo que eres como puedes fijarte en tu propio hijo eres su madre pobre de tu hijo y yo si te juzgo por que no esta bien Y EL QUE TE DE LA RAZON ES IGUAL DE CERDO QUE TU OCUPAS UN PSICOLOGO

6 likesMe gusta

19 de octubre a las 12:46

Gracias por contestar.
Por favor, no me manden mensajes privados.
No entiendo para qué participan en este foro personas que tienen ideas fijas y que no se pueden discutir. Un foro es un lugar de intercambio de opiniones. La gente religiosa que se dedica a insultar, que se vaya a misa. 
La idea que se quería debatir, a partir de una experiencia personal, no es mi experiencia personal. Es el incesto como ejemplo de límite impuesto por la moral. La idea de que moralistas que aún se manejan en el pensamiento mágico (dios, pecado, infierno...) sean los responsables de nuestra sexualidad. Yo me considero dueña de mi sexualidad. Ahora más que nunca. Yo llegué a esta conclusión a partir de una relación incestuosa, pero lo importante es la conclusión. No estoy recomendando a nadie que practique el incesto. En mi caso, resultó que dos personas adultas que, supuestamente, según las reglas de la moralidad cristiana, no podían disfrutar del placer sexual, disfrutaron y mucho. Muchísimo. 
Además han dado por hecho que no he tenido parejas sexuales desde que me separé. Soy una mujer "mona", muy sociable y con una delantera muy llamativa. Nunca me han faltado parejas sexuales. Pero vivía la sexualidad de una manera "clásica", como "una mujer decente" y todas esas tonterías. 
La historia con mi hijo me llevó a reflexionar sobre sexualidad, ética, moral... Si a alguien Le apetece la discusión, que aporte su punto de vista. 
Los que quieren insultar, cómprense un amigo. 
Los interesados en relatos eróticos también se equivocan de conversación. 
Gracias por leer y contestar. 
A ver si es posible el diálogo y no la simple Superposición de ideas que no se pueden discutir. Es mucho más divertido y enriquecedor intercambiar ideas que insultar a los que piensan distinto. 
Besos!! 

5 likesMe gusta

19 de octubre a las 13:36

Por favor, NO me manden mensajes privados. 
NO contesto mensajes privados.
Gracias. 

Me gusta

19 de octubre a las 13:40

Parece que el foro de enfemenino es el escondite de muchos hombres solteros y solitarios. No estoy interesada, gracias. 
Lo apetecible de un foro es el intercambio de ideas y pareceres. 

