Inicio / Foro / Pareja / ¿infidelidad por sexo, amor o....


¿infidelidad por sexo, amor o....

18 de julio de 2006 a las 19:06

...conveniencia?
Generalmente cuando en el foro se habla de infidelidad se expresan los motivos por las cuales se produce el acercamiento hacia el/la amante.
La pregunta que normalmente se hace ¿Por amor o por sexo?.
Pero esas son las razones por las cuales se establece otra relación.
Que se produzca infidelidad o no depende de como nos relacionemos con nuestra pareja.
Por que ser infiel es ocultar esa otra relación a nuestra pareja, no vivirla.
Cuando se habla de la experiencia que produce la infidelidad entiendo que se refiere a las sensaciones y sentimientos que se tienen cuando estamos con nuestra pareja y mediente mentiras y engaños le hacemos creer que nuestra relación sigue igual.
Lo que no queremos es que no se de cuenta de lo que pasa, ponemos nuestro empeño en ello, aunque después digamos que se tenía que dar cuenta.
Por miedo, por no perder lo que nos aporta nuestra pareja, que puede variar desde lo económico hasta lo afectivo, engañamos y mentimos.
Aclaro que en lo personal creo que tras la expresión "no dañar a mi pareja" escondemos el no querer dañar la relación que existe con ella.
Ahora, al menos en mi país engañar y mentir para obtener el rédito de seguir al lado de de una persona, se llama actuar por conveniencia.
Entonces la pregunta es ¿somos infieles porque nos conviene?.
Saludos






Tags relacionados #Infidelidad

+
18 de julio de 2006 a las 22:13

Por interés
Hola, Ricardo
Somos infieles por Interés, no por conveniencia, cuando acudes a un banco y no te dá crédito, la solución es buscar otro y las ciudades están llenas de bancos diferentes, algunas sucursales suelen tener una atención exquisita.
Uno pide crédito, cuando se queda con saldo deudor, por que el otro se lo gasta todo aunque a veces suele pasar que algunos viven del crédito perpetuo hasta que se acaban las garantías, entonces la quiebra es inevitable.
Saludos virtuales, Roberdenilo

Me gusta

18 de julio de 2006 a las 23:14

Ni uno ni otro..
señor, yo soy infiel porque los dos me necesitan, porque estan en igualdad en mi corazon y porque se que heriria de muerte a alguno de los dos que dejara, que redito obtengo yo de esto?

Me gusta

18 de julio de 2006 a las 23:23
En respuesta a bigha

Ni uno ni otro..
señor, yo soy infiel porque los dos me necesitan, porque estan en igualdad en mi corazon y porque se que heriria de muerte a alguno de los dos que dejara, que redito obtengo yo de esto?

Leer más

Te crees la mas buena del mundo
veo como que te sientes muy segura de ti misma nadie se va a morir porque lo dejes, existen muchas mujeres en el mundo , al rato se recuperan , no creo que seas la gran cosa

Me gusta

18 de julio de 2006 a las 23:26

Hay para todos los gustos
Aplicado a cualquier sexo:
Está el infiel "calentón"puro sexo,diversión y nada de respeto por el sexo opuesto.
Está el amante que por conveniencia económica se deja usar y usa a la parte contraria,es un digamos dame que te doy.
Después están los que de verdad se enamoran y lo dejan todo(que son pocos los honestos y consecuentes de sus acciones)y los que de verdad se enamoran y tiene la grandeza de renunciar a ese amor por no hacer más daño.
Así pienso.
Besos.

Me gusta

18 de julio de 2006 a las 23:38

No vamos por lo más facil.
Lo que hacemos es en lugar de estar rogando que nos den algo, pues lo tomamos de quien nos lo ofrece con los brazos abiertos, llamale sexo o amor.

Es triste pero es la realidad.

Me gusta

19 de julio de 2006 a las :01

Mi amor secreto
Hola, Marieka7 y no se cuantas cosas más, que conoce todos mis secretos.
Con esta cara, imposible y a los 80 años la vida es muy dura, sobre todo con un mundial organizado por la MAFIfa,
Besos virtuales, Roberdenilo... eternamente suyo aun me quedan unos 20 años

Me gusta

19 de julio de 2006 a las 14:52

Que pensais de esto?
Puede existir infidelidad por internet?
puedes considerar que tu pareja te esta siendo infiel si se dedica a consentir a mujeres por internet a hablar con ellas de cosas de su vida a hacerles creer que las quiere?
y leyendo vuestros post os dire que tiene la misma reaccion que los infieles me hace sentir culpable a mi dice que yo estoy loca por pensar que es infiel que no ha habido sexo con nadie y que eso no es ser infiel.
Pero a mi no me gusta y si considero que me esta siendo infiel en cierto punto y no me esta respetando.
Que pensais vosotros? seguramente me direis que lo mande a tomar por c....