1 likesMe gusta

19 de octubre a las 13:42
En respuesta a madremia22

 Empezó en enero. Mi hijo tuvo un accidente y su hermano y yo tuvimos que ayudarlo, en todo.
Las primeras veces que lo bañé ya tuvo alguna erección, pero no total, digamos, que se le puso morcillona. Me pareció natural, ni siquiera reparé mucho en ello. 
Un día, mientras lo bañaba, me agaché para limpiarle bien los pies y su pene topó con mi cara al levantarse, esta vez, estaba totalmente erecto y palpitante. La verdad, nos hizo mucha gracia, nos reímos bastante y no sé, como que le quité importancia. Le pregunté si había eyaculado desde el accidente y me dijo que no. Eché gel en su pene y le hice una paja. Me miraba perplejo y muy exitado, no tardó ni un minuto en correrse. Algo de semen cayó en mi cara y en mi pelo y volvimos a reírnos, no parecía real.
La paja de la ducha se hizo algo normal, hasta que un día me preguntó si podía chupársela. Le dije que no, pero en seguida me la metí en la boca. No sé, la situación se me iba de las manos en una nube de extraña normalidad. Después,  mis tetas, se veía venir, siempre le gustó mirarlas.
Él iba mejorando y llegó el día en que por fin pudo volver a bañarse y a vestirse él solito... y la historia se complicó. Empezó a mandarme mensajes eróticos, meterse en mi cama en mitad de la noche y,  peor aún, a tocarme cuando su hermano o mi nuera o mis hermanas estaban en la casa, sin que nos vieran, claro. No me gustaba que lo hiciera,  pero me exitaba tanto,  que sucedía siempre que él quería.
Con él hice lo que siempre quise, sin tapujos ni reproches. Salió a la luz una mujer amante decidida y valiente, lo que nunca... Le hice lo que quiso  y le pedí lo que quise. La primera vez que alguien eyaculó en mi boca, en mi cara, en mis tetas o sobre mi culo, fue él. La primera vez que tuve un orgasmo con un cunnilimgus, fue con él. La primera vez que tuve varios orgasmo en un polvo, fue con él. La primera vez que me "follaron como a una perra", me refiero a ponerme a cuatro patas y sentir como me embestía desde atrás, fue con él. El maravilloso sexo anal y la doble penetración, él. Nunca había tenido juguetes sexuales, hasta que me los regaló él. Nunca me había pasado una tarde de sábado dedicada a mí misma y a mi propio placer hasta que él  me regaló esos juguetes. 
No he podido parar hasta ahora y ha sido porque se ha echado novia. Él quería seguir con "nuestro juego", pero no me parecía bien.
Lo pienso y no me lo creo. Ya pasó. Ya sucedió. No sé si volverá a pasar. No sé si podré controlarme.
¿La idea del incesto les parece depravada?, hablo de sexo. En realidad nuestra relación madre hijo no ha cambiado, siempre fue buena y nos queremos mucho. Me refiero al sexo. ¿En serio tiene que estar prohibido entre familiares?, por supuesto, hablo de personas adultas. El sexo es placer físico y mental, ¿por qué tiene que estar vetado entre familiares?, y ¿cuál es el límite?, si me acuesto con mi primo segundo en las fiestas del pueblo, ¿soy una pervertida?.
Creo que estoy más agradecida que ninguna otra cosa. El incesto destapó muchas otras represiones absurdas que las mujeres de mi edad, tengo 51, asumimos como normales. No estoy haciendo apología del incesto. Pero me ha hecho pensar en toda la represión y ahora no sé dónde acaba la mentira moralista y dónde empieza la ética razonable y beneficiosa.
¿Les parece el incesto consentido y consensuado entre adultos algo depravado?
¿Está bien que los límites de la sexualidad nos los imponga la moral?, ¿no debería ser cada persona en su libre albedrío?, me refiero, obvio, al sexo compartido, consentido, deseado y consensuado. Lo que excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones...
Me gustaría que respondieran personas de cualquier identidad y orientación sexual, pero sobre todo gente de mi edad. Muchas gracias de ante mano a todos y todas los  y las lectoras que se tomen la molestia de llegar hasta aquí.
Gracias y espero vuestras respuestas! 

Yo he flipado un poco al leerlo pero no seré yo quien juzgue a nadie. Si es consentido por los dos adelante,  la cosa es que te enganches y como tiene novia ahora q lo pases mal.  Para mi es muy raro pero bueno

Me gusta

19 de octubre a las 14:11

Si tan"mona" eres.. Y tienes a tantos hombres.. A que cojones te follas a tu hijo tia! Se me caeria la cara de vergüenza!! Y ni creo en dios, ni en ala ni en spm.. Pero me parece la ostia eso!! Que lo has parido tu tiaa, por muy adulto que sea, tienes una mente realmente asquerosa!!! Simplemente repugnante 

11 likesMe gusta

19 de octubre a las 14:28
En respuesta a madremia22

 Empezó en enero. Mi hijo tuvo un accidente y su hermano y yo tuvimos que ayudarlo, en todo.
Las primeras veces que lo bañé ya tuvo alguna erección, pero no total, digamos, que se le puso morcillona. Me pareció natural, ni siquiera reparé mucho en ello. 
Un día, mientras lo bañaba, me agaché para limpiarle bien los pies y su pene topó con mi cara al levantarse, esta vez, estaba totalmente erecto y palpitante. La verdad, nos hizo mucha gracia, nos reímos bastante y no sé, como que le quité importancia. Le pregunté si había eyaculado desde el accidente y me dijo que no. Eché gel en su pene y le hice una paja. Me miraba perplejo y muy exitado, no tardó ni un minuto en correrse. Algo de semen cayó en mi cara y en mi pelo y volvimos a reírnos, no parecía real.
La paja de la ducha se hizo algo normal, hasta que un día me preguntó si podía chupársela. Le dije que no, pero en seguida me la metí en la boca. No sé, la situación se me iba de las manos en una nube de extraña normalidad. Después,  mis tetas, se veía venir, siempre le gustó mirarlas.
Él iba mejorando y llegó el día en que por fin pudo volver a bañarse y a vestirse él solito... y la historia se complicó. Empezó a mandarme mensajes eróticos, meterse en mi cama en mitad de la noche y,  peor aún, a tocarme cuando su hermano o mi nuera o mis hermanas estaban en la casa, sin que nos vieran, claro. No me gustaba que lo hiciera,  pero me exitaba tanto,  que sucedía siempre que él quería.
Con él hice lo que siempre quise, sin tapujos ni reproches. Salió a la luz una mujer amante decidida y valiente, lo que nunca... Le hice lo que quiso  y le pedí lo que quise. La primera vez que alguien eyaculó en mi boca, en mi cara, en mis tetas o sobre mi culo, fue él. La primera vez que tuve un orgasmo con un cunnilimgus, fue con él. La primera vez que tuve varios orgasmo en un polvo, fue con él. La primera vez que me "follaron como a una perra", me refiero a ponerme a cuatro patas y sentir como me embestía desde atrás, fue con él. El maravilloso sexo anal y la doble penetración, él. Nunca había tenido juguetes sexuales, hasta que me los regaló él. Nunca me había pasado una tarde de sábado dedicada a mí misma y a mi propio placer hasta que él  me regaló esos juguetes. 
No he podido parar hasta ahora y ha sido porque se ha echado novia. Él quería seguir con "nuestro juego", pero no me parecía bien.
Lo pienso y no me lo creo. Ya pasó. Ya sucedió. No sé si volverá a pasar. No sé si podré controlarme.
¿La idea del incesto les parece depravada?, hablo de sexo. En realidad nuestra relación madre hijo no ha cambiado, siempre fue buena y nos queremos mucho. Me refiero al sexo. ¿En serio tiene que estar prohibido entre familiares?, por supuesto, hablo de personas adultas. El sexo es placer físico y mental, ¿por qué tiene que estar vetado entre familiares?, y ¿cuál es el límite?, si me acuesto con mi primo segundo en las fiestas del pueblo, ¿soy una pervertida?.
Creo que estoy más agradecida que ninguna otra cosa. El incesto destapó muchas otras represiones absurdas que las mujeres de mi edad, tengo 51, asumimos como normales. No estoy haciendo apología del incesto. Pero me ha hecho pensar en toda la represión y ahora no sé dónde acaba la mentira moralista y dónde empieza la ética razonable y beneficiosa.
¿Les parece el incesto consentido y consensuado entre adultos algo depravado?
¿Está bien que los límites de la sexualidad nos los imponga la moral?, ¿no debería ser cada persona en su libre albedrío?, me refiero, obvio, al sexo compartido, consentido, deseado y consensuado. Lo que excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones...
Me gustaría que respondieran personas de cualquier identidad y orientación sexual, pero sobre todo gente de mi edad. Muchas gracias de ante mano a todos y todas los  y las lectoras que se tomen la molestia de llegar hasta aquí.
Gracias y espero vuestras respuestas! 

No creo que sea verdad, no lo he leido entero, pero postear estas mierdas ni en broma, el rato libre que tengas lo dedicas a otra cosa.

4 likesMe gusta

19 de octubre a las 14:40
En respuesta a xinaxinita3

Si tan"mona" eres.. Y tienes a tantos hombres.. A que cojones te follas a tu hijo tia! Se me caeria la cara de vergüenza!! Y ni creo en dios, ni en ala ni en spm.. Pero me parece la ostia eso!! Que lo has parido tu tiaa, por muy adulto que sea, tienes una mente realmente asquerosa!!! Simplemente repugnante 

Ese es el asunto. ¿Dónde está el límite?. ¿Quién lo establece?.?
Hay una explicación antropológica materialista sencilla. El intercambio de genes con individuos parecidos pero que no vengan directamente del mismo "linaje" parece lo más efectivo para la adaptabilidad de nuestra especie. Está bien, nadie habla de procrear. Hablamos de contacto físico, de intimidad física y de placer.
El incesto ha existido siempre, los monárquicos lo deberían saber, los Borbones se la pasaron  follando y engendrando nuevos borbones entre ellos y nadie los para por la calle para insultarlos, al menos, no por eso.
No hablo de procrear.
Entre madres e hijos puede haber multitud de tipos de relaciones. Más cercanas y cariñosas o más formales y frías. Lo importante es que la madre ejerza como tal cuando su hijo es un niño, puesto que es su responsabilidad generar un adulto sano, feliz y válido para moverse con autonomía en un mundo de locos. El asunto es ahora, cuando madre e hijo son ya adultos, en realidad,¿ qué impide que pueda haber sexo y placer?, nos educan en esa idea, pero,¿ alguien se ha parado a pensar?, no hablo de que todo el mundo tenga que tener esa relación madre hijo, hablo de verlo como algo inocuo, que no daña a nadie y que no debería ser castigado por la moral.
Gracias por responder.
Creo que los insultos sobran. 