Me gusta

19 de julio de 2006 a las 17:29

Siempre lo he pensado, conveniencia es lo que subyace

De todas formas, también se pueden tolerar infidelidades por la misma razón, conveniencia.

Pero sí, diría lo que subyace en muchísimos infieles de fondo se llama conveniencia, aunque queda mejor decir que uno/a es infiel a causa del otro que tiene la culpa, porque la carne es débil (razón natural), porque sólo se vive una vez en la vida y la sociedad también tiene culpa, e incluso por el mismo amor hacia la pareja se justifica la mentira (lo que es el colmo de lo retorcido), "oculto y miento por amor, para no hacer daño". Uff.

Cuando se miente, se oculta y se hace todo un teatro diario, días, meses, años...., a esa persona a la que se supone se ama, en mi opinión lo que hay detrás es un afán conservador (ya lo dije en otras ocasiones). Es egoismo también como dice boreal y temor a ser descubierto porque se es consciente en todo momento y se sabe que esa situación supone que otro también puede elegir, y tal vez la elección del otro da miedo porque puede suponer la obligación de renunciar al interés que se tiene y por el cual se miente y oculta.

Porque se teme la reacción de la pareja es por lo que se miente y oculta, no INTERESA jugársela, ni tampoco que el otro sepa y haga lo mismo (vale para el pero se niega para el otro), no vaya a ser...., o bien que cierre la puerta (que no interesa). Egoismo...y sí CONVENIENCIA.

Un beso



Me gusta

19 de julio de 2006 a las 18:06

Hola ricardo
En general me parece que la gente es infiel en un primer momento por una crisis que tiene con su pareja de siempre y que no tiene señales claras de que eso esté ocurriendo.
Por supuesto que tiene que haber una tendencia en la persona infiel a serlo.
No digo que todo el mundo sea infiel,pero hay bstantes personas,o que al menos tienen esa tendencia.
Lo que al principìo es una canita al aire,se va transformando en algo que tiene más significado y muchos ,creo,ni se van percatando que están armando una historia paralela.
Raros casos creo hay de personas que cuentan a sus parejas que tienen otra relación.Aunque a partir de allí la infidelidad deje de ser tal supongo que quien escucha semejante confesión,y no tiene alma de swinger,dará por terminada la historia en común,o bien acudirá a alguna reacción mas grave.
La línea de la conducta humana no me parece que esté muy bien definida.
Cada persona tiene su propia escala de valores,y,reconozcamos,nadie mide con la misma vara lo que le hacen y lo que hace.Eso hace todo más sombrío aun.
Hasta que uno no tiene las cosas claras no lo cuenta a su pareja.Hasta que uno no tiene las cosas claras continúa con su amante.Muchas veces ,y puede ser por comodidad,puede ser el morbo,o la afinidad sexual con determinada persona hace que uno siga por determinado tiempo con las dos historias.
Alguna vez todo se define.Sea porque se descubrió todo,sea porque el/la amante han movido ficha o porque uno llega a una decisión.
Pero la infidelidad existe porque todo requiere un tiempo antes que uno se defina.
En el foro se observa claramente cuando quien habla es una esposa sufriente,un marido engañador,una mujer engañadora,una amante enamorada y los otros personajes que suelen ser protagonistas de estas historias.
Creo entonces de acuerdo a tu título que la infidelidad es por amor,por sexo y por conveniencia.
En nuestro pais,como vos decís,se llama igual que en todos lados me parece.
Un abrazo Ricardo.

Me gusta

22 de julio de 2006 a las 17:50

Trenzuda
Las sensaciones y actitudes que describes son, para mí también, las que desciben la infidelidad.
Te centrás en la relación con tu pareja y los momentos que pasa junto a ella.
Y la infidelidad no es nada más, y nada menos, que la convivencia con tu pareja sabiendo que lo que expresás y sent1s son cosas diferentes.
No coincido con vos en la diferencia entre los sexos, puede ser diferente la vinculación con el/la amante, pero los sentimientos hacia la pareja son los mismos.
Puede ser que lo que se siente por esa persona sea irresistibe, que no pueda controlarse.
Los amores ingoblernables que citaba Green.
Pero si digo que amo a mi pareja y actúo, y siento de esa manera cuando comparto con ella es puedo gobernar ese amor.
Y eso lo hago porque no quiero perder a mi marido/esposa.
Porque dependo, de alguna manera de lo que aporta.
Y eso es actuar por conveniencia.
Un beso


Me gusta

22 de julio de 2006 a las 17:53
En respuesta a bigha

Ni uno ni otro..
señor, yo soy infiel porque los dos me necesitan, porque estan en igualdad en mi corazon y porque se que heriria de muerte a alguno de los dos que dejara, que redito obtengo yo de esto?