2 likesMe gusta

19 de octubre a las 14:44
En respuesta a madremia22

Gracias por contestar.
Por favor, no me manden mensajes privados.
No entiendo para qué participan en este foro personas que tienen ideas fijas y que no se pueden discutir. Un foro es un lugar de intercambio de opiniones. La gente religiosa que se dedica a insultar, que se vaya a misa. 
La idea que se quería debatir, a partir de una experiencia personal, no es mi experiencia personal. Es el incesto como ejemplo de límite impuesto por la moral. La idea de que moralistas que aún se manejan en el pensamiento mágico (dios, pecado, infierno...) sean los responsables de nuestra sexualidad. Yo me considero dueña de mi sexualidad. Ahora más que nunca. Yo llegué a esta conclusión a partir de una relación incestuosa, pero lo importante es la conclusión. No estoy recomendando a nadie que practique el incesto. En mi caso, resultó que dos personas adultas que, supuestamente, según las reglas de la moralidad cristiana, no podían disfrutar del placer sexual, disfrutaron y mucho. Muchísimo. 
Además han dado por hecho que no he tenido parejas sexuales desde que me separé. Soy una mujer "mona", muy sociable y con una delantera muy llamativa. Nunca me han faltado parejas sexuales. Pero vivía la sexualidad de una manera "clásica", como "una mujer decente" y todas esas tonterías. 
La historia con mi hijo me llevó a reflexionar sobre sexualidad, ética, moral... Si a alguien Le apetece la discusión, que aporte su punto de vista. 
Los que quieren insultar, cómprense un amigo. 
Los interesados en relatos eróticos también se equivocan de conversación. 
Gracias por leer y contestar. 
A ver si es posible el diálogo y no la simple Superposición de ideas que no se pueden discutir. Es mucho más divertido y enriquecedor intercambiar ideas que insultar a los que piensan distinto. 
Besos!! 

Creo que tienes muchos pajaros en la cabeza, el incesto viendolo desde el punto evolutivo NO cristiano, es algo totalmente desechable ya que asi la especie no avanza, simplemete hereda enfermedades congenitas en su mayor parte, desde el punto de vista moral,  para mi es asqueroso, porque siendo una persona adulta, con una influencia notable sobre esa persona, lo has utilizado a tu antojo, creandole seguramente una serie de traumas y problemas que nunca se curaran, yo reflexiono a diario de cosas, y no necesito, experimentarlas en mi, lo que tu "hiciste" se llama violacion, la sexualidad que dices, se centra en otras cosas, no en estas mierdas, que siendo cristianos o no es moralmente asqueroso, y todos lo que te den la razon o no te juzgen de verdad mirense la cabeza.

3 likesMe gusta

19 de octubre a las 14:55
En respuesta a pamela7715

Creo que tienes muchos pajaros en la cabeza, el incesto viendolo desde el punto evolutivo NO cristiano, es algo totalmente desechable ya que asi la especie no avanza, simplemete hereda enfermedades congenitas en su mayor parte, desde el punto de vista moral,  para mi es asqueroso, porque siendo una persona adulta, con una influencia notable sobre esa persona, lo has utilizado a tu antojo, creandole seguramente una serie de traumas y problemas que nunca se curaran, yo reflexiono a diario de cosas, y no necesito, experimentarlas en mi, lo que tu "hiciste" se llama violacion, la sexualidad que dices, se centra en otras cosas, no en estas mierdas, que siendo cristianos o no es moralmente asqueroso, y todos lo que te den la razon o no te juzgen de verdad mirense la cabeza.

Cuanta razón.Creo , cómo tu, que es una invención de alguien ocioso y calentorro que lo escribe para provocar.
Estoy contogo de acuerdo en todo.

1 likesMe gusta

19 de octubre a las 14:57
En respuesta a madremia22

Gracias por contestar.
Por favor, no me manden mensajes privados.
No entiendo para qué participan en este foro personas que tienen ideas fijas y que no se pueden discutir. Un foro es un lugar de intercambio de opiniones. La gente religiosa que se dedica a insultar, que se vaya a misa. 
La idea que se quería debatir, a partir de una experiencia personal, no es mi experiencia personal. Es el incesto como ejemplo de límite impuesto por la moral. La idea de que moralistas que aún se manejan en el pensamiento mágico (dios, pecado, infierno...) sean los responsables de nuestra sexualidad. Yo me considero dueña de mi sexualidad. Ahora más que nunca. Yo llegué a esta conclusión a partir de una relación incestuosa, pero lo importante es la conclusión. No estoy recomendando a nadie que practique el incesto. En mi caso, resultó que dos personas adultas que, supuestamente, según las reglas de la moralidad cristiana, no podían disfrutar del placer sexual, disfrutaron y mucho. Muchísimo. 
Además han dado por hecho que no he tenido parejas sexuales desde que me separé. Soy una mujer "mona", muy sociable y con una delantera muy llamativa. Nunca me han faltado parejas sexuales. Pero vivía la sexualidad de una manera "clásica", como "una mujer decente" y todas esas tonterías. 
La historia con mi hijo me llevó a reflexionar sobre sexualidad, ética, moral... Si a alguien Le apetece la discusión, que aporte su punto de vista. 
Los que quieren insultar, cómprense un amigo. 
Los interesados en relatos eróticos también se equivocan de conversación. 
Gracias por leer y contestar. 
A ver si es posible el diálogo y no la simple Superposición de ideas que no se pueden discutir. Es mucho más divertido y enriquecedor intercambiar ideas que insultar a los que piensan distinto. 
Besos!! 

No creo que sea verdad. Y sinceramente si lo fuera no hay nada que discutir aquí simplemente no es sano. El incesto no es sano! Se llegue como se llegue a él no hay manera de justificarlo. Existen muchos enfermedades mentales y personas poco equilibradas que cometen errores. Un asesino, un violador, un piromano.. detrás de estas y otras muchas barbaridades puede haber un transtorno mental por el cual se lleva a cabo. El incesto pienso que es igual, ninguna madre en su sano juicio tendría relaciones con su hijo. 

Me gusta

19 de octubre a las 18:43
En respuesta a madremia22

 Empezó en enero. Mi hijo tuvo un accidente y su hermano y yo tuvimos que ayudarlo, en todo.
Las primeras veces que lo bañé ya tuvo alguna erección, pero no total, digamos, que se le puso morcillona. Me pareció natural, ni siquiera reparé mucho en ello. 
Un día, mientras lo bañaba, me agaché para limpiarle bien los pies y su pene topó con mi cara al levantarse, esta vez, estaba totalmente erecto y palpitante. La verdad, nos hizo mucha gracia, nos reímos bastante y no sé, como que le quité importancia. Le pregunté si había eyaculado desde el accidente y me dijo que no. Eché gel en su pene y le hice una paja. Me miraba perplejo y muy exitado, no tardó ni un minuto en correrse. Algo de semen cayó en mi cara y en mi pelo y volvimos a reírnos, no parecía real.
La paja de la ducha se hizo algo normal, hasta que un día me preguntó si podía chupársela. Le dije que no, pero en seguida me la metí en la boca. No sé, la situación se me iba de las manos en una nube de extraña normalidad. Después,  mis tetas, se veía venir, siempre le gustó mirarlas.
Él iba mejorando y llegó el día en que por fin pudo volver a bañarse y a vestirse él solito... y la historia se complicó. Empezó a mandarme mensajes eróticos, meterse en mi cama en mitad de la noche y,  peor aún, a tocarme cuando su hermano o mi nuera o mis hermanas estaban en la casa, sin que nos vieran, claro. No me gustaba que lo hiciera,  pero me exitaba tanto,  que sucedía siempre que él quería.
Con él hice lo que siempre quise, sin tapujos ni reproches. Salió a la luz una mujer amante decidida y valiente, lo que nunca... Le hice lo que quiso  y le pedí lo que quise. La primera vez que alguien eyaculó en mi boca, en mi cara, en mis tetas o sobre mi culo, fue él. La primera vez que tuve un orgasmo con un cunnilimgus, fue con él. La primera vez que tuve varios orgasmo en un polvo, fue con él. La primera vez que me "follaron como a una perra", me refiero a ponerme a cuatro patas y sentir como me embestía desde atrás, fue con él. El maravilloso sexo anal y la doble penetración, él. Nunca había tenido juguetes sexuales, hasta que me los regaló él. Nunca me había pasado una tarde de sábado dedicada a mí misma y a mi propio placer hasta que él  me regaló esos juguetes. 
No he podido parar hasta ahora y ha sido porque se ha echado novia. Él quería seguir con "nuestro juego", pero no me parecía bien.
Lo pienso y no me lo creo. Ya pasó. Ya sucedió. No sé si volverá a pasar. No sé si podré controlarme.
¿La idea del incesto les parece depravada?, hablo de sexo. En realidad nuestra relación madre hijo no ha cambiado, siempre fue buena y nos queremos mucho. Me refiero al sexo. ¿En serio tiene que estar prohibido entre familiares?, por supuesto, hablo de personas adultas. El sexo es placer físico y mental, ¿por qué tiene que estar vetado entre familiares?, y ¿cuál es el límite?, si me acuesto con mi primo segundo en las fiestas del pueblo, ¿soy una pervertida?.
Creo que estoy más agradecida que ninguna otra cosa. El incesto destapó muchas otras represiones absurdas que las mujeres de mi edad, tengo 51, asumimos como normales. No estoy haciendo apología del incesto. Pero me ha hecho pensar en toda la represión y ahora no sé dónde acaba la mentira moralista y dónde empieza la ética razonable y beneficiosa.
¿Les parece el incesto consentido y consensuado entre adultos algo depravado?
¿Está bien que los límites de la sexualidad nos los imponga la moral?, ¿no debería ser cada persona en su libre albedrío?, me refiero, obvio, al sexo compartido, consentido, deseado y consensuado. Lo que excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones...
Me gustaría que respondieran personas de cualquier identidad y orientación sexual, pero sobre todo gente de mi edad. Muchas gracias de ante mano a todos y todas los  y las lectoras que se tomen la molestia de llegar hasta aquí.
Gracias y espero vuestras respuestas! 