Leer más

Te cambio el orden
Sos infiel porque necesitás a ambos.

Me gusta

22 de julio de 2006 a las 19:31

Hola
Sabes? creo k es muy dificil saber las verdaderas razones por las cuales se llega a la infidelidad, en ocasiones vemos parejas k aparentemente son perfectas y sin embargo llegan a un momento de la relacion en la cual se presenta la infidelidad (el o ella), creo k solo quien la comete sabe el por k lo hace ya que hay miles de razones.

Me gusta

22 de julio de 2006 a las 20:26

Me parece limitado tu planteamiento, ricardo
Yo no creo que sólo un tipo de infidelidad. Para mí que hay más variedad y no se puede medir todo con la misma vara, y no siempre "se hace a la pareja creer que todo sigue igual".

También sé que se suele contar a la amante (al amante, también) que "la relación oficial está rota, que no funciona, que no comparten cama" y un largo etc. Algunas veces esto es cierto, y las dos partes de la pareja o sólo una decide tomar las cosas por su cuenta y vivir lo que falta (o falla) en la relación oficial.

Desde luego que se puede distinguir el infiel "con método", ese señor que, estando casado, cuarentón o cincuentón, cierto nivel económico, mira y se tira jovencitas, no les promete nada y les cambia más o menos como los calcetines. Todas ellas se parecen como si de gemelas se tratara, un cierto tipazo físico y una cierta falta de interés intelectual (de que, de hecho, a veces carece el mismísimo señor, pero no siempre). En la mayoría de las veces la mujer de éste está más o menos al día con sus andanzas, no lo hablan, ella se muestra ligeramente agobiada, pero se lo aguanta, teniendo casa que llevar, hijos adolescentes o muy jovenes todavía que "criar". Es la infidelidad "arropada" por un tipo de relación de pareja en que desde un principio el marido es algo mariposa y la base de la casa la lleva la mujer, se llaman entre ellos mamá y papá y el marido es en la mayoría de las veces un hijo más de la pareja, se le consiente mucho si no todo, rotundamente, la pareja raramente se rompe, se consideran hasta felices, van juntos a las fiestas de familia, vistos desde fuera son "unidos", más o menos esto.

Otro infiel "con método" es el que por su profesión entra en contacto con cantidad de mujeres, entran allí médicos, psicólogos, instructores de autoescuela, pilotos, periodistas, escritores..Y también, no te rías, algún que otro contable (me pasó a mí, oyess, toparme con uno de estos que aprovechaba del contacto relacionado con los gastos de viajes de trabajo para proponer la aventura, ¿te lo puedes imaginar? y sé que no sólo me lo propuso a mí, sino a más colegas, por lo cuál descrato que le dió el flechazo al ver mis gastos de viaje tan sexys). Ése se rinde a la tentación diaria, se acostumbra a que le mimen, a que esté rodeado de mujeres y muchas de ellas disponibles para la aventura, ¿quién pediría más? La infidelidad, lo prohibido, el morbo diario, ¿cuántos les resisten?

Todos estos infieles con método lo serán por conveniencia, conscientes que ésa es su suerte y que no la pueden cambiar, que les gusta vivir así, teniendo una casa llevada por una mujer que no tiene la cabeza llena de mariposas, a que le van las cosas serias, que entiende del compromiso, que no pide más "mariposas en el estómago", que cree que si él es infiel es sólo sexo (es increíble cuántas mujeres se apañan con esto de "es sólo sexo" y a veces creo que tienen razón). Para mí que estos infieles no tienen remedio, tampoco lo buscan, por lo cuál conviene guardar la casa, la relación con la mujer, ser discretos sobre sus aventuras.

Me parece muy superficial hablar pestes de la infidelidad y mirar de forma despectiva los arreglos que se encuentran para que las cosas, en su conjunto, sigan funcionando como si nada, como si la infidelidad no existiera. Todo el contrario, me parece sumamente intereante el niveld e desarollo emocional de esa gente que lo vive así, como una forma superior del instinto de sobrevivir en un mundo en que no te atacan leones y lobos con miradas ansiosas de sangre, sino leonas y lobas con instinto sexual muy desarollado.

Y los hay infieles ingenuos, los que se enamoran, los que se encuentran más perdidos que un pulpo en un garage cuando la chispa de los primeros meses o años de matrimonio se ha ido. Son los reyes de los metepatas, se dejan pillar, se portan mal en casa, se les nota como pensando siempre en otra cosa, y estar como ausentes, son los que reciben llamadas raras, sms que delatan, que se sientn atrapados,al final, dos veces en dos trampas diferentes, teniendo que ocultar a la mujer ("para no dañarla") la existencia de la amante, ocultar a la amante que las cosas con la mujer no son del todo averiadas.

Aunque parece que, al final, es lo mismo, yo no creo que sea lo mismo mentir a tu pareja con método, a sabiendas, siguiendo hasta pautas y sabiendo de antemano qué mentiras funcionan y qué no, y mentir como mienten los niños, con cierta ingenuidad e inocencia, para salvarse la piel a diario. Los últimos sí creen que, si la pareja oficial no es la "mujer de su vida", la amante quizás pudiera serlo, y quieren de corazón creerlo, son los que buscan absolución en el amor total, en la relación fusional con una mujer, que todavía creen posible.

Al final todo queda en esto, mentir a la pareja, pero para mí que hay matices que merece la pena comentar.

Un beso.

Me gusta

22 de julio de 2006 a las 22:05
En respuesta a tardissima

Me parece limitado tu planteamiento, ricardo
Yo no creo que sólo un tipo de infidelidad. Para mí que hay más variedad y no se puede medir todo con la misma vara, y no siempre "se hace a la pareja creer que todo sigue igual".

También sé que se suele contar a la amante (al amante, también) que "la relación oficial está rota, que no funciona, que no comparten cama" y un largo etc. Algunas veces esto es cierto, y las dos partes de la pareja o sólo una decide tomar las cosas por su cuenta y vivir lo que falta (o falla) en la relación oficial.

Desde luego que se puede distinguir el infiel "con método", ese señor que, estando casado, cuarentón o cincuentón, cierto nivel económico, mira y se tira jovencitas, no les promete nada y les cambia más o menos como los calcetines. Todas ellas se parecen como si de gemelas se tratara, un cierto tipazo físico y una cierta falta de interés intelectual (de que, de hecho, a veces carece el mismísimo señor, pero no siempre). En la mayoría de las veces la mujer de éste está más o menos al día con sus andanzas, no lo hablan, ella se muestra ligeramente agobiada, pero se lo aguanta, teniendo casa que llevar, hijos adolescentes o muy jovenes todavía que "criar". Es la infidelidad "arropada" por un tipo de relación de pareja en que desde un principio el marido es algo mariposa y la base de la casa la lleva la mujer, se llaman entre ellos mamá y papá y el marido es en la mayoría de las veces un hijo más de la pareja, se le consiente mucho si no todo, rotundamente, la pareja raramente se rompe, se consideran hasta felices, van juntos a las fiestas de familia, vistos desde fuera son "unidos", más o menos esto.

Otro infiel "con método" es el que por su profesión entra en contacto con cantidad de mujeres, entran allí médicos, psicólogos, instructores de autoescuela, pilotos, periodistas, escritores..Y también, no te rías, algún que otro contable (me pasó a mí, oyess, toparme con uno de estos que aprovechaba del contacto relacionado con los gastos de viajes de trabajo para proponer la aventura, ¿te lo puedes imaginar? y sé que no sólo me lo propuso a mí, sino a más colegas, por lo cuál descrato que le dió el flechazo al ver mis gastos de viaje tan sexys). Ése se rinde a la tentación diaria, se acostumbra a que le mimen, a que esté rodeado de mujeres y muchas de ellas disponibles para la aventura, ¿quién pediría más? La infidelidad, lo prohibido, el morbo diario, ¿cuántos les resisten?

Todos estos infieles con método lo serán por conveniencia, conscientes que ésa es su suerte y que no la pueden cambiar, que les gusta vivir así, teniendo una casa llevada por una mujer que no tiene la cabeza llena de mariposas, a que le van las cosas serias, que entiende del compromiso, que no pide más "mariposas en el estómago", que cree que si él es infiel es sólo sexo (es increíble cuántas mujeres se apañan con esto de "es sólo sexo" y a veces creo que tienen razón). Para mí que estos infieles no tienen remedio, tampoco lo buscan, por lo cuál conviene guardar la casa, la relación con la mujer, ser discretos sobre sus aventuras.