Jah-Jah-!
Me parece que nos estás usando en un experimento psicológico/sociológico/ético/moralista,  ...y caímos la mayoría.

Si buscabas incendiar el foro para llevar tu trabajo a la escuela, por lo menos agradece la ayuda obtenida aquí en las respuestas de los compañeros 

Te voy a decir porqué pienso así:
1.-El relato se parece a cualquier relato erótico de pasquín,
2.-Disfrutas tanto en explayarte, que no omites ningún detalle,
3.-Te "equipaste" y te preparaste con respuestas y rebatingas antes de publicarlo, o sea pareciera que estás pidiendo opinión, pero al final de cuentas pareciera que tratas de cambiar la opinión pública deshechando ideas opuestas a la tuya y tachándonos de cerados e inflexibles, pero mira quién es cerrada e inflexible.
4.-Esa depredación sexual en la mente (porque creo que el relato es falso) proviene de un varón, en mi opinión.
5.-Si tanta razón tienes, cuéntaselo a tus padres, cuéntaselo al padre del chico (que se me hace que ahí está la raíz del asunto), cuéntaselo a un médico competente.
6.-Si eres religiosa, cuéntalo a tu cura, al fin y al cabo las confesiones son confidenciales, dicen.
.

Me gusta

19 de octubre a las 19:08

Y yo que tenía entendido que si los dos partiners están de acuerdo todo es posible y permitido.
Otra cosa es que moralmente u éticamente no sea correcto, pero poder y posible.
 En fin.