Me parece muy superficial hablar pestes de la infidelidad y mirar de forma despectiva los arreglos que se encuentran para que las cosas, en su conjunto, sigan funcionando como si nada, como si la infidelidad no existiera. Todo el contrario, me parece sumamente intereante el niveld e desarollo emocional de esa gente que lo vive así, como una forma superior del instinto de sobrevivir en un mundo en que no te atacan leones y lobos con miradas ansiosas de sangre, sino leonas y lobas con instinto sexual muy desarollado.

Y los hay infieles ingenuos, los que se enamoran, los que se encuentran más perdidos que un pulpo en un garage cuando la chispa de los primeros meses o años de matrimonio se ha ido. Son los reyes de los metepatas, se dejan pillar, se portan mal en casa, se les nota como pensando siempre en otra cosa, y estar como ausentes, son los que reciben llamadas raras, sms que delatan, que se sientn atrapados,al final, dos veces en dos trampas diferentes, teniendo que ocultar a la mujer ("para no dañarla") la existencia de la amante, ocultar a la amante que las cosas con la mujer no son del todo averiadas.

Aunque parece que, al final, es lo mismo, yo no creo que sea lo mismo mentir a tu pareja con método, a sabiendas, siguiendo hasta pautas y sabiendo de antemano qué mentiras funcionan y qué no, y mentir como mienten los niños, con cierta ingenuidad e inocencia, para salvarse la piel a diario. Los últimos sí creen que, si la pareja oficial no es la "mujer de su vida", la amante quizás pudiera serlo, y quieren de corazón creerlo, son los que buscan absolución en el amor total, en la relación fusional con una mujer, que todavía creen posible.

Al final todo queda en esto, mentir a la pareja, pero para mí que hay matices que merece la pena comentar.

Un beso.

Leer más

Tardissima
Muy cierto lo que decís y claro que se le pueden añadir matices,hay uno por cada historia vivida.Tenés razón en decir que todo se reduce a que infidelidad es igual a mentira.
Si nosostros mismos somos capaces de mentirnos,para refugiarnos en una idea a nuestra conveniencia,como no vamos a mentir a los demás?
Me parecío muy acertado tu comentario y quise decírtelo.
Saludos.

Me gusta

22 de julio de 2006 a las 22:43

La infidelidad depende...
...de los involucrados en cuanto a su satisfaccion y placer dentro del matrimonio. Le contesto mas a Ud. Sr. Atukas porque siempre me llamo la atencion que cuando responde lo hace desde y solamente de su experiencia y aqui hay que generalizar un poco mas, la mayoria de las infidelidades (por lo que conosco) se dan a veces sin buscarlas, no por morbo, curiosidad, o por tener algo prohibido, la mayoria de las veces es por que de algo se carece en el matrimonio, y una de las partes se hace el sordo, comunicacion, sobre todo, cariño, demostrarselo, tiempo solos, esto es muy necesario, buscarse ese tiempo para revivir y animar la pasion. Quien sufrio la infidelidad, sabe que esto es asi, uno en el fondo sabe cuando las cosas andan mal y a veces se trata de arreglar y otros esperan que el tiempo lo sane y ahi es donde esta el fracaso y como por arte de magia "aparece ese alguien" que me escucha, es cariñoso, me presta atencion, me hace sentir importante, etc.
No siempre es por morbo, querer algo prohibido, etc. .
Me alegro por su recuperacion tanto fisica, como lo que le paso en su vida. Mis sinceros saludos a España de parte de una argentina.

Me gusta

24 de julio de 2006 a las 2:05

Hola boreal
Por supuesto que coincimos en la mayor11a de los puntos.
Y destaco principalmente "Pocas personas son infieles asumiendo que lo son porque les-da-la-gana, esto parece suena algo duro, así que se maquilla buscando razones varias..., culpándo al otro/a que debería saber lo que pienso y siento, que no se preocupa por mí lo suficiente etc, etc, y de esta forma no tendría que ser infiel."
La myoría habla de carencias, que la páreja no le brinda lo que necesita.
Por un lado nadie está obligado a darme lo que necesito y por el otro ¿por qué sigo al lado de una persona que no cubre mis carencias?.
¿Por qué no me separo y me pongo en pareja con ese hombre o mujer soñada que es todo para mí y llena mis carencias?.
Precisamente por conveniencia.
Un beso

Me gusta

24 de julio de 2006 a las 2:39
En respuesta a tardissima

Me parece limitado tu planteamiento, ricardo
Yo no creo que sólo un tipo de infidelidad. Para mí que hay más variedad y no se puede medir todo con la misma vara, y no siempre "se hace a la pareja creer que todo sigue igual".

También sé que se suele contar a la amante (al amante, también) que "la relación oficial está rota, que no funciona, que no comparten cama" y un largo etc. Algunas veces esto es cierto, y las dos partes de la pareja o sólo una decide tomar las cosas por su cuenta y vivir lo que falta (o falla) en la relación oficial.

Desde luego que se puede distinguir el infiel "con método", ese señor que, estando casado, cuarentón o cincuentón, cierto nivel económico, mira y se tira jovencitas, no les promete nada y les cambia más o menos como los calcetines. Todas ellas se parecen como si de gemelas se tratara, un cierto tipazo físico y una cierta falta de interés intelectual (de que, de hecho, a veces carece el mismísimo señor, pero no siempre). En la mayoría de las veces la mujer de éste está más o menos al día con sus andanzas, no lo hablan, ella se muestra ligeramente agobiada, pero se lo aguanta, teniendo casa que llevar, hijos adolescentes o muy jovenes todavía que "criar". Es la infidelidad "arropada" por un tipo de relación de pareja en que desde un principio el marido es algo mariposa y la base de la casa la lleva la mujer, se llaman entre ellos mamá y papá y el marido es en la mayoría de las veces un hijo más de la pareja, se le consiente mucho si no todo, rotundamente, la pareja raramente se rompe, se consideran hasta felices, van juntos a las fiestas de familia, vistos desde fuera son "unidos", más o menos esto.

Otro infiel "con método" es el que por su profesión entra en contacto con cantidad de mujeres, entran allí médicos, psicólogos, instructores de autoescuela, pilotos, periodistas, escritores..Y también, no te rías, algún que otro contable (me pasó a mí, oyess, toparme con uno de estos que aprovechaba del contacto relacionado con los gastos de viajes de trabajo para proponer la aventura, ¿te lo puedes imaginar? y sé que no sólo me lo propuso a mí, sino a más colegas, por lo cuál descrato que le dió el flechazo al ver mis gastos de viaje tan sexys). Ése se rinde a la tentación diaria, se acostumbra a que le mimen, a que esté rodeado de mujeres y muchas de ellas disponibles para la aventura, ¿quién pediría más? La infidelidad, lo prohibido, el morbo diario, ¿cuántos les resisten?

Todos estos infieles con método lo serán por conveniencia, conscientes que ésa es su suerte y que no la pueden cambiar, que les gusta vivir así, teniendo una casa llevada por una mujer que no tiene la cabeza llena de mariposas, a que le van las cosas serias, que entiende del compromiso, que no pide más "mariposas en el estómago", que cree que si él es infiel es sólo sexo (es increíble cuántas mujeres se apañan con esto de "es sólo sexo" y a veces creo que tienen razón). Para mí que estos infieles no tienen remedio, tampoco lo buscan, por lo cuál conviene guardar la casa, la relación con la mujer, ser discretos sobre sus aventuras.

Me parece muy superficial hablar pestes de la infidelidad y mirar de forma despectiva los arreglos que se encuentran para que las cosas, en su conjunto, sigan funcionando como si nada, como si la infidelidad no existiera. Todo el contrario, me parece sumamente intereante el niveld e desarollo emocional de esa gente que lo vive así, como una forma superior del instinto de sobrevivir en un mundo en que no te atacan leones y lobos con miradas ansiosas de sangre, sino leonas y lobas con instinto sexual muy desarollado.

Y los hay infieles ingenuos, los que se enamoran, los que se encuentran más perdidos que un pulpo en un garage cuando la chispa de los primeros meses o años de matrimonio se ha ido. Son los reyes de los metepatas, se dejan pillar, se portan mal en casa, se les nota como pensando siempre en otra cosa, y estar como ausentes, son los que reciben llamadas raras, sms que delatan, que se sientn atrapados,al final, dos veces en dos trampas diferentes, teniendo que ocultar a la mujer ("para no dañarla") la existencia de la amante, ocultar a la amante que las cosas con la mujer no son del todo averiadas.