Me gusta

19 de octubre a las 20:36
En respuesta a madremia22

 Empezó en enero. Mi hijo tuvo un accidente y su hermano y yo tuvimos que ayudarlo, en todo.
Las primeras veces que lo bañé ya tuvo alguna erección, pero no total, digamos, que se le puso morcillona. Me pareció natural, ni siquiera reparé mucho en ello. 
Un día, mientras lo bañaba, me agaché para limpiarle bien los pies y su pene topó con mi cara al levantarse, esta vez, estaba totalmente erecto y palpitante. La verdad, nos hizo mucha gracia, nos reímos bastante y no sé, como que le quité importancia. Le pregunté si había eyaculado desde el accidente y me dijo que no. Eché gel en su pene y le hice una paja. Me miraba perplejo y muy exitado, no tardó ni un minuto en correrse. Algo de semen cayó en mi cara y en mi pelo y volvimos a reírnos, no parecía real.
La paja de la ducha se hizo algo normal, hasta que un día me preguntó si podía chupársela. Le dije que no, pero en seguida me la metí en la boca. No sé, la situación se me iba de las manos en una nube de extraña normalidad. Después,  mis tetas, se veía venir, siempre le gustó mirarlas.
Él iba mejorando y llegó el día en que por fin pudo volver a bañarse y a vestirse él solito... y la historia se complicó. Empezó a mandarme mensajes eróticos, meterse en mi cama en mitad de la noche y,  peor aún, a tocarme cuando su hermano o mi nuera o mis hermanas estaban en la casa, sin que nos vieran, claro. No me gustaba que lo hiciera,  pero me exitaba tanto,  que sucedía siempre que él quería.
Con él hice lo que siempre quise, sin tapujos ni reproches. Salió a la luz una mujer amante decidida y valiente, lo que nunca... Le hice lo que quiso  y le pedí lo que quise. La primera vez que alguien eyaculó en mi boca, en mi cara, en mis tetas o sobre mi culo, fue él. La primera vez que tuve un orgasmo con un cunnilimgus, fue con él. La primera vez que tuve varios orgasmo en un polvo, fue con él. La primera vez que me "follaron como a una perra", me refiero a ponerme a cuatro patas y sentir como me embestía desde atrás, fue con él. El maravilloso sexo anal y la doble penetración, él. Nunca había tenido juguetes sexuales, hasta que me los regaló él. Nunca me había pasado una tarde de sábado dedicada a mí misma y a mi propio placer hasta que él  me regaló esos juguetes. 
No he podido parar hasta ahora y ha sido porque se ha echado novia. Él quería seguir con "nuestro juego", pero no me parecía bien.
Lo pienso y no me lo creo. Ya pasó. Ya sucedió. No sé si volverá a pasar. No sé si podré controlarme.
¿La idea del incesto les parece depravada?, hablo de sexo. En realidad nuestra relación madre hijo no ha cambiado, siempre fue buena y nos queremos mucho. Me refiero al sexo. ¿En serio tiene que estar prohibido entre familiares?, por supuesto, hablo de personas adultas. El sexo es placer físico y mental, ¿por qué tiene que estar vetado entre familiares?, y ¿cuál es el límite?, si me acuesto con mi primo segundo en las fiestas del pueblo, ¿soy una pervertida?.
Creo que estoy más agradecida que ninguna otra cosa. El incesto destapó muchas otras represiones absurdas que las mujeres de mi edad, tengo 51, asumimos como normales. No estoy haciendo apología del incesto. Pero me ha hecho pensar en toda la represión y ahora no sé dónde acaba la mentira moralista y dónde empieza la ética razonable y beneficiosa.
¿Les parece el incesto consentido y consensuado entre adultos algo depravado?
¿Está bien que los límites de la sexualidad nos los imponga la moral?, ¿no debería ser cada persona en su libre albedrío?, me refiero, obvio, al sexo compartido, consentido, deseado y consensuado. Lo que excluye menores, violaciones, abusos, vejaciones, humillaciones...
Me gustaría que respondieran personas de cualquier identidad y orientación sexual, pero sobre todo gente de mi edad. Muchas gracias de ante mano a todos y todas los  y las lectoras que se tomen la molestia de llegar hasta aquí.
Gracias y espero vuestras respuestas! 

Es la primera vez que hablo con Isabel y debo decir que estoy muy satisfecha con la consulta. Ella ha sido muy clara y me dijo cosas del presente que son verdad asi que confio en que el futuro se presentará como ella me dijo. Es muy buena y la recomiendo a los que tengan dudas. Ha sido un placer hablar con ella.   telf:96lO59724 y 8O64O8O98

Me gusta

19 de octubre a las 21:58

Ayer la llamé para consultarle unas cosas, y cómo no, esta maravillosa vide nte chicharrera acertó de pleno, seguí su consejo y ha funcionado, la recomiendo totalmente, por varios motivos: certera, cariñosa, simpática, y se preocupa en todo momento por tu situación además de rápida, es un acierto enorme que nable cuente con ella, Gracias Patricia sabes que te aprecio un montón ! Patricia telf:96lO59724 y 8O64O8O98

Me gusta

Anteriores conversaciones

Ultimas conversaciones

Conversaciones más activas

Videos, noticias, concursos y ¡muchas sorpresas!
facebook

Puede interesarte

por redacción
por redacción