Aunque parece que, al final, es lo mismo, yo no creo que sea lo mismo mentir a tu pareja con método, a sabiendas, siguiendo hasta pautas y sabiendo de antemano qué mentiras funcionan y qué no, y mentir como mienten los niños, con cierta ingenuidad e inocencia, para salvarse la piel a diario. Los últimos sí creen que, si la pareja oficial no es la "mujer de su vida", la amante quizás pudiera serlo, y quieren de corazón creerlo, son los que buscan absolución en el amor total, en la relación fusional con una mujer, que todavía creen posible.

Al final todo queda en esto, mentir a la pareja, pero para mí que hay matices que merece la pena comentar.

Un beso.

Leer más

Me he sentido totalmente subestimado
Por que razón, usted no ha nombrado al colegio de Albañiles de la construcción del cual soy miembro destacado a pie de obra.
Quienes estamos en la pomada del asunto. Todos los días se nos acusa de tirar los tejos o tejas, cosa que hago en mi vida laboral como buen currito.
Pero usted, solo nombra otras profesiones como médicos, psicólogos, instructores de autoescuela, pilotos, periodistas, escritores..Y también, no te rías, algún que otro contable.
Pero de nosotros que somos los mayores piropeadores de esa cultura de barrio... estamos injustamente olvidados.
Defectuosamente suyo, roberdenilo

Me gusta

24 de julio de 2006 a las 21:21
En respuesta a tardissima

Me parece limitado tu planteamiento, ricardo
Yo no creo que sólo un tipo de infidelidad. Para mí que hay más variedad y no se puede medir todo con la misma vara, y no siempre "se hace a la pareja creer que todo sigue igual".

También sé que se suele contar a la amante (al amante, también) que "la relación oficial está rota, que no funciona, que no comparten cama" y un largo etc. Algunas veces esto es cierto, y las dos partes de la pareja o sólo una decide tomar las cosas por su cuenta y vivir lo que falta (o falla) en la relación oficial.

Desde luego que se puede distinguir el infiel "con método", ese señor que, estando casado, cuarentón o cincuentón, cierto nivel económico, mira y se tira jovencitas, no les promete nada y les cambia más o menos como los calcetines. Todas ellas se parecen como si de gemelas se tratara, un cierto tipazo físico y una cierta falta de interés intelectual (de que, de hecho, a veces carece el mismísimo señor, pero no siempre). En la mayoría de las veces la mujer de éste está más o menos al día con sus andanzas, no lo hablan, ella se muestra ligeramente agobiada, pero se lo aguanta, teniendo casa que llevar, hijos adolescentes o muy jovenes todavía que "criar". Es la infidelidad "arropada" por un tipo de relación de pareja en que desde un principio el marido es algo mariposa y la base de la casa la lleva la mujer, se llaman entre ellos mamá y papá y el marido es en la mayoría de las veces un hijo más de la pareja, se le consiente mucho si no todo, rotundamente, la pareja raramente se rompe, se consideran hasta felices, van juntos a las fiestas de familia, vistos desde fuera son "unidos", más o menos esto.

Otro infiel "con método" es el que por su profesión entra en contacto con cantidad de mujeres, entran allí médicos, psicólogos, instructores de autoescuela, pilotos, periodistas, escritores..Y también, no te rías, algún que otro contable (me pasó a mí, oyess, toparme con uno de estos que aprovechaba del contacto relacionado con los gastos de viajes de trabajo para proponer la aventura, ¿te lo puedes imaginar? y sé que no sólo me lo propuso a mí, sino a más colegas, por lo cuál descrato que le dió el flechazo al ver mis gastos de viaje tan sexys). Ése se rinde a la tentación diaria, se acostumbra a que le mimen, a que esté rodeado de mujeres y muchas de ellas disponibles para la aventura, ¿quién pediría más? La infidelidad, lo prohibido, el morbo diario, ¿cuántos les resisten?

Todos estos infieles con método lo serán por conveniencia, conscientes que ésa es su suerte y que no la pueden cambiar, que les gusta vivir así, teniendo una casa llevada por una mujer que no tiene la cabeza llena de mariposas, a que le van las cosas serias, que entiende del compromiso, que no pide más "mariposas en el estómago", que cree que si él es infiel es sólo sexo (es increíble cuántas mujeres se apañan con esto de "es sólo sexo" y a veces creo que tienen razón). Para mí que estos infieles no tienen remedio, tampoco lo buscan, por lo cuál conviene guardar la casa, la relación con la mujer, ser discretos sobre sus aventuras.

Me parece muy superficial hablar pestes de la infidelidad y mirar de forma despectiva los arreglos que se encuentran para que las cosas, en su conjunto, sigan funcionando como si nada, como si la infidelidad no existiera. Todo el contrario, me parece sumamente intereante el niveld e desarollo emocional de esa gente que lo vive así, como una forma superior del instinto de sobrevivir en un mundo en que no te atacan leones y lobos con miradas ansiosas de sangre, sino leonas y lobas con instinto sexual muy desarollado.

Y los hay infieles ingenuos, los que se enamoran, los que se encuentran más perdidos que un pulpo en un garage cuando la chispa de los primeros meses o años de matrimonio se ha ido. Son los reyes de los metepatas, se dejan pillar, se portan mal en casa, se les nota como pensando siempre en otra cosa, y estar como ausentes, son los que reciben llamadas raras, sms que delatan, que se sientn atrapados,al final, dos veces en dos trampas diferentes, teniendo que ocultar a la mujer ("para no dañarla") la existencia de la amante, ocultar a la amante que las cosas con la mujer no son del todo averiadas.

Aunque parece que, al final, es lo mismo, yo no creo que sea lo mismo mentir a tu pareja con método, a sabiendas, siguiendo hasta pautas y sabiendo de antemano qué mentiras funcionan y qué no, y mentir como mienten los niños, con cierta ingenuidad e inocencia, para salvarse la piel a diario. Los últimos sí creen que, si la pareja oficial no es la "mujer de su vida", la amante quizás pudiera serlo, y quieren de corazón creerlo, son los que buscan absolución en el amor total, en la relación fusional con una mujer, que todavía creen posible.

Al final todo queda en esto, mentir a la pareja, pero para mí que hay matices que merece la pena comentar.

Un beso.

Leer más

Tardi
Por una lado me sorprendes con referirte más que nada a los hombres con ese tipo de descripción ya que hay muchas mujeres que actúan "con método".
La discriminación que yo hago es diferenciar la infidelidad que podemos llamar "puntual", en la cual hay una atracción mutua que se da en determinado momento y que nos lleva a una relación que empieza y termina allí, aunque esa atracción lleve un tiempo de producirse.
Nos puede pasar a todos y hasta es lógico que se oculte a la pareja para no hacer tambalear la relación o puede hacernos ver de otra manera nuestra pareja, separarnos y no querer agregar elementos que ensucien la separación.
Pero toda situación que se mantenga en el tiempo se hace "con método".
Si me visto con ropa de verano y para cubir un encuentro con mi amante le digo a mi pareja, enarbolando una caña para pescar mojarritas, que voy a pescar tiburones a la Antártida y vuelvo al día siguiente, no creo que me crea.
No solamente tengo que elegir como excusa algo creíble sino que muchas veces establezco códigos de comunicación con mi amante.
Si eso no es "método" yo soy Don Quijote.
Y si hay incomunicación en la pareja la tomo como base para la mentira.
Un beso

Me gusta

24 de julio de 2006 a las 21:36
En respuesta a roberdenilo

Me he sentido totalmente subestimado
Por que razón, usted no ha nombrado al colegio de Albañiles de la construcción del cual soy miembro destacado a pie de obra.
Quienes estamos en la pomada del asunto. Todos los días se nos acusa de tirar los tejos o tejas, cosa que hago en mi vida laboral como buen currito.
Pero usted, solo nombra otras profesiones como médicos, psicólogos, instructores de autoescuela, pilotos, periodistas, escritores..Y también, no te rías, algún que otro contable.
Pero de nosotros que somos los mayores piropeadores de esa cultura de barrio... estamos injustamente olvidados.
Defectuosamente suyo, roberdenilo

Leer más

Ustedes que cumplís un servicio social
Me avuergüenzo de haberos olvidado

Me gusta

Volver al foro

Anteriores conversaciones
Número de respuestas
Último post

Ultimas conversaciones

  • Sobre facebook, myspace, hi5, sonico, etc

    10 de enero de 2009 a las 15:08

  • Ellas quieren sexo y ellos amor

    13 de diciembre de 2009 a las 3:14

  • Desde la vereda

    18 de diciembre de 2009 a las 20:05

  • Respuesta para nueva.

    16 de septiembre de 2009 a las 18:16

  • Interesante fallo ¿que opinan?

    27 de julio de 2010 a las 16:56

  • Es solamente mi opinión

    8 de junio de 2007 a las 16:28

Conversaciones más activas

Principio de la página